cielo profundo

Ame sus pecas, las que rodeaban la comisura de su frescura y soledad, aquellas que saludaban con su sonrisa y se sonrojaban con un estornudo, esa ligera lluvia de estrellas que llevaba en su rostro, era como verla y sentirse en el cielo… Ya me entienden, estrellado, profundo, solo.
—  Brenda Ramírez.
flickr

2º Intento de Orión by Javier Martinez Moran
Via Flickr:
El viernes encontré un rato para escaparme lejos de Madrid ( tampoco mucho, solo 60 km ) para probar por primera vez el nuevo juguetito: telescopio y montura ecuatorial. La verdad es que se nota la diferencia con respecto a hacer fotos desde Madrid….obviamente jajaja Tiene muchos errores y es casi la primera vez que hago una foto de este tipo en serio así que espero ir mejorando tanto a la hora de hacer las tomas como en el procesado ( de momento solo uso photoshop y dss) . Nikon d7000 sin modificar. 25 fotos de 30 segundos, iso 1600 30 Darks 10 Flats Telescopio Skywatcher 80 ed Celestron Advanced vx Apilado en DeepSkyStacker y procesado en Photoshop con ayuda de Nik collection

Colores para signos del Zodíaco

Aries. Es el primer signo zodiacal, y Marte, su regente, son los promotores del color rojo. El rojo ha formado parte de los rituales funerarios, de los sacrificios y de las curaciones durante al menos 30.000 años. El rojo era importante para nuestros antepasados como símbolo de la vida. Es el color de la excitación, de la fuerza vigorosa, del anhelo de conquista y expansión, del ansioso afán de dominio. La actividad del rojo se asocia a la consecución de un objetivo, fuerza para expresar el amor, valentía y coraje para superar las dificultades, también responde a la auto-confianza. Para los alquimistas el rojo era el símbolo del progreso hacia la consecución de la Gran Obra, transmutando la materia vulgar en oro.

Tauro. Está regido por Venus y su color es el amarillo. El amarillo es el color más parecido al Sol. La luz, el calor, y el poder dador del sol están simbolizados por el amarillo. Por su asociación con el Sol, se ha convertido en un símbolo de la capacidad de ver, de elevarse por encima de todo, contemplar y comprender. El color amarillo se convirtió en el atributo de las deidades solares como Apolo, Ra, y el dios Sol de los Incas y los aztecas. Estos dioses representan una fuerza heroica y valiente, que crea y guía la existencia ordenada de las criaturas de la Tierra. Las imágenes del cristianismo utilizadas para representar a Jesús también utilizan el color amarillo, Cristo es la “Luz del Mundo”.

Géminis. Su regente Mercurio son los promotores del color gris. Este planeta suele tener como representantes a los colores de tonalidad gris y aquellos colores que suelen ser muy cambiantes. No es para nada una coincidencia que el cerebro sea conocido como una masa gris, es por esto que la mente está regida por este color, por la naturaleza cambiante al momento de cada crecimiento en nuestras vidas. El color gris es claramente el abanderado para vencer los impulsos pasionales, es el color que sirve para estimular la curiosidad presente en el intelecto. Las personas con un amor innato por las reglas y la formalidad, de mente burocrática, son representadas por este color. Algunos autores consideran que el gris denota un profundo poder de concentración y perseverancia y, en efecto, estas personas son muy persistentes, el tipo afanoso que no dejara nunca tarea sin terminar. Entre esta gente encontramos al solitario y a las personas a quienes les gusta vivir a su manera. El gris es uno de los colores característicos de la depresión.

Cáncer. Su regente es la Luna, promotores del color verde. La primera asociación que se desprende del verde es que es el color de la naturaleza. El verde recuerda la renovación cíclica del mundo natural, que renace en la primavera, fresco y lleno de potencial, mantiene una relación con la realidad concreta, simboliza también la función sensorial, directamente tangible en la vegetación. Verde también es el agua de la que emerge Venus, la diosa de la belleza. También simboliza la negatividad. Los bosques verde oscuro de los cuentos de hadas son lugares siniestros. Se asocia también a la capacidad de alimentar, cuidar y proteger. Habilidad para cuidar de sí mismo y de los demás.

