cayetano-delaura

«Repite conmigo», le dijo: «En fin a vuestras manos he venido».
Ella obedeció. «Do sé que he de morir», prosiguió él, mientras le abría el corpiño con sus dedos helados. Ella lo repitió casi sin voz, temblando de miedo: «Para que sólo en mí fuese probado cuánto corta una espada en un rendido». Entonces la besó en los labios por primera vez. El cuerpo de Sierva María se estremeció con un quejido, soltó una tenue brisa de mar y se abandonó a su suerte. Él se paseó por su piel con la yema de los dedos, sin tocarla apenas, y vivió por primera vez el prodigio de sentirse en otro cuerpo.
—  Del amor y otros demonios - Gabriel García Márquez.
youtube

I really can’t wait to see this movie :D

Una noche fue ella quien tomó la iniciativa con los versos que aprendía de tanto oírlos: «Cuando me paro a contemplar mi estado y a ver los pasos por do me has traído» recitó. Y preguntó con picardía:
«¿Cómo sigue?»
«Yo acabaré, que me entregué sin arte a quien sabrá perderme y acabarme», dijo él.
Ella lo repitió con la misma ternura, y continuaron así hasta el final del libro, saltando versos, pervirtiendo y tergiversando los sonetos por conveniencia, jugueteando con ellos a su antojo con un dominio de dueños. Se durmieron de cansancio.
—  Del amor y otros demonios - Gabriel García Márquez.
Del amor y otros demonios

Publicada en 1994, es una de sus novelas más breves, pero no por eso deja de cautivar al lector.

La historia transcurre en la Colombia del siglo XVIII, en donde Sierva María de Todos los Ángeles, hija única del Marqués de Casalduero es internada en un convento bajo las sospechas de estar poseída por un demonio después de ser mordida por un perro rabioso. En el estricto ambiente de los claustros, comienza a establecer una relación con el padre Cayetano Delaura, que en un inicio es el encargado de exorcizarla, pero termina enamorado de ella. Como es de esperar, el amorío no solo es imposible, sino peligroso para ambos.

Con esta sencilla línea argumental, García Márquez nos pinta el periodo colonial esclavista en América latina, así como las supersticiones y las costumbres que imperaban con gran detalle.

Al inicio de la novela, la protagonista es una niña preadolescente que destaca por su comportamiento fuera de lo convencional. Pese a tener una elevada posición social, su comportamiento no corresponde al de una joven marquesa, ya que al haber sido criada por esclavos africanos, tiene todas las costumbres y hasta el lenguaje de estos, cosa que no es bien vista por su madre, que la odia y en ocasiones hasta le teme. En cuanto a su padre, no tiene mucha relevancia en su vida, ya que es un hombre débil y aburrido, hasta que se entera de su herida e intenta atenderla haciéndola feliz a su manera.

La única persona cercana a ella antes de su entrada al convento es Dominga de Adviento, una esclava que la acepta entre los suyos hasta que muere, momento en el que la pequeña debe regresar a vivir con sus padres, sin éxito.

Como en la mayoría de sus libros, García Márquez proporciona en esta ocasión abundantes detalles sobre el estilo de vida de los esclavos africanos, centrándose en Sierva María como una niña que en realidad no pertenece a ningún lado, ya que es temida y odiada por sus costumbres, y que no sabe cómo reaccionar al encontrar un poco de aceptación en el lugar menos pensado.

En contraparte, Cayetano es un sacerdote que goza de una cercanía con el obispo, y que además tiene un gran conocimiento religioso debido a su afición a la lectura, pero al conocer a la joven comienza a cuestionar los principios en los que ha creído toda su vida.

Una de las interpretaciones más fáciles de encontrar es la crítica a la Iglesia y a la ignorancia que existía en la sociedad; la Inquisición es una figura que si bien tuvo su auge en Europa, logró tener gran influencia en América Latina: gracias a su doctrina, todos creen que Sierva María habla el lenguaje de los demonios, cuando la realidad es que se expresa en el dialecto de quienes la cuidaron en su infancia. De igual manera, los gritos que salían de ella durante los exorcismos, no eran los seres sobrenaturales resistiéndose a ser expulsados, sino la respuesta ante el terrorífico rito que tenía que soportar, así como las coincidencias y enfermedades de las que entonces no se tenía explicación.

De esto se deduce entonces que los demonios a los que hace referencia el titulo no son los míticos seres del inframundo, sino la ignorancia y la superstición de la época.

Además de la historia de la joven marquesa, también se pueden encontrar tramas independientes, como el inicio de la educación religiosa de Cayetano o la manera en que se formó el matrimonio de Bernarda y el marqués de Casalduero.

La forma en que se combinan las culturas de África y América en un solo personaje hace que este sea un libro del que se puede aprender a la vez que se disfruta.

Para la trama de esta historia, Gabriel García Márquez se inspiró en una historia real que cubrió cuando trabajaba como reportero, en la que presenció la apertura de la cripta donde se encontraba el cuerpo de Sierva María, cuyo cráneo conservaba la larga cabellera que se negaba a cortar.

El libro inspiró a su vez una opera en Inglaterra en el 2008 y una película en 2009, además de ser incluido en fragmentos en libros de texto para educación primaria y secundaria.