caminara

"Terremotos o huracanes. Ninguno de ellos son castigos de la naturaleza contra la humanidad. La naturaleza no es un Dios vengativo y rencoroso buscando repartir justicia a todos por igual. La naturaleza simplemente es naturaleza. El planeta se mueve, se renueva, se transforma radicalmente mucho antes de que el hombre caminara sobre ella. Fuimos nosotros los humanos quienes decidimos construir ciudades sobre lagunas, edificios sobre tierras arenosas, pueblos en islas en medio de rutas de huracanes. Pretender que la naturaleza decide castigar a la humanidad es un acto de puro egocentrismo. Somos apenas una especie más en un planeta lleno de vida desde hace millones de años. La naturaleza no se calma con rezos u oraciones. La naturaleza se honra y se respeta. Respeta el cauce del río, observa bien donde te mudas o vives. Presta atención a tu entorno. Escucha su voz, acepta sus procesos, honra su fuerza y entiende una gran verdad. La naturaleza no es ni buena ni mala, ella simplemente es como siempre ha sido".

katytito13  asked:

Te quisiera pedir un reacciona de BTS cuando te ven dormida con su camisa en brazos tirada en la cama con lencería sexy Nose si me explique bien 😅

Ohh, si, te explicaste bien 😏 ¡Espero que te guste!


SEOKJIN

Frenaría su andar de golpe al creer que entró justo cuando te estabas cambiando, pero, al darse cuenta que estabas dormida vistiendo lencería oscura y sosteniendo una de sus camisas rosas, permanecería lo más callado posible para no despertarte y poder tener más tiempo para admirar de cerca tu cuerpo. Sacaría su teléfono a medida que caminara hacia ti y te sacaría algunas fotos con una sonrisa pensando en que les serían útiles para las giras, finalizando por guardarlo después de estar satisfecho.

Acariciaría tu cabello en el deseo de despertarte, darte un beso y tocarte sabiendo que eras consciente de sus manos.


SUGA (Yoongi)

Aminoraría la velocidad de sus pasos enarcando apenas una ceja y haciendo una pequeña sonrisa mientras terminaba de acercarse para ver desde arriba tu sensual figura. Al  notar que estabas dormida, pasaría una mano por el costado expuesto de tu cuerpo esperando despertarte de una manera suave y escuchar que tenías para decirle respecto a todo esto.


J-HOPE (Hoseok)

Era tarde y esperó que estuvieras dormida cuando llegara, pero nunca se imagino que de esa manera. Se quedaría boquiabierto fijándose primero en tu trasero expuesto, ya que lo demás estaba cubierto por su camisa que abrazabas, así que cerraría despacio la puerta y cauteloso rodearía la cama sintiendo ligera excitación aparecer por lo que veía, estirando una mano para acariciarte levemente antes de despertarte y hacer provecho de lo que usabas.


RAP MONSTER (Namjoon)

Sorprendido al principio, pero sonreiría en grande marcando bien sus hoyuelos por la grata sorpresa y cerraría rápido la puerta para que nadie más pudiera tener esa buena vista. Se fijaría en el hecho de que sostenías su camisa como si fuera su reemplazo y se sentaría en el borde de la cama, lentamente quitándote la prenda viendo si despertabas o no. Si seguías durmiendo, se acostaría detrás tuyo para abrazarte y acariciar cada rincón hasta que él mismo se durmiera, pero sino te diría que lo tenías a él para abrazarte y dormir.


JIMIN

Sonreiría hasta con sus ojos y levantaría una mano colocando apenas el dorso de esta sobre su boca para contener cualquier risita que pudiera salir. Con cuidado de no hacer estruendo al moverse por el lugar, se mordería el labio inferior al ver esa sexy lencería rozar con una de sus camisas. La situación en general le parecería sensual, no solo las prendas que vestías, sino que estuvieras acostada en la cama abrazando algo de él, así que acariciándote y dando unos leves besos a tu cuerpo te despertaría para llevar todo al siguiente nivel.


V (Taehyung)

Al entrar a su habitación, en un principio, no se daría cuenta de nada, pero cuando amagara a lanzar algo sobre la cama descubriría que estabas allí. Se quedaría en blanco pestañeando varias veces sin comprender lo que pasaba e incluso miraría alrededor por un segundo antes de volver a verte sosteniendo una de sus camisas de marca con ropa tan ligera y delicada que creería que se rompería si la tocaba.

