caretabla

Los vigilantes de mi edificio: edición San Valentín

Creo que ya algunas veces les he comentado por acá lo increíblemente cómicos e incómodos que son los vigilantes de mi edificio. Que si escuchan The Noise a todo volumen a las 7:30 am o le echan los perros a las señoras de limpieza o a la conserje… Pero esta vez se pasaron. Bueno, uno de ellos.

Se trata de Jhon, el que me tiene más confianza pues siempre que llego me pide cigarros, conversa conmigo cuando estoy abajo esperando y me cuenta los chismes del edificio (forever doña).

Hoy cuando llegué de la ofi, Jhon se me acerca para pedirme “un favorcito, mi pana…”. 

Jhon: Me da mucha pena pero… ¿me puedes regalar un mensajito?

Fyr: Plomo won, tranquilo.

Jhon: Bueno, son dos… Es pa’ mandarle un mensaje a la jevita por el día de los enamorados, tu sa'e…

Fyr: Dale, tranquilo… Dime el número… -luego de darme el número- ¿lo escribes tú?

Jhon: No no, yo te dicto.

Fyr: Dale, dime.

J: Buenas noches cariñito de mi vida. Espero que estés bien, sos mi deseo. Te escribo este mensaje para darte mi felicitación de corazón por este día tan especial que te lo dedico a ti. Quiero que sepas que estoy enamorado de ti y espero demostrártelo lo más pronto, créeme. Espero que sepas conservar lo que estoy comenzando a sentir por ti. No te digo que te amo pero sí estoy comenzando a quererte. Que pases buena noche sos mi deseo y desde la distancia te mando un beso para tus lindos labios que pienso tocarlos lo más pronto posible. Es Jhon.

F: Listo =), qué fino won.

J: Gracias pana… Bueno, ahora el otro.

F: ¬¬ a ver, ¿el mismo número?

J: No, otro.

F: ¬¬!!! Díctame.

J: Buenas noches, Marlene..

F: ¿Marico es otra jeva? Te afincaste.

J: Bueno, tu sa'e cómo es. Ajá bueno. Buenas noches, Marlene. A pesar que no te conozco tanto ni tú a mi, quiero mandarte mis felicitaciones por éste gran día. A pesar que no te conozco bien ni tú ami, te deseo lo más bello en éste gran día que comenzó y en la noche que se acaba. Espero que te sientas muy feliz de mi parte y quisiera que algún día conocieras mi corazón y yo el tuyo. Buenas noches, Jhon. Te prometo que mañana escucho tu canción.

F: Listo, ¡ratica xD!

J: Bueno un tercer mensaje pana… Este sí es para mi esposa.

F: ¡MARICO ME ESTÁS JODIENDO!

J: Coño panita tú sa'e cómo es, esa es la esposa de uno…

F: Díctame, pues…

J: Buenas noches, me siento arrepentido por lo que hice anoche. En este día me he sentido mal por dentro. Espero que me disculpes porque estoy arrepentido por lo que hice. De pronto porque estaba muy tomado y actué así de esa forma y manera. Espero que me perdones de corazón. Mañana seguimos conversando respecto a eso. Quiero felicitarte por éste gran día muy importante para ti y para mi. Quiero que sepas que te quiero a ti y a mis hijos. No he dejado de pensar en lo que hice anoche pero siempre hay otra oportunidad. Me siento como un cobarde. Eres una mujer que vale mucho. Un beso para ti por este gran día y un beso para mis dos hijas. Si puedes me llamas en media hora. Es Jhon.

F: Listo bro. Te pasaste jajaja, ¿qué coño habrás hecho? Pero bueno, suerte, ojalá te perdone coño ‘e madre.

J: Gracias mi pana, qué pena de verdad. Buenas noches, estamos a la orden.

F: Vaya, tranquilo. Gracias a ti.

Los vigilantes también quieren. A su manera, pero quieren. Lo que me impresiona, además de lo obvio,  es cómo no le para bolas en dictarme toda esa cursilería y además tenga las bolas de mandarle el mensaje a su mujer pidiéndole disculpas luego de que le manda otro a otras dos bichas buscando un tumequemas.

Pero bueno, tú sa'e, esa es la esposa de uno…