cine ojo

10

Tizoc (1957), dir. Ismael Rodríguez

Ti quero…/ I love you…
Más que a mis ojos/ More than my eyes
Más que a mis ojos ti quero/ More than my eyes I love you

Pero quero más a mis ojos/ But I love my eyes more
Pero quero más a mis ojos/ But I love my eyes more
Porque mis ojo'ti vieron/ Because my eyes saw you

Y si tú los queres/ And if you want them
Ti los intriego niña/ I give them to you, girl
Pos ya sabes que eres tú/ As you already know it’s you
Para quen quero mis ojos/ For whom I want my eyes

8

El Secreto De Sus Ojos (The Secret In Their Eyes)

dir. Juan José Campanella - 2009

Academy Award winner for Best Foreign Language Film

¿Vemos una película?

Te invito a ver películas, tú aceptas, pero sabes a lo que vienes, te duchas, afeitas y perfumas; tu madre no entiende por qué te arreglas tanto para ver películas con “tu amiga”, pero yo lo entiendo perfecto.
Decides tomar un taxi, llegas por fin, luciendo tan inocente que nadie sería capaz de imaginar lo que pasaría en minutos. Abro la puerta a prisa, te saludo y nos sonreímos mutuamente, te invito alguna bebida y uno que otro bocadillo, de esos que son 0% nutritivos, tenemos una charla tonta que sabemos bien en que terminará, pero no lo decimos, ¡qué vergüenza! Comenzamos a discutir sobre que película ver (¡Ja! Si como no) y posiblemente terminamos poniendo una que ya nos sabemos de memoria o esa que por equis razón no pudimos ver en el cine.
Ojos al frente y corazón a punto de reventar, oídos sordos a la pantalla y atentos a cada sonido que produzca alguna de las dos, las manos inquietas y la saliva se vuelve difícil de tragar; de pronto ya no somos “amigas”, de pronto a alguna de las dos le dio frío y tuvo que compartir la cobija, de pronto nos estamos abrazando, claro, mientras aún fingimos ver la película.
Un respiro profundo y una descarga de adrenalina, suficientes para iniciar, suficientes para poder darte el beso que te quise dar desde el momento en que te bajaste del taxi, suficientes para que aprendas a leer mi mirada y entiendas que me muero por tenerte en la intimidad de dos cuerpos desnudos y agitados. Me alegra que hayas entendido el mensaje.
Entonces pierdo el sentido del tiempo y mis manos se pierden en tu cabello, no puedo dejar de besar tus labios, incluso, muy suavemente, los muerdo y me encanta que te encante, me enloquece porque te enloquece. Jalas mi blusa por la espalda con el afán de deshacerte de ella y yo no podría ser más feliz, aunque sea mi blusa favorita, aunque me haya costado media quincena, aviéntala, arrúgala, realmente no me importa. Ni tus habilidades para desvestir pueden detener el camino de mis labios que recorrerán de norte a sur y de este a oeste, con posibles escalas todo tu cuerpo.
Cuando mis labios por fin se tranquilizan un poco, mis manos me obligan a jalarte hacia mi, con la finalidad de sentirte, estrujarte y con la esperanza de que sientas que en realidad te deseo, que eres el cielo en la tierra y yo he vivido toda mi vida en el infierno. Te quito esa blusa de Frida Kahlo para no faltarle al respeto a semejante artista con semejante escena inmoral, aunque tengo el presentimiento de que nos aplaudiría. Jalo tu cabello despacio hacia atrás, dejando expuesto tu cuello para besarlo de nuevo, esta vez haciendo que sientas mi aliento tibio que busca su camino hasta la parte de atrás de tus orejas, con la mano izquierda te detengo el brazo y con la derecha te sujeto cada vez más fuerte, puedo sentir el calor que emanas en mi pierna y trato de empujarla aún más entre las tuyas. Nuestros pechos quedan a un mismo nivel y nuestras bocas también. Te quito ese maldito bra que solo se hizo para estorbar, tu desabrochas el mío y suelto tu brazo, uso mi mano para sostener firme y lentamente tus pechos que caen víctimas de la gravedad, dibujando la silueta más hermosa que haya visto, mi boca va un poco más abajo, mi lengua acaricia las curvas de tu femineidad mientras mis manos descienden más y más eliminando todos los obstáculos a los que en la sociedad le llaman ropa. Tu cara refleja placer y no puedes contenerlo, siento tus uñas en mi espalda y cuello, no me duele nada, pocas veces me he sentido así de viva y de real, pocas veces me he sentido inmortal y atemporal.
Por fin, por fin mi lengua llega a ese oasis donde no llega la luz del sol, mis dedos al sentirse curiosos le acompañan y mi mente se queda en blanco pero con un solo objetivo, darte lo prohibido, a lo que la mayoría de las mujeres le teme aunque lo anhele, llevarte conmigo a acariciar las nubes, volar y aterrizar sin dejar el sofá.
Pones tus piernas alrededor de mi cuello y te mueves como si no pudieras contener tu cuerpo, nuestra respiración se agita y los movimientos se intensifican, pero no culminas, no, porque no quieres dejarme atrás, porque el egoísmo no es parte de ti, te deshaces de mis prendas de vestir inferiores y me haces sentir la temperatura de tu boca en lugares que ninguna de nuestras madres se habría imaginado que conoceríamos. Decides que es mejor entrelazar nuestros cuerpos y me llevas contigo a la culminación del placer, a esa que en personas de distintos sexos lleva a la concepción de otra vida pero cuando son del mismo género te hace renacer y creer en que la vida es para disfrutarse, la fricción es tanta que parece que vamos a comenzar un incendio, pero finalmente sucede, después de quién sabe cuántos minutos sucede. Mi espalda está roja y arañada y posiblemente tengas dolor de cuello mañana, pero no importará, habrá valido la pena. Nos quedamos un rato riéndonos porque el televisor se apagó solo porque nadie lo estaba usando, pero no importa, nuestra complicidad se hace evidente en la forma en que nos vemos a los ojos, sabemos que no será la única vez, porque después de todo, siempre habrá nuevas películas por ver.