Cuando entreabrieras los ojos y preguntaras adormilada que pasaba, Taehyung saldría de su propio mundo y algo dentro se encendería para sentir algunas cosquillas en la zona baja.


JUNGKOOK

No sabría que hacer y se quedaría parado en medio del lugar mirándote anonado mientras se preguntaba en silencio por qué sostenías una de sus camisas. La imagen que le otorgabas le haría tragar en seco y separar un poco sus labios para respirar un poco por allí, sus ojos fijándose con atención en la ropa interior que usabas.

Tomaría unos momentos, pero terminaría moviendo la cabeza a un costado con una mueca en sus labios y se aproximaría decidido a dormir contigo para más tarde encargarse del asunto cuando ambos estuvieran despiertos.

Un cuerpo no define a una mujer.

“Un buen cuerpo no define el tipo de mujer que eres. Un buen cuerpo solo es el cascaron de lo que llevas por dentro pero no debe existir algún tipo de conexión. El cuerpo es algo que se desintegra con el tiempo, el desechable del alma.
Lo único que puede definir a una mujer es su carácter, la manera en la que se dirige, la manera en la que se hace respetar, en la que busca salir adelante a pesar de los problemas y de los dolores a los que tiene que enfrentarse en su día a día. A una mujer le define la manera en la que defiende lo que le pertenece de la manera más justa posible.
Una mujer que encuentra la seguridad en el cuerpo que posee al final se quedará sin nada porque el cuerpo se destruye, cambia y al final no vale nada; mientras que la persona que encuentra la seguridad a base del fracaso, de las criticas y de las pruebas que ha tenido que pasar es una mujer que sabrá como defenderse con o sin un buen cuerpo. Es una mujer que con astucia porque sabrá como dirigirse y como enfrentar día a día la vida sin temor al fracaso, sin temor al dolor o a las pruebas que han de venir porque se sentirá segura, porque sabrá que sabe que nada la ha detenido y  nada que la detendrá. Se sentirá segura y caminara con la cabeza en alto, será independiente porque sabrá que todo ella lo conseguirá con su propia mano, porque sabe que no necesitará de alguien para poder salir adelante.
Porque una verdadera mujer es capaz de enamorar a un hombre sin la necesidad de tener un cuerpo espectacular, porque sabrá utilizar su cerebro y su alma ara demostrar la gran mujer que es y demostrar que lo que verdaderamente importa es lo de adentro. Pero esto no quiere decir que las mujeres más luchonas no poseen un cuerpo hermoso, porque hay mujeres que han sabido como cuidar todo lo que tiene, han sabido cuidar lo que llevan por dentro pero también cuidar lo que tienen por fuera. Una mujer no debe enfocarse en cuidar solo su exterior porque perderá su tiempo; una mujer debe aprender a cuidar todo lo que sale de su boca, lo que hace con sus manos, sus pensamientos, su mente, adquirir conocimiento, saber como caminar en diferentes situaciones, mantener una buena salud, ser independiente, lugar por sus sueños, luchar por alcanzar todas sus metas, trabajar y conseguir lo que desea con esfuerzos. Una verdadera mujer sabrá como comportarse frente a diferentes tipos de personas, sabrá enamorar perdidamente a un buen hombre y sabrá tener a su lado lo que le conviene… y lo que no sabrá como sacarlo de su vida; porque una mujer sabe lo que es mejor para ella y no tiene miedo de dejarlo por más que le duela porque sabrá que si es lo mejor para ella entonces eso es lo que tiene que hacer.”

Aquella tarde en Junio hacia un sol asfixiante,

andaba solo y distante,nada interesante,

de repente vi aquel hombre perdido y sin direccion,

espiritu solitario ayudado por un baston.

Perdona soy ciego y creo que me he perdido,

tranquilo amigo,le dije,dime adonde vas que voy contigo,

se mostraba amable como en un juego,

recuerdo que me conto un buen chiste sobre un hombre ciego.

Me pillo de camino y le acompañe a su barrio, 

me llamo Mario,voy por tu calle a diario,

trabajo por aqui cerca,mi hermano me trae en su moto,

al edificio de la ONCE ahi en Federico Soto.

Nuestro encuentro llevo a otro,la amistad surgió temprano,

quedamos algunas tardes de aquel calido verano,

entre cafes y tertulias me hablo de su esposa hijas,

las describia,sonreia y besaba su sortija.

