Tendré que ser cruel contigo, tendré que empezar a odiarte, tendré que empezarte a ver como un problema en mi vida; para poder dejarte ir, para empezar a superarte, para soltarte… para decirte adiós!