con tacones

Que te quiera sin filtros,
con los dientes chuecos,
con la mirada perdida
y el pelo hecho un desastre.

Que te quiera recién despierta,
cuando estás insoportable,
cuando las ilusiones mueran para ti
y las estrellas sigan el mismo camino.

Que te quiera cuando seas Sol
y ardas
y quemes a cuantos te rodeen:
que entienda que eres caótica e infernal
y que aún así, siendo huracán e infierno,
se quede
para besarte las costillas,
los lagrimales,
la vida.

Que te quiera con tacones y con vans,
con vestido y con el deportivo,
con ropa y vulnerable,
sin miedos y con valentía.
Que sepa que para entrar a chicas como tú
se necesita despedirse de la cobardía.

Que te quiera en tus peores momentos,
que esté ahí para pelear contigo
y que pelee por ti cuando no tienes ánimo.

Que haga amanecer cuando quieres que el día termine
y quieres poner tu cabeza sobre su pecho
y encontrarte en cada latido
y comprobar que aún no estás muerta.
—  “Amor es aceptación, no adaptación”, Benjamín Griss
Quiero

Quiero ser la clase de chica que pisa fuerte, pero con sus tacones altos.

Que llora, y a pesar de eso no deja que se le arruine el rímel.

Que se hace oír, por más bajo que hable.

Que respira y exhala fuego.

Que sabe, a comparación de lo que crea el resto, que puede y lo hace.

Que sale a correr con los lobos, brillando con sus labios rojos.

Quiero, llevando una corona de flores, ser a quien le temen los monstruos.

Honey, tell the wolves I’m home.

Que te quiera sin filtros, con los dientes chuecos,
con la mirada perdida y el pelo hecho un desastre.
Que te quiera recién despierta, cuando estás insoportable,
cuando las ilusiones mueran para ti
y las estrellas sigan el mismo camino. …
Que te quiera cuando seas Sol y ardas
y quemes a cuantos te rodeen:
que entienda que eres caótica e infernal
y que aún así, siendo huracán e infierno,
se quede para besarte las costillas,
los lagrimales, la vida.
Que te quiera con tacones y con vans,
con vestido y con el deportivo,
con ropa y vulnerable,
sin miedos y con valentía.
Que sepa que para entrar a chicas como tú
se necesita despedirse de la cobardía.
Que te quiera en tus peores momentos,
que esté ahí para pelear contigo
y que pelee por ti cuando no tienes ánimo.
Que haga amanecer cuando quieres que el día termine
y quieres poner tu cabeza sobre su pecho
y encontrarte en cada latido
y comprobar que aún no estás muerta.

“Amor es aceptación, no adaptación”, Benjamín Griss


A todo aquel que me pregunte por ti...

