cosas molestas

me molesta no entender las cosas
me frustra
me frustra que sean más poderosas que yo
mi tristeza es más poderosa que yo
no sé por qué lloro
no sé por qué estoy triste
no sé por qué las cosas que me ponen
triste me ponen triste
no sé qué me pasó para ser asi
que pudo haber sido tan grave
no entiendo la correlación
y me paso noches
pensando y llorando
conectando y recordando
intentando y escuchando
pero nunca llego
nunca lo entiendo
ni terapia ni google ni wikipedia ni todas las noches del mundo
me dan la respuesta
me molesta no entender las cosas
me molesta pasarme horas
clases
días
meses
años
atrapada
en la misma disyuntiva
¿por qué si puedo entender todo
no puedo entender lo más básico,

yo?

nainty-drak  asked:

Yo tengo una duda O3O Splat es un paracito asi como su daddy fresh, verdad? Entonces, que pasa cuando el infecta a alguien o al menoa puede hacerlo?

El doge es un parásito a toda ley la diferencia es que el tiene su propio cuerpo y vuelve cada vez que le hacen un K.O. O sea si puede parasitar a otros solo el solo lo ha hecho con animales pequeños como conejos, ardillas, aves, gatos o perros pequeños como los TOY aquí tienes como se ven Fresh y Splat en su versión parásito

La condición que debe cumplirse para que el Doge parasite a alguien es que debe ser comida su versión parásito, cuando entra a su huésped el tiene el control total esto se nota por que los ojos del Huésped cambian a los ojos de Splat cuando esta dentro y consume su energía vital aquí tienes una Ilustración de lo Máximo que a logrado poseer

Al doge no le gusta la idea de eso de poseer a victimas ya que cuando es tragado la única forma que salga es que el sea vomitado xD No deja marca pero si que deja agotado a su huésped y preguntándose “¡¿DONDE CARAJO ESTOY?!” Ya que el Huésped literalmente no es consiente de lo que el Doge hace en su cuerpo, eso si si el Doge pasa demasiado tiempo en su huésped lo puede matar muy rápido por que al contrario de su padre no sabe controlar la supsión de energía cuando el Huesped muere el saldría sólito por la boca del Huésped pero nunca ha llegado a ese punto, por cierto el tiempo que este el huésped se congela el conteo de 24 horas para tener su verdadero cuerpo de vuelta cosa que le molesta mucho mas XD Por eso pasa un 40% con su Papa paseando entre AU’S hablando de cosas o jugando en lugares super BLAST el otro 40% con su Momma respirando la paz del silencio con Postrecitos fuera de hora y el 10% restante durmiendo en su pecerita de Tinta en compañía de el Espia Rad Cuack peleando en contra las fuerzas super BUZZ KILL del mal el mas malvada de todas hermandades que se encuentran en el Mar de tinta liderada por Cap. UnFresh por cierto algo que olvide mencionar, el NECESITA estar en la pecera para recuperar su cuerpo ya que esa Tinta es la necesaria para generar su cuerpo otra vez

Eso si.. CARE FULL! ¡QUE EL NENE ES ACIDENTADO!

Pero eso lo hace mas divertido~ ¿O no Fresh?

Sep~ Eso creí~ <3 <3 <3

Típico: Cuando tu unicornio no quiere comer su comida de unicornio que le compraste, así que tienes que tomar tu patineta e irte volando hasta Narnia, porque, como ya sabes, Narnia es el único lugar donde venden comida de unicornio decente. Lo malo es que, como tú sabes, en Narnia no se ocupa el mismo dinero que uno ocupa aquí, así que uno tiene que ir a la tienda Tumblr para que cambien tu dinero normal por dinero de Narnia, una vez que sales de Tumblr, te diriges a comprar la comida de unicornio. Lo malo es que te demoraste tanto cambiando dinero, que la tienda ya está cerrada. Favorablemente, como conoces donde vive el dueño de la tienda, tú vas para allá. Como queda un poco lejos para ir en tu patineta voladora, es mejor esperar un Taxibra, que como tú sabes, es la combinación entre la parte de adelante de un taxi y el poto de una cebra. Lo cual es perfectamente normal. Como uno tiene la suerte de un hámster enano de circo. Adivina con quién te topas en el Taxibra...¡EXACTO! Con Homero y como para variar está ebrio, tienes que aguantarte una hora con sus historias incoherentes, cuando todos sabemos lo molestas que son las personas cuando hablan puras incoherencias...Bueno, Finalmente cuando llegas a tu destino, te bajas del Taxibra y sigues con tu camino. Vas a la casa del vendedor, ya sabes, la casa que está detrás de la estatua que escupe arco iris...No, no la verde, esa es la de Harry Potter. La que está al lado, la que tiene la sandía gigante arriba, esa misma. Bueno, llegas a la casa y gritas "ATALAPASTRUKA" que significa "Hola, quiero comprar" en Alemán...¿Qué? ¿No sabías que en Narnia se habla alemán? Bueno, el asunto es que te quedas fuera de la casa esperando que salga alguien. A las tres semanas después, sale el dueño de la tienda, y tú le dices que quieres comprar comida de unicornio, y él muy amablemente te vende la comida. Tú muy feliz, por finalmente haber conseguido la comida, agarras tu patineta y te vas volando a tu casa. Llegas a tu casa, te sientas en tu silla de elefante y llamas a tu unicornio. Le sirves la comida y ¿QUÉ DESCUBRES? La comida no era comida de unicornio, era comida de dinosaurio y todos sabemos que la comida de dinosaurios es de pésima calidad. Y eso es lo que nos molesta a todos ¿Apoco no? Pero bueno, un consejo: JAMÁS CONFÍES EN VENDEDORES DE COMIDA, son unos descarados ¡¿Y QUÉ DECIR DE LOS VENDEDORES DE POKEBALLS?! ¡Esos son los peores!
#6

Dicen que las peleas son buenas,
que nos hace más cercanos,
más humanos.