Dijo que con la edad de Jesucristo en la cruz,

sintio disipar su vista pero jamas su inquietud, 

Dentro de otra dimension por una enfermedad extraña,

jugo sus cartas y hoy sin mas se las apaña,

sin la suerte de otros,el temor que mas le daña,

haber olvidado el rostro de aquellos que le acompañan.

Mario superheroe anonimo al que nadie mira, 
la gente cruza su paso y por no molestar le esquivan,

caminara seguro hasta que su alma se complete,

le veras pastar y caeras en la cuenta de que.

 Así es como la vida enseña, miro mis problemas, mira tus problemas, que alma es grande ¿cuál pequeña?
El destino utiliza las maneras más extrañas
Nos concede un futuro, pero luego nos engaña
Cuando menos lo esperas puede sucederte algo,
truncar tu rumbo,cambiar tus actos, el arte de adaptarte y vivir,una lección que aprendi,
cuando conoci al hombre que siempre estuvo alli.
Palabras

No estoy molesta, no es eso… Si tan sólo supieras como mi siento mi corazón destrozarse por completo, como en mi garganta hay un nudo que no me deja hablar, como mis lágrimas recorren mi rostro, como mi memoria me trae tus recuerdos, como mi piel siente tu ausencia, como tus besos me van a hacer falta, como tú sonrisa me devolvía la alegría, como tus ojos me hacían creer en el amor, como tus abrazos me llenaban de ternura, como tu voz me hacía viajar a otro mundo, como tú sola presencia me hipnotizaba. 

Si supieras todo eso, no me dirías que estoy molesta contigo, al contrario hoy estoy de luto, de luto por tu amor, de luto por creer en vos, por dejarte entrar a mi vida, por confiar en ti, por compartir mis sueños, por imaginarme un para siempre, por dormir contigo y besarte a las noches, por pensar que te podría escuchar en tus días tristes o aquellos en donde estabas feliz, que podría cuidarte cuando estuvieses enfermo, que te podría brindar calor cuando así fuese necesario; yo mi amor, quería que estuviésemos juntos, que contaras conmigo, que nos llenáramos de besos y risas, que caminaras conmigo en mis días de soledad, ser tu apoyo y tu el mío. 

Con todo y eso, yo aún te quiero y me duele que hoy acabara todo, yo te dí lo mejor de mi, con mis tristezas y demás, siempre pensé en vos y aún te llevo acá muy adentro, aunque posiblemente vos ya no quieras pensar más en mi, así que no me digas el porqué estoy molesta, porque no lo estoy, yo sólo siento dolor, tampoco te odio, ni te deseo el mal ¿Qué no ves que yo aún te amo? ¿Y si vos me decís que me amas por qué entonces ya no quieres estar conmigo? Acabas de matarme sin darte cuenta, acabas de romper una vez más mi corazón ¿En que momento me dejaste de querer?

Creo que nunca me vas a responder, temo decirte que yo te quiero y que hoy estoy sufriendo de amor, hoy mi corazón está inmerso en el dolor, ya no resiste más… ya no. Me dueles y me vas a hacer falta, pero por favor, no me llenes con excusas del tiempo, porque ambos sabemos que no es verdad, yo sólo quería ser feliz contigo, pero si así tiene que acabar pues te digo adiós, sé que con el tiempo me sentiré mejor, te digo adiós con la esperanza de quizás ser más fuerte para el mañana. 

Prosa poética original de @skinny-love11

Un gusto, me presento:
Soy el hombre que no necesitas porque lo único que necesitas eres tú.
No soy el amor de tu vida, no soy el chico de tus sueños, tengo mil defectos.
Soy un hombre con delirios de poeta, con metas inmensas, quiero vivir aventuras, disfrutar cada día de mi vida.
Soy el hombre que no te hará su principal prioridad, pero si serás una.
Soy el chico que escribirá poesía para ti, poesía linda, poesía perversa, poesía infinita. Te prepararé té, café, chocolate.
Soy el hombre que caminara orgullo al lado tuyo. Soy el hombre que entenderá que tienes miles de cosas por hacer y que no se enfadará por estupideces.
Soy el chico que contigo compartirá sus cigarrillos, soy el hombre que te comprará libros.
  • Chica-acuario: Me sentí como en un túnel, pero este túnel no tenia paredes ni fin, por mas que caminara, por mas que avanzaba, lo único que conseguía era retroceder, no podía escapar, estaba atrapada y siempre él estuvo allí, creeme, traté de huir, de ordenar mi vida y no sentir nada por él, pero entonces el llegaba con su sonrisa y todo se esfumaba, traté y no pude.
  • Chica-aries: ¿y que ocurrió?
  • Chica-acuario: me enamore...
Carta a un hijo.

“Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.
Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.
Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa. Furioso te levanté por el cabello y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.
Camino a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del auto llevabas la mirada perdida. Te despediste de mi tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal.
Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín. Llevabas puestos tus pantalones nuevos y estabas sucio y mojado.
Frente a tus amiguitos te dije que debías cuidar la ropa y los zapatos; que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte. Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mi te indiqué que caminaras erguido.
Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.
A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar. Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.
Al poco rato mi ira comenzó a apagarse.
Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude. Cómo podía un padre, después de hacer tal escena de indignación, mostrarse sumiso y arrepentido?
Luego escuché unos golpecitos en la puerta. ‘Adelante’… dije, adivinando que eras tú. Abriste muy despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.
Te miré con seriedad y pregunté: ¿Te vas a dormir? … ¿vienes a despedirte?
No contestaste. Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos cariñosamente.
Te abracé….. y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito.
Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suavemente en la mejilla.
Sentí que mi alma se quebrantaba.
‘Hasta mañana papito’ me dijiste.
¿Qué es lo que estaba haciendo?
¿Por qué me desesperaba tan fácilmente?
Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y ciertamente no eras igual.
Tu tenías unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y sobretodo, sabias demostrar amor.
¿Por qué me costaba tanto trabajo?,
¿Por qué tenía el hábito de estar siempre enojado?
¿Qué es lo que me estaba aburriendo?
Yo también fui niño.
¿Cuándo fue que comencé a contaminarme?
Después de un rato entré a tu habitación y encendí con cuidado una lámpara.
Dormías profundamente.
Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un bebé.
Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.
No pude contener el sollozo y cerré los ojos.
Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste.
Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.
Te cubrí cuidadosamente con las sábanas y salí de la habitación……..
Algún día sabrás que los padres no somos perfectos, pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida.”

Si el amor fuera un numero, sería uno. Si el amor hablara, sería muy incoherente. Si el amor fuera objeto, sería una puerta. Si el amor caminara, andaría descalzo. Si el amor fuera médico no sería cardiólogo, sino gastroenterologo. Si el amor fuera una carrera, sería arquitectura. Si el amor fuera letra, sería vocal. Si el amor fuera pintura, sería abstracta. Si el amor fuera poema, no rimaría. Si el amor fuera un refrán, sería “más vale tarde que nunca”. Si el amor fuera calle, sería de doble sentido. Si el amor fuera visita, no sería puntual. Si el amor fuera despedida, diría “hasta luego”. Si el amor fuera petición… no sería amor.
—  Hablando Sola- Daniela Rivera
BRUJA

***Este escrito lo puedes leer mientras escuchas “Come save me” de Jagwar Ma [the pachanga boys jagwar pawar version] track el cual escuchaba mientras escribía. ***


