chicas raras

Lo unico de lo cuál me arrepiento es haberme abierto a personas que al final no merecían conocerme de esa manera.
Te voy ha arruinar la vida, pero en el proceso te hare estremecer como nunca antes lo haz hecho, te mostraré que es el amor, el desmor. Te ensañere el éxtasis puro mediante la conexión de nuestras almas, te hare sentir galaxias en tu interior, tus ojos los sentiras como estrellas, y todo a tu alrededor sera hermoso. Y cuando llegue el momento de decir adiós, dolera, como nunca antes había dolido, te matará y sentíras como aquellas galaxias mueren dentro de ti, y queras pelear por su supervivencia, y te darás que cuenta que siempre volverás a mi para sentir esas galaxias, ese éxtasis, y yo siempre querre que vuelvas por que solo tú me das la magia para poder crear esas sensaciones en ti.
He pasado toda una vida encerrada en mí, viviendo a través de cortinas que yo misma me creé, para olvidarme de la realidad en la que vivía, así todo era más fácil o al menos eso sentía, porque me ayudaba a sobrevivir, a que las cosas, lo hechos, no dolieran tanto, incluso que las personas no pudieran lastimarme; fui víctima de mi misma, aún sigo siéndolo. La diferencia es que ahora soy consciente de ello y duele tanto; siento que el dolor quema cada parte mí. Me estoy hundiendo y no sé cómo salir, te juro que lo intento, pero cada día que pasa mi mente se apodera más de mí, me hace preguntas que no quiero responder, ya no quiero conocerme, ya no más. Siento tanto miedo, creo que tengo más miedos que metas en esta vida; me tengo miedo a mí, a lo que pienso, ¿por qué simplemente mi mente no se calla?, ¿Por qué tiene que seguir atormentándome?, no sé, no sé, no sé.
Tal vez quiera decirme algo, algo que yo no veo, tal vez quiera ayudarme, no sé que pasa conmigo.
Hay un caos, un caos en mi cabeza que mi boca no puede expresar, es por eso que lo escribo, te lo escribo a ti, porque sé que lo entiendes y si no lo haces no buscas mentirme, tampoco pretendes salvarme. Eres la primera persona que no lo intenta y no quiere hacerlo, eres la primera persona que me deja hacer las cosas que yo quiero y no me limita, me dejas ser libre por más que pueda llegar a enfadarte.
Amor, tengo que aprender a vivir, pero, dejar ir, aceptar, me está costando tanto; conocerme me está doliendo jodidamente mucho. A veces, sólo quisiera dormir durante mucho tiempo, pero, después me doy cuenta de que eso no lo es lo que quiero; yo quiero ser libre, amar, soñar, viajar, sentir y sé que para lograr eso tengo que pasar primero por el infierno.
Te prometo y es la única promesa que te voy hacerte; no voy a rendirme, mi cielo. Porque dentro de esos 5 años, no sólo te veo a ti en mi futuro, también me veo a mí siendo libre, bueno, al menos un poco de lo que esa palabra expresa.
—  Fragmentos de la vida de una chica solitaria; Carta a ella/mí.