causante

Yo quiero ser tu mejor estrofa cuando te decidas a tocarme con las manos. Quiero ser el causante de las comillas en tu rostro cuando sonrías. Quiero ser el que te guie de la mano cuando te sientas perdida. Quiero ser tu mejor estación, para que cuando sientas frío te regale la primavera a través de un abrazo. Quiero ser tu mejor poesía y así perderme en cada letra que dibujare a versos y a besos sobre tu piel. Quiero ser tu mar, pero sobre todo tu mejor salvavidas. Quiero ser ese que al despertar te levante con una notita de «eres la más bonita del mundo». En definitiva, amor, quiero ser el que te acompañe cuando a la piel se le dé por regalarnos las arrugas.
—  A la chica de mis sueños, Jorge Muñoz
Poema 45(Poema)

Tuviste una oportunidad,
te entregue mi corazón,
mostrates tu crueldad,
sin razón.

No lo soportaba más,
llevaste la oscuridad a mi hogar.
No regresare jamás,
conseguí despertar.

No sé como no lo vi,
supongo que me cegué.
Ya no es así,
a continuar me negue.

Dolor a mi alrededor,
tú fuiste el causante.
Nunca hubo amor,
fue tan decepcionante.

Lay it down-wigetta

La canción se titula “Lay it down” y es de Aerosmith 


Cuando la noticia se divulgó lentamente por cielo y tierra,  un desastre, con iguales resultados de una catástrofe natural, empezó a armarse. Fans deprimidos, algunos decepcionados, otros indiferentes y muchos arrastrados por el sentimiento arrasador de la ira contra el causante de tanto alboroto: Carlos, el nuevo compañero de piso de Willy.

Pero entre todas las opiniones, había una que aún permanecía en silencio, observando desde la oscuridad. Vegetta no había abierto boca sobre el argumento, ni si quiera había lanzado indirectas que revelasen sus pensamientos.

Willy se despertó, abrazado por la luz de un hermoso amanecer. Los rayos del sol pegaban celosamente justo en su cara, desvelando sus labios rosados en ese rostro angelical…

Labios rubí…Sus labios están ardiendo,
Dame un beso si lo deseas.
Dime como quieres que sea
porque si es amor lo que quieres…
Entonces no te importa un poco de ternura
que a veces es tan difícil de encontrar…


Permaneció con los ojos cerrados varios minutos, para luego caer finalmente en cuenta de su situación. Estaba tumbado sobre la fina arena de una playa, fijando su vista en el cielo que frente a sus ojos se llenaba lentamente de colores oscuros: Recuerdos de la noche anterior esfumados que aparecían en su mente como nubes manchando el precioso cielo anaranjado.

¿Cómo había llegado ahí?

Le dolía la cabeza por la resaca. Había tomado mucho para la cantidad de alcohol a la cual  estaba solitamente acostumbrado, pero tras varias insistencias por parte de Carlos, al final había decidido arriesgarse a pasarse un poco de copas. No era un pecado, en el fondo ya no era un niño.

Se levantó despacio, pasando sus manos por su alborotado cabello lleno de arena, acomodandolo lo mejor que podía. Buscó con la mirada alguna pista que le permitiece reconocer el lugar donde se encontraba. Las olas del mar parecían sussurrarle algo mientras caminaba por la orilla en busca de un cartel con sus zapatos en las manos. A cada paso que daba, el lugar se iba volviendo mas definido ante sus ojos.

No hubo necesidad de pensar mucho en lo que debía hacer cuando se subió en una pequeña montaña de area compacta. Tomó la foto de prisa e inventó una excusa creíble  para justificar su ausencia durante toda la noche en twitter. Posteó la excusa y la foto, para seguir su recorrido.Tampoco hubo necesidad de ningún cartel cuando su vista se posó en una estructura muy conocida para él.
Frente al pier se sintió repentinamente pequeño.

Estaba en Santa Monica… Y sin coche. Resopló cansado, estaba bien tener una noche de locuras, pero había sido muy poco responsable de su parte emborracharse hasta ese punto. Su mente se debatía internamente si llamar un taxi para regresar a casa ó seguir admirando el amanecer frente a sus ojos.
Su celular vibró, anunciando la llegada de una notificación: Vegetta777 te ha mencionado en un post.

