coignet

Tête de femme et d'enfant, 1824

De Léon Coignet

Hoy he descubierto este cuadro. Los temas que trata son tan universales como sempiternos: el terror, la protección, la maternidad. Sirve para hablar de la violencia de género como de la guerra. Los mejores cuadros son aquellos que te transportan más allá de la simple valoración artística. Y este lo consigue del primer vistazo. Es un cuadro asombroso.