carromato

Antes - Mar (2009) Casi Ángeles

Antes había una fuente. De perna que soy, me caí, y el me rescató; ahí nos conocimos. Antes yo era una nena asustada y peleadora, él me trató como a una princesa, me dio cosas con las que… nunca había soñado. Antes él era un nene bien, vivía en una burbuja, yo le abrí los ojos y él me enseño a amar. Antes él se equivocó y me rompió el corazón… yo me equivoqué y le rompí el corazón. Antes había un carromato, en ese carromato nos perdonamos y nos comprometimos. Antes no sabía lo que era el amor, y ahora no puedo vivir sin él. Si uno sabe la que se viene y la puede evitar, mejor, ¿no? Si sabés de antemano que el bondi al que te subiste va a chocar, ¿te subís? Si sabés que se viene un huracán, ¿no te escondés 20 metros bajo tierra para evitarlo? Cuando uno ve venir el quilombo, tiene dos alternativas: ir y ponerle el pecho,  jugarse… o retirarse de un round que uno ya sabe desde antes que va a perder por knock-out. Si sabés que te van a atacar, mejor atacar antes, ¿no? El que pega primero pega dos veces. Si ves venir la piña, mejor anticiparse, ¿no? Si sabés que te quieren meter en cana, ¿no es mejor escapar? Algunos dicen que si rajás, servís para otra guerra. Si sabés que te van a cortar el rostro, mejor ni tirarse a la pileta, ¿no? Si sabés que te van a decir que no, ¿para qué preguntar? Pero, ¿y si te equivocás? ¿Y si te retirás de la cancha pero tenías muchas chances para ganar? ¿Y si atacás antes de que te ataquen pero en realidad nadie te iba a atacar? ¿Si te escapás de gusto porque nadie te iba a encerrar en ningún lado? ¿Y si vos decís que no antes de que te corten el rostro pero en realidad el otro quería decir si? ¿Y si dejás antes de que te dejen para no sufrir y resulta que no te iban a dejar? Cuando me la veo venir, cuando siento que se viene la guillotina, yo no soy de las que ponen la cara para el cachetazo… Es muy cobarde, ya sé, pero es tan grande el dolor cuando te dejan, que mejor dejar antes de ser dejado.