“ @WillyrexYT menos playa y a grabar apocalipsisminecraft! XD”

Optó por llamar rapidamente un taxi. De alguna manera no quería que Vegetta lo llamara para apurarlo. No quería que se enterara de su metira. Sabía que le recriminaría por ser tan irresponsable al salir de fiesta el día mismo que había regresado a Los Angeles.El taxi llegó pronto para su alivio, subió indicándole al taxista la dirección de su casa.

Relájate…Relájate
Hazlo todo bien
Relájate…Relájate


Durante todo el recorrido su uña sufrió el feroz ataque de sus dientes, un reflejo que solía tener cuando estaba nervioso. Aunque nunca lo admitiría… Quería llegar pronto a casa.

Cuando el taxi paró frente a su departamento pagó velozmente el dinero y salió, practicamente corriendo como alma en pena, hacia su casa. Buscó con nerviosismo las llaves en sus bolsillos, encontrandolas despúes de algunos segundos de ansia.

Para su alivio la casa estaba vacía. Eso significaba que Carlos seguía afuera, tal vez seguía festejando, sin tener realmente motivos para hacerlo. Se permitió suspirar, dirigiendose hacia la cocina para tomar su desayuno. Pero claramente, en ese preciso momento, su celular empezó a sonar: Una llamada de whatsapp. El aire le faltó justo antes de responder.

- ¿Willy?- Preguntó la voz que venía desde el aparato que sostenía a la altura de su oreja. Tardó una fracción de segundos en responder.

- Ah… Hola.-

La risa Vegetta se escuchó viva y seduciente, como solía ser desde siempre…

- Hombre, que entusiasmo compañero. Relájate que tampoco te como por dejarme esperando tanto.- Hizo una breve pausa.- O a lo mejor si.-

Willy soltó un suspiro, apoyándose en la mesa para no desfallecer en ese mismo instante.

- Vale, vale. Lo he pillado. Disculpa si te he hecho esperar, ya sabes que me tomo todo el tiempo del mundo para desayunar.-

Un silencio sepulcrar se deslisó entre ellos, dejando a Willy medio mareado con aún la resaca sobre sí.

- ¿Estás listo? Grabemos si es así.- Respondió simplemente, sin ser descortez.-

Grabaron el episodio normalmente, como normalmente hacían, y al terminar y despedirse, Vegetta le pidió seguir hablando por Skype. Willy aceptó, con su corazón apretado en el puño del remordimiento. Se sentía culpable por haberle mentido.
En el fondo… Vegetta era su amigo.

Relájate…Relájate
Voy a abrazarte tan fuerte
Relájate…
Antes de la luz de la mañana
Todo va a estar bien…Relájate.


Vegetta lo llamó en seguida, permitiéndole ver su rostro masculino desde la webcam. Por su parte también puso la cámara, arrepintiéndose después de un rato hablando…. Cuando el tema salió a flote.

- … ¿Y que tal las cosas con Carlos?- Preguntó el mayor con mucha calma.

Willy apretó sus puños, tragando lentamente bajo la mirada atenta de Vegetta.

- Bien… La verdad bien.- Respondió seco, intentando no decir más de lo planeado.

- Hombre me alegra… Espero que te trate con respeto y que no te oblige a hac…-

Willy abrió la mirada repentinamente amenazante. Soltó un gruñido. - No hago nada que no quiero hacer. ¡Si me apetece acostarme con tres tías a la vez que te sepas que lo hago porque se me da la reverenda y regalada madre! No porque Carlos me lo diga.-

Vegetta permaneció en silencio tras la confesión del menor, más luego de un breve tiempo el mayor sonrío ligeramente.

- ¿Y por qué te aparecería hacer eso?-

La pregunta tomó desprevenido a Willy, al punto de casi hacerlo atragantarse con su propria saliva.

- ¿P-pero qué pregunta es esa? ¡P-porque soy un h-hombre!- Soltó cabreado.

Vegetta volvió a reír, sin una pizca de burla en su risa.- ¿Entonces eres de esos hombres que piensan solo en divertirse por una noche?

Willy se sonrojó sin quererlo. No respondió por un largo tiempo.

- … Puede ser….-

Dime como te sientes
Cuando hacemos el amor
Dime si es real o solo hazmelo creer
Nunca sabrás de que estas hecho
Hasta que habrás tu corazón para recibir


El mayor permaneció en silencio, entrelazando sus dedos de manera lenta, hasta el punto de ser torturadora para la vista del menor.

