cincuenta dos

Los 11 yates más caros del mundo

200$ millones: El Octopus propiedad de Paul Allen, cofundador de Microsoft, a quien le fue entregado en 2003. Octopus era, hasta el 2009, el mayor superyate que no es propiedad de un jefe de Estado, mide 126 m (414 pies). El octopus equipa dos helicópteros en la cubierta superior (uno en frente y otro atrás), y una lancha proveedora de 19 m (63-pies) en el espejo. El barco también cuenta con una piscina a bordo, situada en en una de sus cubiertas superiores, dos submarinos, uno operado por control remoto para estudiar el fondo del océano.

250$ millones: Al Miqrab del Primer Ministro de Qatar tiene una capacidad para 24 huéspedes en unas 10 suites y dispone de 2 suites VIP para los propietarios del yate. Además cuenta con 55 habitaciones para albergar al personal necesario para tripular el barco. Las suites son de gran tamaño y cada una cuenta con un baño independiente, sala de estar y dormitorio doble.El Al Mirqab cuenta con cine, bares exteriores, piscina interior, jacuzzi exterior, zonas para tomar el sol y un helipuerto. Cuenta también con todo tipo de juegos náuticos.

256$ millonesDilbar es un magnífico yate de 110 metros de eslora fabricado bajo pedido por el reconocido astillero alemán Lurssen y entregado en el 2008 a su dueño, el magnate ruso Alisher Usmanov. A pesar de sus enormes dimensiones y sus tres niveles, además de la colosal terraza, el Dilbar tiene capacidad para tan sólo 20 pasajeros en nueve lujosas suites. Sin embargo, ofrece comodidades para 47 tripulantes, lo cual asegura el más alto nivel de servicio a bordo. Con respecto al equipamiento, la nave cuenta con dos motores MTU con soporte eléctrico capaces de generar una velocidad máxima de 21 nudos y una velocidad de crucero de 18. Y para garantizar la mejor experiencia de navegación, un sistema adicional de estabilización evita los ladeos abruptos. 

300$ millones: Al Said es un imponente yate propulsado a motor de 155 metros de eslora realizado completamente en acero donde pueden navegar hasta 70 pasajeros y 154 tripulantes y fue fabricado para el el sultán Qabus Bin Said Sayyed. Cuenta con un amplio espacio interior donde albergará una gran cantidad de invitados y tripulantes. Dentro de esta imponente embarcación encontrará piscina, spa, jacuzzi y un amplio solárium. Esta gran barco es una de las naves más grandes del mundo ya que en su interior además de los camarotes cuenta con un teatro que tiene capacidad para albergar a todos los integrantes de una orquesta de más de 50 músicos y actores en escena.

400$ millones: El Dubai es un yate de lujo propiedad actualmente de Mohammed bin Rashid Al Maktoum, el gobernante del Emirato de Dubái y el Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos. Este buque mide 162 m (524 pies, 10 pulgadas) de largo. Tiene tres ascensores, una gran área para el comedor formal, una variedad de piscinas, jacuzzis, zonas para tomar el sol y una plataforma para nadar. El Dubai también ofrece una variedad de deportes acuáticos e instalaciones con aire acondicionado.

Keep reading

DALE A TU HIJA $125

Si tu hija es una adolescente que empieza a salir con el sexo opuesto, dale siempre 125 pesos. Siempre debe traer esa suma en su bolsillo o cartera. Dos billetes de cincuenta, dos monedas de diez pesos y una de cinco.

50 pesos pueden ser para un taxi, 50 pesos le garantizan algo que comer, 50 pesos pueden ayudarla en un problema con la policía.

Con esos billetes de 50 puede comprar condones si su pareja le pone cara de “ay no tengoooo pero que importa” con 50 pesos puede comprar la pastilla del día siguiente que evita la concepción así que no es abortiva. Abre la mente, es la realidad. Educa y protege sin tabúes…

La moneda de 5 pesos le garantiza una llamada sin limitaciónde tiempo en telefonos públicos. Así puede llamarte por ayuda cuando no tenga señal, para que vayas por ella y mantenerse en la linea contigo si está asustada mientras tu mandas a alguien.

Las monedas de 10 pesos sirven para cuando alguien se le acerque pidiendo para las aguas… Solo tengo esto… Creeme que a veces, con eso es suficiente para evitar un asalto.

