convocatoria

Convocatoria del Tri para Eliminatoria Mundialista

Guillermo Ochoa

Jesús Corona

Alfredo Talavera

Carlos Salcedo

Diego Reyes

Rafael Márquez

Néstor Araujo

Héctor Moreno

Oswaldo Alanís

Miguel Layún

Jürgen Damm

Jonathan Dos Santos

Héctor Herrera

Andrés Guardado

Jesús Molina

Jesús Gallardo

Luis Reyes

Orbelín Pineda

Jesús Dueñas

Carlos Vela

Luis Montes

Raúl Jiménez

Oribe Peralta

Javier Hernández

Elías Hernández


Aquí Tienen La Agenda para Esta Convocatoria

Te escribí una carta...

Dicen que cuando quieres mucho a alguien, aunque esa persona no te quiera, atraviesas una fase de negación,  bueno, pues tú eres mi negación absoluta. No puedo estar sin ti, pero soy adicta a extrañarte, y creo que te quiero más cuando te extraño que cuando me hablas de tonterías o cuando me hablas egoístamente de ti, sin importarte mi vida. Soy adicta al estúpido y destructivo sentimiento de extrañarte, de anhelarte, de esperar una señal de que te importo.

Escribí esa carta sabiendo que te/me/nos estaba haciendo daño con esas palabras… Pero si tú lo habías hecho, qué me lo impedía. ¿Sabes? Ahora que dejé de aferrarme a ti, cada que alguien me pregunta por nosotros, pienso que más que cariño, más que sentimientos, más que amor. Lo nuestro era rutina y adicción.

Justamente como tú te la pasabas con un cigarro entre los labios, yo sostenía el celular en mis manos esperando que ese “en línea” se convirtiera mágicamente en un “escribiendo”… Déjame decirte que me cansé de darle tiempo al tiempo, de esperarte de lunes a domingo, de 7 de la mañana a 11 de la noche, en whatsapp, en facebook, en mi correo, un mensaje tuyo, por pequeño que fuera, que me alegrara el día, la noche, la semana, el mes, el año, la vida, pero ningún mensaje tuyo llegó jamás.

Nunca te culpe, ni te reproche, tampoco te llamé, y motivos me sobraban pues prometiste estar conmigo siempre, pero ni tú pudiste mantener esa promesa, ni yo pude hacer que te quedaras. Porque en mis noches de desesperación y soledad trataba de buscarte por todos lados (te busqué hasta debajo de mi cama), no supe porqué, si no había espacio para nadie, pero, aun así no estabas. Al final nunca hablábamos y la persona que me dio la respuesta a mis males fue quien siempre estuvo a mi lado, apoyándome, estando presente aunque no de la manera que yo esperaba.

No te diré su nombre (se llama igual que mi papá), no te diré cómo lo conocí (me lo presentó mi ex novio) no te diré cómo empezamos a hablar (tenemos afición a la misma música poco conocida), no te diré cómo empezó nuestra plática esa noche (“pequeña Atziry Denisse, ¿has visto la Luna ésta noche?”), no te diré cómo terminó exactamente (fue la primera vez que me dijo “te quiero”), pero sí te diré lo que me dijo:

—No creo que se le pueda llamar amor a una relación donde sólo uno es quien ama, estoy al tanto de los libros que te gustan y las frases que publicas en base a ellos, pero en serio, ¿elegiste que sea él quien te haga daño?, pequeña, un beso antes de un juego de futbolito no es nada si después el idiota te dijo que es más de tener amigas “especiales” que una relación seria… Señorita, vales más que eso…

Y entonces lo supe, no es que te quisiera ni que estuviera enamorada, tampoco que tuviéramos algo, una de las razones por las que estábamos juntos, es porque yo lo puse como condición para que me besaras, me tocaras, para que pudieras llevarme al cine a no ver la película aunque yo quisiera verla; y la otra es que soy adicta a ti, a llorar la ausencia de tus mensajes todas las noches, a sufrir en silencio cuando paso por el lugar donde me besaste por primera vez, a tirar el teléfono cada que no me escribes… Te extraño y eso duele.