Siempre fuiste buena conmigo, aunque a veces no entendiera tu manera de quererme. El día que nos conocimos llegué tarde, qué raro.
Nos quedamos de ver en el metro villa de Cortés y cuando llegué no sabía ni por dónde buscarte. Estabas afuera con un amigo, en su coche. Llegué y él nos presentó. Me abrasaste y sentí que tus abrazos eran de esos que rara vez te dan, o das. Fuimos a mi casa, me gustaba que caminaras como chueco. Llegando hiciste un desastre espantoso, siempre fuiste así. Nunca te importó que tuviera que limpiar todas tus estupideces. Pero todo lo arreglabas con una simple mirada. Y después hasta logré acostumbrarme. Me gustaba que hicieras desastres en mi. En mi cabeza, en mi corazón, en mis fines de semana… Hasta en mi piel.
La primera vez que dormimos juntos no me abrazaste. Te alejaste y ni siquiera te sentía conmigo. Me gustaba que estuvieras ahí, acompañándome. Pero no sabía porque no me dejabas quererte. Al otro día me despertaste muy temprano. Diciéndome un montón de cosas que no entendía. Siempre me decías cosas así, nunca te entendí pero tampoco te lo dije. Esa vez sólo sonreí y asentí con la cabeza.
Al principio, cuando apenas nos conocíamos, estabas muy triste. Decías que extrañabas a alguien y dormías casi todo el tiempo. Todo ese tiempo me di a la tarea de cuidarte. Te contaba historias, te ponía música alegre y te sonreía. No te gustaba bailar, ni que bailara. Siempre te enojabas. Y terminábamos abrazados, tirados en la cama hasta que te quedabas dormida. Siempre te abrazaba cuando dormías, te besaba, jugaba con tu pelo.
Poco a poco dejaste de estar triste. Dejaste de dormir todo el tiempo, dejaste de llorar. Dejaste de sentir ese vacío. Porque ese vacío ahora lo llenaba yo. Nunca me lo dijiste. Pero yo lo sabia. Empezaste a quererme. Y a extrañarme. Y abrazarme.
Entonces llegaron los celos. Siempre me celabas. No podíamos salir a la calle sin que vieras a todas las mujeres del camino con esa mirada tan penetrante que tanto intimidaba. A veces llegaban a saludarme y tú morías por dentro. Las atacabas con miradas y sonidos disonantes. A mi no me molestaba. A veces hasta me gustaba, sólo porque sentía que así me decías que me querías.
Siempre salíamos los fines de semana. Íbamos a uno de tus lugares favoritos; el bosque. Llegando ahí no hacíamos mas que caminar. Casi nunca caminabas conmigo, siempre estabas adelante o atrás o a un lado muy lejos. Pero no cerca, cerca no. Querías sentirte libre, libre pero sin dejarme. Querías ser libre sin tener que apartarte de la protección que yo te ofrecía.
A ratos descansábamos, nos recostábamos en el pasto sin hablar. Me gustaba verte suspirar de cansancio.
Íbamos todos los fines de semana. Jamás se me va a olvidar aquella vez en la que encontramos un lago a la mitad del bosque. ¿Ya te dije que estabas loca? ¿No? Pues lo estabas, siempre te lo decía. Esa vez te tiraste al lago sólo para que te sacara. Yo no sabía qué hacer. Me daba miedo el agua porque estaba verde. Y tampoco quería mojarme porque era muy temprano y la temperatura estaba muy baja. Despacio fui a sacarte y terminamos los dos empapados y con mucho frío. –Estas loca– te dije. Pero ni siquiera me volteaste a ver.
Esa fue de las ultimas veces que fuimos al bosque. Nos empezamos a distanciar. Aunque yo procuraba verte todos los días. Dejamos de ir porque en ese momento yo tenía cosas “más importantes” que hacer. Y no sabes cómo me arrepiento. Jamás fueron más importantes que tú, jamás fueron más importantes que nada.
Yo sabía que me iba a ir. Y que iba a ser pronto. Quería que vinieras conmigo. Pero sabía que no podías. Así que ni siquiera lo sugerí.
Llegó el día temido y fui a verte. Nos vimos y actué normal como siempre. Te dije que me iba pero no por cuánto tiempo. Te dije que te iba a extrañar. Te dije que te quería… Y tú sólo me miraste, como siempre.
Me fui y a la semana regresé, estabas tan contenta de verme. Me abrazaste como nunca. Te veías tan feliz que no quise decirte que no era definitivo mi regreso.
Volví a irme. Volví a despedirme. Pero esta vez, no regresé.
Por lo menos no inmediatamente.
Cuando conoces a alguien jamás piensas en el día en que lo veras por ultima vez. Jamás piensas cómo se van a despedir. O qué dirás cuando llegue el momento. Ni siquiera piensas en si va a ocurrir o no. Jamás piensas que cualquier día puede ser el último día en que se vean las caras. En que se digan que se quieren. En que se abracen. Sólo pasa. Y te quedas pensando en todas esas cosas que nunca dijiste y que te gustaría haber dicho por lo menos una vez. Te pones a pensar en todo ese tiempo que desperdiciaste enojándote o en todas las veces que no quisiste ver a alguien por hacer algo más. Te pones a pensar en que ya no está contigo, ni estará. Y no hay forma de pueda volver a estarlo.

Sí regresé. Pero llegué tarde. Como cuando nos conocimos. La única diferencia; es que ahora ya no estabas tú.

Tenía miedo de encontrarte, de quererte, de amarte.
Tenía miedo de que entre la gente caminaras con el peso de tu mano sobre mi brazo.
Tenía miedo de conocer tus ojos, de tocar tus labios.
Tenía miedo de encontrarte después de tantas eternidades y tantos llantos.
Tenía miedo de perderte incluso antes de haberte encontrado.
—  Yazheel YaoYoltzin - Tlatemoani

Hoy noté que las calles de Nueva York también te extrañan.
Nunca habían sido tan frías y desoladas.
Nunca se habían visto tan tristes sus árboles secos.
Nunca había llorado tanto el cielo, hasta que le mencioné tu nombre al viento.

Te extrañan, y quisieran que caminaras de la mano conmigo a través de ellas para sentir tu calor. Que nos paráramos en una esquina y miráramos al cielo para que dejara de llorar. Que nos sentáramos en el parque a mirar sus árboles para que tuvieran a quien sonreírle.

La ciudad sabe que te extraño, y se sintió tan conmovida que empezó a extrañarte conmigo.

—  Cartas de Un Amor a Distancia, Marcos J. Ramírez
Voy a contar una pequeña historia de la que me acorde hoy: Un 7 de noviembre (Día de mi cumpleaños) se me ocurrió la idea de poner a prueba a mis amigos. Mi prima desde siempre ha sido de la pandilla de los populares en el instituto, no es que me llevara muy bien con ella pero aun así le pedí que me ayudara. Ese mismo día ella celebraba una fiesta en su casa, fiesta a la que solo van los populares o los acompañantes de los populares. Le pedí a mi prima que invitara a mis 5 amigos, para ver a que fiesta iban, si a la de mi cumpleaños o a la de los populares, mi prima acepto formar parte de mi pequeño “Experimento”. Yo sabía, o al menos creía saber, que mis amigos preferirían mi cumpleaños a una fiesta, pero no fue así. Ninguno de ellos se presentó a mi fiesta, ni siquiera me mandaron un mensaje, se olvidaron de mí… Me cogió totalmente por sorpresa, no pensaba que mis amigos me fueran a dejar de lado, ese día mis padres estaban trabajando y mi hermano salió con sus amigos, así que llegue a casa sola y llorando, me sentía horrible, pensaba que no era nadie, saque de la mesita una cuchilla y marque mis muñecas un poco, solo un poco… Entonces encendí mi ordenador, empecé a ver videos de Rubius, de Mangel, de Vegetta, de Willy, de mama Luzu. Y todo se me pasó, no podía parar de reír con ellos. Cuando termine de ver los videos aún seguía un poco apenada, así que abrí Tumblr, y… Un montón de mensajes felicitándome llegaron, mensajes de amigos al otro lado del país o del mundo, amigos que se acordaron de mi aunque no me vieran todos los días, eso me hizo muy feliz y querida. No pretendo que penséis que todos vuestros amigos os van a dejar de lado, por qué no es así, se perfectamente que muchas personas si que son buenas, solo que yo no tuve suerte… Esta fue una de las ocasiones en las que agradecí a Rubius, Mangel, Luzu, Vege, Willy… El estar siempre al otro lado de la pantalla haciéndome reír También fue una ocasión en la que Tumblr me demostró una vez más que sí que soy alguien, y que si hay personas que me quieren. Si alguna vez os pasa algo parecido, por favor, recordad que al menos, aquí en Tumblr siempre tendrás apoyo, y nunca te sentías solo, y también piensa que los chicos (Luzu, Vege…) están todos los días por ti, y por muchas otras personas, y que jamás querrían que sufrieras por algo como la estúpida sociedad.

Tu vales más que todo, tu eres capaz de sentir y de pensar mucho más allá de lo que ves o escuchas, nunca te detengas ante nadie o ante nada, si no eres tu quien sigue caminando ¿Quién caminara por ti?

Tarde de juegos (One Shot-Wigetta,Rubelangel)