Que a pesar de las diferencias,
lo que importa es el corazón
y la alegría.

Pero lo que más me duele…
es ver tus ojos llenos de frustración
y de amargura…

Dicen que las peleas son buenas…
pero yo prefiero tus abrazos.

Horrorlust (lemmon)

- Ah, vamos; ¿eso es todo? No fue para nada divertido… – se quejó Horror al ver que aquel humano tenían un muy bajo HP como para pelear, causándole una muerte casi instantánea tras atacarlo con su afilada hacha.

- Déjalo así – habló Lust, encaminándose hasta el más alto –; total, lo único que quiero es encontrar en donde descansar… ¡¡Y no te comas eso Horror!! Me pone un tanto de nervios… – se quejó al ver que el mencionado sostenía algunas vísceras en sus manos, a punto de llevárselas a la boca.

- Bien, no lo comeré… aún – susurró aun sosteniendo su “premio” en su mano izquierda.

- Horror, que asco – rió el de menor estatura, tomando la mano libre del contrario y empezar a caminar –. Creo que por aquí quedaba tu casa…

- Es en la otra dirección moradito – Lust dio vuelta aun jalándole del brazo, causándole reír por lo tierno e infantil que era a veces – ¿Estás seguro de que sólo quieres llegar a la casa para “descansar”? – a Horror le gustaba hacer que su novio se sonrojara con comentarios así, era tan lindo ese color morado casi lila adornando sus pómulos.


Lust podía ser un pervertido, pero también tenía su lado dulce y era algo que el mayor gustaba de sacar el mayor provecho posible; ¿cada cuánto podía hacer apenar a su moradito con el tipo de comentarios que antes él le brindaba como insinuaciones para conseguir acostarse? Pues, muy seguido a decir verdad pero… le gustaba molestarlo un poco de esa manera, igual ambos conseguían lo que querían del otro: amor.

Cada vez que su novio se sonrojaba, Horror recordaba el comienzo de su relación, pasando de una rara amistad hasta convertirse en un romance tan íntimo y sentimental… incluso al comenzar a salir, Lust había llorado de una manera tan desgarradora, quejándose del cómo le trataban los seres de los otros universos por el simple hecho de pertenecer a Underlust. Grave error, pues era entonces cuando Horror disfrutaba torturar a los bastardos que hacían sentir mal a su moradito.

Pero volviendo al presente, se encontraban en Horrortale, y se habían topado con un humano en menos de cinco minutos ahí… aunque no duró mucho vivo por causa del mayor.

- Hemos estado viajando por unos días, es lo mínimo que podemos hacer – se quejó volteando su rostro en dirección opuesta al otro. Efectivamente, estaba como a Horror le encantaba verlo.

- Oh, vamos, moradito… Ambos sabemos que los dos queremos “eso” desde entonces…

- Quizás – inquirió sonriendo con picardía –. Ahora date prisa.


Caminaban apurados uno al lado del otro. Al ser ligeramente más pequeño que Horror, Lust tenía que apresurarse para seguirle el paso, además que las ansias de buscar algo con lo cual pudiese abrigarse de toda aquella nieve le vendría bien, considerando que su ropa no era muy cálida que digamos.

Finalmente llegaron a una casa descuidada ubicada en el pueblo de Snowdin. La casa de Horror.

Sin tiempo que perder, el de chaleco morado se adentró para inmediatamente correr escaleras arriba y dejarse caer en la cama de su novio, envolviéndose en las cobijas para entrar en calor un poco. En situaciones como esas odiaba vestir tan… extravagante.

Bastaron unos segundos más para que Horror apareciera por la puerta mientras se recargaba divertido en el marco de ésta. Su moradito era como un niño.

Aprovechando que se encontraba parcialmente cubierto a excepción de su cráneo, se acercó para depositar un pequeño beso en sus dientes, el cual le fue correspondido con gusto mientras comenzaba a tornarse un poco más salvaje y necesitado.

Maldecía la experiencia de Lust, pues lograba ponerlo de muy buen humor tan sólo con unos cuantos choquecitos de dientes y ocasionales roces de sus lenguas. En ocasiones eso iba subiendo de intensidad y acababan teniendo sexo, pero a fin y al cabo que ambos parecían felices con su vida juntos, su amor era lo que los mantenía unidos sin importar los problemas que tuviesen.

Y volviendo con el beso, si el más pequeño de los dos no estuviese cubierto por tantas cobijas, quizás ya estaría proporcionándole suaves caricias a Horror.


- ¿No era que querías descansar, moradito? – sonrió burlón, lamiendo la saliva que había escurrido una vez que se separaron del beso.