Pero hoy le digo adiós a tus recuerdos, borro tus mensajes, elimino nuestras fotos y te dejo ir; sé que me vas a doler, que te extrañaré, que algunas veces querré llamarte o escribirte, que lloraré recordando nuestras conversaciones o los momentos que pasé a tu lado… Sin embargo, mi psicólogo me dijo que llore todo lo que quiera, que busque distracciones, que salga con mis amigos, que lea; después de todo, es parte de dejarte ir…

Lamento que no sientas lo mismo.

Adiós.


—Atziry Denisse González Negrete

¿Qué hace cuánto me metí en esto? Más tiempo del que quisiera, de eso estoy segura, todo empezó en Agosto un poco después de mi último cumpleaños. No todos los adictos empiezan igual, ni se vuelven adictos a las mismas cosas. Yo por ejemplo, lo hice poco a poco hasta que me caló a los huesos, me volví adicta a un hombre, a su cuerpo, a su pervertida y encantadora manera de ser, al principio pensé que podría controlar cuánto y cuándo tomar de él… cuando veía a otros con problemas parecidos u otros vicios, decía ¨Qué tontos, ¿no se dan cuenta que eso les hace daño?¨, pero ahí estaba yo, alejándome de todos y encerrándome en mi propio mundo.


Era una adicta, y para colmo sólo me relacionaba con mi propia adicción, él era mi entorno, y bueno, ¿así cómo iba a salir de ello? Según yo lo ¨consumía¨ para sentirme mejor, él me proporcionaba placer y llenaba un extraño vacío que había en mí, además cuando la gente empieza un vicio, no planean convertirse en adictos ni mucho menos, eso viene después. Ser adicto es algo subliminal, te das cuenta de que eres uno hasta que intentas dejarlo, o el vicio intenta dejarte a ti. Para mí los vicios son como una relación de pareja, algo personal e intimo, nadie debe meterse con ellos ni decirle al otro cómo deben manejarlos, además yo a él tampoco era que lo veía como un vicio porque me hacía ¨bien¨.


Recuerdo que un par de veces busqué en Internet y cuando me encontraba con cosas como ¨Un vicio es todo aquel hábito o práctica que se considera inmoral, depravado o degradante en una sociedad.¨ ¨La palabra vicio puede referirse a una falta, a un defecto, a una enfermedad o tan sólo a un mal hábito.¨ ¨Algunos sinónimos de vicio son: falta, depravación, exceso, mala costumbre, afición, desviación. El vicio es el antónimo (el opuesto) de la virtud.¨ me decía a mi misma que qué coño sabía el Internet o La Real Academia de la Lengua española de vicios, adicciones, malos hábitos o necesidades, que ellos sólo sabían de definiciones, sinónimos, antónimos y faltas ortográficas, me decía que depravación era no tomar de él lo que me provocase cuando lo tenía al alcance de mis manos, que degradante para una sociedad debía ser que la gente no disfrutara del ¨amor¨ como yo lo hacía, pero él en realidad no me amaba y creo que en el fondo yo tampoco, aunque me obsesioné bastante…


Trataba de dejarlo pero la abstinencia no duraba más que el canto de un gallo al salir el sol y muy pocas veces él me decía que no, y cuando era él quien me buscaba sentía que estaba dispuesta a lanzarme a sus brazos como un puto Kamikaze, igual de alguna manera estar lejos de él también era otra forma de morir. Algunos dicen que la adicción es una enfermedad mental, yo digo que no, porque quien realmente necesitaba de él era mi cuerpo, mis manos en las noches de insomnio y mis labios en los días grises, y no mi mente o mi cerebro.


