chica morena

Si es cuestión de confesar no se preparar café y no entiendo de fútbol, creo que alguna vez fui infiel, juego mal hasta el parqué y jamás uso reloj y para ser más franca nadie piensa en ti cómo lo hago yo aunque te dé lo mismo. Si es cuestión de confesar nunca duermo antes de 10 ni me baño los domingos, la verdad es que también lloro una vez al mes sobre todo cuando hay frío, conmigo nada es fácil ya debes saber me conoces bien.

anonymous asked:

Que opinas de las chicas medias morenas que usan el cabello rojo o algo parecido? como crees que se ven segun tu perspectiva masculina?

weá de cada mina, sea blanca o morena, que se tinte el pelo del color que quiera, que se ponga los piercings que quiera. Desde mi perspectiva y opinión, da lo mismo, son libres y si eso las hace sentir libres y lindas, bacán por todas ellas 😌

Ofiuco

Aries se despertó. Escucho gritos, gritos que seguían y después parecías zumbidos.

-GEMINIS!!!- grito con todas sus fuerzas y volvió a darse cuenta que tenía la voz de una chica. Estaba lejos de la arena de Marte. Había recobrado su forma física “normal”.

El lugar en todo estaba era extraño, completamente extraño, vacío, oscuro y a la vez lleno de Luz. Podía observar claramente el vacío infinito.

-GEMINIS!!- su voz le temblaba estaba asustada y a la vez podía contratarlo… Sus piernas temblaban y la espalda que tenía en la mano derecha estaban a la mitad. -GE–

- no grites más por favor- dijo una voz tranquila y delicada. Aries se congelo al encontrarse con esos ojos tan cerca.

La piel morena de la chica, sus hermosos ojos oscuros… Todo se camuflaba con toda la oscuridad de alrededor.

-Desde cuando…?-

-Desde hacer mucho tiempo antes de tu llegada-

Aries tenis piel blanca y el cabello rubio, solo Acuario se vería más contrastando al ser tocado por la chica.

-¿Sabes donde esta Géminis?- pregunto Aries y la morena limpio la lágrima que de los ojos de Aries caía.

- se ah ido pequeña…- le confesó y Aries se conmocionó. La chica de piel morena fue derribada y la punta de su maltrecha espada apunto su cuello.

-¿¿¡DONDE ESTA GÉMINIS??!-

-¡¡¡ARIES!!- escucho el grito del Géminis a lo lejos y Aries se puso de pie enseguida y corrió-¡¡ARIES!!- Pero no sabía exactamente de donde venía el grito, dio un par de vueltas hasta que decidió una dirección.

Aries corrió y se estampo cruelmente con una pared que apenas había entendido que existía. Sostuvo su nariz se la había roto por el impacto.

-¡Carajo!-  y empezó a golpear con su espada rota esa pared la cual no parecía que fuera a ceder.

La misteriosa chica se reincorporó y se dedicó a mirar a Aries, furiosa, desesperada y asustada.

- es inútil…- le susurro acercándose a ella.

Aries golpeó con tanta fuerza que la espalda termino de quedarse y esto la hizo gritar, sacando llamas de su boca y sus dedos.

La chica misteriosa se asusto y retrocedió un poco por la verocidad de Aries.
Aries entraba en pánico, Géminis le estaba pidiendo ayuda y ella se encontraba ahí… Inútil sin poder pasar esa  pared que ni siquiera sabía  si lo era realmente.

La sangre en su nariz escurría un era limpiada por manos temblorosas, “duele” pensó y sintió como alguien tras suyo intentaba reconfortar la.

-¿Te encuentras bien?- le pregunto miedo le ofrecía un pequeño pedazo de tela negra que seguramente había arrancado de su túnica.

-…. No-

-Lo lamento-

-¿Quien eres? ¿La muerte?+ Ese era un concepto humano, equivalente a cualquier pregunta caresiente de sentido.

-No, no soy la muerte- se rió - ¿me han borrado de tu memoria Aries?- pronuncio su nombre y al mirar sus ojos llenos de confusión lo confirmo - Hola, mucho gusto, mi nombre es Ofiuco- se presentó y estrecho su mano - yo también era un signo del zodiaco-.