- ¿Entonces lo nuestro era solo una aventura?-

El corazón de Willy se aceleró violentamente ante tal pregunta. Dio un salto sobre su silla, levantándose como si quisiera realmente encarlo frente a frente.

- ¡Claro que no! ¡Contigo nunca fue un juego!-

- ¿Cómo puedo estar seguro de eso?

Willy apretó sus puños, cerrando con fuerza los párpados al pronunciar la respuesta.

- Era real… Contigo… Todo lo que sentía…. Era real.-

- ¿ Y que es lo que sientes con los demás? ¿ Cómo se siente tener unas manos sobre tu cuerpo que no son las mías?

Willy entreabrió los labios, respirando despacio.

- Frías. Esas manos se sienten frías.-

Vegetta sonrió ligeramente, sin malicia.

- ¿Y las mías? ¿ Cómo eran mis labios acariciando cada centímetro de tu piel?-

Willy abrió los párpados, levantando la mirada, observando a Vegetta.

- Cal… ¿¡Pero que se supone que hago yo dándote explicaciones?! ¿ A ti que te importa de lo que haga o no haga con mi vida?-

- Me importas porque sigo queriendote.-

Willy permaneció en la misma posición, al igual que Vegetta. El primero con los ojos puestos en el segundo y el segundo con la mirada fija en el primero.

- Nada dura para siempre… No quiero volver a creer que alguien puede quererme. Tu mismo dejaste de hacerlo, deja de mentirme.-

- Nunca he dejado de hacerlo. Deja de mentirte a ti mismo.-

El pecho del menor empezó a arder sobre la piel, quemandole por dentro.

Porque si el amor que tienes
Es el mismo viejo crimen
Estamos hablando de una ternura
Es tan difícil de encontrar
Y estoy detrás de la tuya


El mayor puso por primera vez su voz seria, pronunciando cada palabra con orgullo - Deja de decir que el amor no existe cuando yo sigo corriendo tras de ti.-

Willy dejó de mirarlo , todo le sabía a mal.  -Entonces… ¿Por qué? ¿ Por qué yo estoy aquí y tu allá? ¿ Por qué me dejaste?-

- Yo no te dejé Willy.-

Recuerdas los tiempos
Que hablábamos en tus sueños
Con un bolsillo de gomas
Que tu nunca conservaste
Entonces soñaste con tus
mejores amantes
Cuando jalaste las cubiertas
De las voces en tu cabeza


- ¿Recuerdas la noche antes de que viajara para España? Yo nunca podré olvidarla. Pasamos el día entero hablando y jugando, como hacía mucho no hacíamos. Quemamos el pollo ese día, por eso tuve que que pedir comida china a domicilio. Mientras esperábamos te pusiste a hacer un monólogo sobre todos tus planes, tus sueños, tus metas…- Vegetta hizo una pausa, sonriendo con la melancolía bailando sobre sus labios - Pero en ningún momento me incluiste en alguno de ellos. Estabas tan enganchado con tu futuro, que temí no tener ningún lugar en él… En el fondo te comprendí, pero a cada palabra que decías sentía la inseguridad consumirme. Por eso al partir decidí que…-

- Decidiste que necesitaba mi tiempo para estar solo…- Terminó Willy, arrastrando las palabras, sorprendido.

Vegetta asintió.- Y tu pensaste que había cambiado. Que habías dejado de importarme y que por ese motivo estaba mas distante. Nunca fue así, pero tu lo viste de esa manera. De pronto me dijiste que un conocido tuyo buscaba un lugar en Los Angeles donde quedarse por una temporada. Comprendí que era tu manera de preguntarme qué era lo qué pensaba sobre el asunto.-

- Por eso me dijiste que era libre… Libre de hacer lo que quisiera-

- Nunca quise decir que quería separarme de ti, pero que pensaras eso me empujó hacia la decisión mas dolorosa de mi vida. Decidí realmente darnos un tiempo, para pensar… Todos necesitamos un momento para pensar.-

Di si quieres que sea malo
No lo dejes nunca escapar
Porque si lo que quieres es ternura y amor…
Relájate… Relajate
Hazlo todo bien
Relájate… Relájate
Voy a abrazarte tan fuerte
Relájate…



- Lo siento…Siento que todo esto haya pasado, que llegaramos a tanto para comprender lo que se nos olvidó Vegetta.- Willy volvió su mirada hacia Vegetta, cruzando sus miradas. Dos fuegos ardiendo se veían reflejados en las pupilas de ambos.

