cierra tus ojos y escucha

Existe una persona que me llena de una paz inexplicable. Como cuando cierras tus ojos y escuchas esa canción que hace que todo tu ser quede atascado en una parte del cielo. Como cuando tocas el viento con tu sonrisa. Como cuando te quedas bajo la peor tormenta y solamente te pones a bailar. Existe una persona que me llena de un amor inagotable. Un amor que rompe barreras, cruza océanos y te llena el corazón de la melodía de su dulzura. Existe una persona que enamora mi ser de una manera que aún no puedo descifrar pero que me encanta. Como cuando lees un poema con las más hermosas palabras, como cuando algunos atardeceres quedan impregnados en tu alma. Existe una persona que me protege de una manera inigualable. Como cuando te preparas para volar y no sientes ningún miedo porque sabes que quien sostiene tus alas es Él. Él.
Puede hacerme sonreír y quebrantar mi corazón en tan sólo segundos. Solamente Él puede hacer que mis miedos se transformen en incontables fuerzas, en una preciosa valentía. Solamente Él puede hacer que este tan confiada, tan feliz, tan llena de esa paz inexplicable. Solamente Él murió por mí en una cruz, y ahora lo único que quiero hacer es vivir para Él. Jesucristo, solamente tú.
—  Julliette.
El mar siempre te dará la respuesta que buscas. Sólo pregúntale y verás. Cierra tus ojos, siente la brisa, escucha su melodía… Siéntela en el corazón…
—  Cuando tengo alguna duda huyo hacia éste porque desde pequeña crecí corriendo en sus orillas. Ahí hay paz.