A todo aquel que me pregunte por ti, les diré si quieren pasar horas escuchando sobre una historia que para mí, no ha tenido fin, luego de haber escuchado su respuesta que sin duda será que sí, porque ¿a quién no les gusta las historias de amor? proseguiré contándoles cómo fue que nos conocimos, les diré que todo fue una locura, que recuerdo como si hubiera sido ayer, que el día en que vi sus ojos por primera vez, los míos nunca han parado de buscar los suyos, entonces, así fue, nos conocimos un 16 de Octubre del 2016 sin duda el mejor día de mi vida solo porque lo conocí, y quien iba a pensar que ese día conocería lo que hoy es el amor de mi vida, la persona que con solo mirarla me hace feliz, la persona que me da su pecho para dormir, la persona que me hace reír como loca, entonces de tanto hablar sobre lo que siento por ti ellos dirán, ¡pero cuéntame la historia! yo proseguiré y les diré, ah sí, nuestra historia. Ok después de haber unido nuestras manos ese día mis manos no han dejado de buscar las suyas, es tanto así que, logramos hablar después de lo sucedido por horas, todo fue como estar en las nubes, me sentía literalmente en la nubes, nos dimos cuenta de que éramos tan parecidos que no podíamos dejar pasar la oportunidad de estar juntos, y fue así, hablamos todos los días horas y horas, los temas cada día eran más, y estaba tan feliz de eso, de tener la oportunidad de conocerlo más y más, todos los días quería verlo, abrazarlo, besarlo, sentir que era mío, y con eso me refiero a que, hasta en el sexo éramos muy buenos, nuestra conexión era tan increíble que, maldición en un momento llegue a pensar que era la persona indicada para mí, que era mi alma gemela, y que amarlo era muy poco para lo que sentía por él, en fin nuestros días eran así, llenos de locura. Un día, decidimos subir al techo de su casa, fue muy gracioso la verdad, pero terminamos acostados ahí, mirando al cielo sin decir una palabra, no sé en realidad en que estaría pensando el en ese momento, pero yo estaba pensando en lo maravilloso que era todo eso, que hacer cosas así me hacían enamorar cada día más, no daré detalles de los días en que solo nos acostábamos por horas solo diré que esos días en los que ni las palabras llenaban el vacío de su habitación fueron unos de los mejores, entonces fue así, los días junto a él fueron todos inefables. Otro día que no olvidare fue algo así como un maratón en el que debíamos correr 5k ese día junto a él la pase de maravilla grabamos vídeos juntos, tomamos fotos, reímos, bailamos, compartimos… Y como olvidar las veces que fuimos a fiestas, hasta verlo ebrio me hacía enamorar, caminar descalza hasta su casa con los tacones en mi mano y la otra sosteniendo la suya a la 1:00 de la mañana fue perfecto, que nos sentáramos en la acera porque pensaba que faltaba mucho para llegar y la verdad es que literalmente estábamos fuera de su casa fue muy gracioso, fueron tantos momentos que si los escribo todos no terminaran de leer esto nunca, si contase todo tal y como fue esta sería la historia más larga de amor que leerán en sus vidas les recuerdo que muchas veces no podía dejar de recordarle lo mucho que lo amaba, que estar a su lado era lo mejor que estaba pasando por mi vida en esos momentos que era y es lo más bello que tengo, que nunca nadie me había hecho sentir así como para llegar a escribir esto, que nunca en mi vida había estado tan ilusionada con alguien y es que, si lo conocieran, si vieran lo perfecto que es no se quedarían con las ganas de conocerlo también. Ahora viene lo más triste de esta historia, me pregunto por qué solo teníamos que durar 7 meses, busco respuestas en otras personas y ellas solo dicen, “Es cosa del destino”, “De eso se trata la vida”, “No es el único en este mundo”, “Tienes que ser fuerte”, pero, por qué? por qué el destino quiso esto así? por qué dicen que de eso se trata la vida o bueno, por que la vida me trata así?  Como pueden ellos saber que no es el único en este mundo para mí, como me pueden confirmar que para mí hay más? Y ser fuerte? de que me sirve a mi ser fuerte? si en todos lados lo tengo presente, como puedo dejar esto a un lado si siento que no puedo dejarlo así, y que si lo dejo así luego estaré arrepentida por haberme dado por vencida y no es lo que quiero ahora, ahora lo que quiero es seguir luchando por lo que quiero, eso es lo que me ha enseñado la vida, luchar por lo que quieres, dar lo que sea por lo que quieres, que luego valdrá la pena, pero saben, es algo triste, y muy decepcionante que todo esto esté así por mí, podre imaginar la cara de asombro de muchos al leer esta parte, pero quiero decirles que yo fui quien nos hundió en este mar sin profundidad, que fui yo quien destruyo todo, pero sin embargo, es uno de los motivos por los cuales aún estoy ahí, tratando de reparar todo, dando lo mejor de mí y sin duda alguna queriéndolo cada día mas y anhelando que todo sea como antes, al menos por estos últimos meses… Tú no lo sabías, pero yo suspiraba por ti, cada día esperaba con ansias contenidas el verte de nuevo, mirándome con esos ojitos que me volvían loca, tú me mirabas y sé que esos ojos me gritaban más de lo que yo misma podía descifrar. Nunca te lo dije, pero eras asombroso, pusiste de cabeza mi mundo sin siquiera pretenderlo, llegaste un día, y me marcaste  para siempre, fuiste la sorpresa y coincidencia que muy dentro de mí deseaba, y que un día después de tantos años se hizo realidad, eras fuente de alegría siempre, amaba tu entusiasmo, las ganas que le ponías a todo, el empeño con el que siempre luchabas, no te lo dije, pero me enamoré de ti, me enamoré de tus gestos al hablar, y de la manera en la que me mirabas, me enamoré de la manera en la que me hacías sentir, porque no sabía que se podía sentir tanto en un segundo, nunca te lo confesé, por idiota, por cobarde o por miedo a que fuera tan correspondida que no fuera posible, tú nunca lo supiste, pero el día en que te fuiste mataste algo de mí, fuiste la lección más preciosa con la que pude toparme, y también una de las más dolorosas.

