camisas de cuadros

Lo vi esa mañana como lo más hermoso que jamás mis ojos podían lograr ver, con su cara adormitada, su cabello desordenado, aquella camisa de cuadros que le sienta tan bien, su café en la mano derecha y el periódico en la otra, su manera tan sutil de ser él mismo, que todo lo que hace para mis ojos, es perfecto.
130 cosas que me gustan de ti.

1. Me gusta las diversas maneras que tienes para decir mi nombre.
2. Me gusta tu manera de vestir, siempre te ves exageradamente bien.
3. Me gusta que te preocupes por como luces.
4. Me gusta la manera en la que ríes.
5. Me gustan tus ojos.
6. Me gustan tus pestañas, y lo sabes.
7. Me gustan tus gestos, en especial esos que haces cuando te das cuenta que te observo.
8. Me gustan tus lunares, todos y cada uno.
9. Me gusta como se te ven las camisas de cuadros #PorqueIngeniero.
10. Me gusta tu cabello, en especial cuando dices que estas despeinado pero en realidad no es así.
11. Me gusta como luces con gorro, te ves tan asdfghjklñ.
12. Me gustan tus labios.
13. Me gusta cuando imitas voces random de cosas que vimos en internet, aunque algunas suenen creepy.
14. Me gusta que tengas muy presentes tus metas.
15. Me gusta la manera en que te preocupas por mi.
16. Me gusta como me pones en primer lugar dentro de tus prioridades.
17. Me gusta la atención que me brindas.
18. Me gusta tu comprensión, en especial cuando los miedos me invaden.
19. Me gusta cuando te enojas y terminamos riendo.
20. Me gusta tu manera de decirme no cuando quieres decirme sí.
21. Me gusta tu manera de convencerme, quién se podría negar a ese “Por favor, por mi”.
22. Me gustan tus besos en la frente.
23. Me gusta la manera en que siempre me ofreces tu hombro para dormir.
24. Me gusta que tomes mi mano mientras hacemos cualquier cosa.
25. Me gusta la manera en que intentas permanecer despierto por mi aunque mueras de sueño.
26. Me gusta tu acento, aunque finjas que no tienes.
27. Me gusta el modo formal que tienes al hablar.
28. Me gusta hasta como las malas palabras salen con estilo de tu boca.
29. Me gustan tus manos
30. Me gusta la manera en que me abrazas sin dejar de tomar mi mano.
31. Me gusta como me haces dar una vuelta de baile sólo para darme un beso, olvídalo, eso no me gusta, me encanta.
32. Me gusta tu barba, aunque digas que no es barba.
33. Me gustan tus brazos, sin duda mi lugar favorito.
34. Me gustan tus cejas tan expresivas y como las usas a tu favor.
35. Me gusta qué me dejes jugar con tu cabello.
36. Me gusta la manera en que aparentas ser un tipo frío y rudo.
37. Me gusta que no haya secretos entre ambos.
38. Me gusta tu risa nerviosa.
39. Me gusta tu manera de ver la vida, siempre realista.
40. Me gusta tu pasado porque te trajo a mi.
41. Me gusta la manera que tienes de siempre respetarme sin importar la situación.
42. Me gusta tu manera de a veces faltarme el respeto *inserte mi emoji favorito*
43. Me gusta tu forma de caminar.
44. Me gustan tus gestos en situaciones incómodas.
45. Me gusta tu seriedad para decir las cosas.
46. Me gusta tu sinceridad.
47. Me gusta la manera en que me haces sentir confiada cuando algo me preocupa.
48. Me gusta como haces hasta lo imposible para subirme el ánimo.
49. Me gusta la manera en que molestas a tu hermano porque yo sé que lo amas.
50. Me gusta que estés para mi sin importar la hora y lugar.
51. Me gusta que me escuches con atención sin importar que sean pequeñeces las que tenga que contar.
52. Me gusta la manera que tienes de hacerme ver mis errores.
53. Me gusta que me hagas ser mejor persona ~a mi madre también le gusta esto~.
54. Me gusta cuando me cuentas lo que pasa por tu mente.
55. Me gustan tus detalles.
56. Me gusta que seas más “algo” que yo.
57. Me gusta el tono de voz que haces cuando estamos en nuestros momentos cursis.
58. Me gusta cuando me dices que me extrañas.
59. Me gusta que seas más inteligente que el promedio.
60. Me gusta lo presumido que puedes llegar a ser.
61. Me gusta la cara que estas poniendo al leer esto.
62. Me gusta simplemente acostarme contigo.