Eran pasados el mediodía y una niña de 7 años estaba entrando a toda velocidad a su casa mientras una tierna sonrisa pintaba todo su rostro, tenía unos hermosos ojos cafés aunque un poco pequeños y un cabello negro totalmente lizo el cual andaba recogido en una coleta y traía un vestido morado bastante majo.
-Papi, papi e invitado a Ruby a jugar esta tarde-
-¿Pero qué dices? Me debes avisar cuando invitas a tus amigas a casa  ¿a qué hora llegara?- Dijo el padre de la niña mientras la cargaba y le dedicaba una sonrisa.
-Sus padres la traerán en 1 hora, prometo avisarte la próxima vez papi- contesto la niña mientras hacía un puchero
-Vale princesa ve a llamar a tu sabes quién para que te traiga unas golosinas y compartas con tu amiguita antes de que vuelva de hacer las compras, además ve a darte un baño y a cambiarte- Ciertamente aquel chico era un padre excepcional aunque a simple vista no lo pareciera
La niña rápidamente se soltó del agarre de su papa y salió corriendo a su habitación no sin antes tomar el teléfono para hacer la llamada.
Una vez que la pequeña se fue el chico se dispuso a preparar la merienda pero justo antes de poder hacerlo un pequeño llanto hizo que este caminara rápidamente a la habitación
-Que sucede mi pequeño príncipe, acaso ya tienes hambre?- decía con voz dulce mientras levantaba un pequeño bultito de la cuna
El niño que se encontraba ahora en brazos de su papa dejo de llorar
-Chaval asi que lo que tu querías eran mimos, definitivamente no hay duda de quién eres hijo- se rio un poco ante el comentario y decidió sentarse un rato con el niño en brazos mientras le ofrecía el tetero  en caso de que si tuviera hambre

Mientras tanto en otra casa un poco lejos una niña corría por toda su habitación buscando su zapato izquierdo
-PAPAA! ¿sabes dónde está mi zapato?- grito la niña mientras seguía buscando
-No lo sé cariño pero puedes ponerte otro par de zapatos, tienes muchos- El chico de ojos negros mientras veía a su hija buscar como loca por todo el lugar
La pequeña era pelinegra aunque tenía unos bellos ojos de color  verde,  vestía un vaquero y una camiseta blanca además de eso andaba puesta un gorro con cara de panda que le quedaba bastante gracioso
-Hija deberías quitarte tu gorro, hace un poco de calor- dijo el chico mientras se acercaba para quitárselo
-NO, es mi gorro déjamelo que a mí me gusta y lo llevare-
-Vale, hay ese no es tu zapato- pregunto mientras señalaba un zapato dentro de la mochila de la niña
-Ups, no sé cómo llego ahí papa- rio la pequeña y fue a ponerse su zapato
-Bueno date prisa que en 5 minutos nos vamos a casa de Sally- El chico de cabello negro salió del cuarto de la pequeña.


En la casa Sally ya había sonado el timbre y la niña corrió a abrir la puerta lo más rápido que pudo
-RUBY!- grito feliz mientras abrazaba a su amiga
-Hola pequeña soy Guillermo el papa de Sally pero me puedes decir Willy- Dijo Willy saliendo de la habitación con un bebe en brazos – ¿Y dime quien te trajo alguien?¿tu mama o papa o viniste sola?- Guillermo estaba algo preocupado de que la niña se hubiera podido escapar de su casa y sus padres no tuvieran ni la mínima idea de donde se encontraba

-Mucho gusto Willy- sonrió Ruby- vine con mis papas ellos están en el auto pero ya vienen es que a mi papi le dio un mareo entonces mi papa se quedó esperándolo a que se sintiera mejor-

Ciertamente el comentario inocente de la pequeña agarro por sorpresa a Willy quien no se esperaba que su invitada tuviera dos padres

-PAPA regresaste- grito Sally corriendo hacia los brazos de un hombre el cual venia con varias bolsas en sus manos