Explícale a tu hija que si un día está pasada de copas, no le vas a hacer fiesta pero que la irás a buscar al fin del mundo. Que no venga sola, que no finja, que puede confiar y contar contigo.

Que si la llevan a un motel de paso ya sea por su voluntad o contraria a ella, el teléfono no tiene candado y puede marcarte… o a quien más confianza tenga. Que el personal de ahí puede ayudarla si la agreden o su pareja se pone pesada.

Explícale cuando sea el momento, que en esos lugares venden preservativos, que se cuide. Más vale la pena de pedir un condón que la pena de pedir una prueba de embarazo.

Dile a tu niña, que te cuesta que crezca pero vas a estar ahí para protegerle, en las buenas, las malas y las peores. Haz que se aprenda tu telefono celular y el de casa de memoria, si no tiene pila y no se lo sabe ¿cómo te busca?

Si toma un taxi dile que te llame y te de la licencia de servicio, si muy tarde toma un camión que te mande un mensaje con el número, si está sola y hay varios hombres en el mismo autobús, dile que no se quede, ni tampoco sola con el chofer hasta el final del paradero. Que se baje, que te marque y vas por ella.

Enséñale a tu hija que si dentro de sí siente que algo no está bien, se haga caso, que la prefieres paranoica que víctima.

Yo te prefiero sobreprotectora como madre, que como cliente del Ministerio Público…

Cap. 2015 pág. 149 de 365

Nos merecemos una tregua, ya sabes, fumarnos la pipa de la paz y perdonarnos los falsos adioses. Merecemos par de abrazos de esos que tienen vida… de esos que no nos dimos cuando podíamos, pero por alguna razón dejamos reservados. Nos mereces dos y cincuenta oportunidades para recomenzar. Doscientas razones para no rendirnos y volver al camino. Nos merecemos una canción que siga hablando de nosotros aún cuando se termine. Una poesía que nos rompa adrede, que nos obligue a mirarnos estando incompletos. Merecemos más tiempo (del que se detiene) para amarnos mejor. Una historia a la que aferrarnos cuando el final sea inevitable. Nos merecemos decir te quiero una vez más, o hasta que ardan nuestros labios. Una puesta del sol juntos… y mil noches enredados. Merecemos una página en blanco y montonales de silencio (sin estrenar). Un borrón y cuenta nueva  y un millar de decisiones por tomar, ya sabes como el quedarnos o no, como el intentar o dejarnos ir. Merecemos menos puntos suspensivos y más expresiones de las que dejan sin aliento … y sin memoria del ayer. Muchas más cartas y besos por coleccionar. Deshacernos de lo que ayer nos mantuvo con la maletas hechas y suspirar por lo que queda por vivir, juntos.

Su dulce fragancia - fanfic Wigetta CAPÍTULO 1:   “¿Quién es ese chico?”

Narra Guillermo:

Me he despertado con mucho frio, la calefacción otra vez se estropeó y no puedo pagar la reparación, apenas me alcanza para pagar el departamento, uf… mi madre me dijo que no sería sencillo el tener una vida independiente, pero estaba muy ansioso de tener mi propio espacio, aun que no fuera un departamento enorme era acogedor… bueno lo sería si es que no consigo un trabajo esta semana o tendré que mudarme posiblemente de vuelta a casa.

Mi teléfono empieza a sonar antes de meterme a la ducha, era Frank hace una semana que no hablo con él – Hey, compañero tanto tiempo sin verte, creí que estabas muerto - me dijo con su peculiar energía que lo caracterizaba.

-hola Frank, lamento no haberme contactado… ya sabes la universidad no me deja mucho tiempo libre- empecé a excusarme, la verdad es que sabía que los tenía muy abandonados, pero para lo que me llaman es para salir de fiestas y yo quiero concentrarme en mis estudios.

- Pero que dices chaval Si también estudiamos!! lo mucho que nos preocupamos Alex y yo por ti, una escapadita para tus amigos tampoco es tan malo, ¿qué me dices si nos juntamos mañana?- la pregunta de Frank ya la veía venir, pero es cierto… son mis amigos y han sido muy fundamentales en mi vida… en especial en los malos momentos.

-vale, vale mañana nos juntamos, pero no a un lugar caro que necesito buscar trabajo… es más, hoy estaré visitando sitios que necesiten empleados, aún sea un trabajo simple la paga la necesito- le dije a Frank mientras me preparaba un café para despertar.

