capturar fotos

-Vamoh, sonríe. Sólo será pa’ la foto- Quería saber que era lo que decían nuehtroh seguidoreh al rehpecto. Ehtábamoh teniendo unoh díah increíbleh en Cancún… tantah cosah vividah y tantah personah con lah que habíamoh interactuáoh. Apreté el botón pa’ capturar la foto y cerré loh ojoh con una tranquilidáh muy natural.
-Vamos, coño. Deja eso allí y ponte a mi lado- Lo ehcuché decir con una voz bahtante atrayente. Publiqué la foto en Twitter sin avisarle; de haberlo hecho lo máh seguro eh que no hubiera ehtáoh tan relajáoh y natural en la foto.
-Ya voy tío, tranquilo- Dije, terminando con la labor para dejar el móvil a un lado y centrarme en quien realmente me importaba; Rubiuh.
-¿Y? ¿No vas a seguir con lo que dejaste a medias, por una simple foto?- Sentí como suh brazoh me rodeaban el cuello, atrayéndome peligrosamente a su rohtro. ¿Qué coño importaba? Ehtábamoh completamente soloh… no había nada ni nadie que noh detuviera. Toqué lah clavículah pronunciadah de ehte gilipollah que come y come y no engorda, deleitándome por lo mihmo…su delgadéh.
-Como detenerme…-Terminé lo que me había preguntado, plantándole un beso, mientrah lo acorralaba máh al borde del jacuzzi. Él se aferró de mi cabello, tirando con bahtante violencia, cosa que me encendía aún máh. Su rehpiración ehtaba tan agitada como la mía… lo necesitaba tener para mí todoh loh putoh díah de mi vida. Y ehte viaje noh había sentáoh de maravilla. Unoh díah en una hermosa ciudáh; compartiendo una habitación que, mihteriosamente, tenía un jacuzzi en el baño. Nada podía ser mejor