-Hola chiqui, y veo que ya está aquí tu amiguita- sonrió
-Sí, Ruby él es mi papa Samuel pero le dicen Vegetta, papa ella es Ruby-
-Es un gusto pequeña- Dijo samu mientras le sonreía a la niña –Sally si quieres ve a jugar con Ruby a tu habitación y guille o yo les llevamos la merienda en un rato ¿vale?-
-Vale papa-
ambas niñas se fueron rápidamente a jugar mientras Vegetta dejaba las bolsas con lo que compro sobre la mesa, una vez que lo hizo se acercó a Willy por detrás quien estaba acunando al niño y lo abrazo con cuidado
-¿Qué tal tu día chiqui?- le susurro Vegetta mientras le daba un suave beso
-Aquí cuidando a los niños y esperándote, duraste mucho para ir por las compras- Willy hizo un puchero y fue rápidamente al niño que ya se encontraba dormido a su cuna –pero no importa eso porque ya estás aquí- Willy tomo a Samuel y lo beso profundamente mientras lo abrazaba por el cuello
-No puedo creer, que asco lo que están haciendo, acaso no se dan cuenta que hay niños que pueden verlos- Un comentario proveniente de la puerta principal que se encontraba abierta hizo que ambos chicos se separaran bruscamente y Vegetta apretara sus puños para estamparlo en toda la cara de la persona que hizo ese comentario tan homofóbico y en su propia casa
cual no fue la sorpresa de Samuel que al voltearse a ver quién fue el que hizo tal comentario se encontró con un chico castaño de ojos verdes al cual conocía muy bien y llevaba algún tiempo sin verlo, rápidamente su expresión de ira cambio a una de alegría
-Buah chaval, vaya tela, Rubius hombre que te estampo mi puño en toda tu cara, ¿Qué haces aquí?- dijo animado Samuel
Willy al escuchar ese nombre miro a la puerta rápidamente y vio a su ahora esposo abrazando a Rubius
-Rubius hombre tanto tiempo sin verte!?- Sonrió feliz Willy
-Lo mismo digo chicos y Vegetta que más voy a hacer aquí si no es a traer a mi hija a que juegue con su amiguita aunque vaya sorpresa me vine a dar al ver quiénes son los padres de Sally- los 3 chicos rieron  ante el comentario
-Rubiuh cabron no me dejes atrás- Dijo una voz masculina la cual se acercó a los chicos –Vegetta?…..Willy?- dijo un poco asombrado
-Mangel?-

-No me digan que ustedeh son los padres de Sally?- Pregunto un mangel aun confundido
-Hombre pues somos los padres de Sally y ahora entren a casa que tienen mucho que contarnos- Rio Willy mientras los dirigía al interior de la casa

-entonces al final el Wigetta si era real!, Joder macho que yo lo sabía- Dijo alegre Rubius
-Y podemos decir lo mismo del Rubelangel- Comento Vegetta con un tono acusador
-Ya loh ves, tenemos ahora hasta a una pequeña boca que a alimentar- bromeo Mangel –Y ustedeh parece que también tienen una-
-Chaval que nosotros tenemos 2 bocas que alimentar- Comento Willy mientras señalaba la cunita que se podía ver dentro de la habitación

Willy llevo la merienda a las niñas que se encontraban jugando y regreso rápidamente con sus amigos, pasado un rato los 4 chicos ya se habían puesto al corriente de todo lo sucedido y ciertamente aun se encontraban asombrados de las vueltas que da el destino y que sus caminos se volvieran a cruzar y aun más que sus hijas fueran tan buenas amigas

una vez entrada un poco la noche Rubius y mangel llamaron a su hija ya que se debían ir

-Papi, papi Ruby puede quedarse a dormir por favor-
-Papi puedo quedarme a dormir-
ambas chicas salieron suplicando a sus padres

-Por mí no hay problema chiqui y creo que papi Willy tampoco los tiene- sonrió Vegetta –Rubius Mangel dejan que se quede? Nosotros la cuidamos-

-Hombre claro,  nadie mejor que los famosos Vegetta y WillyRex para que cuiden a nuestra pequeña- Dijo animado Rubius –A parte hoy mangel y yo podemos armar algo de Salseo en casa- dijo en tono pervertido

-Papi porque Ruben te dijo WillyRex? Acaso no es Willy?- pregunto Sally algo confundida

-Pues es que WillyRex es el nombre completo, Rubius me conoció cuando aún lo usaba y cuando tu papa era Vegetta777 y no solo Vegetta-

-USTEDES SE CONOCEN- gritaron las dos niñas sin poder creer lo que habían escuchado

-Claro, si quieren les contamos algunas de nuestras historias-

Todos se fueron a sentar y platicarles  a las niñas sus aventuras de jóvenes, entre risas paso rápidamente la noche y las chicas quedaron dormidas

Ruben y Mangel se despidieron de sus amigos, al menos hasta el día siguiente cuando volvieran a recoger a su hija

El destino ciertamente logro su cometido y no solo unió a un chico con el otro, no simplemente logro que el amor de su vida se encontrara vía YouTube y con su mejor amigo, también logro unir a 4 chicos con historias muy parecidas y 4 chicos que fueron amigos por mucho tiempo y siguieron su amistad luego de varios años

——————————————
Bueno les traigo este pequeño one shot, lo hice rapidamente, espero les guste a tod@s :3 nos leemos luego z4 chau chau