63. Me gusta no hacer nada contigo, ojalá pudiéramos pasar más tiempo así.
64. Me gusta que te guste mi cabello justo cuando más despeinado y rebelde está.
65. Me gusta que me digas cuanto te gusto.
66. Me gusta la manera en que me haces sentir especial.
67. Me gusta tener planes a tu lado.
68. Me gusta tener primeras veces contigo.
69. Me gusta tu gusto musical.
70. Me gusta que siempre tengas buenas ideas.
71. Me gusta dar paseos tomada de tu mano.
72. Me gusta como tratas a mi familia.
73. Me gusta que siempre encuentras la manera de hacerme feliz.
74. Me gusta la manera en que me complementas.
75. Me gustan tus valores.
76. Me gusta que no te des por vencido cuando se trata de subir mi ánimo.
77. Me gusta como se ve tu cabello por las mañanas.
78. Me gusta como me miras de reojo cuando piensas que algo podría molestarme.
79. Me gusta que te gusten mis detalles y que los guardes aunque pronto llegue su fecha de caducidad.
80. Me gusta que te recuestes en mi, aunque yo siempre termine recostada en ti, probablemente dormida.
81. No me gusta, pero me gusta, qué las horas contigo se pasen volando, no me gusta cuando estamos juntos, y me gusta cuando estamos a la distancia.
82. Me gusta que te guste tenerme de la mano siempre.
83. Me gusta tu compañía, contigo todo es mejor.
84. Me gusta que me hayas dejado entrar a tu vida de manera tan inesperada.
85. Me gusta que des cosas por mi, con excepción de aquellas que tienen que ver con la escuela.
86. Me gusta que pienses en mi.
87. Me gusta cuando te pones algo rebelde.
88. Me gusta que seas tan responsable.
89. Me gusta que inclusive cuando estas molesto te preocupas por mi.
90. Me gusta que seas tan apuesto y encantador aunque lo niegues.
91. Me gusta que seas tan precavido.
92. Me gusta la manera en que me haces sentir tranquila cuando mis celos atacan.
93. Me gusta que me trates con caballerosidad.
94. Me gusta que sientas celos aunque no los admitas.
95. Me gusta que me aceptes con todos mis errores.
96. Me gusta que me ayudes a ser mejor mujer cada día.
97. Me gusta cuando me haces dramas, me resulta lindo.
98. Me gusta que me envíes fotos de cosas cotidianas de tu entorno, me hace sentir cerca de ti.
99. Me gusta la manera en que te llevas con tus amigos.
100. Me gusta que me cuentes como golpeas personas no intencionalmente en tus partidos de fútbol.
101. Me gusta que le cuentes nuestra historia a las personas.
102. Me gusta tu buen gusto para fondos de pantalla.
103. Me gusta cómo has cambiado mi vida para bien.
104. Me gusta que siempre apoyes mis locuras, porque gracias a eso tenerlos buenas anécdotas.
105. Me gusta que siempre encuentres las mejores canciones para dedicar.
106. Me gusta cuando me dejas ayudar con tu tarea.
107. Me gusta tu sentido del humor.
108. Me gusta que seas gruñón.
109. Me gusta el olor de tu loción.
110. Me gustan los motivos por los cuales haces las cosas.
111. Me gusta que me digas que estas orgulloso de mi.
112. Me gusta cuando sonríes.
113. Me gusta que sepas que pienso con sólo mirarme.
114. Me gusta lo guapo que te ves cuando estas distraído.
115. Me gusta cuando cantas los himnos y cantos de tu equipo de fútbol intentado que los aprenda.
116. Me gusta como sabes tanto de temas que el resto de la población mundial no.
117. Me gusta como nuestras visitas acaban siendo un tour por ciudades que uno o el otro no conocía.
118. Me gusta que seas tan ordenado.
119. Me gusta que seas mal perdedor.
120. Me gusta que me compartas historias de tu infancia.
121. Me gusta que me dejes sobre alimentarte.
122. Me gusta que siempre ofrezcas ayuda con las labores de la casa.
123. Me gusta que seas tan atento con todos.
124. Me gusta que me digas que si a todas las locuras que se me ocurran.
125. Me gusta cuando te ríes de mis chistes bobos.
126. Me gusta estar contigo haciendo cualquier cosa.
127. Me gusta la inmensa tranquilidad que me transmites.
128. Me gustan tus mensajes a media noche.
129. Me gusta cuando estas simplemente feliz.
Rayos, creo elegí una lista demasiado larga, pero ya para finalizar:
130. Me gusta lo que tenemos, simplemente me gusta amarte.