- Estoy descansando – respondió comenzando a salir de su mullida prisión – en cambio tú~…

- Creí que querías relajarte un poco, esto no cuenta.

- Para mí sí, Horror~ – optó por jalar al mencionado levemente de su brazo, haciendo que terminase sobre sí mismo antes de volver a besarse con vehemencia.


Bueno, algo de pasión no venía mal después de estar viajando por días sin descanso alguno y careciendo de mimos suficientes entre ellos. Los peores cinco días en la vida del proveniente de Underlust, y aunque no lo admitiera, también lo fueron para Horror.

Llegó un momento en el que Lust comenzó a meter mano debajo de la camisa del mayor, tocando con sutileza sus costillas lo que provocó algunos gemidos que fueron ahogados por el perfecto beso francés que en ese momento ambos disfrutaban. Ya les había hecho falta un momento así de íntimo.

Continuando con lo suyo, Horror se separó únicamente para poder quitarse sus prendas superiores y enseguida retirar el chaleco de Lust. El top que éste llevaba puesto dejaba ver una parte considerable de su caja torácica, por lo que no causaría molestias… por el momento.

Y de nuevo a besarse, con pasión y el más sincero amor que se hubiese visto entre todos los AU’s.

El dominante de la relación tomó la iniciativa y con sus falanges tocaba sutilmente los huesos de su pareja, haciéndole soltar suspiros que terminaban callados por los besos que se proporcionaban. Oh, pero obviamente Lust no se iba a quedar atrás en esto. No~, porque con sus manos recorría el cuerpo de Horror, para luego detenerse en la pelvis y rozar provocativamente la reciente erección de éste, causando que respingara ante aquel tacto tan excitante. El más bajito sonrió victorioso, pero el gusto de su “victoria” no duró lo suficiente…


- ¡Horror! – gritó al sentir una mordida algo fuerte en las vértebras de su cuello, aquella zona que era su debilidad durante sus corridas de sexo. Solamente Horror conocía la sensibilidad que tenía ahí, y como siempre lo usaba en su contra – Eres tan… ah~, Horror, ahnm…

¿Acabar ahí? No.

Ahora el mayor aumentó la intensidad de sus caricias a la vez que repartía mordidas en las costillas de su “moradito”, sólo que esta vez eran más leves que la anterior, pero no por ello la excitación se iba del cuerpo de ambos; la situación y los gemidos que salían de la boca de Lust ponían a Horror aún más. Debía controlarse ya que no deseaba lastimar a su novio, siendo el ser más delicado que tuvo el placer de conocer, el hacerlo llorar o herirlo de cualquier manera le hacían sentirse horrible… es decir, ya era todo un asesino y ese orificio enorme en su cráneo no lo hacían bello ni nada pero, tuvo la oportunidad de estar al lado de Lust. No iba a cagarla cuando llevaban varios años teniendo una buena relación.

Ah, pero que difícil era no entrar de una en ese hermoso ser de sonrojo morado. Su pene comenzaba a sentirse aprisionado con la tela del pantalón aun cubriéndole, cosa que Lust notó y le ayudó bajando un poco su pantalón para enseguida hacer lo mismo con su prenda. Acto seguido y sin perder tiempo, el menor hizo que sus miembros se rozaran no sólo una sino varias veces, logrando sacarle jadeos a ambos.

Aprovechando estar sobre el menor, Horror dejó lo que estaban haciendo para bajar hasta su pelvis, dejándole confundido hasta notar que comenzaba a lamer lenta y tortuosamente su miembro, degustando aquel liquido preseminal que, mientras fuera de Lust, Horror consideraba delicioso.

Ahora era Lust el único que dejaba escapar gemidos de placer. La habitación se llenó tanto de gritos placenteros como de los obscenos sonidos de aquella mamada que para el más joven resultaba totalmente perfecta.

Muy pocas veces Horror se atrevía a hacer eso, usualmente era Lust quien lo hacía por complacer al mayor y el hecho de se pusiera meloso en esta ocasión le estaba volviendo loco al punto en que confirmaba cuanto le amaba. Incluso entre sus jadeos y una que otra ocasional palabra vulgar, gritaba “te amo” lo que sabía que motivaría al otro a proporcionarle todavía más placer.

Movía su cabeza de arriba abajo, por momentos sacando el pene de su boca para besar el glande o lamer el tronco. Su mirada fija en el rostro ajeno le permitía ver aquel maravilloso color morado decorando los pómulos contrarios, saliva escurriendo de su boca y una mirada nublada de placer. Oh, y no olvidemos la característica pupila de corazón del menor, dándole a entender que la cosa iba en serio; debía prepararlo para lo que seguía.

Sacó el miembro de su cavidad bucal, para enseguida acercarse hasta Lust y luego de un corto pero tierno beso poner frente a él tres de sus falanges. Entendió el mensaje sin necesidad de palabras y lentamente se puso a lamerlos, humedeciendo con su saliva lo más que podía de éstos.

- Creo que con eso basta, moradito…

- Mmnh… – dejó su labor para enseguida mirarle coqueto mientras se relamía; provocando que las ganas del otro por penetrarlo se intensificaran todavía más si es que fuera posible – Ugh, esta cosa me molesta – gruñó intentando quitarse su top, a lo que Horror simplemente optó por desgarrar dicha prenda – ¡Oye, esa cosa me gustaba mucho!

