contar ovejas

Eres la protagonista de todas mis revoluciones.

Desde que cambié lo de contar ovejas por contar recuerdos he perdido la noción del tiempo.
Apenas noto los granos de arena caer sobre mi espalda y a menudo lo echo de menos….

No quiero más desvelos patrocinados por ausencias. Que sea tu presencia la que no me deje dormir.

Mybutterflygirl.
Para dormir no necesito contar ovejas, necesito contar tus besos.
—  octavio-ruizol
A menudo, cuando estoy insomne, procuro contar ovejas; el intento es inútil: la primera oveja del grupo se niega a saltar. No camina, no se mueve, no obedece mis órdenes. Permanece ajena a cualquier esfuerzo por imponerle una voluntad. No sé qué opinarán los psicoanalistas , pero a mí me parece la evidencia de que aún en las fantasías más inofensivas, en apariencia, se manifiestan las relaciones de poder. En un sentido muy claro, no soy la dueña de la oveja que convoco con mi imaginación, y este descubrimiento me ha parecido un indicio, una señal. Tener y no tener, tituló Hemingway una de sus novelas. Falsa oposición sutil; nadie tiene, pero algunos creen tener.
—  Cristina Peri Rossi