Soy mi Propia Lotería

Me ha tocado ser yo. Enamorarme de cosas raras y personas locas. Me encanta el olor que se queda en las manos al pelar mandarinas. El sabor de la sandia fresquita en verano. Y comer galleta con leche en invierno. Inundar los platos de pasta con queso rallado. Beber cerveza sólo en compañía. De pequeña leía hasta la etiqueta de los botes. Nunca salgo sin colonia. Y siempre, siempre me voy mirando en el reflejo de los coches aparcados. Mis pantalones apitillados y las camisas de cuadros. Soy hipocondriaca de nacimiento. Me agobio con facilidad. Soy de charlas largas con amigos y de debatir hasta la noche sobre el amor. Bailo peor que canto e intentó acariciar mejor lo que escribo. Soy de sangre caliente, pero igual de abrigada en cada estación del año. De ver mucho el mar. De escribir hasta en los manteles del restaurante. De viajar de aquí para allá. De hacer cualquier tontería para que alguien sonría. De estar tres días triste en casa y tres seguidos sonriendo por ahí. Soy una historia más. Soy de esas persona que ponen el despertador cinco minutos antes. De esas que les gusta ver el mar y escribir allí, escuchar música antes de dormir, y los besos con mordiscos. De esas que ven películas hasta quedarse dormida en el sofá y a las que no les gusta cocinar. De esas que son cabezotas tercas y testarudas. Que van a concierto y te follan también de lado. De las que suena Iván Ferreiro y se emocionan. De las que leen libros de papel en el tren y son felices. De las de cenar con amigos… y, si bebo un poco, sólo repito que les quiero. De esas personas que, sin saber nada de ti, lo saben todo. Y si me das tus ojos ya nada se me escapa. Un poco loco y raro, pero supongo que no hay nada mejor. Soy mi propia lotería. @isa-miramon

130 Cosas que me gustan de ti

1. Me gustan las diversas maneras y matices que tienes para decir mi nombre acorde a la situación.
2. Me gusta tu manera de vestir, siempre te ves exageradamente bien.
3. Me gusta que te preocupes por como luces.
4. Me gusta la manera en la que ríes.
5. Me gustan tus ojos.
6. Me gustan tus pestañas, y lo sabes.
7. Me gustan tus gestos, en especial esos que haces cuando te das cuenta que te observo.
8. Me gustan tus lunares, todos y cada uno.
9. Me gusta como se te ven las camisas de cuadros #PorqueIngeniero.
10. Me gusta tu cabello, en especial cuando dices que estas despeinado pero en realidad no es así.
11. Me gusta como luces con gorro, te ves tan asdfghjklñ.
12. Me gustan tus labios.
13. Me gusta cuando imitas voces random de cosas que vimos en internet, aunque algunas suenen creepy.
14. Me gusta que tengas muy presentes tus metas.
15. Me gusta la manera en que te preocupas por mi.
16. Me gusta como me pones en primer lugar dentro de tus prioridades.
17. Me gusta la atención que me brindas.
18. Me gusta tu comprensión, en especial cuando los miedos me invaden.
19. Me gusta cuando te enojas y terminamos riendo.
20. Me gusta tu manera de decirme no cuando quieres decirme sí.
21. Me gusta tu manera de convencerme, quién se podría negar a ese “Por favor, por mi”.
22. Me gustan tus besos en la frente.
23. Me gusta la manera en que siempre me ofreces tu hombro para dormir.
24. Me gusta que tomes mi mano mientras hacemos cualquier cosa.
25. Me gusta la manera en que intentas permanecer despierto por mi aunque mueras de sueño.
26. Me gusta tu acento, aunque finjas que no tienes.
27. Me gusta el modo formal que tienes al hablar.
28. Me gusta hasta como las malas palabras salen con estilo de tu boca.
29. Me gustan tus manos.
30. Me gusta la manera en que me abrazas sin dejar de tomar mi mano.
31. Me gusta como me haces dar una vuelta de baile sólo para darme un beso, olvídalo, eso no me gusta, me encanta.
32. Me gusta tu barba, aunque digas que no es barba.
33. Me gustan tus brazos, sin duda mi lugar favorito.
34. Me gustan tus cejas tan expresivas y como las usas a tu favor.
35. Me gusta qué me dejes jugar con tu cabello.
36. Me gusta la manera en que aparentas ser un tipo frío y rudo.
37. Me gusta que no haya secretos entre ambos.
38. Me gusta tu risa nerviosa.
39. Me gusta tu manera de ver la vida, siempre realista.
40. Me gusta tu pasado porque te trajo a mi.
41. Me gusta la manera que tienes de siempre respetarme sin importar la situación.
42. Me gusta tu manera de a veces faltarme el respeto *inserte mi emoji favorito*
43. Me gusta tu forma de caminar.
44. Me gustan tus gestos en situaciones incómodas.
45. Me gusta tu seriedad para decir las cosas.
46. Me gusta tu sinceridad.
47. Me gusta la manera en que me haces sentir confiada cuando algo me preocupa.
48. Me gusta como haces hasta lo imposible para subirme el ánimo.
49. Me gusta la manera en que molestas a tu hermano porque yo sé que lo amas.
50. Me gusta que estés para mi sin importar la hora y lugar.
51. Me gusta que me escuches con atención sin importar que sean pequeñeces las que tenga que contar.
52. Me gusta la manera que tienes de hacerme ver mis errores.
53. Me gusta que me hagas ser mejor persona ~a mi madre también le gusta esto~.
54. Me gusta cuando me cuentas lo que pasa por tu mente.
55. Me gustan tus detalles.
56. Me gusta que seas más _algo_ que yo.
57. Me gusta el tono de voz que haces cuando estamos en nuestros momentos cursis.
58. Me gusta cuando me dices que me extrañas.
59. Me gusta que seas más inteligente que el promedio.
60. Me gusta lo presumido que puedes llegar a ser.
61. Me gusta la cara que estas poniendo al leer esto.
62. Me gusta simplemente acostarme contigo.
63. Me gusta no hacer nada contigo, ojalá pudiéramos pasar más tiempo así.
64. Me gusta que te guste mi cabello justo cuando más despeinado y rebelde está.
65. Me gusta que me digas cuanto te gusto.
66. Me gusta la manera en que me haces sentir especial.
67. Me gusta tener planes a tu lado.
68. Me gusta tener primeras veces contigo.
69. Me gusta tu gusto musical.
70. Me gusta que siempre tengas buenas ideas.
71. Me gusta dar paseos tomada de tu mano.
72. Me gusta como tratas a mi familia.
73. Me gusta que siempre encuentras la manera de hacerme feliz.
74. Me gusta la manera en que me complementas.
75. Me gustan tus valores.
76. Me gusta que no te des por vencido cuando se trata de subir mi ánimo.
77. Me gusta como se ve tu cabello por las mañanas.
78. Me gusta como me miras de reojo cuando piensas que algo podría molestarme.
79. Me gusta que te gusten mis detalles y que los guardes aunque pronto llegue su fecha de caducidad.
80. Me gusta que te recuestes en mi, aunque yo siempre termine recostada en ti, probablemente dormida.
81. No me gusta, pero me gusta, qué las horas contigo se pasen volando, no me gusta cuando estamos juntos, y me gusta cuando estamos a la distancia.
82. Me gusta que te guste tenerme de la mano siempre.
83. Me gusta tu compañía, contigo todo es mejor.
84. Me gusta que me hayas dejado entrar a tu vida de manera tan inesperada.
85. Me gusta que des cosas por mi, con excepción de aquellas que tienen que ver con la escuela.
86. Me gusta que pienses en mi.
87. Me gusta cuando te pones algo rebelde.
88. Me gusta que seas tan responsable.
89. Me gusta que inclusive cuando estas molesto te preocupas por mi.
90. Me gusta que seas tan apuesto y encantador aunque lo niegues.
91. Me gusta que seas tan precavido.
92. Me gusta la manera en que me haces sentir tranquila cuando mis celos atacan.
93. Me gusta que me trates con caballerosidad.
94. Me gusta que sientas celos aunque no los admitas.
95. Me gusta que me aceptes con todos mis errores.
96. Me gusta que me ayudes a ser mejor mujer cada día.
97. Me gusta cuando me haces dramas, me resulta lindo.
98. Me gusta que me envíes fotos de cosas cotidianas de tu entorno, me hace sentir cerca de ti.
99. Me gusta la manera en que te llevas con tus amigos.
100. Me gusta que me cuentes como golpeas personas no intencionalmente en tus partidos de fútbol.
101. Me gusta que le cuentes nuestra historia a las personas.
102. Me gusta tu buen gusto para fondos de pantalla.
103. Me gusta cómo has cambiado mi vida para bien.
104. Me gustan todas las anécdotas que hemos acumulado.
105. Me gusta que siempre encuentres las mejores canciones para dedicar.
106. Me gusta cuando me dejas ayudar con tu tarea.
107. Me gusta tu sentido del humor.
108. Me gusta que seas gruñón.
109. Me gusta el olor de tu loción.
110. Me gustan los motivos por los cuales haces las cosas.
111. Me gusta que me digas que estas orgulloso de mi.
112. Me gusta cuando sonríes.
113. Me gusta que sepas que pienso con sólo mirarme.
114. Me gusta lo guapo que te ves cuando estas distraído.
115. Me gusta cuando cantas los himnos y cantos de tu equipo de fútbol intentado que los aprenda.
116. Me gusta como sabes tanto de temas que el resto de la población mundial no.
117. Me gusta como nuestras visitas acaban siendo un tour por ciudades que uno o el otro no conocía.
118. Me gusta que seas tan ordenado.
119. Me gusta que seas mal perdedor.
120. Me gusta que me compartas historias de tu infancia.
121. Me gusta que me dejes sobre alimentarte.
122. Me gusta que siempre ofrezcas ayuda con las labores de la casa.
123. Me gusta que seas tan atento con todos.
124. Me gusta que me digas que si a todas las locuras que se me ocurran.
125. Me gusta cuando te ríes de mis chistes bobos.
126. Me gusta estar contigo haciendo cualquier cosa.
127. Me gusta la inmensa tranquilidad que me transmites.
128. Me gustan tus mensajes a media noche.
129. Me gusta cuando estas simplemente feliz.
Rayos, creo elegí una lista demasiado larga, pero ya para finalizar:
130. Me gusta lo que tenemos, simplemente me gusta amarte.

Muchas casas.

Hay casas con paredes y cimientos,

hay casas llenas de rostros,

casas en las que faltan:

La mermelada.

La esquina sin barrer.

La carne que asoma por tu braga.

El telediario emitiendo en una televisión apagada.

Tu camisa de cuadros sin tender.

Tu boca en bostezo perfecto.

Tu risa resonando en oído sordo.

La tormenta que dio vida una albahaca.

El lamento de galletas de arena.

Camas de fakir con sábanas melocotón.

La revolución de Nunca Jamás. 


Mi sonrisa en tu cara,

tu cara en el interior de mi piel,

tu piel en nuestros rostros,

un rostro con el que mirar al mundo

sabiéndonos extraños en el paraíso.  

Hay casas con paredes y cimientos,

hay casas llenas de rostros.

Las casas tienen muchas caras pero el hogar solo el tuyo. 

Recuerdo la primera vez que te vi, las piernas me temblaban y estaba tan nerviosa que no podía parar de sonreír, ibas con un blue-jeans azul, una camisa de cuadros rojos, converse vino-tintos, y esa carismática sonrisa que me enalteció el alma…

     ¿Quien se iba a imaginar que semejante sujeto me iba a arrebatar el espíritu?

     Me enamoré como un ciego vería al mundo por primera vez, entre cigarrillos y poesía fuimos congeniando hasta no saber que estábamos locos uno por el otro, mis primeros escritos dedicados a él, mi blog llevaba tu apellido, y mi mirada está clavada en aquellos ojos cafés qué me inquietan el sueño. Te adueñaste de cada parte de mi, y por mucho no supe el tesoro que tenía en mis manos. Dicen que Dios demuestra a sus servidores el verdadero amor una sola vez en la vida, y a mi me puso en el camino aquel que es padre de mi pequeña ilusión, ese que ha dedicado su vida a hacerme feliz, llevando contra fronteras gritando a viento y marea todo lo que me da la dicha de hacerme llamar su esposa; con el pasar del tiempo nos volvimos uno, y ahora somos dos personas que ve en una misma dirección, la suerte de su universo abrió las puertas al mío, a pesar de tantos hoyos negros que atrás de mi retumbaban, no eres quien coloca las estrellas en el cielo, eres quien dio vida a mis galaxias, con él aprendí de astronomía, filosofía, antropología, y hasta de la misma alquimia, hemos enfrentado fantasmas, y somos par de cuerpos enamorados hasta los huesos.

     Su carisma, su dulzura, esos ojos que dan a mi corazón vuelcos de armonía, me ponen los pies sobre la tierra, y me hace temblar solo estando en la cama, compartiendo nuestras energías de la mejor manera y la única en la que sabemos demostrarnos más amor que cualquiera de esta época, sus dedos rozaban mis mejillas mientras que mis manos recorrían su espalda, entre suspiros y exclamaciones de placer, que entre uno y otro gemido nuestros “Te amo” se escapaban, haciendo de ese instante el mejor de todos, cada uno mayor al anterior, al voltearme sentía su respiración en mis espalda, y lo cálido de sus labios bajando por mi cuello, recordándome el porque me amaba. Llegar al clímax era y es aquello que me mata lento, y de poco moría en sus brazos, cerrando con un beso lo divino de tener ese don de estar entre sus piernas.

     Su escritura, su inteligencia, todo aquello que lo hace ser lo que es, fue lo que enamoró y sigue enamorando a esta chica cuyos demonios, han acogido a *** como suyo, es una disputa de variantes incorregibles, que luchan día a día por tener más tiempo al lado de este ángel guardián, tanto es mi amor por ti, que las palabras no describen con exactitud el regocijo que siento de tenerte en mi vida… Sencillamente gracias amor mío, me salvaste de las puertas del infierno.

—  onesuchandreina Autora. La vida en letras. Andreina Rodriguez.
imagina:

¿Te podrías imaginar un AU dónde las personas nacieran con un reloj en su muñeca que indicara cuanto falta para que conozcan a su alma gemela? Y entonces Ashton es como el chico de las flores, que trabaja en la florería con su madre y es niño bueno. Y Mariana (así, le voy a poner tu nombre) es la chica que dice comentarios sarcásticos al profesor y se ríe de él. Pues bien, entonces Mariana despierta un día normal de clases y se da cuenta de que su reloj pone “00002;00”. Sabe que conocerá a su alma gemela en dos horas, y por más que en toda su vida haya ignorado el hecho de que había alguien designado para ella, no puede evitar sentir el típico cosquilleo en el estómago. Por otro lado, el chico Irwin ha despertado alterado en sus sábanas, pues, a pesar de que le hubiese prohibido a sus hermanos entrar a su habitación, Harry se había colado y le había echo la grata observación de que solo faltaban dos putas horas para que conociera con quién pasaría su vida: ¡Joder! El chico daba tumbos por la habitación, buscando cualquier cosa que ponerse: toda su vida había llevado camisetas ridículas y coronas de flores, sabiendo que faltaría mucho para conocer a quién sería su pareja… pero ese día era especial. Y siendo tan así, el señorito terminó vistiendo de cuero y bandana, con los pantalones mas ajustados que había encontrado. En la escuela secundaria jamás sucedía nada anormal; no hasta que Ashton Fletcher Irwin se mostró en ella aquél día. Todos le seguían con la mirada, y para cuando su reloj mostraba cinco minutos y el timbre de primer descanso sonó, las personas estaban casi ahogándolo. Todos querían observar al niño bueno vistiendo de niño malo: incluso Michael, el famoso gametuber, se le había acercado. Cuando el rubio comenzaba a creer que su contador se había equivocado, el maestro de ciencias le llamó. Si bien se tenía claro que el rubio era el dios en las ciencias, todo el mundo se quedó callado al verlo pasar al aula después de hora clase… Mientras tanto el mundo paró para la señorita que iba de vaqueros y camisa de cuadros; porque su reloj se coloreó de la misma tonalidad que su piel justo cuando ese niño se mostró cara a cara con ella. “Señor Irwin” Llamó el profesor, sin embargo, el susodicho estaba mirando a su muñeca, donde su contador se había encontrado. Ya no estaba ahí.

CRÉDITOS A BECK QUE LO ENVIÓ POR ASK <3 

17 etapas lésbicas por las cuales debiste pasar

Esta es una breve reseña de situaciones donde #TodaLesbiana pudo estar o le está pasando en este momento. Es simple, casi siempre cumplimos con ciertas problemáticas y he de ahí nuestra experiencia y amplio conocimiento lencho, así que si has pasado por una o más de estas etapas lésbicas, nos da gusto que estés en un buen rumbo; si les falta, ¡no se preocupen!, ya les pasará.

Keep reading

Cómo me encanta cuando vistes sonrisas, sea con tu camisa de cuadros o a punto de tomar un baño. Cómo me gusta encontrarte pequeñas islas en el cuerpo y explorarlas como geógrafo en nuevo terreno…
—  Alexandrave, Notas
El aniversario ~Wigetta

Hoy habíamos cumplido un año, si, el tiempo había vuela cuando estas juntó a la persona que más amas. Pero como soy un tonto que mi mente estaba en otro lugar, lo había olvidado por completo.

Después de haber tomado el desayuno, decidí ir a casa de Luzu y pasar el día con el, pero el se negó diciendo que iría con Lana a no-se-donde. Bueno, debería buscar otra actividad que hacer. Así que me puse a ver los últimos vídeos que había grabado para edítalos.

Estaba mirándolos en el ordenador cuando sentí unos delgados dedos en mi hombro, haciéndome girar encontrándome a Guillermo detrás de mi, con una camisa donde mostraba sus brazos y unos jeans cortos, su cabello estaba despeinado y alborotado, y sus mejillas con un poco de color en ellas.

-Hola cariño ¿Que pasa?

No dijo nada y me mostró una pequeña cajita, con un gran y mal hecho moño sobre ella.

-Espero te guste.

Tome la caja en mis manos y la abrí con cuidado, un pequeño collar se mostraba en ella, era una especie de mitad de corazón con una G grabada en el.

-Yo tengo el otro -alce la mirada y note que tenía puesto en su cuello la otra mitad con una S en ella.

-Gracias Guille, están muy monos. Pero… ¿Por qué me das esto?

-Oh… ¿No lo recuerdas? Que tienes mala memoria macho. -sonreí un poco aún son comprender de que hablaba- Es nuestro aniversario.

Sentí como me faltaba el aire y mis ojos se abrían demasiado, ¿cómo había olvidado una fecha tan importante? El tenía razón, soy de mala memoria.

-Claro que no lo olvidé- reí nervioso- Te tengo tu regalo preparado, sólo que debemos esperar a la noche.

-Puedo sentir que estas nervioso. Espero no lo hayas olvidado, que soy capas de dejarte una noche durmiendo en la bañera.


-no lo olvidé, ya. En la noche iremos a cenar.

Guillermo beso mi mejilla y se fue a su habitación, yo me levanté rápido y tome mi celular, para llamar a uno de los restaurantes más lujosos del lugar, no podíamos cenar ahí por que no había mesas hasta dentro de dos años, vaya que exagero un poco, pero no había mesas. Busque en otros 5 restaurantes hasta que encontré uno que no me terminaba de convencer, pero aún así reserve ahí.

Mire páginas de internet para buscarle su regalo y hablé a donde le estaba preparando un regalo para su cumpleaños, será mejor y más romántico si se lo doy hoy.

Ya estaba todo listo, sólo faltaba vestirme y ya estaba. Me vestí con unos elegantes pantalones negros y una camisa de botones blanca. Me peine y cuando estuve listo llame a Willy.

-Willy, debemos irnos ya.

-estoy en 5.

30 minutos después Willy apareció por el pasillo con un pantalón negro y una camisa de cuadros verdes con azul, que yo le había regalado, su cabello estaba ya peinado hacia arriba con unos rebeldes mechones en su frente. Simplemente se veía perfecto.

-¿Nos vamos?

Asenti y tome su mano para salir del departamento e ir al coche para poder irnos.

Subimos al auto y en el GPS puse la dirección del restaurante.

Comencé a conducir, salimos de la ciudad y seguía conduciendo, hasta que finalmente me indicó que paráramos en un lugar que estaba cerca de la playa. Bajamos del auto y caminamos por un muelle de madera que no se veía para nada seguro, poniendo tenso a Willy y con el a mi igual. Caminamos hasta llegar aún pequeño restaurante de mariscos.

-¿huele a pescado? -olisqueo Willy moviendo de manera graciosa su nariz -¿me has traído a comer pescado?

Me puse nervioso, ¿cómo no note antes que lugar era este? No es para nada romántico, esta muy lejos y huele a pescado.

-Si. -sólo pude responder eso.

-¡Me encanta el pescado! -sonrió abrazándome- Es mi comida favorita.

Solté un suspiro de satisfacción y entramos al restaurante. Después de una rica cena y una charla animada, salimos del restaurante y aprovechando que estábamos en la playa, decidimos dar un paseo tomados de las manos, alejados lo más posible del agua ya que Guillermo no quería mojarse los zapatos que acababa de comprar.

Decidimos sentarnos en la arena, mirando las estrellas y escuchando el tranquilo sonido de las olas. Cerré los ojos cuando sentí que Guillermo apoyaba su cabeza en mi hombro.

-Feliz aniversario Samuel.

-Feliz aniversario Guillermo- sonreí y lleve mi mano a mis bolsillos. -hay algo que quiero darte.

-¿A si? -me miro, hice que nos levantáramos y luego me puse de rodillas frente a el.

-esto pensaba dártelo cuando fuera tu cumpleaños, pero se me hizo más romántico este momento.-el sonrió cuando noto que sacaba la pequeña cajita de mi bolsillo y la abría, mostrando aquel pequeño anillo de oro blanco. -¿Te quieres casar conmigo Guillermo?

-Oh…- susurro mirando el añilo y luego mirándome a mi.- Si, si quiero…


——————————————————————————

¡He vuelto en forma de chapa! Okno. Hace mucho que no escribía -desde el lunes :v- y esto lo escribí ayer antes de dormir. En unos minutos subiremos el primer capítulo de “Un mes” y mañana subiré el One Shot número 7 del Challenger, nos vemos mañana con más escritos:D