-Oh! Oh por el Sol. ¡no!- Aries se cubrió los ojos, se le llenaron de lágrimas- ¡¿Fue por mi culpa cierto​?! ¡¡Envolvieron a Géminis por mi culpa!! ¿¡¡Por qué no solo me mataron a mi?!!- sujeto los hombros de Ofiuco y está se asusto.

- espera…No, te equivocas… Aries… ¡Me lástimas!- la soltó.

- disculpa…-

-no… Este, yo ya sabía que eras agresiva… Fuera tenido más tacto…-

…Silencio…

- me alegra verte- dijo Ofiuco

-… En verdad lo siento - la miro a los ojos- lamento no recordarte-

- no te preocupes… Se que volveremos a ser grandes amigos- sonrío

Despues de sonreír, Aries cubrió su boca y se llenó de rabia, como podía estar ahí tranquila hablando si Géminis estaba en peligro.

Se puso de pie y sus puños empezaron a golpear esa barrera.

- no lo hagas… ¡Te lastimaras!- dijo Ofiuco, pero Aries no obecio.

…..

-¿Desde cuánto estás aquí?-

-Mucho tiempo…-

-¿Como aún no te has vuelto loca?-

- ¿¡Quien dice que no lo estoy?!-

-Jaja- Aries se rió

-Estoy loca por contacto físico por otra persona-

- huy- le sonrió - con gusto te ayudaría… Pero la sangre y las lágrimas… Creo que me eh vuelto poco atractiva-

- eres hermosa-

El ambiente empieza a calentarse y Ofiuco consigue experimentar nuevamente un beso que hace siglos no recordaba como se sentía.

Ambas chicas se separaron y Aries se percató de una luz color azul atravez de las paredes negras… Las cuales ahora parecían ventanas.

- ¿que es eso?-

- ¡Oh! ¡Cielos! ¡Es un recuerdo olvidado!  Enserio que espero que no sean los sentimientos de Capricornio-

-¿Que?-

- estando aquí… Aveces veo un poco de sus vidas… Cuando son purpuras, es algo que les pasa a ustedes, los azules son recuerdos… Los rojos sueños-

- entonces vives aquí usmeando nuestra ¿eh?-

-aveces… Todo el tiempo se filtran cosas de la calle de los astros,  aveces hay algo de los planetas o incluso de la tierra… Es muy  extraño, pero es menos común los silencios completo como los que has estado viendo-

- ¿es información que apenas me das?- se burla Aries

- como pudiste darte cuenta mis prioridades eran otras…- admitió.

-¡Oh! Pillina- se burló.

Aries y Ofiuco contemplaron la pantalla, en ella estaba Virgo, mirando como Piscis y Tauro jugaban, sonreían y tonteaban, después el recuerdo se extinguia.

-oww… Era otra vez de Virgo, ella con frecuencia le pide a los planetas que borren sus recuerdos doloroso-

-¿Dolorosos? ¿¡No me digas que?!-

-si-

-Con razón noble importo que Piscis perdiera la memoria y Escorpio se convirtiera en un bebé-

-¿Como?-

-¡Esta enamorada de Piscis!-

-¡No idiota! De quién está enamorada es de Tauro-

-¿Que?-

- Sigues siendo muy lento Aries-

-Mmmm-

-¡Tengo una idea! te diré los intereses amorosos de cada quien-

- Si, si dimelos-

- A Cáncer le gusta Sagitario, a Leo le gusta Cáncer-

-¡Nooo!-

-Si, si que si-

- ¿que más?-

-Bueno, Acuario esta interesado en… Aaah!- grita

-¡¿¿Que??!-

- ¡Se está haciendo una grieta!- apunta al lugar donde Aries estuvo golpeando, donde por la luz podía  notarse todos el daño que Aries le había hecho a la zona y podía verse que se estaba regenerando. - ¡Pegarle, pegarle antes que se cure!- grito Ofiuco y Aries obedeció.

Aries tenía brazos más débiles que antes pero ahora que sabía que había una posibilidad para salir, no iba a detenerse.

- ¡¡Se está cerrando!!- recordó Ofiuco y Aries se recordó que no podía dejar que eso pasara.

Gruño y sus piernas se pusieron firmemente en el suelo, su cadera giro, se rompería el brazo, pero iba a dar todo de ella misma.

