comida para perro

México pasado presente y... ¿Futuro?

Me llamo Iván, actualmente estudio economía y he llorado por ver a mi país de héroes convertido en un país de ineptos manejando un sistema político donde nosotros somos más pobres y ellos más poderosos.
Me duele México, me duele el 68, me duele ayotzinapa, perro hay algo más doloroso en este lío MÉXICO SIGUE DORMIDO. Frases cómo ¡Esos pinches estudiantes, deberían estar estudiando! o ¡Esos weyes se lo merecían, eran unos pinches vándalos! 

NO, prefieres seguir viendo a TELEVISA con su puta caja china, sus falsos informantes, sus ridículas formas de “informarnos”

He dudado del futuro de mi país, de mi futuro, de que será de esas zonas marginadas, veo niños en la calle pidiendo comida y veo un starbucks donde ofrecen comida para los perros. Sé que ahora el futuro es incierto y si la cosa sigue así, nada cambiará pero hermanos mexicanos recordemos que:

“Tú, él, ella, ellos cada mexicano y yo, decidimos hacía donde ir” YA no tengo miedo, no puedo tener más miedo del que he sentido al caminar en las calles de una ciudad.

Sí quizá para muchos se les olvide el 68 pero no para mí no lo viví tengo 18 años pero tengo sueños, quiero una familia y no dejaré que ningún cabrón intente callar lo que pienso, PEÑA es un asesino.

Eran por fin vacaciones y no es como que realmente las necesitará, aun así tenía más tiempo libre del que quisiera, debía mantenerse ocupada si no quería que su “padre” la llevará de nuevo con sus matones para que ella fuera la que hiciera todo el trabajo sucio que los otros inútiles no podían, saco su billetera y luego miró una tienda, así que entró ahí con la idea de buscar comida para perros que pudiera dejar por todas las calles donde pasará, sabía lo que era pasar hambre y más si esos pequeños seres no podían hablar ni pedir, se detuvo frente al gran estante poniendo sus manos sobre sus caderas.

“Lleva una chica, no podrás cargar una tan grande” “La más grande, así no haces dos viajes”

-La grande será.- soltó decidida y la cargo, sin embargo, era demasiado grande y pesada para ella, lo cual la dejo en el suelo con aquella bolsa encima, pudo escuchar a alguien cerca. -Bueno… “Jelp” o puedes disfrutar como me aplasta.-