-madre mía guille… si me hubieses dicho hace unas semanas, ya tendrías trabajo donde mi tío, vez!? Si tú no te abres con nosotros tu vida sería más simple-.

-me cago en todo, macho… y ¿tu tío no necesita más gente?- pregunte esperando una respuesta positiva

-no, llegaron seis personas en ese corto tiempo y eso que solo pensaba en contratar a tres, lo siento Guillermo, pero al parecer tendrás que buscar uno tu- pues ni modo, tenía que continuar con mi plan principal, después de hablar con Frank y decidir el lugar junto con la hora que nos veríamos mañana, fui a bañarme y vestirme para empezar la búsqueda de empleo temprano.

Revise mi reloj apenas Salí del apartamento donde marcaban has siete con cincuenta y dos de la mañana, analice la lista que tenía marcada las zonas que me interesaban para trabajar, todas céntricas y cercanas a mi universidad…

Ya había caminado por 2 horas sin éxito, hubo sitios que me dijeron que llamarían si tenían cupos, pero no puedo confirmar nada, seria increíble si la tienda de ropa que estaba alado de la librería me diera buenas noticias o la cafetería que está cercano a la estación de buses.

Seguía con mi búsqueda de trabajo cuando sentía que alguien me observaba, mire hacia ambos lados y no parecía nada fuera de lo normal, ¿será que me estaré volviendo loco? Seguí caminando hacia una tienda donde hable con el encargado y deje mi currículum por si había suerte, cuando me dirigía hacia la puerta veo por el ventanal dos chicos conversando que miraban a todos lados enfrente de la tienda de abarrotes, me parecía extraño, pero no podía quedarme ahí para siempre, Salí y me fui hacia la otra cera, era angustiante… otra vez esa sensación de que alguien me observaba… mire ligeramente hacia atrás pero no había nadie, esto me da mala espina… tal vez debería llamar a Alex… proseguí  tratando de buscar un buen lugar para llamarlo, cuando de reojo vi en el reflejo de un auto a los dos chicos que estaban en la tienda… ¿Por qué están ellos aquí? Además… ¿me estaban observando? Joder… tengo que salir de aquí cuanto antes.

cuatro cuadras… cuatro míseras cuadras que llevo y estos tipos siguen detrás de mí, no puedo seguir así, trate de hacer un movimiento rápido para perderlos por los callejones y apenas gire, corrí lo más rápido que pude, cuando ellos llegaron al lugar y me vieron correr apresuraron el paso, estaba dando vueltas mientras mandaba un mensaje de auxilio a mis amigos, cuando volví a girar pasada una cuadra, me tope con uno de los chicos frente de mí, obstruyendo el paso… retrocedí espantado cuando el otro chico se aparece detrás… me habían hecho la envolvente… sabía que esto saldría mal.

-así que te diste cuenta de nuestra presencia eh? Jajaja pero no te resulto escapar- eran dos tipos muy grandes, con tatuajes en sus brazos y mal peinados, uno de ellos había sacado un cuchillo y no dudo en amenazarme con él. -Dame todo el dinero que tengas contigo y todo esto será un mal sueño que terminara pronto- el dinero que traía conmigo era importante, no podía dejar que gente como esta me robara lo poco y nada que tenía, no puedo volver a casa, me sentiría un fracasado, la universidad queda lo bastante lejos de ella como para hacer los viajes diarios a estudiar, mis amigos se encontraban aquí en esta ciudad, todo mi esfuerzo se iría a la basura…

-Auxiliooo!! – lo único que se me ocurrió fue pegar un grito de ayuda, pero eso era también cavar mi propia tumba, el tipo de atrás me dio un golpe en la cabeza y caí al suelo, entre los dos me empezaron a patear con todas sus fuerzas, yo trataba de cubrirme como podía, pero era inútil, no podía con estos tipos –por favor basta!!, algu..Alguien..- el sujeto me tomó fuertemente de la camiseta ahogándome, impidiendo que yo hiciera más sonidos, estaba temblando, solo podía presenciar como el otro sujeto estaba revisando mi portafolios – p-por favor… de…deje…- recibí más golpes del sujeto, yo estaba al borde del colapso, estaba mareado y expulsaba sangre de mi boca…

