I watched The Wind That Shakes the Barley at my university today. My professor really wants to kill me with these politically-charged leftist films. I loved the naturalistic and restrained approach in representing the stark time period (Ireland, 1920s). It was refreshing to see the struggle for socialism and economic justice within the context of anticolonial national liberation; the debate and critique of bourgeois nationalism was the most tense subplot for me.

Even though I’m not exactly familiar with the Irish independence movement, I couldn’t help but notice the parallels with the Puerto Rican nationalist struggle for independence during roughly the same time period: the violent depravity of the colonizing forces, the betrayal of a righteous cause by opportunists who wanted to line their pockets, the illusion of a “free state” under the dominion of the oppressor, compatriots killing each other to silence revolutionary voices. It’s no coincidence that Pedro Albizu Campos was an ardent supporter of Irish independence and applied a lot of its tenets to the context of the U.S. occupation of Puerto Rico.

Towards the end of the narrative, you want to see the revolutionary protagonists succeed and strive for freedom, but you know that history was not that compassionate. But still, muchas lecciones que aprender de Irlanda y de Borinquen.

Also, I can finally confirm that Cillian Murphy is the most beautiful man on Earth.

Sean Connery cumple 86 años: repasamos algunas curiosidades sobre el 007 más famoso

Sean Connery (25 de agosto de 1930, Fountainbridge, Edimburgo) acaba de cumplir 86 años. Aunque no te lo creas, el primer James Bond de la historia sigue recluido en las Bahamas y no tiene intención de retomar su trabajo como actor: “Me he retirado y estoy bien. Sigo nadando todos los días y trato de recuperar mi swing”, dijo refiriéndose al golf cuando cumplió los 80. Te invitamos a descubrir las curiosidades más sorprendentes sobre su vida.

Otras historias:

George Clooney cumple 55 años… y sigue tan atractivo como siempre / Nicole Kidman cumple 49 años: repasamos su vida en imágenes desde 1983

Ian Fleming, creador del personaje de James Bond, siempre pensó que Cary Grant sería el mejor 007, pero la estrella rechazó el papel, al igual que Peter O’Toole y Richard Burton. Después se lo ofrecieron al entonces desconocido Sean Connery, que tenía 32 años cuando interpretó por primera vez a Bond en ‘Agente 007 contra el Dr. No’ ('Dr. No’, 1962). Al parecer no lo escogieron para este papel por su talento como actor, sino por su atractivo físico. (Foto: MGM).

Solo suele abandonar su residencia de las Bahamas y dejarse ver en público cuando le apetece asistir a algún evento deportivo. La última vez que le vimos fue hace casi un año en el U.S. Open. (Foto: Clive Brunskill / Getty Images Sport / Getty Images).

No es extraño que el personaje que le catapultó al estrellato lo consiguiera gracias a su físico. Y es que Sean Connery no solo quedó tercero en el concurso de Mister Universo celebrado en 1953, sino que también fue nombrado ‘hombre más sexy del siglo XX’ por la revista People. (Foto: MGM).

Se retiró del cine tras rodar 'La liga de los hombres extraordinarios’ ('The League of Extraordinary Gentlemen’, 2003), una película que no conquistó a los espectadores, ni tampoco a la estrella: “Fue una pesadilla. Nadie debió darle al director 185 millones", confesó en una entrevista. (Foto: Angry Films / International Production Company / JD Productions).

Su primer personaje en el cine llegó en 1957 con 'No Road Back’, la primera de sus más de 60 películas que forman parte de su filmografía. (Foto: Gibraltar Films Ltd.

Mucha gente no lo sabe, pero Connery empezó a quedarse calvo antes de llegar a los 30. Por eso tuvo que usar peluca y/o peluquín en casi todas sus películas. Su pelo postizo que lució en 'La caza del Octubre rojo’ ('The Hunt for Red October’, 1990) costó 20.000 dólares. (Foto: Paramount Pictures).

Ganó su primer y único Oscar por su interpretación en 'Los intocables de Eliot Ness’ ('The Untouchables’, 1987). Nunca más volvió a ser nominado por la Academia. (Foto: Academy of Motion Picture Arts and Sciences).

Según confesó el propio Connery, empezó a fumar y perdió la virginidad cuando solo tenía nueve años. Parece que fue un niño muy precoz. (Foto: MGM).

El golf es la mayor pasión de Sean Connery. Durante muchos años exigió que sus películas se rodaran siempre cerca de un campo de golf para poder practicar su deporte favorito en los descansos del rodaje. (Foto: David Cannon / Getty Images Entertainment / Getty Images).

¿Su película más taquillera? 'Indiana Jones y la última cruzada’ ('Indiana Jones and the Last Crusade’, 1989), ya que ésta llegó a recaudar casi 200 millones de dólares solo en Estados Unidos. (Foto: Paramount Pictures / Lucasfilm Ltd).

Dejó escapar 445 millones de dólares tras rechazar el papel de Gandalf en la trilogía de ‘El señor de los anillos’ (’The Lord of the Rings’). Y es que Warner le ofreció un salario de 10 millones de dólares más un 15% de la taquilla (la saga recaudó 2.900 millones de dólares en todo el mundo). (Foto: New Line Cinema / Wingnut Films).

Steven Seagal le rompió una muñeca a Sean durante el rodaje de 'Nunca digas nunca jamás’ ('Never Say Never Again’, 1983). Seagal fue contratado para hacer las coreografías de las escenas de lucha. No sabemos si le hizo daño aposta, pero nuestro James Bond no se lo tomó muy bien. (Foto: MGM).

¡Adiós a la magia! Estas escenas sin CGI quitan todo el encanto al cine

Los efectos especiales existen desde la creación del cine. Con el paso de los años, las técnicas han ido evolucionando hasta el punto de pasar completamente desapercibidas. Un trabajo que requiere dedicación y paciencia para no permitir que ningún error salte a la vista. ¿Pero alguna vez te preguntaste cuál sería tu reacción si vieras tus blockbusters favoritos sin sus preciados efectos especiales? Aquí te damos la oportunidad de imaginártelo, pero atención, porque si quieres mantener intacta la magia del cine, recuerda que una vez que has visto “la realidad”, ya no hay vuelta atrás.

Para seguir leyendo:
Los besos de cine no son románticos y tienen mal aliento
Bryce Dallas Howard sobre haber crecido en la industria: “No he perdido la magia del cine”
¿Qué toman los actores cuando consumen drogas en el cine?
¿Cuánto costarían las bodas más famosas del cine en la vida real?

Thor: cuando Chris Hemsworth debe detener al héroe verde, tan solo debe enfrentarse a un doble de su misma estatura cubierto de un traje de gomaespuma… verde, pero de goma. (©Marvel)

Hulk: mientras Mark Ruffalo solo tiene que gruñir para las cámaras. El resto es trabajo del departamento de efectos especiales. (©Marvel)

El renacido: ¿adivinas a quién interpretaba este especialista? Mira su cabeza y te darás cuenta… ¿aún no? Este doble no es otro que Glenn Ennis ¡encargado de interpretar al oso que ataca brutalmente a Leo DiCaprio en El renacido!

Vengadores: la era de Ultrón: en esta entrega de la saga, los héroes de Shield tuvieron que enfrentarse a un villano todopoderoso, pero viéndolo aquí, ¿de qué tenían tanto miedo? ¡Qué Ultrón más triste! (©Marvel)

Jurassic World: los velociraptores dieron pesadillas a más de uno, tanto en 1993 como en la secuela de 2015, pero si hubieras visto cómo los recrearon en la vida real, habrías dormido como un bebé. No son más que humanos con trajes de captura en movimiento haciendo posturas animalescas. (©Universal)

Harry Potter: ni la saga más mágica de todas tenía algo de magia. Aquí vemos unos guantes verdes tomando los libros que “supuestamente” se colocaban en las estanterías “por arte de magia”. (©Warner Bros.)

La vida de Pi: la mágica aventura de Pi pierde todo su encanto cuando vemos que los animales no eran más que muñecos de peluche ¡y muy feos por cierto! Aunque en este caso es comprensible, dudamos que el seguro de la productora cubriera el riesgo de colocar al actor acariciando a un tigre hambriento. (©Fox)

Iron man: ¡qué desilusión! Robert Downey Jr. no lleva su traje de hombre de acero cuando rueda sus películas, solo lleva el casco y puntos precisos para que los técnicos puedan insertar el traje con efectos especiales. Un trabajo laborioso y comprensible si tenemos en cuenta los kilos que pesaría el traje real si existiera en la vida real. (©Marvel)

Piratas del Caribe: hasta los piratas fantasmas del Holandés Errante pierden el poco encanto que tenían cuando vemos cómo consiguen transformarlos. (©Walt Disney)

Superman Returns: si alguna vez soñaste con ver cómo consiguen reproducir los vuelos de Superman, aquí tienes la respuesta. El actor, en este caso Brandon Routh, se cuelga de arneses mientras un equipo de personas proyectan viento en todo su cuerpo. (©Warner Bros.)

Guardianes de la Galaxia: con todos los aliens extraños que vemos en la película de Marvel, no es de extrañar que hayan recurrido a un sinfín de técnicas especiales. Pero lo de Groot es increíble. Aunque Vin Diesel grabó la misma frase en varios idiomas para la película, el encargado de “interpretar” al alien-árbol fue un especialista que se pasó todo el rodaje embutido en un traje ajustado azul y llevando la cabeza de Groot encima. Por si te lo preguntas, el de abajo es el especialista que “hacía” de Rocket. (©Marvel)

El señor de los anillos: Gollum es uno de los personajes favoritos de los fans de la Tierra Media, pero ¿lo seguirá siendo después de ver a su intérprete, Andy Serkis, metido en ese traje y repleto de puntos de reconocimiento? (©New Line)

Crepúsculo: cuando Bella acaricia a su amigo lobo, en realidad está acariciando a un doble cuyo trabajo era moverse como un lobo en cuatro patas. (©Summit)

Trainspotting
  • Elige la vida, un empleo.
  • Elige una carrera, una familia, una TV inmensa.
  • Elige lavarropas, autos, CD y abrelatas eléctricos.
  • Elige la buena salud y el colesterol bajo.
  • Elige las hipotecas a plazo fijo.
  • Elige una primera casa.
  • Elige a tus amigos.
  • Elige la ropa formal.
  • Elige un traje de tres piezas comprado en cuotas y pregúntate quien mierda eres un domingo temprano.
  • Elige sentarte en el sofá o mirando programas estupidizantes mientras comes comida chatarra.
  • Elige pudrirte en un hogar miserable, siendo una verguenza para los malcriados que haz creado para reemplazarte.
  • Elige tu futuro.
  • Elige la vida.
  • ¿Pero porque querría eso?
  • Yo elegí no elegir la vida. Yo elegí algo mas.
  • ¿Las razones? No hay razones.