- Aja, tienes más en el armario – sonrió con malicia a la vez que, sin avisar, introducía uno de sus dedos en la entrada ajena.

- Ho-Horror, ¡ah~! N-no seas tan… ¡Mmnh! Brusco… – su respiración era cada vez más agitada con cada uno de los movimientos de aquel falange en su interior, causando que varios gemidos escaparan de su boca involuntariamente – Ha… hazlo de una vez… por favor… mngh…

- No te desesperes, aún tenemos toda la noche moradito – sonrió de lado, nuevamente metiendo la hombría del mencionado en su boca para continuar mamando sin dejar de ver las expresiones tan sensuales que causaba con su trabajo.

Esta vez no pudo contenerse e introdujo otro dedo, haciendo que Lust comenzara a gemir sonoramente a la vez que la saliva escurría libremente por su barbilla. ¿Cuántas veces habían hecho el amor? Muchas, pero no lograba acostumbrarse a ese rostro tan erótico que le ponía más cachondo y que, sin importar las veces que le viera de esa manera, nunca sería suficiente.


- ¿Te gusta, mi amor? – susurró para volver a succionar el pene de Lust.

Sólo afirmó con la cabeza. Todo ese placer le estaba nublando la mente y si se sentía lleno con ese par de dedos en su interior, ni imaginar cuando finalmente tuviera el miembro de Horror siendo succionado entre sus paredes internas; amaba esa sensación al ser satisfecho por el pene de su pareja.

Lust no quería hacerlo con nadie, nadie a excepción de Horror. Era el único ser que conoció que no le usaba para conseguir sexo, sino hacerle el amor. Le entendía, amaba y cuidaba mejor que nadie; no buscaba dañarlo sino protegerlo; él se interesó por el verdadero Lust, aquel que sólo buscaba verdadero amor y no a interesados en el sexo como los de su mundo…

Horror le completaba en todo aspecto.


- Ya… q-quiero más… mngh… – suplicó con la mirada llorosa, a lo que el contrario no pudo negarse y retiró sus falanges de aquella entrada ya dilatada.

- Te advierto que esta vez va a dolerte en serio, amor… no iré suave, ¿te agrada la idea? – su voz ronca y cargada de lujuria hizo estremecer al menor puesto que, finalmente, tendría aquel tesoro tocando su punto dulce.

Asintió rápidamente, separando más las piernas para que Horror pudiese acomodarse perfectamente entre ellas y ubicara su erecto miembro en su ano hecho de magia.

El dominante le sujetó por la cadera y entró con brusquedad, causándose a sí mismo jadear con fuerza a la vez que el otro soltaba gritos de placer. Ni siquiera esperó a que se acostumbrara, ya que como dijo, no iría lento esta ocasión. En la habitación resonaba el intenso choque de sus cuerpos y el crujir de la base de la cama bajo ellos con cada embestida que daba en el interior de su moradito.


- ¡Ahhhm, s-sí! ¡Me encanta~! – gimió sacando la lengua – ¡Dame más Horror, fóllame hasta que me llenes todo! ¡A-así, justo así~!


Y ni siquiera rechistó, comenzó a moverse lo más que podía para hacer que el otro se sintiera de lo mejor debajo suyo. Por cada obscenidad que Lust gritaba, el ritmo continuaba en aumento hasta el punto en que ambos ya veían venir el orgasmo.

Primero fue Lust, provocando que los huesos de ambos se ensuciasen; para que luego Horror acabara dentro del anterior, llenándole de semen caliente y pegajoso que hizo a ambos sentirse muchísimo mejor que antes. Ambos estaban sudorosos y exhaustos, pero no lo suficiente aparentemente…

Antes de que Horror pudiese recostarse en la cama, Lust se acomodó en cuatro, dejándole a Horror una vista perfecta de su trasero. Con sus manos separó éste un poco, dejando que la semilla del mayor saliera lentamente hasta terminar escurriendo por sus piernas y manchase la cama.


- Horrorcito~, aun quiero más… – susurró haciendo un puchero, pero por su pupila morada le daba a entender que no se trataba de simplemente querer follar.


Y era aquí cuando lamentaba no poder decirle que no a esa carita tan linda. Aunque siendo honestos, a él tampoco le había bastado con una sola ronda, es más, le agradaba la idea de hacer el amor con ese lindo ser de rubor morado.

- Heh, como gustes – y ahí iban de nuevo –, sólo no me odies si mañana no logras caminar…

- No importa eso – sonrió viéndole con ternura –. Te amo, Horror.

- Y yo a ti, moradito… así como también amo el poder meter mi polla dentro de ti y follarte hasta el cansancio – comentó burlesco, a lo que Lust iba a agregar algo más hasta que sintió que Horror hizo justamente lo que dijo que haría.


Bueno, esa noche sin duda estarían ocupados…

"Te conozco. Y lo sabes, y eso sí no lo soportas. Sé que cuando estas enojada sos la persona más seria del mundo, pones una cara de culo, que dios mío; no se irá por las dos siguientes horas como mínimo, miras a las personas con una cara de "Ojala mueras puto", miras a la nada o miras todo inspeccionando quien sabe que cosa. Sé que te molestas por todo casi siempre aunque en realidad odias ponerte así. Sé que casi nunca es enojo solamente, sino que tambien es tristeza y otras veces miedo. Y sé que no te gusta hablar sobre nada porque sabes que terminaras llorando ya sea por frustración o algo mas, y mierda, la chica es orgullosa y no debe dejar que la vean llorar. Jamás. Así que la mayoría de las veces optas por alejarte de los demás y te contentas a vos misma. No necesitas a nadie para ponerte mejor, así ha sido siempre y eso igual lo sé. ¿Pero por que no dejar que alguien te saque de tu "enojo" alguna vez?"

