bolas de nieve

Nada se soluciona así de la nada. No porque ignores un problema este desaparecerá, al contrario, son como bolas de nieve que se hacen cada vez más y más grandes. Nadie más se hará cargo de tus problemas, así que soluciónalos y pronto.
English Idiomatic Expressions (en español)

to act high and mighty

Decir “to act high and mighty” es algo como hacerse el santo o ser santurrón. Se dice cuando alguien es muy arrogante y cabezota.

Literalmente es “hacerse el alto y poderoso”

to be full of oneself

Esta frase quiere decir que alguien es muy engreído o vanidoso, muy pagado a sí mismo.

Literalmente es “estar lleno de sí mismo”

to be full of it / full of hot air / full of shit

Eso se usa cuando alguien está diciendo algo y quieres decir que está mintiendo. Es algo como acusar a alguien de ser fanfarrón o de inventar cosas.

Depende del contexto, se puede usar cualquier de las tres opciones aquí. Creo que “to be full of it” es más normal, “full of hot air” un poco anticuado, y “full of shit” es más vulgar pero común.

En la vida actual se dice “you’re so full of it!” o “you’re full of shit” con amigos.

Literalmente, “full of it” es “estar lleno de (ello)”

“full of hot air” es “estar lleno de aire caliente” y a veces hay bromas con la imagen de “hot air”

“full of shit” es “estar lleno de mierda” y, como he dicho antes, es vulgar.

water under the bridge

Eso quiere decir que algo ya no importa. 

La traducción más común que conozco es agua pasada no mueve molino o lo hecho está hecho o lo que fue ya fue

A veces se dice “let bygones be bygones” también. La palabra “bygone” quiere decir que algo ha “gone by” o, pasado. Es como dejar el pasado en el pasado.

Literalmente, “water under the bridge” es “agua bajo el puente” / “agua debajo del puente”

straight A’s / 4.0 GPA

Se usa muchísimo en las escuelas y universidades estadounidenses. Sacar una “A” es sacar la mejor nota posible, y “4.0″ es el promedio más alto en la secundaria y en la uni. GPA quiere decir “grade point average”, que es el promedio escolar.

“to get straight A’s” es decir que la persona es muy lista y ha sacado las mejores notas posibles en todas sus clases. Y en las escuelas estadounidenses, nuestra A es algo como 90-100 puntos. Más de 95 se suele llamarlo A+ [A plus], y algo como 90-93 se le llama A- [A minus]

to pull yourself together

Esta expresión depende del contexto, pero normalmente se usa para decir que alguien quiere recobrar su compostura.

A veces, se usa más generalmente como arreglar los asuntos personales o algo así. Como en la expresión “get your shit together” que es vulgar, y algo como arréglate … más literalmente “arréglate la mierda”, que es más como desenmierdarse 

Es más como ponerse las pilas que nada, pero a veces en inglés se usa cuando alguien se pone histérico, y se dice “pull yourself together!” como ¡ánimo! o algo así. No es una traducción perfecta.

catch some Zs / hit the hay / hit the sack

Varias expresiones que se dice cuando alguien se va a dormir.

“to catch some Zs” es literalmente atrapar unas Zs, que zzz es una forma muy común para decir que alguien está durmiendo o que tiene sueño (creo que eso es muy común en los países latinoamericanos y en España también, o por lo menos es muy común en los cartoons estadounidenses)

“hit the hay” es literalmente dar con el heno o pegar el heno

y “hit the sack” es dar con el sacopegar el saco

Obvio que tiene que ver con arrojarse en la cama

hit the road

Una forma muy común para decir nos vamos o vámonos

Literalmente “pegar el camino / pegar la calle”

hit the streets

Una expresión más común en los contextos de dramas sobre criminales, pero quiere decir investigar y hablar con muchas personas.

Se usa también cuando algo estrena, o sea ya es público. Se puede traducir este matiz como correr la voz o hacer público

Literalmente “pegar las calles”

to pull someone’s leg / to yank someone’s chain

La traducción más común es “tomar el pelo a alguien”

Literalmente es como “tirar la pierna”, y “to yank someone’s chain” es “tirar/arrancar la cadena de alguien”

“to make matters worse”

Esta expresión es muy común… y… es como el opuesto total de menos mal en español. 

Si pudiera llamarlo más mal, lo haría.

Es decir aún peor / peor aún

Literalmente es, “para empeorear las cosas”

so far so good

En inglés se usa para decir algo como hasta ahora todo bien o hasta el momento todo bien

Literalmente es algo como “tan lejos tan bueno”

ASAP - A.S.A.P.

Es el acrónimo de “as soon as possible”

O sea, cuanto antes o lo más pronto posible

En inglés hay dos formas de pronunciarlo “ASAP”. Hay… “A-S-A-P” [se pronuncia como eh-es-eh-pi] o “A-SAP” [eh-sap]

“you can say that again” 

Una afirmación muy común que es algo como estoy de acuerdo o yo concuerdo

Normalmente diría eso digo yo o ¡muy cierto!

Literalmente quiere decir “puedes decirlo otra vez”… y en situaciones de comedia, la persona que dijo la frase la repite.

Un ejemplo:

“We did good!” = ¡Hicimos bien!
“You can say that again.”
“Okay. We did good!” = Okay. ¡Hicimos bien!
“I didn’t mean literally.” = No quise decir literalmente.

the straw that broke the camel’s back / the last straw

La traducción en español es la gota colma/derrama el vaso

La forma más breve es “the last straw”, que a veces en inglés se oye “this is the last straw”, algo como ya basta o no puedo soportarlo más

En inglés es decir “la paja que se le rompió la espalda del camello”, y “the last straw” es “la última paja”

your guess is as good as mine

Se usa mucho para decir algo como no lo sé tampoco o ¿Cómo puedo saberlo yo?

Literalmente, “tu adivinación/apuesta es igual a la mía” o algo así

by heart

Es decir al dedillo

Literalmente sería como “a corazón” o “por corazón”

a match made in heaven

Depende del contexto, pero normalmente es decir es la pareja perfecta. Se usa mucho cuando dos personas se caen bien y pueden trabajar juntos y colaborar bien juntos.

En contextos no románticos sería como son tal para cual

A veces se puede traducir esta frase como almas gemelas o medias naranjas

Literalmente es… una pareja/unión hecha en el cielo

piece of cake

Algo muy fácil. 

Es decir pan comido, coser y cantar, etc.

Se dice “piece of cake” solo, o a veces se dice “it’s a piece of cake”, “it’ll be a piece of cake”… 

Literalmente, “trozo de pastel/tarta” 

apples to oranges

No es una frase SUPER común, pero se usa para decir que algo no tiene nada que ver con otra cosa.

Básicamente es decir no se deben comparar y a veces se oye “you can’t compare apples to oranges” que es “no se puede comparar manzanas a naranjas”

Literalmente es “manzanas a naranjas”

the cold shoulder

“to give someone the could shoulder” es ningunear a alguien, o ignorar a alguien a propósito y normalmente de forma muy obvia.

Literalmente es “el hombro frío”

a blessing in disguise

Se dice cuando algo sale mal pero algo buena pasa como resultado. 

Literalmente, “una bendición disfrazada”

to storm off

Se usa muchísimo para decir que alguien se marcha muy enojado.

En inglés “storm” es la tormenta así que es algo como “salir/irse como una tormenta”

easy does it

Eso se dice cuando alguien quiere que otra persona tenga cuidado o que se mueva despacito.

Aunque “easy” es fácil, se puede traducirlo como con cuidado o despacito en ciertas circunstancias. Que “to ease off” es algo como retroceder o no ser tan duro 

Por ejemplo “go easy on it” puede ser moderarse, y “take it easy” puede ser no te esfuerces o se puede usarlo para decir cálmate

Como despedida, “take it easy” es algo como cuídate

face the music / bite the bullet

Es decir hacerse cargo o tomar responsabilidad

Se usan las dos frases, aunque “bite the bullet” proviene de batallas y amputaciones cuando había cirugía sin anestéticos, así que soldados heridos tuvieron que morder una bala o algo de cuero para no gritar para contenerse el dolor.

Literalmente “face the music” es “afrontar/hacer frente a la música”

Y “to bite the bullet” es “morder la bala”

keep your eyes peeled

En inglés se usa mucho para decir ponerse vivo/a o mantener los ojos abiertos / mantenerse alerto/a

Literalmente es “mantener los ojos pelados”, que probablemente tiene que ver con los párpados

break a leg

Cuando no quiere decir que alguien ha roto la pierna literalmente, se usa en el teatro antes de una función.

Es mucha mierda en este caso.

En algunos lugares dicen suerte o éxitos, incluso se dice rómpete la pierna en algunos países, así que no sé la mejor traducción, pues regionalismos

to sugarcoat something

Quiere decir que alguien quiere esconder la cosa mala con algo bueno, o disimular por decir cosas buenas o notar lo bueno.

En español se dice dorar la píldora

Literalmente es algo como “azucarar”, o “cubrir en azúcar”

knight in shining armor

Es el príncipe azul

Literalmente, “el caballero en armadura brillante”

the elephant in the room

Esta frase se refiere a algo muy incómodo o embarazoso que nadie quiere mencionar.

Literalmente “el elefante en el cuarto/la sala”… la imagen seguro tiene que ver con algo muy grande y evidente, pero todo el mundo quiere ignorarlo.

to snowball

En la mayoría de contextos, “to snowball” quiere decir que algo simple o molesto pero no serio empieza a hacerse más grande, más peligroso, más y más complicado

Es algo como empeorear pero quiere decir que algo se ha vuelto caótico y complicadísimo.

La imagen aquí es “una bola de nieve” que está rodando cuesta abajo, como por una montaña cubierta de nieve, y sigue haciéndose más grande

fishing for compliments

Cuando alguien está “fishing for compliments” quiere decir que alguien quiere cumplidos o la aprobación de alguien y se le nota.

Literalmente “fishing” es pescar, pero en inglés se usa “fishing” en ciertos contextos para decir “buscando”

En contextos legales y en la corte una “fishing expedition” es una búsqueda de algo que se puede utilizar como munición, normalmente sin sentido ni causa

wouldn’t be caught dead

Probablemente la mejor traducción sería ni muerto/a

En inglés es algo como “jamás lo pillaría (haciendo algo) ni muerto”

Se usa mucho con la ropa como… jamás llevaría/usaría esta camisa, ni muerto/a “I wouldn’t be caught dead wearing that shirt”

speak of the devil (and he shall appear)

La traducción es hablando del rey de Roma (y por la puerta se asoma)

En inglés es “el diablo” y no “el rey de Roma”… “hablando del diablo y aparecerá” más o menos

to burn bridges

Eso quiere decir destruir alianzas posibles.

Creo que se dice quemar naves en algunos países

En inglés es “quemar puentes”

“you’re it!” / “not it!”

En inglés “tag” (que se llama “pilla-pilla”, o “roña” o “mancha” etc en otros países) tiene la frase “you’re it” que quiere decir que alguien tiene que perseugir a los otros.

Como traducción se usa como te toca a ti o es tu turno

A veces se usa “not it!” en inglés para decir que no es su turno, o que otra persona tiene que hacer algo, aunque es muy infantil. Por ejemplo, un grupo de niños necesita hacer algo, y uno tras otro dice “not it!” hasta que uno queda que ya tiene que hacerlo. O sea, no me toca a mí, te toca a ti. Es muy infantil, pero común con amigos y/o adolescentes

to get wind of something

Es algo como “descubrir algo”, normalmente es un secreto o algo que alguien hizo a espaldas de otra persona.

Literalmente es algo como “pillar/sentir el viento” 

to see eye to eye

Normalmente quiere decir que dos personas están de acuerdo con algo.

A veces se usa para decir que dos personas no se llevan bien juntos porque tienen puntos de vista muy distintos y no pueden concordar.

En ciertos contextos puede signifcar que dos personas no son amigos, o que son enemigos o rivales.

Literalmente es “ver ojo a ojo”

at the drop of a hat

Es decir “muy pronto” o “de inmediato” o “súbitamente”

Literalmente “cuando caiga el sombrero” o “al caer el sombrero”

add insult to injury

Yo diría poner sal en la herida

Aunque “to rub salt in the wound” es una expresión que sí existe en inglés.

Literalmente es “añadir insultos además de heridas”

for all intents and purposes

Una expresión casi sin sentido propio, pero se usa como a todos los efectos, a los efectos, en todos los sentidos etc

Literalmente “para todos los intentos y motivos”

to cost an arm and a leg

En español, costar/valer un ojo de la cara [“to cost an eye from the face”]

En inglés literalmente es “costar/valer un brazo y una pierna”

cold feet

Se usa mucho en los contextos de las bodas, pero es acobodarse

No existe una traducción perfecta y definitiva en español pero es sentirse asustado o intimidado a causa de algo importante, normalmente tomar una decisión muy importante.

Y como he dicho antes, eso se suele usar con el novio o la novia antes de la boda. Y se puede decir son nervios pero en inglés la imagen es más notable.

Literalmente, “to have cold feet” es “tener pies fríos/helados”

flesh and blood

En español se dice carne y hueso [“flesh and bone”]

En inglés se dice “flesh and blood” que es “carne y sangre”

También existe la frase “in the flesh” que es algo como “con/en carne” que significa que alguien está ahí de verdad. Es una frase de afirmación cuando alguien viene y los demás están sorprendidos, o está en algún lugar inesperado… Algo así. 

Por ejemplo:

“You’re here!” = ¡Estás aquí (tú)!
“In the flesh.” = Así es. / Aquí estoy.

(to hit) rock bottom

La forma de decirlo en español es tocar fondo [“to touch bottom”]

En inglés se dice “rock bottom” que es “el fondo de piedra/roca”, y “to hit rock bottom” es como “tocar fondo (de roca)” aunque “to hit” es más violento o inesperado, es algo como “caer hasta” o “chocar”.

En algunos contextos existe la frase “to hit rock bottom and then start digging” que es “tocar fondo y empezar a cavar”, que es… la cosa iba muy mal, y ya sigue haciéndose peor aún.

a rock and a hard place

En español, entre la espada y la pared  [“between the sword and the wall”]

En inglés “entre una roca y un lugar duro”

a Hail Mary

Cuando no se trata literalmente de rezar, se usa más en los contextos del fútbol americano, pero un “Hail Mary” o “Hail Mary shot/pass” es… pura suerte.

Es como… a la buena de Dios y dejar que fortuna decida.

También tiene un sentido más como… hacer algo, aunque las posibilidades de tener éxito son casi cero.

Literalmente es una avemaría que es algo com rezar que salga bien.

the ball’s in your court

Es decir “debes tomar la decisión tú” o “es tu decisión” o “tú decides”, algo así. Se puede usar con otros pronombres como “the ball’s in his/her/our/my court”

Literalmente, “la pelota está en tu corte”

(to be) worth a shot

En español es valer la pena intentarlo

En inglés se dicen cosas como “it was worth a shot” [valía la pena intentarlo] o simplemente se usa sin el verbo, “worth a shot”.

Como alternativa, se puede decir “it was worth a try”, que “try” es intento

Literalmente “worth a shot” es “valer el disparo”

raining cats and dogs

En español, llover a cántaros

En inglés se dice “llover gatos y perros”

to take something with a grain of salt

Una frase muy común en inglés “to take something with a grain of salt” es una expresión de duda, sospecha, o el esceptisimo por parte de la persona que está contando algo.

Es una manera de decir “te lo digo algo pero no estoy seguro/a que sea la verdad”, “es la verdad que yo sepa”, o “todavía no sé la verdad completa, pero esto es lo que he oído”

En español se usa tomar con pinzas o tomar con reservas 

Literalmente en inglés “to take with a grain of salt” es “tomar (algo) con un grano de sal”

oryb  asked:

Jael, You know what's going on with Joku?.. It seems that She is hurt because of bad people who hate what she creates.. Maybe You can help her..? I remember Your inspirational posts about how to resist people who humiliate Your Creations.. Many people love Joku and DreamTale but she disappointed in everything ;-; Jakei, She are Creator, like You...Help

I can’t do anything for her anymore.
And also I don’t want it.
I don’t want my blog becames like a diary. This is my art blog and also a “comedy” blog to make people smile. But it seems I’ll have ti make an exception because I found many asks in my inbox about this.
I don’t know if she will read this or if someone will show this to her.
So, if that’s the case… ya no recuerdo cuántas veces te dije que no llegarías a ningún lado llenando tu blog y tu cabeza con cosas negativas. Todo mundo tiene haters, y por suerte ninguno de nosotros aún tenemos los verdaderos haters de verdad que dedican su vida a calumniar a otros en videos y noticias a gente que es realmente famosa y mueve a millones de personas.
Demuestrale un poquito de esperanza a lo que creaste, C.
Sólo vas a hacer que una bola de nieve se venga contra ti si sigues mostrando debilidad a tus dichosos miles de haters que te llegan todos los días.
Parece que nunca me escuchaste ni me hiciste caso cuando tuviste la oportunidad de tener a alguien al lado que te diera consejos.
No hagas lo mismo con tus fans ni amigos de verdad.

Ella estaba jodidamente hermosa
era una de esas chicas que te despertaba
la sensación de deshacer todos los planes
de vivir sin importar la suerte del destino
esa energía que le daba a la voluntad
te volvía como una bola de nieve
resbalando una montaña para
convertirte en una avalancha,
ella estaba jodidamente hermosa,
uno pensaba que todo el sentido
natural era su cuerpo lleno de aromas
a frutas y flores invisibles,
te tejía en los parpados
la galaxia entera,
ella estaba jodidamente hermosa,
pero estaba en ruinas
se pudría de por dentro
ya no se interesaba a sí misma
parecía que no creyera en nadie
e intentaba volarse la cabeza
con su manía suicida
todo lo que ella besaba
lo destruía,
un ejemplo de eso fui yo
—  Poemas para leer acompañado de una caguama, Quetzal Noah
Diabolik lovers ‘’5th anniversary book’’ [12 months with vampires - Month 1: Ayato] ~translation-traducción~

The day after snowfall, I took Chichinashi to the garden. There, as far as the eyes could see, everything was completely in pure white.

“Whoah…! How beautiful…”

At my side, Chichinashi gave a cheer and gazed at the snow.
There was nothing besides white view, but apparently she seemed to liked it.

I got bored just by looking at it.

As she looked around, I grabbed a snowball and threw it to the coldest part of her neck.

“Hya…!?”

As I thought, she gave a pathetic cry and looked at me with a surprised face.
That reaction was very funny, it made me laugh.

“Heheh… You like snow, right? That’s why I stuck it at you! Be grateful!”

“Geez, it’s cold…!”


Chichinashi complained and  proceeded to touch her neck to check it.

“Wait, It can’t be helped, so the Great Ore-sama will warm you up. …Mn”

Whispering that, I kissed the melted snow on her neck. She winced and her shoulders shivered.
In an instant, on the place where I kissed her, a red mark was left.

“It seems that it’s okay already, isn’t it?”

As I said it in a teasing tone, Chichinashi noded her head while she was completely red.
-I like this red more than the snow white.
While I was thinking that, I brought her closer to me.

~The end~

Español abajo del corte~

Keep reading

Hablemos de Fargetta

Abrí este blog hace unos días pues tengo un crush terrible e inesperado con Fargan y Poker. Amo los videos que están haciendo juntos desde que se mudaron y necesitaba un lugar para subir cosas sobre ellos (porque nadie más lo está haciendo, básicamente). 

 Con lo que yo no contaba, y de verdad les juro que no lo vi venir, fue que aparecería Vegetta y se uniría a esta ecuación. Creo que a todos los que estamos shippeando Fargetta nos pasó lo mismo en ese directo de Willy: notamos la chispa que hubo entre Fargan y Vegetta. 

 Había visto a Fargan antes en videos de Willy, de Frank, de Abel y por supuesto AMO sus videos con Braxxter pero con Vege es diferente porque me matan de risa y, como decían en otro post, es raro que Vege se comporte así con alguien “nuevo” (porque al menos no recuerdo que haya jugado con él alguna vez. Corríjanme si estoy equivocada). 

En vista de que esta nueva amistad se ve prometedora y para el largo plazo, veo necesario aclarar algunas cosas: 

  1. FARGETTA NO ES REAL. O sí, bueno, la amistad que se está formando es muy real pero como relación amorosa no lo es. Ni por un segundo lo piensen.
  2. EL SHIP NO NOS DA DERECHO A MOLESTAR A TERCEROS. No daré detalles (en internet todo está a una búsqueda de distancia, y no seamos hipócritas, todos sabemos dónde buscar) pero no es válido ir a molestar a familia/amigos de Fargan o de Vegetta para preguntarles sobre el ship o siquiera mencionarlo. La regla de oro es que lo que pasa en el fandom se queda en el fandom y ya está.  Por mi parte me comprometo a que nunca me pondré a hablar de sus vidas privadas ni a especular sobre lo que hacen o dejan de hacer.
  3. NO ES SU OBLIGACIÓN GRABAR JUNTOS. Si queremos más videos como los que nos han dado, lo mejor que podemos hacer es apoyarlos dando likes y compartiéndolos y ocasionalmente mencionar lo mucho que nos gusta que graben juntos pero tampoco es para hartarlos con lo mismo por todos lados. 
  4. EL RESPETO AL SHIP AJENO ES LA PAZ. A pesar de que Fargetta está creciendo como bola de nieve, no es para todos. Si no les gusta, no sigan cuentas como la mía, tan fácil como eso. Si les gusta, no significa que automáticamente se invalide cualquier otro shippeo. Todos podemos coexistir en este bonito lugar.
  5. UN SHIP ES PARA DIVERTIRSE. Olvidemos los dramas de una vez por todas. Si vienen aquí en busca de salseo, no lo encontrarán. No se tomen las cosas tan en serio, por favor.  

Si llegaron hasta aquí los felicito, se han ganado una galleta.

Gracias por leer esta Biblia y espero que nos sirva a todos para evitar dramas como los que ya conocemos. 

 ¡Feliz shippeo! :)

Los signos en invierno ❄

Aries: -sale a explorar el terreno cubierto de nieve y regresa casi dos semanas después -

Tauro: -al principio no quiere salir pero Escorpio lo convence y lo deja olvidado afuera -

Géminis: -a el no le importa, se la pasa adentro jugando videojuegos -

Cáncer: -libra lo obliga a crear muñecos de nieve para el -

Leo: -No sale de la casa, en vez de eso se queda en su computadora viendo Tumblr -

Virgo: -se queda en casa limpiando por que Acuario, Escorpio y Capricornio la tienen hecha todo un desastre -

Libra: -disfruta de chocolate caliente mientras ve a Cáncer congelarse -

Escorpio: -Acuario y el tienen una guerra de bolas de nieve. Hasta ahora Escorpio va ganando -

Sagitario: -esta haciendo ángeles de nieve -

Capricornio: -es el único preocupado por Aries -

Acuario: -gritando femeninamente mientras Escorpio le lanza bolas de nieve -

Piscis: -Esta en su cama hecha bolita para mantenerse caliente -

La gran complicación es no ser sincero desde el comienzo. Algunos le llaman al efecto posterior bola de nieve. Pero hay que llamar a las cosas como son: el efecto de la estupidez que te perseguirá por siempre.
—  La gran avalancha de la estupidez, Joseph Kapone

Saturno es el segundo planeta más grande del Sistema Solar y el único con anillos visibles desde la Tierra. Se ve claramente achatado por los polos a causa de la rápida rotación. La atmósfera es de hidrógeno, con un poco de helio y metano. Es el único planeta que tiene una densidad menor que el agua. Si encontrásemos un océano suficientemente grande, Saturno flotaría. El color amarillento de las nubes tiene bandas de otros colores, como Júpiter, pero no tan marcadas. Cerca del ecuador de Saturno el viento sopla a 500 Km/h. Cada anillo principal está formado por muchos anillos estrechos. Su composición es dudosa, pero sabemos que contienen agua. Podrían ser icebergs o bolas de nieve, mezcladas con polvo, de acuerdo a mis conocimientos, son pequeñas lunas. El origen de los anillos de Saturno no se conoce con exactitud. Podrían haberse formado a partir de satélites que sufrieron impactos de cometas y meteoroides. Cuatrocientos años después de su descubrimiento, los impresionantes anillos de Saturno siguen siendo un misterio. Las partículas que forman los anillos de Saturno tienen tamaños que van desde la medida microscópica hasta trozos como una casa. Con el tiempo, van recogiendo restos de cometas y asteroides. Si fuesen muy viejos, estarían oscuros por la acumulación de polvo. El hecho que sean brillantes indica que son jóvenes.

✎Los signos en invierno:

Jugando en la nieve noche y día: Piscis • Leo • Libra.

Lanzando bolas de nieve a todo el mundo: Sagitario • Géminis • Acuario • Aries.

En casa todo el día leyendo un libro: Tauro • Capricornio • Virgo • Cáncer • Escorpio.

Ж Copos de cristal Ж

 Copo cinco: Enséñame a ser un amante.

¿Por qué? ¿Por qué me pasaba esto a mí? ¿A caso le había hecho algo malo? ¿Tanto se había enojado con su hermana mayor cuando le encontró con su amante en pleno cortejo? «Anna me odia…», pensé mientras entre mis brazos cargaba a Elric quien no paraba de llorar, sus gritos inundaban el enorme caserón vacío en casi su totalidad, sólo se podía ver la figura de Jack corriendo -o mejor dicho, flotando- de aquí para allá con los biberones que demandaba a todo pulmón el pequeño ser que sostenía, diminutos copos de nieve se formaban a su alrededor denotando su insatisfacción por el alimento que aún no recibía. Sus facciones se fruncía más con cada nuevo chillido, su cara pasaba de ser pálida a una totalmente roja, de su nariz salía mucosidad haciendo burbujas, la salivaba era también expulsada a montones y sus movimientos se volvían tan violentos que tuve que acomodarlo en mi hombro para que pudiese sostenerlo con firmeza. «Si, Anna odia a su hermana mayor, y yo tanto que la amo», suspiré mentalmente. 

 

Anna y Kristoff habían salido de casa encargándome el cuidado de Elric, la madre de Jack junto con su hermanita también habían abandonado la vivienda con la excusa de tener que comprar la despensa pues el invierno era realmente duro y la comida escaseaba mucho. Ambos estábamos prácticamente solos con un bebé que no era nuestro llorando por la comida que aún se calentaba y Jack era el encargado de monitorear. Me senté en una de las sillas del comedor, mientras trataba de apaciguar el llanto de mi sobrino observé a conciencia el lugar. Era realmente espacioso, tenía una chimenea que suministraba calor a los habitantes del hogar, la mesa junto con las sillas estaban fabricadas de una madera no muy buena, pero que era resistente, un reloj de péndulo colgado en la pared indicaba la hora exacta y el escudo de Arendell, que consistía en un copo de nieve, era el único arreglo que se podía ver arriba de la chimenea. 

 

Volteé a una puerta que conectaba el comedor con la cocina de donde al fin salía Jack con un biberón que despedirá vapor. Se acercó lo más rápido que pudo y me lo tendió, yo lo cogí y susurrándole palabras cálidas al pequeño Elric le metí el chupete a la boca. Nunca en mi vida vi a alguien devorar algo tan rápido como a mi sobrino, de unos cuantos sorbos ya sólo tenía la mitad del biberón lleno, y, según lo que Anna me había dicho antes se irse, Elric se tomaba a diario dos biberones. Miré a Jack rogándole que tuviese otra botella lista, pero sólo lo vi flotar de nuevo a la cocina y escucharle maldecir porque se había quemado con la leche que estaba hirviendo. Jack Frost, sin duda, el peor cocinero del mundo, creo que hubiese sido más eficaz que él sostuviera al pequeño bebé mientras yo me encargaba de la comida, claro, si es que Elric se hubiese dejado sostener por Jack, al parecer era igual de celoso que su madre, pues cada vez que Jack se me acercaba demasiado -y si yo lo tenía en brazos- empezaba a llorar demandando toda mi atención. 

 

Cuando el pequeño que sostenía en brazos estaba a punto de acabarse la botella de leche, como un milagro, Jack apareció con otra mamila entre las manos. Le saqué el chupete a Elric y le puse el otro que estaba lleno. Lo vi comer con tanta felicidad que le di un pequeño beso en la frente y le susurré palabras cariñosas que sólo una tía le podría decir a su sobrino. Al ver al pequeño Elric, pensé en que problema habría sido yo a esa edad, y sobre todo, la sorpresa que se llevaron mis padres al ver que su pequeño retoño podía hacer bolas de nieve y estrellárselas en la cara cuando se enojaba. De seguro fui una carga para ellos, pero su amor era mayor. Abracé a Elric y con mi nariz acaricié sus sonrojadas mejillas, aquel pequeño sería al que yo cuidaría con tanto esmero a partir del día en el que Anna falleció, y no sólo a él, sino a todas las generaciones que siguieran. Tan entretenida estaba divagando en mi mente que no me percaté cuando Jack jaló una silla y se puso en frente de mi apoyado en sus rodillas con su mirada fija en lo que hacía.  

 

— Te ves hermosa así de maternal, mi Reina de las Nieves. — Me halagó a su estilo. 

— Vamos, Jack. Sólo cuido a mi querido sobrino. — Dije mientras seguía alimentando a Elric quien no dejaba de ver a Jack. 

— Claro, cuidando de tu sobrino, ¡eso era lo que tenías planeado cuando viajaras al pasado y te reencontraras con tu hermana! ¡Terminar cuidando a tu sobrino! — Bromeó mientras se movía en su silla. 

— Bueno, yo esperaba una reunión más emotiva, debo admitir. Pero hacer esto no me desagrada, me hace recordar cuando era pequeña y vi por primera vez a Anna, soy tres años mayor, pero aún recuerdo lo pequeñita que estaba cuando la vi y lo débil que era. ