corridos nuevos

Recuerdo haber estado recostada en su pecho, el tenia su brazo al rededor de mi cuello, sostenía mi móvil veíamos redes sociales, facebook… De la nada estábamos viendo el perfil de su amiga, hablaba maravillas de ella, no dije nada, me quede muda y lloraba en silencio, por dentro gritaba pidiendo ayuda, clamando que como era eso posible, me tenia entre sus brazos y me decía lo guapas que eran sus amigas, lo hermosas y perfectas que eran, mientras que yo me sentía cada vez peor, conforme sus palabras avanzaban, mis sentimientos se hundían más. Él no tenía idea de lo mucho que me dañaron sus palabras, de nuevo había corrido al baño a vomitar no sólo comida, ilusiones y frases lindas…
—  Lo leí por ahí.