como-jodes

A nosotros lo que nos caga
                    es que la vida siga,
       a pesar de lo mal que estamos.
                            Nos jode.
          Como si andando en bicicleta
      se te reventara una llanta de repente.
               Y no tenés ni idea de cómo, 
                   pero sabés que sí o sí
           tenés que seguir con el camino.
                Y te la tenés que bancar.
—  Juego de palabras

Nos enamoramos al límite pero aun así eso nunca fue suficiente.
Hubiera sido lindo haber llegado juntos a la locura dejando atrás la cordura,
mientras que nos perdíamos en el otro,
una,
otra,
y otra vez,
encontrarnos con algún beso rompe vidas
y volver a perder el norte sin reparo alguno.


Desenredamos nuestros nudos más profundos,
pero no supimos como atarnos cuando llegó el ventarrón.
Nos tiramos al abismo con un par de alas pero la idea era salir volando juntos.
Conocimos nuestras partes rotas pero nunca intentamos hacerlas nuestras.
Caminamos por el universo entero pero a cambio construimos agujeros negros disfrazadas de ojeras.


Sin saberlo,
fuimos marchitando al jardín de girasoles que teníamos plantado en la huerta de nuestro amor.
Quemamos con mano fría y excusas baratas para no vernos haciendo añico sus pétalos.
Otros, fueron asesinados por el síndrome del orgullo que se reía a espaldas de nosotros,
mientras qué,
caíamos en su tonto juego de ver quien gritaba más al otro,
cuando nuestras miradas susurraban que paráramos.
Los que quedaron aún con vida,
se les había perdido el paso que tildaba el sol
porque ahora tu sonrisa se veía apagada y prefirieron suicidarse ahorcándose con su raíz.


Y, de todo ese genocidio que hicimos,
quedo una.
Destruida como ella sola justo como estábamos nosotros.
Tú, preferiste llevártela poniéndotela en el pelo,
como recuerdo de lo que alguna vez fuimos.
Ahora, como me jode verte.
Saber que estás plantando ese girasol en otra huerta,
y estás empezando a sonreír como lo solías hacer para mí.


Mira cuanto me jode verte.
Él está haciendo lo que nunca pude entender
y fue escuchar el susurro de tus ojos.

—  “Girasoles en ruinas”, Steveen.
Me jode que aunque intenté hacer las cosas bien, que aunque intente mantener la calma y no perder los estribos, aunque intente ayudar a los demás y aún así me traten como mierda, me jode que nadie pueda apreciar mi amistad o mi compañía, ¡Joder! Que mierda es tener que hacerme la idea de que en realidad estoy sola
—  suicidelife-hope
Mi celular es como mi novio, jode, se le para (las aplicaciones), a veces no me deja terminar lo que quiero decir (cuando se le acaba la batería), me hace muy feliz (como cuando me salva de hablar con la gente) y siempre está para mí.

Cada que entro a Tumblr, y me llegan notificaciones de posts antiguos, juro que me quedo recapitulando mi vida. Hay veces que me he quedado en cama pensando todo el día en qué mierda estoy haciendo. 

Otros días me pongo triste por darme cuenta que la gente con la que pensé estaría toda la vida, por algún motivo u otro se ha ido. 

Me he molestado también, por seguir escribiéndole a quien me considera en un “nada” en su “todo”. Como jode. Como me rompe eso. 

Y unas pocas veces me he encontrado riéndome por lo ingenua que llegué a ser, por las cursilerías, por los haters, por lo que leo y que me llega a traer buenos recuerdos. 

A veces Tumblr me ha sacado a flote y otras tantas, me ha hundido hasta el fondo. 

Voy a daros unas cuantas frases para ser molón a lo ochentero

- Ni de coña Begoña.
- ¿De qué vas, biterkas?
- Okey Makey.
- A la cola Pepsicola.
- Ya ves turz.
- Nasty de Plasty.
- ¿Pero qué Pretenders?
- ¡Cómo mola la gramola!
- A mi plin, yo duermo en Pikolin.
- La cagaste, Burt Lancaster.
- Ojo al manojo.
- Toma Jeroma pastillas de goma.
- Ahueca, muñeca.
- Te jodes, como hijo Herodes.
- Alucina vecina.
- Efectivi wonder.
- Tú mismo con tu mecanismo.

By Un Pirata Bohemio.