craso error

Frases de Grey’s Anatomy para cada signo:

Aries: El juego: Dicen que hay quienes tienen lo necesario para jugar y quienes no lo tienen./ Podría renunciar, pero me encanta el campo de juego.

Tauro: Perdón, me vuelvo mala cuando estoy cansada./ Necesito un trago, un hombre o un masaje. O un masaje de un hombre borracho.

Géminis: Así que puedes derrochar tu vida poniendo limites o puedes vivir tu vida traspasándolos./ ¿Y vas a reprimir todo en un lugar profundo y retorcido de tu mente, hasta que un día explotes y los mates?

Cáncer: En serio, que no te engañen los zapatos bonitos, el buen sexo y la ausencia de padres diciéndote qué debes hacer. Ser adulto es ser responsable./ La responsabilidad es horrible.

Leo: No sé por qué dejamos las cosas para después, pero si tuviera que adivinar diría que el temor tiene mucho que ver. Temor a fallar, temor a sufrir, temor al rechazo./ Si la vida es tan difícil de por sí ¿para qué nos buscamos más problemas? ¿Qué necesidad hay de volverse auto destructivos?

Virgo: El problema con los secretos es que incluso cuando crees tener todo controlado no lo esta./ A veces se toman medidas desesperadas para llamar la atención de otro.

Libra: Incluso el mayor fracaso, incluso el más craso error, el más incorregible es preferible a no haberlo intentado./ Todavía no lo sabes, pero la vida no tiene por qué ser así. No tiene por qué ser tan difícil.

Escorpio: Tenías al ratoncito de los dientes, Santa Claus y al príncipe azul tan cerca que eran casi palpables. Pero uno acaba por crecer. Un día abres los ojos y el cuento de hadas se esfuma./ Algo es seguro, sea lo que sea lo que intentemos esconder nunca estaremos preparados para el momento en que la verdad se desnude.

Sagitario: Los secretos, como las desgracias nunca vienen solos… se van acumulando hasta que se apoderan de todo… hasta que no queda lugar para nada más, hasta que tienes tantos secretos que parece que vas a reventar./ Todos tenemos secretos alégrate de que los tuyos se sepan.

Acuario: Juguemos el juego de quién tiene la vida más patética./ Toda historia tiene dos versiones.

Piscis: Fuiste como una bocanada de aire fresco. Como si estuviera hundiéndome y me salvaras../ Siempre es mejor saber las noticias de primera mano.

Craso error.

Hoy mi hermana me preguntó, muy simpaticamente, si he pensado en suicidarme.Sip, asi tal cual. En el momento no supe responder, habia quedado perplejo ante tal pregunta, y no sabia si iba en serio o que onda. En sus ojos vi la imagen que ella percibe de mi, al parecer doy la impresion de tener caracter antisocial y depresivo. Simplemente lo dejé pasar como una broma y no le di importancia. A la hora de almuerzo, estabamos todos reunidos, y entre broma y broma me empezaron a comparar con personas, lo cual detesto a mas no poder. Acto seguido, mi madre y mi hermana comienzan a imaginar como será mi futuro, como me ven siendo mas adulto. Esperaba una respuesta mas normal, una proyección un poco mas amable, o incluso mas optimista. Las ideas rondaban siempre la soledad, lo antisocial, lo depresivo. A pesar de que sucedió en ese ambiente juguetón para ellas, algo en sus miradas me hizo pensar que en realidad no tienen idea de que pensar o esperar de mi. Les pedi que por favor pararan, que no era divertido, que cada palabra que decían era muy dolorosa, porque no pensaba estar representando tales ideas para ellas o para el mundo. La verdad me senti horrible y durante la tarde no he pensado otra cosa que no sea acerca de mi vida y de como la he ido llevando. A la tarde, llegó la pareja de mi madre a casa. En la once, no se por qué, volví a ser tema de conversación. Ya habia pensado y entrado en una nube negra de pensamientos durante la tarde. Esta vez, en la once, se volvio a dar exactamente la misma situación, mi nucleo mas cercano, mi familia mas íntima, bromeaba y afirmaba oraciones acerca de mi que yo jamás en la vida pensaria que alguien podria pensar eso de mi. Dicho acto terminó con la destrucción mental en la que me siento ahora. No soy de ser alguien muy reflexivo acerca de la vida o de temas filosóficos, pero lo que paso este domingo, provocó algo en mi, algo que nunca habia sentido, algo como que se fracturó. Es por eso que luego de esa situación, no he salido de mi pieza, de mi cama ni de mi mente. Ahora durante la noche, pasa mi hermana y le pregunto por qué me preguntó eso en la mañana, que qué pretendía con eso. Se rió. Para mi no fue divertido. Jamas me habia pasado algo como esto, pero pensándolo, me vengo a dar cuenta lo que soy para mi familia. Un parásito. Un ermitaño. Una mierda. Me sorprende porque sentía que no lo estaba haciendo mal este año, lo sentia como un año de transición, de cambio, de renovar gustos y metas. Pero esas palabras, esas ideas, esas frases que me dijieron hoy, me derrumbaron. Hoy mas que nunca me siento terriblemente solo. He sido desvalorado por todos a los que crei que ayudaba de alguna u otra forma. Me hicieron perder el centro, el foco, mi propósito, mi forma. Tanto asi, que he llegado a escribir estas palabras en esta diversa red social, ya que se, que moriran aqui. Hermana, podría ser que hasta conmigo.