-Mierda, mierda, mierda.

Siendo muchacho dividí en partes iguales el tiempo
entre los bares y las bibliotecas; cómo me las arreglaba para proveerme de
mis otras necesidades es un puzzle; bueno, simplemente no
me preocupaba demasiado por eso-
si tenía un libro o un trago entonces no pensaba demasiado
en otras cosas- los tontos crean su propio
paraíso.
en los bares, pensaba que era rudo, quebraba cosas, peleaba
con otros hombres, etc…
en las bibliotecas era otra cosa: estaba callado, iba
de sala en sala, no leía tantos libros enteros
sino partes de ellos: medicina, geología, literatura y
filosofía. Psicología, matemáticas, historia, otras cosas me
aburrían. Con la música estaba más interesado en la música y en
la vida de los compositores que en los aspectos técnicos…
sin embargo, era con los filósofos con los que me sentía en hermandad:
Schopenhauer y Nietzsche, incluso aquel viejo difícil-de-leer Kant;
encontré que Santayana, bastante popular en aquella época,
cojeaba y era aburrido; con Hegel realmente tenías que escarbarlo, sobre todo
con una resaca; hay muchos de los que leí de los que me he olvidado,
quizás con buena razón, pero recuerdo un tipo que escribió un
libro entero en el que probaba que la luna no estaba allí
y tan bien lo hizo que después pensaba, está
absolutamente en lo cierto, la luna no está allí.
¿cómo cresta va un muchacho dignarse a trabajar
8 horas al día cuando la luna ni siquiera está allí?
¿qué otra cosa
estará faltando?
y no me gustaba la literatura tanto como los críticos
literarios; ellos sí que eran verdaderos aguijones, esos tipos usaban
un lenguaje refinado, hermoso a su manera, para llamar a otros
críticos, otros escritores, unos huevones. Me
subían el ánimo
peor eran los filósofos quienes satisfacían
esa necesidad
que acechaba en alguna parte de mi confuso cráneo: vadeando
por sus excesos y su
vocabulario cuajado
aún me asombraban
saltaban hacia mí
brincaban
con una llameante declaración lúdica que aparecía ser
una verdad absoluta o una puta casi
absoluta verdad,
y esta certeza era la que yo buscaba en una vida
diaria que más bien parecía un pedazo de
cartón.
qué grandes tipos eran esos viejos perros, me ayudaron a atravesar
esos días como navajas y noches llenas de ratas; y mujeres
regateando como martilleros del infierno.
mis hermanos, los filósofos, me hablaban como nadie
venido de las calles o alguna otra parte; llenaban
un inmenso vacío.
Qué buenos muchachos, ah, ¡qué buenos muchachos!
sí las bibliotecas ayudaron; en mi otro templo, los bares,
era otra cosa, más simplista, el
lenguaje y el camino era diferente…
días de bibliotecas, noches de bares.
las noches eran todas parecidas,
hay un tipo sentado cerca, quizás no de
mal aspecto, pero a mí no me parece bien,
hay una horrible muerte allí -pienso en mi padre,
en maestros de escuela, en caras, en las monedas y billetes; en sueños
de asesinos de ojos fríos; bueno,
de alguna forma este tipo y yo llegamos a cruzar miradas
una furia lentamente comienza a acumularse: somos enemigos,
gato y perro, cura y ateo, fuego y agua; la tensión crece,
bloque sobre bloque apilado, esperando el choque; nuestras manos
se abren y cierran, cada uno bebe, ahora, finalmente con un propósito:
su cara se torna hacia mí:
“¿alguna cosa te molesta?”
“sí. tú”
“¿quieres algo
para arreglarla?”

“seguro.”
terminamos nuestros tragos, no paramos, nos movemos hacia el
fondo del bar, afuera en el callejón; nos
damos vuelta, mirándonos cara a cara.
le digo, “no hay más que aire entre nosotros. ¿algo
para cerrar el hueco?”
él se precipita hacia mí y de alguna forma es una parte de una parte de la parte.

Charles Bukowski

natsutail  asked:

¿Podrías hacer un dialogo entre dos amigas Géminis y Aries hablando sobre el crush de Aries que es Cáncer, por favor? Saludos desde España ヽ(^o^)丿

Géminis: ¡Aries! ¡Alerta! ¡5 en punto! - La gemela indica el paradero del guapo chico Cáncer.

Aries: ¿Qué? - Aries no comprende - Maldición Géminis déjame guardar las cosas en la mochila primero.

Géminis: Será mejor que mires. Uh, papu. Deja decir que tienes muy buen gusto Aries. - Ahora si la ariana presta atención.

Aries: Oh, cosita bien hecha. Más vale que dejes de mirarlo - En ese momento a Cáncer se le acerca una chica para hablarle. En los ojos de la tipa se veía una clara intención, pero Cáncer sonreía humildemente - Ugh, perra.

