borja,

youtube

EL COLMO DEL COLMO YA XDDDDDDDDD

Fanfic Lanetta “Lazos rotos” Vegetta x Lana

Capítulo anterior, aquí. Todos los capítulos, acá. Y el audio para este cap, más pa’ca.

POV Lana

Todo, absolutamente todo dentro de mi parecía arder en llamas. Abrasadoras, las llamas me recorrían de pies a cabeza, haciendo un hincapié feroz en mi corazón, destruyéndolo. Me arrojé inmediatamente a Samuel, acariciando con locura sus manos, susurrándole, rogándole, que se despertara, que me dijera algo. La llamas avanzaban, apresuradas, subían a mi rostro y huían de mi cuerpo transformadas en las lágrimas que más me han dolido derramar.

Odié cada momento de mi vida no transcurrido a su lado, lo odié con profunda pasión, porque cada segundo que estuve haciendo algo en mi casa, de paseo o - Dios me perdone - cada segundo con Luzu, ahora, en retrospectiva, fue un segundo de mi vida desperdiciado. Todos y cada uno de los latidos de mi corazón debieron haber sido al lado de este hombre. Al lado de Samuel, de mi Samuel, a quien, juro por la vida, necesito más que al aire.

Sin embargo los sollozos, los casi gritos, las lágrimas, los ruegos, todo era en vano. Samuel no despertaba. En cuanto acepte que con mi desesperación no podría hacer nada, que debía traer gente que si pudiera salvarlo, voltee a ver a Guillermo y Borja. Intente decir algo, pero vi los ojos vacíos de Luzu y la mirada llena de dolor de Willy.

Luego me di cuenta de que, por primera vez en los que quizás sean años, pensé en Luzu como Borja. Desde el día en que empezamos a salir que no le llamaba  ni tampoco pensaba en él como Borja, entre amigos, le decía de Luzu o cari, en la intimidad, era amor, o chiqui. Nunca…Borja…Y la razón por la que no le decía así, era que le quería tanto que Borja sonaba demasiado formal, demasiado impersonal…yo necesitaba algo más profundo, algo más sentimental…yo necesitaba…

Pero ahora, no. Ahora, Borja sonaba totalmente normal, adecuado e incluso perfecto para mí. Como si mi mente ya hubiese descartado por completo el amor que nos teníamos. Los años juntos. Las declaraciones hechas. Los momentos compartidos. Las noches, a solas, juntos. Todo, todo fuera, todo descartado. Tal y como si lo hubiese descartado a él.

Ahora…Borja estaba bien para mí. Bien. Para . Mierda.

La única afirmación más precisa y exacta de que ahora solo Samuel estaba en mi corazón, era la fuerza - sorprendente y rabiosa - con la que sostenía sus manos frías.

Y el vacío en los ojos de Borja me decía que él también podía ver esa afirmación, que parecía cubrir como un velo mi rostro, mis manos entrelazadas con la de Samuel y mi corazón hecho pedazos.

Borja nunca fue tonto, menos ahora, que las cartas estaban echadas y en esta ronda, a todos nos tocaba perder. Por lo menos, a mí y a él. En cuanto nuestras miradas se cruzaron, él salió casi corriendo de la habitación. Yo ni siquiera atine a ir tras él. Tenía problemas más importantes. Tenía que ver a Samuel abrir los ojos, a cualquier costo.

Me acerqué una silla, me acomodé como pude en ella y me aferré a las manos del hombre que ahora tenía con exclusividad mi corazón, rogándole una y otra vez, en todas las formas que se me ocurrían que despierte.

En algún punto, me quede semi-dormida sobre el pecho de Samuel, hasta que Guillermo me despabiló, diciéndome que si quería podía irme, que él se quedaría con Samuel. Vi sus ojos, rojos, con las huellas del llanto recientemente marcadas. Intenté comprender el dolor que debía estar sintiendo. Ver a su amigo así, seguramente era doloroso. Pero en sus ojos había mucho más dolor que el que sentimos por un amigo. Si no supiese que es una estupidez, diría que a Guille le duele igual o más que a mí todo esto.

Le dije que no. Que nada me alejaría del lado de Vegetta. Y me quede acá, al lado de mi Samuel y Willy se acomodó en el sillón, mirando directamente en dirección a él. Ahora trata de ponerse en contacto con sus familiares en España, pero yo solo oigo el sonido intermitente de su voz, no comprendo sus palabras.

Miro con devota obsesión las facciones de Samuel, buscando una señal de mejora, una reacción cualquiera. De repente, mis manos sienten una ligerísima presión en mis manos, luego un leve parpadeo y antes de que me dé cuenta, estoy rodeada de enfermeras y  doctores, gritando para que no me separen de Samuel, quien acaba de despertar y también grita, con voz débil, casi inaudible, que no saquen de ahí. Nuestras manos se presionan con fuerza, resistiéndose a la separación.

Las enfermeras se rinden, solo me piden que me haga a un costado, mientras ellas controlan a Samuel y a las maquinas a las que está conectado. No me importa cómo, solo quiero quedarme con él. Samuel y yo nos mantenemos agarrados solo de una mano, extendiéndonos lo más posible, para no soltarnos ni estorbar a los médicos. La sonrisa medio boba que tiene Samuel - bah, la que tenemos los dos - por la satisfacción de poder verme otra vez, es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Incluso en medio de la tormenta, su sonrisa puede generar un mar de calma. Él es mi calma en el caos. Y por eso lo amo.

——————————————–

POV Samuel

Escucho gritos, gente corriendo, veo fugaces batas blancas a mí alrededor. Lo único real, que atraviesa todo ese revoltijo de ruido y movimiento es ella. Sus manos, fijas en las mías. Sus ojos llorosos con el maquillaje corrido. Sus labios tensos en una sonrisa desesperada. El interminable amor que me muestra su mirada. Ella fue mi guía en la oscuridad. Lana, Lana fue la que me sacó de la nada. 

——————————————————————

Cap cortito, pero cap al fin, bitches!!!! Bueno, con los cortes de luz y el cole, la verdad tengo poco tiempo, pero prometo esforzarme para sacar más cap cuanto antes, igual, seguire el “cronograma” que hay en la descripcion de mi blog. Al que no sepa, entre y lea, no sea vago che xD

Bueno, espero les guste, y si es asi, denle like, reblog, bueno nadita mas para decir, besos bitches, y let’s go insane.