-esto te pasa por gritar estúpido, te lo dije hubiese sido rápido y sin ningún dolor- estaba empuñando de nuevo su mano con dirección a mi rostro, yo solo estaba esperando mi muerte… ya no podía hacer nada más…

Escuche un tremendo impacto, sin duda era el sonido de un golpe, pero…  ¿no fue hacia mí? ¿Qué está pasando? Sentí como me liberaba de las manos del ladrón y caía al suelo, trate de abrir mis ojos pero solo veía unas siluetas moverse, una gran silueta que estaba peleando con los sujetos… ¿Quién era? Alex?… no… Frank?…

-he llamado a la policía, si es que no quieren recibir mis puños y aparte sufrir condena será mejor que se larguen malditos desgraciados- una voz fuerte pero a la vez aguda estremeció el lugar, jamás la había escuchado, pero estaba agradecido… vino en mi ayuda… eso era evidente, de ahí todo se tornó negro.

-chico, chico resiste, aguanta ya está aquí la ambulancia, solo trata de despertar- un leve sonido atravesaba mis oídos, sentía mi cuerpo caliente y una dulce fragancia, primero pensé que estaba muerto, pero la voz cada vez más se oía más clara, trate de volver en sí y pude distinguir borrosamente la cara de un hombre que me miraba intensamente, una cara con hermosos rasgos, a pesar de ser un hombre no estaba mal, diría que parecía un ángel… de verdad estaba muerto…

-eso así, sigue despertando ya te atenderán, no estás muerto, así que resiste, yo estoy aquí- estas últimas palabras retumbaron en toda mi cabeza…. “YO ESTOY AQUÍ”

Me levantaron en una camilla en dirección a la ambulancia, yo trate de mirar todo lo que pude a la persona quien me había ayudado, quería agradecerle, pero no podía hablar sin tirar sangre de por medio, sentí una mano grande y cálida en mi pecho diciendo –está helado, tengan esto les puede ayudar, por favor asegúrense que no le pase nada malo- esas dulces palabras… no pensé tal preocupación de alguien extraño.

Los enfermeros me pusieron en el carro donde pude ver a Alex en un costado, estaba con la cara pálida y aterrorizada, jamás me había visto así –llame a Frank y a tus padres, no te preocupes estarás bien- apenas podía entender las palabras de Alex, trate de volver mi mirada hacia mi rescatador, pero cerraron las puertas.

-no… e…espe…-antes de poder continuar Alex me interrumpió.

-ahora no Guillermo, estas mal, trata de no hacer ningún esfuerzo por ahora- el vehículo empezó arrancar en dirección al hospital y no pude decirle nada aquel hombre…

Las sirenas resonaban y me envolvían a un oscuro y pesado sueño del cual no pude escapar, solo tuve la última visión antes de desmayarme y era de la silueta de ese sujeto, que me decía… “resiste… yo estoy aquí…”


————————————————————————————————-

Es la primera vez que escribo un fanfic no me juzguen u///u, pueden encontrarlo por wattpad también, ya que estoy haciéndolo directamente desde ahí y luego los re-subo en tumblr, es el primer capítulo de esta historia espero les guste :3 como me ha gustado escribirla, tengo pensado la historia de tal manera que podría ser unos 30 capítulos xD claro si no tiene mucho éxito y también no me da tiempo tendrá que ser más corta.

You’re the light, you’re the night
You’re the color of my blood
You’re the cure, you’re the pain
You’re the only thing I wanna touch
Never knew that it could mean so much, so much
You’re the fear, I don’t care
Cause I’ve never been so high
Follow me to the dark
Let me take you past our satellites
You can see the world you brought to life, to life

So love me like you do
Lo-lo-love me like you do
Love me like like you do
Lo-lo-love me like you do
Touch me like you do
To-to-touch me like you do
What are you waiting for?

Fading in, fading out
On the edge of paradise
Every inch of your skin
Is a holy grail I’ve got to find
Only you can set my heart on fire, on fire

Yeah, I’ll let you set the pace
Cause I’m not thinking straight
My head’s spinning around
I can’t see clear no more
What are you waiting for?

Love me like you do
Lo-lo-love me like you do
Love me like like you do
Lo-lo-love me like you do
Touch me like you do
To-to-touch me like you do
What are you waiting for?