Te fuiste un día, así de la nada, te despediste de mí y me abrazaste como si no hubiera futuro, tal vez jamás leas esto, o tal vez jamás sepas que lo escribí, pero esta es la carta de despedida que siempre quise hacerte, pero que no hice. O al menos, que jamás te entregué. Fue el destino, la vida, Dios o no sé qué fue, pero fuiste la casualidad más preciosa que pudo llegar a mí, o la que me llevó hacía ti, de cualquier manera dejaste algo en mí que será por siempre e inolvidable, yo sé que no te dije tantas cosas, y me arrepiento, pero nunca olvides, que el amor tan intenso y prohibido que vivimos, jamás se podrá borrar, ni de mi mente, ni de la tuya. Te amo…

#CuentameTusHistorias.

¿Cómo ha llegado a esa situación?

Enviado por RichiValen Cia:

No he podido preguntarme…. ¿cómo coño ha llegado a esa situación? ¿Ha intentado escalar con tacones llevando la pasta? ¿Por qué? ¿Estaba borracha haciendo la pasta? Esto es un sinvivir… (huele a ruski)

anonymous asked:

Tía Aya, lamento molestarla con esto que seguramente ya habrá contestado pero cuales son las estaturas de los signos? Y de nuevo, disculpe las molestias :c

Perdon la edtaba buscando! XDDDD

1- Escorpio: 1.87.
2- Sagitario: 1.85.
3- Capricornio: 1.83.
4- Virgo: 1.81.
5- Leo: 1.79.
6- Aries: 1.77.
7- Tauro: 1.75.
8- Libra: 1.75.
9- Acuario: 1.73.
10- Geminis: 1.71.
11- Cancer: 1.69.
12- Piscis: 1.68.

Constelaciones:
13- Perseo: 1.80.
14- Ofiuco: 1.76.
15- Cetus: 1.76
16- Orion: 1.66 (1.70 con tacones)

Espero le sirva!! (๑•̀ㅂ •́)و ✧

anonymous asked:

No trato de desmeritar tu opinión acerca de que no crees que sólo hay hombres y mujeres sino simplemente humanos, pero me parece que en general estás restándole importancia a los géneros, TODOS SOMOS HUMANOS, en cuestión de respeto y relevancia merecemos lo mismo, en esa cuestión todos somos iguales, pero también hay que tener en cuenta que hombre y mujer son distintos, no piensan igual, no actuamos igual (en general) que merecemos lo mismo sí, pero no podemos confundirnos.

Yo también respeto tu punto de vista, y no vamos a pelear o a matarnos por eso.  Pero yo expresaré lo que pienso.

¿Somos diferentes? Sí, sólo hay que abrir los ojos para darse cuenta que somos diferentes, y no solo diferentes hombres a mujeres, sino también hay hombres que son diferentes de otros hombres, y mujeres diferentes a otras mujeres.  También hay diferentes en las razas, en las nacionalidades, en las creencias, en las orientaciones y bla bla bla. 

Cuando digo que no creo en géneros, es que nos obligan a que los hombres de azul y las mujeres de rosa, los hombres de pantalón y las mujeres de falda, el hombre zapatos y la mujer de tacones, el hombre trabajando y la mujer en la casa, hombre gasta y la mujer dispone, el hombre es el fuerte y la mujer es la devil.  Y NO. Yo no creo en eso, yo creo en mujeres fuertes, en hombres con tacones, en mujeres que gastan, en hombres con faldas, en mujeres azules y hombres rosas porque todo eso no son más que construcciones sociales que nos limitan como seres humanos.  Y lo que dices del respeto y relevancia, ni se diga, eso es totalmente innegociable.

Sí, físicamente tenemos diferencias, unos penes y otros vaginas, es cierto, pero eso no determina que alguien sea más o menos, un color es un color y punto, una prenda de vestir es eso y nada más.  Y como dice mi feminista favorita:  Las personas deberían poder ser lo que quieren ser, no lo que el “género” les dictamina.   Perfectamente pueden existir mujeres ejecutivas, presidentas, hombres en la casa, peluqueros, o lo que sea.   En ese sentido es que no estoy de acuerdo con el género.

Y por eso cada que me preguntan si soy hombre o mujer, evito totalmente la pregunta, y cuando respondo simplemente digo que soy un travestie.  Justo por eso, porque no creo en el género.  Sí, tengo una verga en medio de los pantalones, pero eso no dice absolutamente nada de quien soy, cómo pienso o qué puedo ser capaz de llegar a hacer, qué puedo ser o qué no. 

Cuando hablo del género, hablo de los privilegios o desventajas que se les da a unos u otros por simplemente tener un pene o no tenerlo, lo cual no comparto y nunca compartiré.

3

Nombre completo: Elizabeth “Betty” Cartoons.