Me cago en el amor:

Aparecen tras la esquina y dan la vuelta, entran por la derecha salen por la izquierda, abren tu puerta, vienen con el gesto de lo decir la verdad con la cara de crueldad encerrada en una celda. Vienen pensando que el amor no se trabaja, sino que se presta, otros creen que basta con darle a un clic y ya está, que el Facebook o el badoo está su mejor apuesta. Yo pienso que el amor necesita trabajo más que olvido, necesita silencio más que ruido, supongo que ha veces el amor está sometido a un “tu dámelo todo que ya veremos cuanto te doy yo”, a un “creía que te quería pero es que me he cansado en el primer escollo”, a un “hoy apóyate en mi hombro y respira hondo que si mañana me llamas a lo mejor no te respondo”. Entonces ¿Qué diferencias hay entre el amor y el deseo intenso? ¿Por qué lo llaman vicio cuando quieren decir sexo? ¿Por qué lo llaman amor cuando solo es dependencia y necesidad momentánea de calor? ¿Por qué lo llaman amor cuando van de flor en flor? Aunque un momento…¿Acaso no se puede amar a muchos al mismo tiempo? ¿Acaso la monogamia no es solo un invento de esos que hablan de amor pero solo ponen reglas, prohibiciones, mandamientos? ¿Acaso importa más la calidad que la cantidad? ¿Acaso la mayor perversión no es la castidad? ¿Acaso no hay acto más amoroso que comerle la entrepierna a alguien? ¿Acaso no hay acto más amoroso que dejar que te coman la entrepierna? ¿Acaso al amor se le pueden poner normas? ¿Acaso no se puede hacer un trío, un cuarteto, un quinteto, un sexteto, una orgía y ver como el amor se desborda? ¿Acaso el sexo no es otra forma de amor, a lo mejor la más gorda? Existe el amor de 5 minutos, lo sé, existe el amor de una noche de borrachera, existe el amor sadomasoquista como conquista de nuevos límites y abismos, existe la masturbación como el amor contigo mismo, existe la felación, el cunnilingus, la lluvia dorada, el beso negro, el sexo anal, el voyerismo, el gang bang, el kamasutra y así etcétera, etcétera, etcétera…Porque lo que a mí me enamora puede que sea asqueroso para ti. Hay quien se enamora de una muñeca hinchable o de un maniquí, hay quien se enamora de un lindo dildo clonado de Rocco que da mucho placer y a cambio pide bien poco, fetiches como formas de amor loco. También existe el amor sin sexo y os aseguro que es muy profundo, sino preguntadles a mis padres que llevan 54 años y aún se quieren y viven juntos.
Llegados a este punto yo me pregunto ¿Qué es el amor? ¿Qué es el amor? sino una enajenación mental, una adicción a nuestro yo ideal, una reacción en la que nuestra sangre hierbe, una pasión que dura lo que nuestro mente, corazón y polla acuerden, un instinto que primero te besa y luego te muerde. Y yo solo sé que soy esclavo del amor y el amor de la moral que derramo, y me desangro, con media cara sonrió, con la otra media estoy llorando porque estoy pensando que si ando enamorado sufro por no perder lo que más quiero y me convierto en un perrito faldero y manso. Y si no estoy enamorado también sufro por buscar a mi media naranja, a mi alma gemela sin descanso ¿Entonces qué hago? Entonces me cago en el amor, me cago en el amor y el final feliz de esas películas que acaban con un “te quiero”, me cago en Ghost, en Dirty dancing, en Notting hill y en Oficial y caballero, me cago en las despedidas de soltero, en los besos en andenes justo cuando arrancan trenes, en las perdices comidas por infelices suicidas que luego acaban haciendo separación de bienes, me cago en San Valentín, en las tartas nupciales, en los colegas que desaparecen cuando se echan novia, me cago en el trucho y en la trucha, me cago en esas salidas que cambian el discurso cuando el marido las escucha, me cago en el amor. Pero en el fondo es que el muy cabrón lo inunda todo…las plantas, las flores, los amaneceres, las cosas bellas, los prados, los bosques, las estrellas, los planetas, la luna y el Sol, y Louis Armstrong cantando de fondo “what a wonderful world”, y entonces respiro amor y me doy cuenta que he sido un necio porque en este discurso he intentado ponerle al amor etiqueta y precio, craso error porque el amor está en nuestro corazón y nuestra mente y no hay mayor prueba de amor que dejar que todo lo que hay alrededor viva libremente.