Sé que muchos no me entenderán porque desconocen lo adictivo que él puede llegar a ser, era mi adrenalina, esa droga natural que corría por mi cuerpo. Cuando me tocaba o besaba sentía que el pecho se me partía en dos, sentía como miles de partículas bullían dentro de mí y como mi excitación se desbordaba y me llevaba hasta la más bella agonía, me hacia explotar hasta caer en espiral. Sin tratarme como a una maldita princesa me hacía sentir especial, y nunca me hizo daño, ese me lo hice yo solita por depender de él hasta para respirar, a veces me despertaba de noche y me quedaba mirándole mientras dormía, pasaban horas y nunca me cansaba, suena triste, lo sé, pero en ese momento eso me hacía feliz.


No creo que exista una droga que haga más daño que una persona quiera o no, muy en el fondo nunca quise dejarle y por eso recaía una y otra vez, pero él se canso de mis arranques, mis impulsos, de mi dependencia emocional por él y se fue, se alejo lo más que pudo de mí, sentí algo parecido a lo que sientes cuando cierran tu bar favorito, ese a donde ibas con tus amigos o sola, ese donde servían el mejor Mojito Cubano que hayas podido probar jamás, y luego ya no sabes qué hacer ni a dónde ir, buscas otros sitios, pruebas otras bebidas, pero ya nada es igual… es como si te faltara algo que sólo ahí lo podrías encontrar.


Dejar un vicio no es fácil o que el te deje a ti como en mi caso, se necesita algo más que voluntad y ganas de echar para adelante para salir de ese agujero negro, se piensa que es más fácil quedarse ahí regocijándose en su propia miseria, recordando lo dañino y lo que duele, pero no lo es. Es necesario habilitarse de nuevo y retribuirse uno mismo a su antiguo estado o por lo menos intentarlo, aunque quede con secuelas.


En fin, todos tenemos un vicio, no importa que tan ¨bueno¨ sea, al final hará daño y si no me creen pregúntenle al que inventó la frase de que ¨todo en exceso hace daño¨ .Y no, no estoy totalmente rehabilitada, si así fuese no estuviera contándoles todo esto y creo si volviera correría a sus brazos; pero hay algo que pude aprender, y es que la adicción a veces es peor que un cáncer, porque en vez de matarte poco a poco te crea la necesidad de estar vivo, para luego matarte de un sólo trancazo.

—  De los vicios en general, y de él en particular. Karina Montero.
Duele tu ausencia presente, estas a mí  lado en cuerpo, más  no tu alma o tu mente.
Duele como no tienes una idea. La idea la tengo yo y ahora no importa mucho el dolor.
Un abismo oscuro ha surcado la soledad que siento al estar separados.
Necesito de ti para dejar de sufrir. Ven te lo pido, vuelve hacia mí.
Hundida estoy, en mi soledad inminente. Pues cada día te noto más ausente.
Me he hecho a la idea de tu presencia ausente, sé que duele, pero, te amo tanto  que eh comprobado cuanto el amor duele.
— 

Luis Alfredo Valdovinos

@lluvia-de-suenios

MARCHA FEDERAL EDUCATIVA. Las distintas columnas de maestros provenientes de varios puntos del país van llegando a la Plaza de Mayo para reclamar ante la Casa Rosada la convocatoria a una paritaria nacional de la actividad, ante la falta de acuerdo salarial. (Maxi Failla) 

Griezmann se olvida de Benzema: "Yo voy a lo mío"

La ausencia de Karim Benzema en las convocatorias de la selección de Francia sigue dando que hablar, aunque muchos de los protagonistas prefieren no opinar respecto a ese tema.

Uno de ellos ha sido Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid, que no ha querido dar su punto de vista: “Todavía se escribe sobre ello, pero yo voy a lo mío e intento ayudar al equipo”, ha señalado en declaraciones a TVE.

Antes de medirse a la selección española, el rojiblanco ha hablado maravillas del combinado de Julen Lopetegui: “España es un ejemplo para todos, porque lo ganó todo, tuvo que hacer cambios y los hizo hace poco”.

Griezmann, sin embargo, sí que se atrevió a dar un resultado para el partido entre ambas selecciones: “Ganamos 2-0 con dos goles de Kevin Gameiro”, ha concluido.