Géminis: Alguien está robando la mercancía. ¿Por qué no le hablas?

Aries: Ay no, que vergüenza. Él es tan… tierno… Y yo… Soy una bestia.

Géminis: Claro que no, puedes ser muy tierna si te lo propones.

Aries: Sabes que no es así. Simplemente no.

Géminis: Cáncer viene.

Aries: No me asustaras, tonta.

Géminis: Prepárate.

Aries: Deja de decir esas cosas - Aries algo molesta toma su mochila y en  el momento que se va a parar su amiga la empuja. Por una milésima de segundo Aries la trata de “aweoná”, sin embargo no siente el golpe en la cara del suelo. Alguien le pregunta dulcemente si está bien. Alza la vista y tiene un rostro preocupado mirándola fijamente. - Si… - Ella no se despega, lo ve y no lo cree.

Cáncer: Me alegro, ten cuidado para la próxima. - él se aleja sonriendo y Aries queda atontada. Aparece Géminis.

Géminis: Amame. Soy tu cupido

SoRa

Saludos hasta España! :3

CÓMO ELEGIR UN COMPAÑERO PARA UNA RELACIÓN DE TODA LA VIDA

Originally posted by entirelypets

1- Elige a alguien como si fueras ciego. Cierra los ojos y observa qué puedes sentir de esa persona, de su gentileza, su lealtad, su comprensión, su devoción, su habilidad para ocuparse de ti, su habilidad para cuidar de sí mismo como un ser independiente. En nuestra cultura nos basamos mucho en lo que vemos con nuestros ojos externos. Pero cuando miramos al objeto de nuestro amor, es mucho más importante lo que vemos con los ojos cerrados. 


2- Elige a alguien que tenga la habilidad de aprender. Si hay algo que verdaderamente hace diferencia entre un amante para toda la vida y uno fugaz, es una persona que tenga la habilidad de aprender. Dice el refrán “el ignorante es poco tolerante”. Aquellos que no pueden aprender cosas nuevas, ver las cosas a la luz de lo nuevo, ser curiosos acerca del mundo y de cómo funcionan las cosas o las personas, a menudo se cierran y dicen. “No, esto tiene que ser así, de este modo” y para una relación de toda la vida es mejor estar con alguien que se abra y se cierre aprendiendo y evolucionando.

3- Elige a alguien que quiera ser como tú, fuerte y sensible a la vez. Para no confundir el significado de estas palabras, no relacionarlas con la rigidez y la fragilidad. La fuerza en el sentido en que es fuerte un árbol: pueden soplar fuertes vientos pero se sostendrá porque es flexible y se moverá para adelante y para atrás con el viento. Y en cuando a la sensibilidad, estoy hablando de ver, estar alerta a las cosas que están alrededor de uno. Algunas personas pueden necesitar una pequeña ayuda en esto, pero a menudo en algún en algún lugar profundo en su mente, o en su corazón, ya están despiertos y alerta a todas estas cosas, si bien no saben cómo articularlas. Y es por eso que el número 2 es tan importante: la habilidad para aprender. Puedes tener todas las posibilidades, todas las potencialidades del mundo para ser amable, amoroso, devoto, bueno y el mejor amante conocido del género humano pero si no puedes aprender a desarrollar ese potencial. ¡Entonces no sirve de nada!

4- Elige a alguien que cuando lo hieras, sienta dolor y te lo muestre. Y viceversa… elige a alguien que cuando te hiera, vea tu dolor y lo registre. Esto es muy importante. Hay muchos modos en que la gente muestra el dolor. A veces reclamando es una de las cosas que hacen las personas más extrovertidas. Reclaman, se vuelven locos… pero es su propia expresión de dolor. Lo peor es cuando le haces a tu compañero algo que no es amable, o que es impensado y él no muestra reacción. Como si no se permitiera a sí mismo mostrarse verdaderamente humano en tu presencia. Pasamos por muchas relaciones o unas cuantas, antes de encontrar a alguien con quien querríamos pasar nuestra vida. Sentimos las heridas en tantas relaciones que empezaban con grandes esperanzas pero que terminaban con fallas y accidentes. Por otro lado, te vas a encontrar con otro que no está intacto, que también está herido de algún modo. Como resultado de esto es que la habilidad de tu compañero de mostrar su dolor es tan importante como su habilidad para percibir tu dolor. ¡Es muy importante! Porque por naturaleza de las relaciones hay momentos de tensión en que presionamos o hicimos algo que lastimó al otro y esto no puede ser evitado completamente, pero no debe ser la misma herida una y otra vez. La gente tiene que aprender cada vez. Puede que alguien haya acumulado enojo y sufrimiento, heridas de los amantes anteriores, y haya adquirido así la habilidad de herir al nuevo amante y hasta ser desbordado por el deseo de herirlo. Entonces debe ser capaz de parar, de detenerse cuando ve el dolor en la otra persona.

5- Elige a una persona que tenga una vida interior. Trabajando, dibujando, escribiendo, a través de la meditación, la religión, algo que ame. Elige a una persona que esté en viaje y te vea como a un compañero de camino, un compañero de viaje. La habilidad para estar completamente con el otro y al mismo tiempo enteramente separado es muy importante. Las relaciones son cíclicas y hay momentos para estar muy cerca el uno del otro y otros momentos para apartarse.