—  Nach
Hola, me llamo Christian y soy adicto a compartir, por escrito, cosas que a nadie le interesan. Llevo dos horas sin escribir ni publicar, aunque cuando publique esto habré acabado con ese pequeño récord de tiempo. Llevo el tiempo que lleve publicado esto, sin escribir ni publicar. Un día sentí que mi vida se acababa porque la persona en la que estaba basando mi existencia se había salido de mi vida. Es un craso error perder tus objetivos, ideas, planes y expectativas por una persona. A partir de esa separación me tuve que reinventar, no podía ser la persona que fui antes de conocerla y no podía ser la persona que era, cuando estaba con ella, porque sin ella no existe esa persona; ella era suficiente persona para los dos y olvidé lo que significaba ser una persona. Mi problema inició cuando no podía respirar, no podía dejar de llorar y no salía de mi cama. Tenía un blog sin identidad ni rumbo en Tumblr y lo usé para sacar aquello que me aprisionaba. Grave error, seguro lo saben, das unos teclazos, picas publicar y al llegar las primeras notas el viaje es sensacional. Las notas, empiezas con un par y te emociona saber que alguien te leyó y le gustó, alguien lo compartió y esas dos personas son equivalentes a millones en tu interior. Publicas algo nuevo, quieres repetir esa sensación y ahora son cuatro notas o hasta diez. En ese momento ya estás perdido, te empiezan a seguir cinco personas, luego quince y eventualmente llegas a cien, te sientes realizado. Aquí no hay vuelta atrás, quieres más. Más notas, más seguidores, el par inicial que te hacía tan feliz y la centena de seguidores que te hicieron sentir soñado son nada, quieres cien seguidores nuevos a la semana, luego quieres cien nuevos al día y que tus publicaciones tengan al menos cien notas. Añoras conseguir muchas de esas excelsas publicaciones que superan las mil notas y se vuelven un tanto virales. Te enojas cuando eliminan tu nombre, ignoras a la gente que te rodea por estar peleando tu autoría, quieres notas y quieres el reconocimiento, empiezas a alimentarte de ello. Mucho es poco y poco es hasta grosero, mil seguidores no son suficientes, son un chiste que te hacen desear tener mil cada día. Notas cómo las notas te obsesionan dando refresh a la página para ver cómo han crecido o no. No te deja dormir. Ahora tienes Asks, anónimos y cartas de fan. Reblogueas juegos para que te preguntan cosas, te enojas con los haters y decides darles lecciones en tus respuestas, te alimenta el que te escriban para decirte que te aman o que te odian, porque amor y odio llegan al mismo lugar primitivo que te hace el asqueroso adicto que eres. Para este momento haz olvidado la vida que se mueve a tu alrededor para entregarte a caracteres, imágenes, y clicks. Tienes perfiles, cuentas y diferentes redes sociales, cientos de notificaciones diarias y habiendo aventado el celular, cerrado la computadora, apagada la tablet y desenchufado el modem te das cuenta que eres un despreciable adicto a las notas. Tus amigos te dicen que has cambiado, tu familia implora que les dediques un poco de tiempo y, el momento más bajo, tus libros te dan la espalda por haberlos abandonado; entonces decides entrar a un programa de doce pasos. Somos Letras dice la cabecera y sabes que te entienden, que lo han sufrido, que se han perdido en la elevación de las notas y los seguidores, sabes que no estás solo. Somos adictos a Tumblr y a las letras…
—  Tumblradictos Anónimos, Christian Guerrero.
ONE SHOT WIGETTA | MENTIRAS ENCONTRADAS

