comprendo

Jamas pensé conocer un amor como el tuyo, tan sincero, tan puro y extraño a la vez, que a veces no comprendo ni entiendo, pero que si siento. de verdad me haces sentir la persona más afortunado del mundo al poder estar a tu lado y sinceramente tú me haces creer que amar es una bendición.
—  Ismael R. (Cartas a mi novia)
Sí, probablemente haz sufrido muchas decepciones, te han traicionado incontables veces, tu corazón ha sido roto en millones de pedazos, ¿y? te quedarás ahí botado, ¿qué? no piensas levantarte, ¿te estás rindiendo? no vengo a plantear algo que no crea o que no haga, también tengo días triste, a veces algunos en los que no paro de llorar, he sufrido más de lo que mi persona fría le gustaría admitir, nadie más que yo misma me he roto el corazón, creando expectativas sobre otras personas y luego defraudándome y/o enfadándome con ellas, por el simple hecho de no cumplir con mi querer egoísta, ¿entiendes lo estúpido que se lee?, bueno, es lo que haces, comprendo perfectamente que siempre quieras que quizás todos te saluden en una fecha importante o que se preocupen por ti, pero entérate, eso no pasará, porque a veces las personas no sienten lo mismo que tú, y bueno, vive con ello, no morirás ni tampoco cambiará, confórmate, y espero no se malinterprete, no estoy diciendo que te transformes en un conformista, suena algo contradictorio, pero lo que digo es que aprecies los pequeños detalles, aprecia todoooo, no dejes de querer por una jodida mala experiencia, no por estar teniendo momentos de perro, dejes que el mundo, las personas o el dolor, te conviertan en alguien que no eres, se feliz, sonríele a quien te sonríe y a quien no, puta sonríe tu primero y espera que te lo devuelva, y si no, sigue tu vida feliz, mucha gente no comprende lo lindo que es.

LA JODIDA VIDA NO ES UNA MIERDA, CAMBIA TU PERCEPTIVA  

Eres sin duda la mujer de mis sueños, aquella persona que siempre desee conocer, a la cual no puedo dejar de mirar y no me gustaría dejar de hacerlo jamás. Cómo te explico con simples palabras todo lo que siento, pasaría una eternidad y aún no sabría cómo hacerlo. Ojalá pudieras sentir como late mi corazón por ti, porque sólo así comprenderías todo lo que trato de decirte; porque me envuelves en tu mirada, me sonríes con dulzura y entonces comprendo que no existe nadie más hermosa en este mundo que tú, es realmente maravillo poder tenerte entre mis brazos, me encantas y no te cambiaría por nada en este mundo, porque sin duda eres la mujer de mis sueños.
—  Ismael R. (la mujer de mis sueños)
Hoy escuchaba una canción y pensaba en lo apropiada que es la letra en un día en donde las peores noticias llegan a derrumbarte. La verdad es que no te conozco en lo absoluto, la verdad es que ni sé de qué padeces. La verdad ni tengo la más remota idea del porqué sufres o si la música que ahora escuchas te está reconstruyendo o matando. La verdad no sé si te has convertido en adulto todavía siendo un niño. La verdad no sé si tú también eres de aquellos que se queda observando a gente en el bus, o si te pones triste cuando ves a dos personas caminar de la mano. La verdad es que desconozco si hoy has llorado o te has reído como si fuese el último día de tu vida. La verdad es que no sé si hoy alguien te ha obsequiado un abrazo o un estúpido se cruzó en tu camino a insultarte. La verdad es que no sé mucho de la vida; pero comprendo que todo algún día pasa, como pasan esas letras de aquellas canciones que ahora duelen y mañana quedará en un mal recuerdo.
—  Jorge Muñoz

Y si te soy sincera
lo mas lindo que tenes es tu libertad
pero también es lo que mas me asusta
de vos
sos tan libre
y lindo
y yo soy tan retraída y vergonzosa
no quiero que te aburras de mi
no quiero desilusionarme de vos
sos lo mas cercano a algún sentimiento 
en mucho tiempo
estas aquí y pareces real
no te vayas
teneme paciencia
hoy en día
ni yo misma me comprendo.

Cuando era niña yo no me daba cuenta de lo gorda que estaba y no entendía por qué no encajaba con el resto. Ahora comprendo todo, la gente repudia y discrimina a los gordos.
Ojalá me hubiera atrevido a contarle todo, a decirle lo mucho que le quería.
No lo hice, por supuesto, me fui y jamás volvimos a hablar.
Han pasado ya meses, y a veces, solo a veces, deja de doler demasiado, me olvido de él por unos minutos y no recuerdo lo que fuimos.
Pero basta un detalle, una mirada que me recuerde a él.
¿Porqué es tan difícil dejar ir a alguien que ya es feliz sin ti?
¿A alguien que ya aprendió a vivir sin ti?
¿Cómo puede hacerlo parecer tan fácil?
Que alguien me explique porque yo no lo comprendo, a mi me sigue acelerando el corazón aún a la distancia, lo sigo extrañando con cada fibra de mi ser.
Que alguien me ayude, porque yo no sé cómo voy a lograr superarlo.
—  La sinfonía del alma.