6- Elige a alguien que tenga pasiones similares a las tuyas en la vida. Una relación construye una memoria. Estas memorias, lo compartido, son el “pegamento” lo que une la relación. Por el placer que es recordar buenos tiempos juntos, pero también los tiempos duros. Si no hay nada que verdaderamente disfruten juntos, es muy difícil pasar estos tiempos con el otro. Aun cuando cada uno pueda ser muy distinto del otro y hacer cosas muy diferentes, tiene que haber algo, algo tan simple como descansar juntos en la bañera o secarse juntos el pelo al sol, o dar vuelta a la manzana cada noche, o cualquier cosa de estas muy simple… sé que estarás pensando, cepillarse juntos los dientes a la mañana… Si, poco más que esto.

7- Elige a alguien que tenga valores similares En cuanto a tener hijos, al nacimiento de los niños, la familia, roles de hombres y mujeres y las ideas acerca del dinero y la religión. Tal vez todas estas cosas juntas son el ideal y no las puedas encontrar todas sobre todo al principio de la relación, pero puedes tener esto en cuenta. Elegir a alguien que tenga valores similares tiene que ver con disminuir las fricciones en la relación y estas cosas deben sintonizarse si ha verdadero compromiso. Esta sintonía debe darse también en un nivel pragmático y cuando se da en estos niveles prácticos en más fácil que pueda darse en otros niveles más sutiles.

8- Elige a alguien compasivo, a alguien que sea capaz de escuchar, a alguien que te dé tiempo. Particularmente si eres una persona impulsiva, al tener un compañero que no sea tan impulsivo como tú, eventualmente hallarás cierta lentitud que será buena para ti. También alguien que sea un poco lento, al estar con un compañero que sea bien distinto se acelerará un poco. Y podrán después de un tiempo hallar un ritmo propio de la relación. A veces las personas tienen que estar ocho o nueve años hasta tener este ritmo completamente desarrollado. Lleva tiempo construir un milagro… no un milagro porque estén juntos sino por la fuerza que hay en el centro de una relación por la profunda guía del amor.

9- Elige a alguien que se pueda reír de sí mismo. Poder hacer un chiste y reír de la situación y de sí mismo es muy importante. Pero supongamos que no tienes un compañero muy chistoso, elige a alguien que pueda parar una discusión y aprender a reírse de la situación (vuelve al punto 2, alguien que tenga habilidad para aprender)

10- Elige a alguien a quien puedas tolerarle las fallas y características. En los momentos de tensión y cansancio, las cosas que más te atraerían de un compañero, las cosas más encantadoras, serían las que después te volvería loca… Así que no pienses que podrías vivir con alguien que tiene cosas que realmente molesta a las otras personas y que para ti no son importantes porque él o ella las está haciendo y él o ella es tu amante. Hay algunas cosas que son intolerables en cualquier relación sea el matrimonio o las sociedades y los negocios. Tales como el alcoholismo, el abuso sexual, el juego, las actividades criminales, Una persona que no dice la verdad, una persona que no te puede mirar a la cara, una persona por la que no podrías dar fe, una persona que puede hacer cualquier cosa por tapar sus errores. Todo eso sería construir una relación en un terreno inseguro.

11- Ser amigos y no-solo amantes. Y no es solo que digas “si yo sé lo que eso significa, significa que me guste y que lo ame” Significa más que eso y un modo de juzgarlo es pensar. ¿Harías por tu pareja lo que estás dispuesta a hacer por tu mejor amigo? ¿Estás dispuesta a escucharlo, estás dispuesta a hablar de las cosas de las que él tiene ganas de hablar, a prestar atención a los detalles de lo que dice o tiene ganas de hacer? Esto no significa que tengan que estar cuidándose el uno al otro siempre y para siempre, pero sobre ciertas bases y en algunos detalles por cierto que deben hacerlo. Entonces cuando pienses en lo que harías por tu mejor amigo y en lo que harías por tu amante, las cosas se aclararán para ti.


12- Elije a alguien que haga tu vida más grande y no más pequeña.

Clarissa Pinkola Estés.

Sun - Sleeping At Last

Con cadenas de oro
Nuestro universo estaba cubierto de luz
Jalando de las costuras
Nuestro mundo, el cual era estéril, ahora está lleno de vida.
Es posible que nos podamos enamorar
Cada vez que abrimos nuestros ojos.
Supongo que el tiempo y el espacio
Toman las cosas violentas, las cosas molestas
y las hacen bonitas.
Somos el polvo del polvo
Somos la manzana de los ojos de Dios.
Somos infinitos
Al igual que el universo que tienes dentro.
Momentos infinitos, infinitos
Momentos infinitos, momentos infinitos, infinitos.
Momento infinitos, momento infinitos, momento infinitos, infinitos

Hágase la luz, hágase la luz
Déjame ser el justo
El polvo del polvo
Somos la manzana de los ojos de Dios
Somos infinitos
Al igual que el universo que tienes dentro
Somos el polvo del polvo
Somos la manzana de los ojos de Dios
Somos infinitos
al igual que el universo que llevamos dentro
Ooh ooh ooh
Hágase la luz, hágase la luz
Déjame ser el justo
Con cadenas de oro
Nuestro universo fue traido a la vida
Y es posible que nos podamos enamorar
Cada vez que abrimos nuestros ojos.

