La forma más rápida de olvidar a una persona, es siendo cruel contigo mismo.
Cuando extrañes a esa persona, sólo recuerda que ya no te quiere ni te extraña. Puede que dañes tu corazón, pero es mejor así.
Las personas sensibles siempre hacen todo de corazón. Y aún teniéndolo lleno de cicatrices, nunca cambiarán. Continuarán haciendo todo con el corazón, porque esto no se trata de una lección, sino de una forma de ser; una manera de vivir.

y si.