- ¿Qué?-

- Todos también necesitamos a alguien. La soledad es bonita cuando tienes alguien con quien compartirla.-

Vegetta no emitió algún sonido, simplemente se dejó hechizar por el movimiento de los labios de aquel niño que con tanto cariño le dijo…

- Y lastimosamente para ti, eres tu a quien necesito.-

El mayor sonrió, sintiendo su corazón latir ferozmente como una bestia recién despertada de un triste letargo. El menor correspondió a su sonrisa.

- Iré a romperle el culo a Carlos.-

Willy rió por lo bajo. Todo estaría bien, la distancia no les afectaría como todos temían. Y Carlos no era una amenaza que merecía ser temida. Ya no era un niño, es verdad…

Pero tampoco un estúpido.


Relájate…
Oh… Antes de la luz de la mañana
Va a estar todo bien
Oh… Relájate
Voy a relajarme esta noche
Voy a andar por aquí esta noche


———————————————————————————
Yo no soy buena para opinar, pero aquí están mis esperanzas.

No me queda nada más que agradecerte a ti, personita hermosa, que te has tomado el tiempo de leer esto. De verdad, muchas gracias.

anonymous asked:

Quisiera ser ella. A la cual la miras con ojos de amor, a la que le dices "Te amo", la cual extrañas en las noches, quisiera ser la causante de tus sonrisas. Te juro que quisiera que me miraras como lo haces con ella. Pero yo no soy lo que todos esperan, yo no tengo el mejor cuerpo ni el mejor carisma. Quisiera hablar contigo pero tengo miedo que te aburras de mi y te vayas. Ya me ha pasado y no quiero que vuelva a suceder. Te quiero, te quiero mucho. Att: La niña nerviosa.

No lo creo que seas aburrida pareces una linda persona y con buenos sentimientos es mas soy muy inseguro de mi a pesar que todos mis amigos y amigas me digan que podría tener a cualquier chica soy muy tímido pero cúa do estoy en una relación llegó a ser muy detallista porque me encanta ver una sonrisa en el rostro de mi novia y pues soy así también con las personas que me conocen muy muy bien tenemos algo en común linda noche

anonymous asked:

Parte 2 Le estaba dando la espalda a la pared y quería dormir más pero sentía que algo iba mal, que debía despertarme y solo me quede ahí con cara de ¿what? Y lo sentí; sentí como algo o alguien me acariciaba el pelo y luego gruñía. Me quede ahí, paralizada y la columna me temblaba, tenía miedo, aún tengo miedo. Espere que sonara otra vez la alarma y cuando sonó, la apague, me pare, me gire y no había nada, salí del cuarto y empeze a llorar, llame a mi hermano que viniera. Tengo miedo, ayuda MC

Seguro solo fue un mal sueño cariño. Puede ser que antes de dormir viste algo parecido, en la tele o algo, y por eso te causo esa sensación de que alguien estaba ahí. También puede ser que estuviste pensando en algo que te dio un poco de temor. El estrés, o cenar algo pesado también son causantes de las pesadillas.

xo,

Bree

anonymous asked:

Te acordas cómo terminaste así y por qué causa? Es decir, cómo es que no te sentís viva.

Creo que no es una causa en particular, no se si me explico, no tengo un punto de mi vida donde digo, acá, se cago, si se que fue a medida de que mis problemas fueron aumentando y yo los seguía ocultando.

 Te explico, no voy a decir todas las causas porque son muchísimas, pero es como que, a medida que iban pasando mis problemas (problemas que tengo desde chiquita) yo me iba metiendo cada vez mas en un poso, hasta ahora, con 16 años, solo que ya me canse de tratar de salir. Creo que el causante de que ahora este así es que estuve callada todos estos años, mientras pasaban mis problemas no se los contaba a nadie, me los tragaba todos yo, pensando que podía sola, que iba a poder salir sin ayuda de nadie. Ahora me doy cuenta que fue un error, pero ya no puedo volver el tiempo atrás.