Edad: 24 años.

Afiliación: La Mafia.

Cargo: Guardaespaldas (De Chrystal)

Relaciones:

*Bendy y Chrystal: Jefes.

*Boris: “Crush” y compañero.

*Nage y Charlotte: Compañeros.

*Alice: Rival.

*Abel: Desconocido.

Extras:

*Es combatiente de cuerpo a cuerpo, no es de usar pistola.

*Sus habilidades son como las de Viuda Negra (Casi)

*El cuchillo lo saca de vez en cuando, es fácil de lanzar para ella.

*Es un poco más bajita que Nage.

*Su creadora fue asesinada.

*Pelea con los tacones puestos (dolor para el rival).

*Sus garras son usadas durante la pelea, por eso los guantes sin dedos.

*Su falda es desprendible, se la quita al momento de pelear.

*Es sigilosa y veloz, como cualquier gato.

(Tipo “Se quita la falda y vales madres”. :v)

AU: @eliana55226838

solunades  asked:

Tengo miedo de arruinarloooo pero ahí va~ Señor Rata!! -le entrega un frasquito con joyas estelares- LAS CONSEGUÍ. Mi petición es, que me diga un pedazo de historia de algún signo de la segunda vuelta. No me refiero a algo de comedia o cosas como "sagitario se cae" le pido un suceso importante, pero que de verdad lo sea. Algo como "Escorpio enfermará por el líquido azul que le sale". De esas cosas, por favor, Rata :(

Rata a tomado el frasco con las lagras, exinandolas con sus ojos oscuros. Luego se dedica a darle una largama mirada a la estrellita.

De esas que jamas dicen cosas buenas. Aun que bueno, no es como si ella pudiera saber como le mira, pues sus ojos son cubiertos por su cabello.

— Ustedes las estrellas son tan codiciosas, les gusta arruinarse las historias y poco mas quieren el final del cuento~ —menciona con malicia, mas al final solo se encoge de hombros— ¿¡Y que importa~¡? ¡Un trato es un trao¡ ¿Quieres un hecho importante verdad?

La estrella asiente.

— Shi-shi-shi Tu sabes~ nosotros los del Horoscopo Chino, basicamente inciamos la segunda vuelta! ¡Habra fuegos artificiales! ¡Caos! Sangre y muerte~ un espectaculo hermoso ¿verdad? — rie, dando pequeños saltitos— ¡Pues te dire un secreto! No confies en nadie, cualquiera de ellos va a morir y su unica esperanza sera un sujeto extraño con tacones!

La estrella a dado dos pasos atras.

— Pero desafortunadamente, para salvar a uno…—sonrie de medio lado— Dos deben morir, por una bala de revolver de calibre magico desconocido~

Puedo ser la chica con blusas holgadas, tenis y sin maquillaje, pero también puedo ser la chica con vestidos, tacones y maquillaje y no es nada malo.

anonymous asked:

pero como es que sigue vivo? lo digo por lo que tiene el la cara eso no le tuvo que provocarla muerte?

pues le contare, el Doctor despues de una de las consultas con una joven -ya de por si estaba lidiando con un trauma de que le quitaron orejas y meñiques cuando estaba secuestrado- 

La chica era taan linda que decidio seguirla hasta un callejon donde la clienta era esperada por su madre, la madre de la chica vio que el doctor le estaba sacando fotos a su hija desde lejos, asi que le grito a su hermana quien estaba en el coche para que se encargaran de el, y pues con un martillo en mano la hermana fue ante el doctor golpeandolo brutalmente en la cara, pisotearlo con tacones y destrosandole un pedazo del rostro, cuando llego el doctor a casa noto que algo rodaba cuando se movia, pues claro, su ojo habia salido de lugar y cada que movia su cabeza su ojo rodaba de un lado a otro entre sangre, asi con tal desesperacion intento arreglarlo, pero no logro nada, termino cortandose el trozo de piel y removiendo ol globo ocular, lo unico que pudo hacer fue detener el sangrado.

En pocas palablas supo curarse y ya xD

shakxmii  asked:

When Jupih saca dos nuevos personajes a la luz y ya hay conspiraciones xDD

No los tomen como conspiraciones, Auriga no usa tacones y Delphinus tampoco~

Ya me entere que buscan a los mans con tacos~

Pero también hay mujeres con tacones ¿saben? 

Y eso que aun me queda Sacar a Casiopea y Lyra! XD

Hay mujeres que pasean
por los los bares con copas
de más regalando sonrisas.