Love me like you do
Lo-lo-love my like you do
Love me like like you do
Lo-lo-love me like you do
Touch me like you do
To-to-touch me like you do
What are you waiting for?

I’ll let you set the pace
Cause I’m not thinking straight
My head’s spinning around
I can’t see clear no more
What are you waiting for?

Love me like you do
Lo-lo-love me like you do
Love me like like you do
Lo-lo-love me like you do
Touch me like you do
To-to-touch me like you do
What are you waiting for?

Love me like you do
Lo-lo-love me like you do
Love me like like you do
Lo-lo-love me like you do
Touch me like you do
To-to-touch me like you do
What are you waiting for?

—  Ellie Goulding, Love Like You Do.
Reseña "El psicoanalista de John Katzenbach"

Título: El psicoanalista

Autor: John Katzenbach

Editorial: Ediciones B

Sinopsis:

-Feliz 53 cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte. Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mis instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida. Y ahora estoy decidido a arruinar la suya.

Así comienza el anónimo que recibe Fredrerick Starks, psicoanalista con una larga experiencia y una tranquila vida cotidiana. Starks tendrá que emplear toda su astucia y rapidez para, en quince días, averiguar quién es el autor de esa amenazadora misiva que promete hacerle la existencia imposible.

Reseña:

El Dr Starks está en su penúltimo día de trabajo, porque se va de vacaciones. En su consulta está un paciente, Roger Zimmerman, y a diez minutos de que termine llaman a su puerta. Despacha a su paciente y cuando se dirige a la puerta no hay nadie. Sólo una carta. La carta que cambiará su vida, que hará tambalearse su mundo.


“Feliz 53.° cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte.”

¿Cómo quedarías con esa primera frase de la carta?
Cuando Starks sigue leyendo, se da cuenta de que su autor tiene la intención de acabar con su vida, pero no quiere hacerlo directamente, quiere que él mismo se suicide en un plazo de 15 días o un familiar suyo será asesinado.

“Demasiado fácil. Acecharlo y matarlo no habría supuesto ningún desafío. Y, dada la facilidad de ese asesinato, no estaba seguro de que me proporcionara la satisfacción necesaria. He decidido que prefiero que se suicide. ”

Es cómo un juego, y Starks tendrá que averiguar quien es el autor de la carta si quiere continuar con vida y salvar otra.

“Verá, vamos a jugar a lo siguiente: tiene exactamente quince días, para descubrir quién soy. Si no lo hace… Bueno, ahora viene lo divertido. Observará que en la segunda hoja de esta carta aparecen los nombres de cincuenta y dos parientes suyos. Si no lo logra, tiene una opción: suicidarse de inmediato o me encargaré de destruir a una de estas personas inocentes. ”

La carta está firmada por un tal Rumplestiltskin , o Sr R para los amigos.

Me hizo pensar que sería capaz de hacer por mi familia, aunque yo no mereciera nada de lo que estaba pasando. Porque lo único que mueve al Sr R es la venganza. Starks irá descubriendo pequeños detalles, como que el Sr R quiere vengarse de la muerte de su madre, que según él, el Dr Starks no la ayudó lo suficiente para impedir su suicidio.
Starks ya se siente bastante confundido, y se agregan unos personajes que supuestamente tendrían que ayudarlo, pero que lo único que hacen es confundirlo más y ponerlo en la dirección equivocada. Son Virgil, su guía hacia el infierno , y Merlín, el supuesto abogado de una mujer que denuncia a Starks  por abusos sexuales.

A que mientras su mundo se derrumba, acabando con su trabajo por los supuestos abusos sexuales, desapareciendo su dinero de los bancos, destruyendo  su casa, tendrá que intentar averiguar la verdad.Cada vez se va dando más cuenta de que no le queda más opción que suicidarse, porque el Sr R a tejido todo de tal manera para que no pueda ganar el juego, para terminar con su vida.

Opinión Personal:

Es una novela negra cargada de la mas pura genialidad que pueda llegar a existir, Katzenbach logra describir a la perfección la desesperación que genera la carta de Mr R a Starks, y como este ultimo trata de usar todo su ingenio para salir de este aprieto, que puede dar como consecuencia la muerte de gente inocente. Es un excelente libro recomendable plenamente para aquellos que gustan de las novelas negras, les guste la psicología y el misterio