Se oyó un portazo y tras eso, el joven castaño dejó, con bastante cuidado, dejó al menor en la cama. No tardó mucho tiempo en abalanzarse a él y reanudar lo empezado, devorándolo de la manera más dulce posible, besando sus húmedos labios con pasión. Hacía demasiado tiempo que esperaba esto.

Guillermo simplemente cerraba los ojos fuertemente, como si al abrirlos la magia se quebrara, no se lo creía. Y pensar que todo esto había comenzado con una inocente charla en el salón, acompañada de café.

Samuel se separó para coger aire y juntando la frente con la del pelinegro dijo, entrecortadamente, “despierta”. Guillermo todavía confundido lo miró directamente a los ojos, en busca de alguna seña, una risa o algo, al no encontrarla frunció levemente el entrecejo.

-Vamos, despierta- dijo deformando algo la cara.

-Eh…

-Despierta- repitió este, mirándolo ahora con una cara un tanto diabólica, de ojos color fuego.

-¿Pero que cojones?- replicó el más joven, alejándose lentamente.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Lo próximo que alcanzó a sentir Guillermo no fue ningún beso, ni caricias, ni siquiera una mirada provocativa, fue una extraña sacudida.

-Despierta, pedazo de marmota- dijo Samuel, ya un tanto molesto.

-¿Pero que?…- alcanzó a decir, bastante frustrado el acabante de despertar Willy, dedicando una ojeada a la desastrada habitación en la que se hallaba, la suya.

-Madre mia chaval, no había forma de levantarte, eh- dijo, sentándose a un lado de la cama.

Guillermo cogió el móvil de su mesa de noche y miró la hora ¡Las 6 de la mañana!

-Pero,¿ tú eres tonto o que te pasa?- replicó realmente fastidiado, ¿un sábado a las seis de la mañana? Vale que era su mejor amigo, pero eso no se lo permitía ni a su madre.

-Ya será para menos, es que…- dijo mientras se le empezaban a colorear las mejillas, esto costaba más de lo que creía en un principio- tenemos que hablar.

- ya tiene que ser importante chaval- replicó, todavía adaptándose a la luz de la sala.

Samuel sabía lo que quería decirle, tenía claro que lo amaba, lo amaba desde el maldito momento que se fue a vivir con él. Sus conversaciones sin sentidos, sus interminables discusiones que siempre acababan a la hora de comer, esas largas horas jugando videojuegos, esas miradas…si, cierto, estaba totalmente enamorado, tanto que se sentía capaz de todo y creía que esto era correspondido y quizás, solo quizás, no anduviera mal encaminado.

-Mira..- no pudo explicarse bien, era un chico muy extrovertido pero a la hora de los sentimientos todo costaba más, su corazón era como un cofre, cerrado, había sufrido tanto…decidió abarcar el tema de manera diferente- ¿No crees que se les está yendo de las manos?

-¿Qué? ¿A quienes?

-A los fans..¿No te parece? Es decir..eso de ponernos juntos como una pareja..ya sabes, me está mosqueando un poco *craso error*

-Ehh…claro- dijo Willy sintiendo como una espinita se le clavaba en su interior, a él le parecía también un tanto excesivo pero adoraba que los juntaran y leer historias de ellos dos, historias que nunca se llevarían a cabo, pues como  sospechaba, Samuel nunca sentiría algo más que amistad con él. Había intentado todos y cada uno de los días enfrentarse, encarar a Vegetta y soltarlo…todo. Estos últimos meses a su lado habían sido inolvidables, lo mejor que le había pasado en mucho tiempo. Descubrió que era en realidad y se volvió loco de amor por su extravagante compañero.

Muchos intentos se sucedían, así como oportunidades, desde aquel picnic en la playa hasta aquel, en el parque de atracciones. Él no tenía la determinación del castaño, si este lo hubiera amado se lo habría dicho ya…si…ya.