Chicas tristes que bailan
sobre recuerdos y caricias
marchitas e invitan a hacerlo.

Está la chica que mira
por la ventana, esperando
a que pase su enamorado.

La señora que es madre
y padre, y ha tenido que
ir a trabajar un domingo
porque queda muy
poco en la despensa.

Esa chica que anoche
amaneció estudiando,
a la que el profesor
ha intentado acosar.

La niña que ha vuelto a creer
en los milagros cuando regresó
a casa su mascota sana y salva.

Ella, a la que no le importa
que el semáforo esté en rojo
a la hora de enamorarse.

¿Sabe esa chica de medidas grandes
que es preciosa y que con esa
sonrisa podría iluminar
la ciudad completa?

La verdad no sé qué está pasando
ahora mismo la mujer que se atrevió
a hacer algo que el resto dubada
que podría hacer.

La soñadora, que espera a que algún
poeta venga a escribirle, y que
trate de hacer magia con su existir,
sin saber que esa ya la lleva
por dentro.

Hay una copa de vino sobre
una mesa con la marcas de los
labios de una chica que ha decidido
que prefiere estar sola.

Ha vuelto a llorar ella,
por el dolor que se siente al escribir
un mensaje y darle a «borrar»
en vez de a «enviar».

Hay dos chicas que cada viernes
vuelven a casa fumando
y con los tacones en las manos,
a la que todos juzgan,
pero muy pocos conocen.

La señora que cuida de su marido
enfermo y le toca ser fuerte
por los dos.

A ellas, a las que han roto corazones,
pero, en especial a las que son
inteligentes
decididas
independiente
deshinibidas
brutales
caóticas
sensuales
dulces
atractivas
elegantes
sinceras
leales
cariñosas
[…]

A esas y a las que los son todo
a la vez, feliz día.

—  Intentos de poemas VIII, Karina Montero.
¿Cuánto pesa un día?

¿Cuánto es que pesa un día?
Es lo que me pregunté hace una semanas frente al espejo. Todo se basaba en sí era un Lunes o quizás Viernes. El peso era el smog, el tranvía y su burocracia de chequeo de tarjeta en cada estación, la complicidad de la ciudad con el gobierno por exigir un cambio y no hacer nada, el esquinero del diario gritando las muertes halladas en diversas colonias durante la madrugada, el café frío de la cafetería de siempre, los claxons matando el canto de las aves, el peso de la ciudad en sí, y como el puño de Dios estaba presionando mí existencia.

Creí que todo esto era lo que llaman vida, que esto era el peso del tiempo que pasa, y el objetivo del título obtenido tras cuatro años de esfuerzo en la universidad, vivía creído que para esto fuímos diseñados, que esto pesaban los días.

Hasta que la ví, abriendose una puerta y saliendo de ella, caminando sobre dos tacones azules con tal ligeresa que parecía pisar el cielo. No había vísto tanta seguridad atrapada en alguien, no había notado que la ciudad tenia colores más allá que grises y negros, nunca supe cuando los colocaron ahí y que carajo importaba sí ella era perfecta entre este caos de la vida.

Tomé el valor que los escritores ponen sobre los guiónes de películas, fuí tras ella y en un semáforo que marcaba el alto para los autos, y junto con mi paso en el cruce de zebra me acompañaron tres años a lado de ella. Años irremplazables, memorables, años en los que descubrí que hacer recuerdos debería de calificarse como arte. Ella me decía que era un tonto y yo sabía que era un te amo, ella me gritaba que me fuera, pidiendome que me quedara, yo le azotaba la puerta para ver si cuando la abriera de vuelta ella seguría detras, yo me levantaba tres minutos antes de que sonara el despertador para admirar su belleza mientras dormía, ella ponía su canción favorita en las noches para que yo comprendiera que queria hacer el amor. Esos eran nuestros mensajes, nuestro modo de amar.

De pronto me ví, y me dí cuenta que me levantaba diez minutos tarde, que yo ya no azotaba la puerta, que al gritarme -vete- yo me quedaba, y que las canciones favoritas eran solo gente cantando tras el transmisor.

Hace tres semanas me pregunte ¿cuánto es que pesaban los días?, y hoy sólo sé que sigo azotando la puerta y ella sigue sin aparecer. Creo que ahí, al final del día, entre mi puerta y la noche, es donde descubro la respuesta a mi pregunta.

-Tito Anaya (vía- Camino)
Hija, tú no debes encontrar a alguien que te ame mucho, sino a alguien que te ame siempre; despeinada y sin maquillaje, descalza o con tacones, amorosa o indiferente…
—  Mi mamá.