calle 2da

4

El antiguo reloj de la calle Segunda es pedestal construido a finales del siglo XIX, por la compañía Seth Thomas, originaria de Pensylvania, EU. Fue instalado en 1922 frente a la joyería Estrada de Los Ángeles, California, en el barrio de la Placita, cerca de la avenida Olvera.

En 1943 el reloj fue adquirido por el señor Ramón Madrueño, entonces propietario de la joyería Azteca, por ello, en la carátula del reloj se le grabó el nombre de la empresa. De esta manera llegó a Tijuana.