7

Anlamak istiyorum insan nasıl boş bir hayat yaşayabilir.
Hiçbir şey ile dolu bir hayat nasıl yaşanır? (01:34:44) 

Bir erkek her şeyini değiştirebilir.
Yüzünü, evini, ailesini, kız arkadaşını, dinini, tanrısını…
Yine de değiştiremeyeceği bir şey var Benjamin, tutkularını değiştiremez!
  (00:58:03)

Eninde sonunda bir tek hatıralar kalıyor elimizde. (01:46:13)

Juan José Campanella, ‘The Secret in Their Eyes’ (Gözlerindeki Giz) 2009 

Fúsi, una película rosa pintada de gris

Los cineastas nórdicos saben teñir sus obras con el aire helado de la región, la pantalla se baña de un azul gélido que logra alcanzarnos con su aire frío y entonces nos sumimos en la cadencia propia de esa Europa que se nos presenta lenta, impávida y austera.

Islandia a los ojos del cine es un cuadro gris y en el lente de Dagur Kári es un invierno florido. Su última película vuelve sobre el paisaje nevado, la pausa y como solo él puede lograrlo, el humor.

A Colombia llegó bajo el título de Corazón Gigante, en otras latitudes como Virgin Mountain y para algunas carteleras se llamó Fúsi, así como su protagonista. Un hombre de grandes proporciones, un Totoro hecho humano, y que habita un pequeño pueblo septentrional.

Fúsi lleva en su nombre la ternura propia de su carácter, tímido, introvertido y callado, sinónimos todos que resumen una personalidad constante y bien llevada a lo largo de los 94 minutos de la pieza. Una actuación que no da pie a dudas y que se vuelve tan conmovedora que incomoda.

Así como en Noi el Albino, el director supo perfilar un casting de personajes únicos llevados a la hipérbole, el muy muy blanco, y el muy muy gordo. Pero esa extravagancia no desdibuja la historia, y es llevada con modestia y justa medida para caracterizar sus protagonistas y el mundo que los rodea.

La bondad, esa sería la palabra. No hay otra forma de describir el hilo que teje esta película, mientras es atravesado por puntadas de humor y gracia. La historia, un cuarentón de vida apagada, rutinas estrictas, y un destello de cambio en las manos de una mujer.

Para verla hay que disponer de una dosis de paciencia, restar el entusiasmo a promesas esperanzadoras, olvidar los finales de Hollywood, y si es propenso a la sensibilidad va a querer apretar las mejillas de Fúsi o a atravesar la cuarta pared para darle un abrazo.

Watch on diariodeunacomunicadora.com

El video es algo fuerte. Abstenerse aquellas personas que sean muy sensibles.

La belleza del interior y con la física que venimos al mundo: es hermosa. Cuidado con dejarse influenciar por la publicidad, los mensajes subliminales, el entorno y lo que la sociedad dicta. Créanme, se conquista el mundo con una sonrisa que provenga del corazón, se es enorme entre más transparente sea el alma pues los ojos la van a proyectar. Se es mujer bella entre más segura se esté de uno misma. Es bonito cuidarnos, ponernos coquetas, pero que esto no sea para cambiarnos si no que sea para resaltar lo que ya somos. 

youtube

HARDCORE: El trailer.

Acción, sangre, explosiones, y primera persona a cascoporro, … Básicamente el día a día del ciudadano ruso medio.

Al sobre.

Enviado por @Emilio_Aragorn.