coco7

15 razones para no casarse con un psicólogo:
  1. No puedes ver una película con ellos/as sin que te digan el diagnóstico psicológico de los personajes.
  2. Siempre tendrán técnicas que confundirán tu mente y te harán decir la verdad sin que te des cuenta.
  3. Tienes que quebrarte la cabeza para ‘endulzarles el oído’ porque NO CREEN EN CUALQUIER COSA.
  4. Se enojan cuando mencionas que algo es 'raro’ o 'normal’.
  5. Observan con cuidado tu relación con tu padre/madre porque creen en el complejo de Edipo y piensan en si las/os tratarás como a ellos.
  6. Es difícil sorprenderlas/os.
  7. Ven programas de investigación sobre el comportamiento humano.
  8. Les gusta leer y odian ser interrumpidas/os.
  9. Podrán escuchar tus problemas, pero JAMÁS te darán un consejo.
  10. Pueden destrozar tu autoestima y tú ni enterado.
  11. ODIAN que les pidas consejos o que les cuenten sus problemas en las fiestas.
  12. Usan palabras que solo ellos entienden.
  13. La única persona que tiene razón, además de ellos, es otro psicólogo.
  14. Tienen el ego muy grande.
  15. Se enojan cuando dices que alguien está loco; después te explican qué son los trastornos mentales.

Conclusión.: Los Psicólogos podrán ser muy interesantes, pero son muy extraños en el amor. Aún así es inevitable enamorarse de un psicólogo.

Soy Psicólogx y como tal: no cambio comportamientos de un día para otro, no psicoanalizo todo el tiempo, no trabajo gratis porque sean mis amigos o conocidos, no les hago un diagnóstico mágico y mi vida no es perfecta. También puedo hacer cosas locas y no me paso el tiempo en mi casa leyendo. Tengo vida social y, sí, también me equivoco, también puedo deprimirme o angustiarme, muchas veces me pongo triste, no siempre tomo la decisión correcta, siento, lloro, me desespero y también me enojo y ¡no puedo decirte qué te pasa con una pequeña conversación! Aunque convertirme en psicólogx es la mejor decisión que he tomado y me siento muy orgullosx de eso, ¡soy un ser humano como cualquiera! 

Les contaré algo:

Soy hincha de Universidad de Chile, un hermoso equipo de Chile lleno de historia aunque muchos digan lo contrario. 

Soy hincha desde que recuerdo, he estado en las buenas y en las malas, mi padre fue quien me enseñó  eso, el mismo hombre que me inculcó el amor por la camiseta, los colores y la U roja en el corazón. 

Quizás no estuve en esa triste época del descenso, quizás he vivido en la gloria que han logrado desde el año ‘94 en adelante, pero también he vivido millones de frustraciones. Perder una final contra la UC, final contra CC en penales y vivir un barrio lleno de hinchas de CC que te recordaron durante mucho tiempo la derrota. Viví la quiebra en el 2007, perder dos semifinales de Copa Libertadores, pero aún así seguí amando a este equipo.

He visto a muchos jugadores vestir su camiseta. Algunos han quedado en la historia, otros simplemente han pasado sin pena ni gloria. He visto jugadores mojar la camiseta, esforzarse, dejarlo todo en la cancha y en algunas ocasiones hemos podido gritar “¡Somos campeones!”. 

 Es difícil ser hincha de la U. pero la historia de la “U” es la de muchos chilenos. Ganar, caer, derrumbarte, y tener el espíritu para levantarte de nuevo y volver a ganar. Debes estar constantemente escuchando frases como “No tienen estadio”“Jamás tendrá una libertadores” o burlarse siempre de que quedamos eliminado de competencias internacionales y quizás yo me muera sin obtener algo así, mi abuelo murió antes de que la U ganara la Sudamericana. Pero tuve la suerte y el privilegio de haber podido ver a la U ganar un título internacional. 

Le contaré un secreto. El 2011 fue un año muy difícil para mi, estaba lejos de mi padre, mi madre no estaba bien, pero ese título me dio una hermosa alegría. Recuerdo que salí a la Calle y yo era el único que salió con una camiseta Azul y un banderín a celebrar. Cuando dicen esa frase cliché de que “La U es el único amor que no traiciona” e cierto. Cuando menos lo esperes te dan alegrías ♥

Actualmente volví al estadio con mi padre y volvimos a gritar Campeón el año pasado y tengo lindos recuerdos de eso. lo Histérico que estuvimos porque no llegaba ese gol, igual que en el 2009. Actualmente lo recordamos y reímos juntos. 

Hoy es 24 de Mayo y el Club de mis amores, Universidad de Chile cumple 88 años. Muchas gracias por existir y darme tantas alegrías y recuerdos. Para mi la U es parte de mi familia y es un miembro que me une más a esta.  

Nos escapamos de la maldita capital, con un clima lluvioso y frío llegamos a la playa con un sol inmortal y aire puro. Me dijiste que me serviría para escapar un poco y decidiste ser mi compañera, nos dedicamos a caminar y mirar cosas que, por lo general, pasan desapercibidas y las disfruté … las disfruté contigo. 

Te diré lo feliz que me hace tenerte a mi lado, te diré que he vivido cosas bellas contigo y que no quiero vivirlas con nadie que no seas tú. Te diré que amo que me cuides, que me abraces cuando me estoy quedando dormido, te diré que amo tus “¿está cómodo mi amor?“ y medio dormido sentir tus besos y tus caricias en mi cara. 

Te amo, te amo mucho y lo seguiré haciendo, seguiré respetando tus tiempos así como tú respetas los míos y seguiré queriendo compartir estas experiencias junto a ti.