Leo. Es el Sol su regente, son los manantiales primigenios del color dorado. Es un amarillo que ha alcanzado su plena madurez y ha llegado a un estado inalterable, simbolizado por el oro. El color dorado este es un color sobrenatural. Es símbolo de realeza y refiere al mundo mágico. Es el principio y el fin de la alquimia, y es símbolo, también, del dinero. El dorado es la expresión de la esencia y la providencia del espíritu divino. Según sea la combinación de este con los otros colores será acercamiento o apertura espiritual, o bien, peligro de dejarse deslumbrar por su brillo.

Virgo. Es el segundo signo de Mercurio y su color es el marrón, el beige y el multicolor, ya que es una síntesis de todos los demás signos y, por consiguiente, reúne en él todos los colores. El marrón es el color de la responsabilidad, del saber científico y del experimental. Donde aparece el marrón, allí está un sabio con toda seguridad, no el sabio del color gris, que conoce las cosas en teoría, sino el sabio que ha experimentado en la escuela de la vida y que está de vuelta de casi todo. El color marrón denota capacidad para la organización y la administración. Es el color del hombre de negocios. Representa industria; por ejemplo, es café la tierra que incesantemente se esfuerza por producir frutos y vida vegetal. Es el punto de partida de la ambición y el poder, material y comercial, y de la perseverancia para lograrlo.

Libra. Es el segundo signo de Venus y de ese signo se desprende el amarillo-hoja. Su color es lo más parecido que existe al auténtico dorado. Es el color de la unión, de los responsorios, de las alianzas, el color del sacrificio de la individualidad, en beneficio de la coexistencia entre dos o más personas. El amarillo simboliza el pensamiento y la concentración mental. Donde el amarillo predomina se está señalado la presencia del intelecto. Significa la luz, que representa al Sol. Un amarillo dorado y brillante tiene un significado espiritual, lo que explica el uso que se hace de el en ceremonias religiosas y misterios sagrados. Los rayos amarillos son de lo más benéfico, pues poseen el poder de disipar el temor y la preocupación. Como regla, el amarillo descubre un alma que está adquiriendo cualidades espirituales. El color amarillo está asociado con la capacidad de reflexión, denota alegría y felicidad.

Escorpio. Es el segundo signo de Marte, es su puerta negativa y podríamos decir que aquello que hemos hecho con el impulso del rojo, se oscurece y por ello el color más propio del signo es el granate. Es el color de las situaciones explosivas, de las tempestades del alma, de la guerra. Es el color de las fraguas en que se forja el hombre nuevo. El granate será, pues, el signo anunciador de la discordia, del combate, de la lucha consigo mismo, del conflicto agudo, trabajado. Según la mitología cristiana y judía, durante el Diluvio Universal, una piedra color granate rojo luminoso indicó el camino correcto hacia la salvación a Noé. A nivel espiritual, estimula la creatividad, la meditación, el equilibrio, potenciando las amistades, el amor y la sinceridad. A nivel psíquico proporciona fuerza de voluntad, nos aporta confianza, ayuda en los estados depresivos, melancólicos y de tristeza.

Sagitario. Júpiter es su regente, son los creadores del Azul. El azul es el color atribuido por los cristianos a la Gran Madre, el color del Manto de la madre de Dios, María. También simboliza la Fe. Los budistas lo asocian con lo alto (del cielo) y lo profundo (de las aguas). Los chinos consideran que es el color de la primavera y del elemento madera. Los romanos atribuían el azul a Venus, diosa de la belleza y del crecimiento de la naturaleza, cuya identidad se fundió con la de Afrodita, asumiendo así el papel del amor humano. En heráldica es el signo de la justicia, humildad, fidelidad, castidad y lealtad. En Grecia la estatua del dios Cronos estaba pintada de azul. Los egipcios colocaban escarabajos de piedra azul en las tumbas para significar la inmortalidad. En México, el dios Huitzilopochtli, dispensador de la inmortalidad, tenía la piel azul. El azul es el rayo del alma, uno de los más grandes sanadores del mundo. Está vinculado con la intuición, la verdad y la sabiduría espiritual. El azul nos vincula con la mente superior. Es la expresión de la palabra divina.