Quedó la nostalgia, el  reproche del olvido, el perfume de las cosas que había querido y que se habían ido. Pero no existía tragedia alguna en haber creído y haber amado por completo. Pensé que todas las heridas tenían su tiempo y que no todos los dias se tiene el ánimo de aprender a querer otra vez. Habían dos tipos de dolores en el mundo el que te hacía daño y el que te cambiaba…
Piqué y Ramos hacen las paces en la selección española

MADRID (AP) — Sergio Ramos y Gerard Piqué enterraron el hacha de guerra.

Los veteranos defensas de Real Madrid y Barcelona, que recientemente protagonizaron un intercambio dialéctico en redes sociales y en entrevistas en televisión, hicieron las paces durante su convocatoria con la selección española.

“No te voy a negar que hemos acostumbrado a tirarnos de vez en cuando alguna piedrecita, pero bueno, creo que no lo tomamos con ningún tipo de maldad, todo súper deportivo, todo súper sano”, dijo Ramos a su llegada a la concentración de la selección a principios de semana. España disputará un partido de clasificación para el Mundial de 2018 contra Israel en Gijón el viernes.

“Es parte del morbo y el pique que hay entre Barcelona y Real Madrid y eso no va a cambiar, pero eso no quita nunca a darle un abrazo cuando lo vea”, agregó Ramos.

Los dos centrales, de 30 años, no dieron señales de hostilidad a pesar de sus recientes choques sobre el césped. Durante los entrenos con el equipo nacional esta semana se les ha visto hablando e incluso bromeando en varias ocasiones.

“Es como las cosas que pasan en el terreno de juego, que cuando termina el partido te das la mano” con tus rivales, explicó Ramos. “La clave del éxito es la unión del equipo y creo que tenemos un maravilloso grupo y eso no se puede perder. Hay que mantenerlo”.

La rivalidad entre los dos defensas no preocupa al seleccionador, Julen Lopetegui.

“Bromeamos con ellos”, manifestó Lopetegui en una entrevista con Movistar TV. “Les decimos que ahora se pueden mandar los tuits con la misma camiseta. Defienden a sus equipos con vehemencia, pero cuando llegan aquí son del mismo equipo al cien por cien. Forman un grupo unido”.

La trifulca más reciente entre los dos comenzó cuando el directo Piqué dejó caer en redes sociales que el Madrid recibía ayudas arbitrales en la liga nacional. Publicó historias mencionando errores contra el Barça y algunos que favorecieron a los blancos, incluyendo un gol de Ramos que no fue anulado a pesar de estaba en fuera de juego.

Ramos dijo que esas acusaciones eran de esperar de alguien como Piqué y que el jugador del Barcelona debía meterse en sus asuntos.

Pero el defensa del Madrid devolvió la jugada a Piqué al apuntar que el club catalán se benefició de la actuación arbitral en su triunfo por 6-1 ante el Paris Saint-Germain, que les permitió remontar un 4-0 en contra y avanzar en la Liga de Campeones. Ramos calificó la victoria de histórica “en todos los aspectos”.

“A veces se cruza la barrera del respeto por muchas cosas, ya sea porque no quieres que el rival esté, por el hecho de ser el eterno rival”, señaló el mediocampista del combinado español Sergio Busquets, compañero de Piqué en el Barça. “Que digan lo que quieran. Yo no voy a entrar en esa guerra. Son muchos años con Ramos y con Piqué en la selección y el buen ambiente y el buen rollo es magnífico”.

Busquets dijo que Ramos está más alto en la jerarquía de la selección porque es el capitán, mientras que Piqué más autoridad en el Barcelona.

Ramos y Piqué juegan juntos con la camiseta de “La Roja” desde 2009, cuando el central azulgrana debutó con España. Juntos ganaron el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012. Ramos también dispute el Mundial de 2006 y ganó la Eurocopa dos años después.

El Mundial del próximo año será probablemnte el último que disputen juntos porque Piqué ya anunció que renunciará a la selección tras el torneo de Rusia.

___

El periodista de AP Tales Azzoni está en Twitter en: http://twitter.com/tazzoni