comer y ser

Ser mujer está bien.

Está bien ser talla 0 o ser talla 10.
Está bien tener PMS.
Está bien que te baje.
Está bien pedir igualdad en el trabajo, en una relación, en tu dinámica familiar.
Está bien querer salir del estereotipo de los años 50.
Está bien querer ser el estereotipo de los años 50.
Está bien hacer dieta, ejercicio, lo que sea para ser talla 0.
Está bien comer pizza, cupcakes, tortas y ser talla 10.
Está bien hacer ejercicio para sentirte sana sin importar la talla.
Está bien no hacer ejercicio y sentirte bien sin importar la talla.
Está bien exponer a los hombres que te humillan o te acosan.
Está bien quedarte callada si no te sientes humillada y acosada.
Está bien llevarte más con los hombres porque “las mujeres no te entienden”.
Está bien llevarte sólo con mujeres porque “los hombres no te entienden”.
Está bien buscar el “perfect summer body”.
Está bien que el cuerpo que tienes es el “perfect summer body” se vea como se vea.
Está bien arreglarse diario y maquillarse mucho para ir a la oficina o a la escuela.
Está bien no arreglarse y no maquillarse para ir a la oficina o a la escuela.
Está bien acostarte con los hombres que quieras.
Está bien no acostarte con los hombres que quieras.
Está bien vivir tu sexualidad como quieras.
Está bien si no quieres vivirla del todo.
Está bien contarle a todo el mundo lo que haces.
Está bien quedarte callada si no quieres contar nada.

Ser mujer está bien. Que nadie te haga sentir lo contrario.

.

Para nosotros, comer y ser comidos pertenece al terrible secreto del amor.

Sólo queremos a la persona que podemos devorar.
A la persona que amamos sólo soñamos en comérnosla.
Es una historia bellísima, la del propio tormento. Porque amar es querer y poder comer y detenerse en el límite.
En el mínimo latido entre el brinco y el acecho brota el miedo.
El brinco estaba ya en los aires.
El corazón se detiene. El corazón arranca de nuevo.
Todo en el amor está vuelto hacia esta absorción.
Al mismo tiempo, el verdadero amor es un no-tocar, pero casi-tocar de todos modos.
Devórame, amor mío, de lo contrario te devoraré.
El miedo a comer, el miedo de lo comible, el miedo de aquél de ambos que se siente amado, deseado, que quiere ser amado, deseado, que desea ser deseado, que sabe que no hay mayor prueba de amor que el apetito del otro, que se muere de ganas de ser comido y se muere de miedo ante la idea de ser comido, que dice o no dice, pero significa: te lo suplico, devórame. Quiéreme hasta el tuétano.
Y sin embargo arréglatelas para dejarme vivir.

Pero a menudo se transpone, porque se sabe que el otro no devorará finalmente, y se dice: muérdeme. Firma mi muerte con tus dientes.

 

_HÉLÈNE CIXOUS

Mi tumblr es de esos que aveces te recibirá con porno, con textos e imágenes de referencia al amor y al desamor, a la tristeza, a la alegría, a la soledad. También con imágenes divertidas, con expresiones artísticas, gatitos, comida, animales, paisajes... y pueda que te moleste en parte o completamente o simplemente no te moleste para nada, pero ten en cuenta que estas viendo cada parte de mi alma, cada parte de mi ser, de como me sentí, de como me siento, y de como me gustaría sentirme. También estás viendo lo que me gustaría hacer, comer, sentir, ver, ser y eso es fantástico porqué este es el único lugar donde no importa que fetiches tengas habrá gente que le gusta, que te acepta y por eso estoy aquí, porque aquí es donde aceptan mi alma tal y como es.