¿Cómo ven los otros signos a Acuario?

🔸ARIES: Siempre interesado en temas humanitarios. Es quien mejor entiende mis ansias de libertad, además de que es muy fiel. Eso sí, a veces también veo en él alguien sin demasiada iniciativa y me canso de tener que tirar siempre para él; pero igual aprecio a éste tipo de personas.


🔸TAURO: Me llama la atención; admiro su inteligencia, la sensibilidad artística y creativa que tiene. Pero sacando eso, lo veo demasiado moderno. Aunque es muy fácil acercarse a él me es muy difícil conectar de un modo más íntimo y necesito personas más comunes y cuidadosas.


🔸GÉMINIS: Acuario tiene una forma de ser encantadora que se ve en un primer momento. Jamás se queja. Me gusta que trate de ver soluciones a los problemas y el lado bueno de las cosas. Inteligente y con una rebeldía que es maravillosa. Me gusta estar cerca de gente así.


🔸CÁNCER: Reconozco lo fiel y sincero que es, pero no me gusta que sea frío y que se hable o se trate, poco y nada, los temas emocionales, sé que es sensible y que podría entender todo a la perfección pero me cuesta mucho llegar a esa parte emocional y sensible de Acuario, aunque tiene cosas para felicitar, pero es tan raro… No consigo entender su idea y estilo de vida.


🔸LEO: Con tan sólo verlo me atrae mucho. Amo de Acuario ese encanto que tiene y eso que es medio raro… Me fascina lo mucho que sabe y sé que nuestra relación va para largo.


🔸VIRGO: Me gusta que siempre está para todo y para ayudar a los demás. Como pareja no porque me descoloca que sea tan caótico y rebelde para todo. Me gusta mucho la sinceridad con la que habla y lo bien que se comunica para decir y tener lo que quiere. Con él me llevaría genial si no fuera porque a veces resulta inmaduro y que tiene que ser el centro de atención en todo, aparte de que vive en las nubes.


🔸LIBRA: Es de esas personas que podría hablar horas y horas sin cansarme. Daría igual el tema porque los dos lo haríamos interesante, hay que ver cuánto sabe y lo educado que es. Sí, la verdad es que encontrar una mente así, es tener mucha suerte.


🔸ESCORPIO: Tendrá buena fama por su inteligencia, pero tiene respuestas simples para temas demasiado difíciles, que se nota que no ha explorado como se debe. Yo lo veo muy superficial. Pero igual no tengo nada en su contra. Me parece un signo bueno.


🔸SAGITARIO: Acuario me gusta porque hace las cosas fáciles, por su solidaridad y su talento para hacer simple lo difícil, porque es como es y no lo esconde. Lo único que no me gusta, es que a veces se involucra tanto en hacer el bien al mundo que se olvida un poco de quien están más cerca de él.


🔸CAPRICORNIO: Es muy creído. No termina de caerme bien del todo. Es cierto que tiene algunas virtudes, sobretodo su inteligencia pero da pena que la use para dar ideas tan poco razonables, puede hablar muy convincente de filosofía, de arte y muchas cosas más, pero me molesta muchísimo que nos mire a todos como que somos menos que él y que Acuario se vea como el superior… Que nadie es mejor que él, cosa que no es así.


🔸ACUARIO: A los de mi signo nos gusta relacionarnos mucho con la gente. Las personas de mi mismo signo son los mejores amigos, parejas o compañeros de trabajo. Nuestro principal fallo es que a veces tenemos el error de desatender relaciones por estar en otras cosas.


🔸PISCIS: Es muy despegado y poco emocional. Me gusta lo positivo y lo muy inspirador que se hace para quien está al lado. En relaciones muy profundas, lo pensaría mejor. ¡Ah! Y como amigo uno de los mejores, siempre podés contar con él cuando lo necesitas; pero no me termina de convencer del todo, por mucho que lo intente.

anonymous asked:

Pero me encanta.Pero vivimos como peleando,o sea hace cosas q me molesta o yo hago cosas y así.Posta q no se como seguimos juntos o vivos!La cosa q ahora,de estar tan bien todo se fue al barranco.Yo estuve desde el jueves hasta el sábado con él,y el sábado fuimos a una feria(el con sus amigos y yo con los mios)y el queria q estuviese solo con el y yo le dije q iba a estar con mis amigos y se me re enojo.Dios,ahora no me habla y lo quiero matar.Odio cuando spone tan celosoSoy ♒️,🌙 ♎️ y asc♓️.[2]

Yo creo que se enfadó porque quería tener un momento más íntimo contigo para hablar de alguna cosa importante o simplemente pasar un rato contigo a solas, así son los escorpios, cuando les gusta mucho alguien quieren estar a solas porque en público no se sienten cómodos y pueden decir alguna tontería en alguna situación de la que luego se arrepienta.
Pero obviamente tú no puedes hacer nada por eso, si quieres ir con tus amigos vas porque es tu decisión, y está bien que marques bien los límites porque eso también demuestra una cierta madurez para empezar una relación sana.
Además siendo acuario eso es sumamente importante para ti y eso OBVIAMENTE lo tiene que entender él si quiere estar contigo y seguir haciéndolo tan mágico como antes.
Muchísimas gracias por preguntar corazón, espero que te haya servido, y que lo arregléis de la mejor forma:3