Ofiuco vio con el brazo de Aries se prendió de llamas azules el calor era tan intenso que al romperse el primer brazo la estructura se llenó de grietas y al golpear con el otro todos los cristales se desboronaron.

- ¡Santo Sol! ¡Aries!-

Papá, Mamá. Soy Gay.

Papá, tuvimos esta conversación antes lo se, pero en ese momento no me tomabas realmente enserio. Creíste que era una etapa algo normal en una adolescente y era aun más creíble porque habías sabido de muchos casos de “personas gay” que solo lo decían por atención, pero quiero que sepas que no soy una de esa multitud. En ese momento no tenía el coraje para defenderme y te dí la razón queriendo creer que lo que tu me decías que yo sentía no era lo que yo pensaba.

Mamá, sé que te lo dije antes, en muchas ocasiones te di señales. Sí es cierto, tuve novios varones, pero tu y yo sabemos de siempre que ellos solo han sido como otros amigos. No los veía como parejas, los veía como grandes amigos. La razón por la cual no seguí insistiendo en darte a demostrar que soy quien soy, decidí ocultarme. Me puse una mascara de chica “heterosexual”. Contigo, con mi papá, con mis hermanos, con casi toda mi familia tuve que ocultar mis verdaderos sentimientos y opiniones, en parte por respeto pero el resto por miedo. Recuerdo la primera vez que te lo dije, y entre lagrimas me dijiste que eso no era normal, pues ya lo habrías notado, que eso era obvio desde niños, que lo mio solo eran gustos poco femeninos porque era mucho más madura que otras chicas de mi edad, y por vergüenza, dolor y miedo te dí la razón. Quise creer una vez más que yo estaba equivocada y que lo que sentía era confusión, quise creerte mamá, y cometí un gran error y perdón por eso. No pido perdón por ser quien soy, sino por mentirte, ocultarte cosas y por ser hipócrita al decir cosas como “cuando me case mi esposo tendrá que ser así” o “sí ese chico es muy lindo”. Perdóname por eso.

Perdónenme por mentir.

Hace mucho tiempo conocí a una chica, no diré que fue el amor de mi vida, pero si fue mi primer amor. Desgraciadamente, no termino muy bien. Pero si aprendí algo de esa relación, el amor es amor.

Hace solo un par de años atrás vi a una chica, morena, cabello largo y negro, era bastante alta, y desde el primer día me robo el corazón con una sonrisa. Me enamoré perdidamente de ella, y aunque entre ella y yo no hay nada más que una gran amistad estoy enamorada de ella, tanto o más que el primer día. Sé que ambos saben quien es, y les ruego que no intenten separarme de ella otra vez, pues tratando de hacerme un bien aquella vez termine peor, pero se que no lo hicieron con malas intenciones, solo querían protegerme. Pero quien tiene que decidir quien entra o sale definitivamente a su vida soy yo y decidí estar con ella siempre, para cuidarla y protegerla porque la amo aunque suene inmaduro, pero es la misma promesa que hicieron ustedes al traerme a este mundo, pero el amor es comprensión no posesión y como los amo, los comprendo pero también me amo y pienso que ya debo abrir mis alas y volar, tomar mir propias decisiones. Y decidí no esconderme, ni esconderles nada.

Sé que entre ustedes no existe la discriminación a los homosexuales, pero también sé que no debe ser fácil comprender que tu hijo sea homosexual. Pero papá y mamá, quiero que entiendan que es mi vida, voy a iniciar la universidad, conoceré personas nuevas, explotaré un nuevo mundo, cosas diferentes; y con el pasar de esas experiencias, aprenderé y maduraré como persona, pero no pretendo hacerlo entre las sombras, si bien es cierto que no tengo porque confesarcelo a todo mundo tampoco quiero vivir con el miedo de no poder demostrarle afecto, cariño y amor a mi pareja en público por miedo a lo que digan de mi o de ustedes.


Papá, mamá. Soy Lesbiana. Y los amo más que a nada, pero no quiero vivir en una jaula, quiero ser yo misma con todos, no solo con mis amigos, quiero saber que es ser feliz sin miedos, y espero que me apoyen.

Atentamente: Su hija Brenda.