Capricornio. Saturno son los creadores del Negro, el color atribuido a la muerte y al luto (en el mundo occidental). Pero la muerte que Saturno simboliza, no es la física, sino la espiritual. El negro significa: objetivo material, realización práctica. El negro convierte lo grande, espiritualmente hablando, en pequeño. El negro significa, una voluntad de dominio dentro de un campo limitado. Es el símbolo de la propiedad privada, del espacio que el hombre delimita para realizar en él su creación. Cuando aparece en una persona, debemos interpretarlo en el sentido de que encierra un poder organizador y creador de realidades materiales. Los alquimistas comenzaban su obra con el negro, siendo el negro el punto de arranque de todas las transformaciones ulteriores.

Acuario. Es el otro signo regido por Saturno, en él toman sentido los colores plomizo y cobalto. Pero este signo va entrado cada día más bajo el dominio de Urano, cuyo color es el naranja, color que anuncia una transmutación espiritual. El color plomizo significa que el individuo posee cualidades de análisis y reflexión que lo convierten en un innovador, en un inventor: es el color de los precursores. Mientras que el naranja es el color que anuncia el hombre del futuro, el de la era de Acuario, del Hombre Nuevo del Tercer Milenio, que lo comparte todo, que posee la virtud suprema del don de sí.
Buda se puso ropas de color naranja para significar su renuncia a una vida de placeres principescos. El color naranja puede sugerir aspiraciones energéticas, un poderoso sentido de identidad y una saludable firmeza personal.

Piscis. Es el segundo signo de Júpiter. Su color es el violeta. El violeta, también llamado púrpura, se le considera el color de la realeza, de los nobles y de los ricos, ya que antiguamente era un tinte muy raro y costoso. El violeta representa identificación. Esta identificación es una suerte de unión mística, de un alto grado de intimidad sensible que conduce a la fusión total entre el observador y el objeto. El violeta puede significar la identificación como una fusión íntima y erótica, o bien como un estado de comprensión sensible e intuitiva. El púrpura o violeta es el color que visten los obispos. Como unión de la energía del rojo y de la espiritualidad del azul sugiere la energía orientada al sacrificio y al servicio

Me rindo ante ti, hermosa y venenosa mujer
Con tus ojos oscuros y labios con ligero tono pastel rosa
Aquellos a los que anhelo besar siempre
Cuando te desvelas de repente
En mi regazo haces pendiente
Que todos maldicen mi suerte.

Me rindo ante tu sedoso, suave y rebelde cabello
Aquel que me parece impecable,
Y que al tocarlo, poco a poco se marchita
Como mi corazón de hielo
Al cual alguna vez derretiste.

Como ese café en la tarde
Y en la ninfomanía que recitabamos al unisono de tu dulce voz
Cuando en toda la ciudad era de noche, cuando todos dormían
Yo te recitaba mis poesías
en aquella espalda tuya
Con la que alguna vez soñé y que de pronto me ose a tocar.

Con tan solo un ligero beso,
Me llevas más allá del profundo cielo.

Y tal vez esté diciendo incoherencias, o probablemente
Esté ebria como siempre
Pero sabes que te amo, y que no dejaré de hacerlo ni aunque me lo proponga.

De ti soy, de ti yo pertenezco
Por favor no me lastimes otra vez, no rompas la ilusión que yo misma he creado en tu pecho,
Extraño tus besos
pero no necesito de ellos.

¡Oh, que terco es mi amor por ti!
Que quisiera odiarte y al segundo estoy amándote
Cuanto quisiera ya no estar anhelandote,
Ni sufriendo por que no regreses.

Me rindo ante ti y tu dulce y maldito ser, el que me ha alejado de mi cordura
Y que desde que me besaste siempre he sido tuya.

No he vuelto a ser la misma, rompiste todos mis esquemas
Por que tu me tienes, y yo nunca te tuve.

—  Victoria
Colores para signos del Zodíaco

Aries. Es el primer signo zodiacal, y Marte, su regente, son los promotores del color rojo. El rojo ha formado parte de los rituales funerarios, de los sacrificios y de las curaciones durante al menos 30.000 años. El rojo era importante para nuestros antepasados como símbolo de la vida. Es el color de la excitación, de la fuerza vigorosa, del anhelo de conquista y expansión, del ansioso afán de dominio. La actividad del rojo se asocia a la consecución de un objetivo, fuerza para expresar el amor, valentía y coraje para superar las dificultades, también responde a la auto-confianza. Para los alquimistas el rojo era el símbolo del progreso hacia la consecución de la Gran Obra, transmutando la materia vulgar en oro. 

Tauro. Está regido por Venus y su color es el amarillo. El amarillo es el color más parecido al Sol. La luz, el calor, y el poder dador del sol están simbolizados por el amarillo. Por su asociación con el Sol, se ha convertido en un símbolo de la capacidad de ver, de elevarse por encima de todo, contemplar y comprender. El color amarillo se convirtió en el atributo de las deidades solares como Apolo, Ra, y el dios Sol de los Incas y los aztecas. Estos dioses representan una fuerza heroica y valiente, que crea y guía la existencia ordenada de las criaturas de la Tierra. Las imágenes del cristianismo utilizadas para representar a Jesús también utilizan el color amarillo, Cristo es la “Luz del Mundo”.

Géminis. Su regente Mercurio son los promotores del color gris. Este planeta suele tener como representantes a los colores de tonalidad gris y aquellos colores que suelen ser muy cambiantes. No es para nada una coincidencia que el cerebro sea conocido como una masa gris, es por esto que la mente está regida por este color, por la naturaleza cambiante al momento de cada crecimiento en nuestras vidas. El color gris es claramente el abanderado para vencer los impulsos pasionales, es el color que sirve para estimular la curiosidad presente en el intelecto. Las personas con un amor innato por las reglas y la formalidad, de mente burocrática, son representadas por este color. Algunos autores consideran que el gris denota un profundo poder de concentración y perseverancia y, en efecto, estas personas son muy persistentes, el tipo afanoso que no dejara nunca tarea sin terminar. Entre esta gente encontramos al solitario y a las personas a quienes les gusta vivir a su manera. El gris es uno de los colores característicos de la depresión.

Cáncer. Su regente es la Luna, promotores del color verde. La primera asociación que se desprende del verde es que es el color de la naturaleza. El verde recuerda la renovación cíclica del mundo natural, que renace en la primavera, fresco y lleno de potencial, mantiene una relación con la realidad concreta, simboliza también la función sensorial, directamente tangible en la vegetación. Verde también es el agua de la que emerge Venus, la diosa de la belleza. También simboliza la negatividad. Los bosques verde oscuro de los cuentos de hadas son lugares siniestros. Se asocia también a la capacidad de alimentar, cuidar y proteger. Habilidad para cuidar de sí mismo y de los demás.

Leo. Es el Sol su regente, son los manantiales primigenios del color dorado. Es un amarillo que ha alcanzado su plena madurez y ha llegado a un estado inalterable, simbolizado por el oro. El color dorado este es un color sobrenatural. Es símbolo de realeza y refiere al mundo mágico. Es el principio y el fin de la alquimia, y es símbolo, también, del dinero. El dorado es la expresión de la esencia y la providencia del espíritu divino. Según sea la combinación de este con los otros colores será acercamiento o apertura espiritual, o bien, peligro de dejarse deslumbrar por su brillo. 

Virgo. Es el segundo signo de Mercurio y su color es el marrón, el beige y el multicolor, ya que es una síntesis de todos los demás signos y, por consiguiente, reúne en él todos los colores. El marrón es el color de la responsabilidad, del saber científico y del experimental. Donde aparece el marrón, allí está un sabio con toda seguridad, no el sabio del color gris, que conoce las cosas en teoría, sino el sabio que ha experimentado en la escuela de la vida y que está de vuelta de casi todo. El color marrón denota capacidad para la organización y la administración. Es el color del hombre de negocios. Representa industria; por ejemplo, es café la tierra que incesantemente se esfuerza por producir frutos y vida vegetal. Es el punto de partida de la ambición y el poder, material y comercial, y de la perseverancia para lograrlo.

Libra. Es el segundo signo de Venus y de ese signo se desprende el amarillo-hoja. Su color es lo más parecido que existe al auténtico dorado. Es el color de la unión, de los responsorios, de las alianzas, el color del sacrificio de la individualidad, en beneficio de la coexistencia entre dos o más personas. El amarillo simboliza el pensamiento y la concentración mental. Donde el amarillo predomina se está señalado la presencia del intelecto. Significa la luz, que representa al Sol. Un amarillo dorado y brillante tiene un significado espiritual, lo que explica el uso que se hace de el en ceremonias religiosas y misterios sagrados. Los rayos amarillos son de lo más benéfico, pues poseen el poder de disipar el temor y la preocupación. Como regla, el amarillo descubre un alma que está adquiriendo cualidades espirituales. El color amarillo está asociado con la capacidad de reflexión, denota alegría y felicidad.

Escorpio. Es el segundo signo de Marte, es su puerta negativa y podríamos decir que aquello que hemos hecho con el impulso del rojo, se oscurece y por ello el color más propio del signo es el granate. Es el color de las situaciones explosivas, de las tempestades del alma, de la guerra. Es el color de las fraguas en que se forja el hombre nuevo. El granate será, pues, el signo anunciador de la discordia, del combate, de la lucha consigo mismo, del conflicto agudo, trabajado. Según la mitología cristiana y judía, durante el Diluvio Universal, una piedra color granate rojo luminoso indicó el camino correcto hacia la salvación a Noé. A nivel espiritual, estimula la creatividad, la meditación, el equilibrio, potenciando las amistades, el amor y la sinceridad. A nivel psíquico proporciona fuerza de voluntad, nos aporta confianza, ayuda en los estados depresivos, melancólicos y de tristeza.

Sagitario. Júpiter es su regente, son los creadores del Azul. El azul es el color atribuido por los cristianos a la Gran Madre, el color del Manto de la madre de Dios, María. También simboliza la Fe. Los budistas lo asocian con lo alto (del cielo) y lo profundo (de las aguas). Los chinos consideran que es el color de la primavera y del elemento madera. Los romanos atribuían el azul a Venus, diosa de la belleza y del crecimiento de la naturaleza, cuya identidad se fundió con la de Afrodita, asumiendo así el papel del amor humano. En heráldica es el signo de la justicia, humildad, fidelidad, castidad y lealtad. En Grecia la estatua del dios Cronos estaba pintada de azul. Los egipcios colocaban escarabajos de piedra azul en las tumbas para significar la inmortalidad. En México, el dios Huitzilopochtli, dispensador de la inmortalidad, tenía la piel azul. El azul es el rayo del alma, uno de los más grandes sanadores del mundo. Está vinculado con la intuición, la verdad y la sabiduría espiritual. El azul nos vincula con la mente superior. Es la expresión de la palabra divina.

