El amor también da miedo.

— El amor también da miedo ¿no? 
—Creo que sí. Sientes amor por alguien y te corresponde, es inevitable que haya muchos momentos frágiles en los que temes que el amor se vaya, o que la persona que ames ame a otra. 
— Pero entonces, ¿qué es esto? ¿Ni siquiera el corazón puede descansar cuando le llenan de amor y le corresponden? 
— Supongo que sí, pero algo de incertidumbre siempre va de la mano, por eso hay que cuidarlo, tratarlo cada día con amabilidad y cariño. Sólo entonces la incertidumbre y el miedo se van, seguirán por ahí, pero no tienen porque volver.