-No se, ¿Qué opinas de ello?- preguntó Samuel, en un intento por tirarle de la lengua.

-Creo que se pasan tio, Vegetta, ya sabes- dijo Guillermo, aunque no lo pensara.

-Sí - joder…como duele.

-Ya- lo sabía, lo que yo decía, imposible.

-La verdad es que al principio era una bobería pero ahora…- habló el mayor sin pensar sus palabras, ya no recapacitaba, su castillo de naipes se derrumbaba, tantas ilusiones, tantas, a la mierda, ya no podía hacer nada.

- No me gusta nada, es decir me gustan las mujeres y no quiero que  nos emparejen chaval- venga, ya puestos a mentir, ale, renuncia también a tu orientación sexual.

-Ya, a mi también- dijo cabizbajo, esto parecía el guion de una película cutre (y algo asi es xD)

- Somos amigos… solo amigos- Dolía, dolía en el fondo, dolía en lo más hondo de su ser, en cada hueso, músculo, su corazón lloraba.

- Solo amigos, ahí le has dado- Samuel eres tonto, tontísimo.

- ¿Eso era todo?- dijo a duras penas, intentando no parecer derrotado.

- Sí, claro, cuídate- dedicándole la más falsa sonrisa posible, saliendo del cuarto y encerrándose en el suyo propio, el único sitio que no le pudiera recordar a él, y en el que llorar no sería motivo de preocupación para nadie.

Guillermo solo le sostuvo la mirada hasta que entró en su espacio de la casa y se metió en el edredón, tapándose la cara con él, llorando, llorando y diciendo todas las cosas que no pudo delante del mayor, desahogando así, los mares de lágrimas que almacenaba su ser, no creía que aguantara mucho esa sensación.

 ******

Y fue, dos años después, en una soleada y triste mañana de otoño cuando, tras una inocente confesión de Karol, Samuel se enteró.

Y lloró, si, lloró mucho, mucho más incluso que cuando se caía de niño, más que cuando se le escapó el perro en la finca de su abuelo, más que cuando murió su hámster…incluso más que cuando vio Titanic.

Dolería y sufriría, él lo sabía pero era necesario…”mejor tarde que nunca”, aunque en este caso eran sinónimos, pues el pelinegro no era capaz de escucharlo.

Caminó lúgubremente por aquel césped, observando el tétrico paisaje hasta llegar.

Se posicionó y se arrodilló frente a su amado, al que nunca dejó de amar.

-Guillermo…yo- dijo atragantándose con sus lágrimas- te amo. Siempre lo sentí, y mi único error y por el que daría cualquier cosa sería retroceder, retroceder al maldito momento en el que no te fuí sincero, en el que te mentí, pero no solo a ti, también me engañé a mi mismo. Intente tantas veces convencerme de que había hecho lo correcto, fui un estúpido, un completo e integral estúpido…y sé que dirás “pero esto de que va a servir ahora, ya es tarde, no puedes hacer nada” y lo sé, créeme que lo sé, y no hay un día en el que me levante y no me acuerde y joder, como duele acá dentro- dijo señalándose el corazón, mientras se arrodillaba más hacia el suelo- yo te amo…pero ya…ya no puedo hacer más que quererte en silencio y, hablarte aunque sé que no me oirás…adiós Guillermo, descansa en paz- terminó el castaño de hablar, le dirigió una última mirada a la blanquecina tumba de su difunto compañero y se dio media vuelta, sintiendo ya las lágrimas brotar y empaparle el rostro.

 Y claro, ahí es cuando te das cuenta de que en el amor hay que ser valiente, la cobardía no vale para nada, es mejor, enfrentarse a tus sentimientos tal y como vienen. Es mejor intentarlo y que te rechacen a que te rechacen sin haberlo siquiera intentado. Y sobre todo, la mentira solo confunde, si te declaras con mentiras, engañado vivirás toda tu vida. Y ese fue el error que cometieron, un error que ninguno de los dos cometería más, Jamás.

Y eso es algo de lo que se encargaría Samuel, personalmente.

———————————-

Heyyyyyyyy! aquí termina el shot, espero les haya gustado aunque sea un tanto triste, la verdad quería algo así, cualquier cosita u opinión me la comentan. Cuidense! z4