Capricornio. Saturno son los creadores del Negro, el color atribuido a la muerte y al luto (en el mundo occidental). Pero la muerte que Saturno simboliza, no es la física, sino la espiritual. El negro significa: objetivo material, realización práctica. El negro convierte lo grande, espiritualmente hablando, en pequeño. El negro significa, una voluntad de dominio dentro de un campo limitado. Es el símbolo de la propiedad privada, del espacio que el hombre delimita para realizar en él su creación. Cuando aparece en una persona, debemos interpretarlo en el sentido de que encierra un poder organizador y creador de realidades materiales. Los alquimistas comenzaban su obra con el negro, siendo el negro el punto de arranque de todas las transformaciones ulteriores.

Acuario. Es el otro signo regido por Saturno, en él toman sentido los colores plomizo y cobalto. Pero este signo va entrado cada día más bajo el dominio de Urano, cuyo color es el naranja, color que anuncia una transmutación espiritual. El color plomizo significa que el individuo posee cualidades de análisis y reflexión que lo convierten en un innovador, en un inventor: es el color de los precursores. Mientras que el naranja es el color que anuncia el hombre del futuro, el de la era de Acuario, del Hombre Nuevo del Tercer Milenio, que lo comparte todo, que posee la virtud suprema del don de sí.
Buda se puso ropas de color naranja para significar su renuncia a una vida de placeres principescos. El color naranja puede sugerir aspiraciones energéticas, un poderoso sentido de identidad y una saludable firmeza personal.

Piscis. Es el segundo signo de Júpiter. Su color es el violeta. El violeta, también llamado púrpura, se le considera el color de la realeza, de los nobles y de los ricos, ya que antiguamente era un tinte muy raro y costoso. El violeta representa identificación. Esta identificación es una suerte de unión mística, de un alto grado de intimidad sensible que conduce a la fusión total entre el observador y el objeto. El violeta puede significar la identificación como una fusión íntima y erótica, o bien como un estado de comprensión sensible e intuitiva. El púrpura o violeta es el color que visten los obispos. Como unión de la energía del rojo y de la espiritualidad del azul sugiere la energía orientada al sacrificio y al servicio

Poetry…

-Latidos del alma

Hay un dolor inesperado en cada latido del alma hay un augurio vacío que congela mi corazón por cada desesperación de mi vida un fuerte golpe desvanece mis sueños soy  débil ante el presagio inexistente de vivir, aislado en un rincón rodeado de fuego eterno que me consume poco a poco.

Me preguntaron porque seguía sufriendo en un mundo de pena y dolor sin sombra y sin sentido.

Me dijeron que la suerte no se refleja en el espejo de la realidad en mis sueños el cielo maneja el profundo paisaje que deseo ver.

Me dijeron que el precepto mas alto era vivir que el concepto mas claro era sentir la noche negra me consume por no escuchar sabias palabras el tiempo no se detiene y yo no se que hacer.

Te vas, te alejas, te desapareces de la vista de inocentes lamentos desahuciados. Me voy, me largo, me retiro de la eterna polémica entre mi cama y tus sentimientos. Eramos, fuimos, seremos el sin fin de canciones dedicadas y versos rotos, y yo, me caigo y me derrumbo ante un amor que heriza mi piel, destroza la voz que tacta y trata de escuchar esa que en mi mente habita, esa que tecla por tecla llama tu recuerdo como si fuese el último, y yo, muero de miedo.

Quizas sus besos sabían a mar, quizas sus miradas desgarraban un cielo profundo de un pensamiento sin recuerdos, quizas a ésta hora me dirás que estamos enamorados, por favor, y tú, desanimada y deshecha reviertes, reintegras, recompones en tu cabeza pesada, hecha de música triste y poesía minimalista que descompone amor, que descompone amores, y tú, eras por la que vivía de valentia.

Amor, amor. Significas el lenguaje de todos los seres del Universo; no te vayas no me iré, seguiré tu camino si así decides, ambos seguiremos vuestro camino si de elegir la eternidad se deba… pero al amor encontraré, encontraremos, todos juntos él límite de sus indefinidos.

—  Fuentes. Julián. @its-blue42