comprendo

Entiendo la fragilidad con la que cambia sus estados de animo rápidamente,
el miedo que la abraza cada que le digo
“te quiero” y duda en responderme.

Entiendo también sus caprichos,
sus celos y su manía de hacerme creer
que “nada le afecta”

Comprendo porque aveces me aleja
y al otro se queja de que “me voy”
Y sé tambien que dudarían de creerme.

Y aunque confieso que aveces me costaba mucho entenderla cómo es: Yo la quiero.

Así, media idiota, complicada, engreída y loca.

Pero sobre todo me gustaría demostrarle
que no debe sujetarse el corazón cada que me habla, porque sí será correspondido.

Y quisiera hacerle entender,
que yo también soy frágil,
que ella me hace cambiar
mis estados de ánimos repentinamente,
que me muero de miedo
cada que le digo “te quiero”
y me destruye cuando no me responde,
que entienda que yo también tengo celos,
que me gusta que me engrien y que aveces cuando me alejo, dudo en volver…
Pero confieso que aun así:
Yo la quiero.

—  Brenda Ramírez.
Las tragedias suceden y ¿qué vas hacer? ¿Rendirte? ¿Abandonar? Ahora comprendo que cuando tu corazón se rompe tienes que luchar con todas tus fuerzas para seguir vivo. Porque lo estás. Y el dolor que sientes es la vida, la confusión y el miedo. Eso está ahí para recordarte que en algún lugar hay algo mejor por lo que merece la pena luchar.
E capiró
se mi lascerai perdere
ora, quando mi mancherai
smetteró di mangiare
e mi strizzerò in un vestito
cosi potrò essere come te
e poi capirò la tua amarezza
e anche perché te ne stai andando
—  Ed sheeran
Hoy escuchaba una canción y pensaba en lo apropiada que es la letra en un día en donde las peores noticias llegan a derrumbarte. La verdad es que no te conozco en lo absoluto, la verdad es que ni sé de qué padeces. La verdad ni tengo la más remota idea del porqué sufres o si la música que ahora escuchas te está reconstruyendo o matando. La verdad no sé si te has convertido en adulto todavía siendo un niño. La verdad no sé si tú también eres de aquellos que se queda observando a gente en el bus, o si te pones triste cuando ves a dos personas caminar de la mano. La verdad es que desconozco si hoy has llorado o te has reído como si fuese el último día de tu vida. La verdad es que no sé si hoy alguien te ha obsequiado un abrazo o un estúpido se cruzó en tu camino a insultarte. La verdad es que no sé mucho de la vida; pero comprendo que todo algún día pasa, como pasan esas letras de aquellas canciones que ahora duelen y mañana quedará en un mal recuerdo.
—  Jorge Muñoz
Hoy me siento más inmortal que nunca,
¡Joder! Qué sonrisa la que me cargo por la calle.
Hoy comprendo que ser eterno sólo basta
sentirse a gusto con uno mismo
y que los demás queden en tercera pestaña.

Hoy le prendo fuego a los folios donde le escribí a la tristeza,
he quemado cartas,
he cruzado ríos en busca del océano,
he atravesado con un cuchillo los corazones que me han regalado,
he desnudado la valentía y la he masturbado públicamente
y he eyaculado sobre aquellos cobardes que dicen ser valientes
sin haberle dado una nueva oportunidad al amor.

Desde que decidí ser Chico Sad
me apasiona el peligro,
la velocidad,
la adrenalina de besar desconocidos,
las ganas de decirle al mundo que ya no me importa si arde,
pero que, por favor, no me arrastre con sus cenizas.

Me cansé de ser llama,
de quemar,
de que roben mis piezas
y las tiren bajo un puente,
de que mis margaritas sean siempre
las que deshojen para la incertidumbre,
el miedo,
el egoísmo.

Me cansé de suicidarme cada cierto tiempo.
De ser toneladas de cariño con gente que es quintal de llanto.
Ya no quiero equilibrios,
busco lo inestable,
porque se ve mejor,
se siente mejor
y se pasa de puta madre.

¡Fuera!
No te quiero más en mi vida.
Sal de aquí
y no me cierres la puerta,
que estoy esperando
a más gente para cenar
en medio de velas
y copas de vino.
Celebrar que estamos aquí,
que estamos siendo los mejores.
Que este es nuestro tiempo,
porque de joven sólo se muere una vez.
Y es cuando decides reprochar la rebeldía y la locura.

Este es mi lugar,
este, mi terreno de juego
y sólo yo decido quiénes son mis peones
porque este día me conmemoran Rey.
—  “Por siempre 22”, Benjamín Griss

Feliz cumpleaños,
espero que tengas un gran día
y que todo esté a tu gusto
y que el viento sople a tu favor
haciendo moverse a tus rizos
que dejan a cualquiera hipnotizado.
Feliz cumpleaños,
espero que sea un día feliz en tu vida
aunque yo no forme parte de él
y aunque no pueda estar ahí para verlo
mientras te digo con toda sinceridad
que estaré ese y todos los cumpleaños.
Feliz cumpleaños,
espero que recuerdes que puedo ser tu amiga
si el día no te está yendo bien
y si te va bien también puedo serlo
porque, cielo, siempre estaré ahí para ti
diciéndote cuánto os quiero a ti y tu presencia.
Feliz cumpleaños,
porque realmente creo que lo mereces
a pesar de todo lo que hayamos pasado
y de todo lo que en este tiempo nos hemos alejado
y a pesar de que hay sido por ti
porque realmente lo comprendo. 

Feliz cumpleaños, <3.

—  unahistoriadeversos
Carta Para Mi Mejor Amiga!

Creo firmemente que hay un momento en nuestras vidas en el que encontramos a nuestra alma gemela. Y no estoy hablando de ningún hombre, que quede claro. Estoy hablando de esa persona que conociste y que no te cayó NADA bien, pero que terminó metiéndose en tu vida y convirtiéndose en tu inseparable. Una persona que ha estado contigo acompañándote en cualquier momento que la has necesitado. Esa persona a la cual puedes llamar a cualquier hora y que sabes que estará ahí. Aquella que ha estado en situaciones incómodas para ella sólo para hacerte algún favor. TU PERSONA. Así que esto es para ti, amiga:
En primer lugar tengo que darte las gracias por ser de la manera que eres. Porque me dejas ser yo misma cuando estoy contigo. Gracias por ser transparente y sincera. Por compartir conmigo no sólo mis momentos felices, sino también los más desastrosos, vergonzosos y tristes. Gracias por aceptar que a veces no te cuente las cosas. Por esperar pacientemente a que esté preparada para contártelas y estar dispuesta a levantarme una vez que me caigo.
Constantemente pienso que nunca he sabido como agradecer todo lo que me has brindado. Escuchaste mis problemas sin juzgarme cuando todos los demás pudieron hacerlo, me aconsejaste lo mejor que pudiste y todo el tiempo te esforzaste por verme feliz. Pero si algo he comprendido, es que no hay nada que me haga más feliz que ver como tú también luchas por alcanzar tus sueños, y vas cumpliendo cada una de las metas que te propones. Porque tú eres así, persistente y una excelente chica.
Todos los días me haces reír con tus ocurrencias, aun cuando me siento triste y tratas de levantarme los ánimos. Cuando se presenta un asunto importante, eres la primera a quién acudo para pedir ayuda, que nunca me has negado porque también eres generosa.
Quiero que estemos igual de unidas hasta que los años nos alcancen, porque si bien el tiempo podrá quitarnos muchas cosas, tengo la seguridad de que jamás podrá hacer nada para destruir esta gran amistad que existe entre ambas. Así mismo, deseo que siempre puedas contar con todo mi apoyo porque te has convertido en alguien indispensable para mí.
No importa cuán negros puedan ser los problemas que se te presenten, ni lo complicado que pueda resultar salir adelante. Yo siempre voy a estar ahí para ti. Nunca debes dudar en recurrir a mí para apoyarte cada que lo necesites, porque nada me dará más gusto, ni me hará sentir mejor, que saber que tengo tu confianza. Porque tú desde luego has sabido ganarte la mía.
Nunca voy a darte la espalda, porque eres como de mi familia. Y sé que al igual que yo puedes tener muchas inquietudes y sentir que has perdido el camino. Te comprendo, porque yo también he pasado por esos momentos, en los que tu mente se puede sentir muy confundida.
No hay nada que no podría intentar para lograr que te encuentres bien. Tu amistad es una de las mejores cosas que me podrían haber pasado, además de contar con tu apoyo cuando me veía en apuros. Lo mejor de haber estado apoyándonos por largo tiempo, es saber que nunca dudaríamos de ayudarnos cuando lo necesitemos. Me enfrentaría con lo que fuera y con quién sea, solo para demostrarte que en todo instante, tienes mi lealtad.

Yo no temo decirte que Te Amo, porque eres de las personas más valiosas que tengo hoy y en el pasado. Antes bien me toca agradecerte, porque tú también has hecho tu parte al brindarme recuerdos incondicionales.
Gracias por ser la persona más buena que conozco. En serio, haces del mundo un lugar mejor. O Por lo menos mi mundo. Gracias porque nunca esperas nada a cambio y, sin embargo, lo das todo por los demás.
Gracias por todas las veces que nos hemos reído y por las que nos hemos peleado también. Gracias por sostenerme, por ser mi cable a tierra. No sé qué haría sin ti en mis momentos de locura.
Como mi mejor amiga, siempre vas a ocupar un lugar muy especial e irremplazable en mi corazón. Tenlo siempre muy presente y cada vez que te sientas triste, acuérdate de esto.

!!Te Amo, Feliz Día ❤!!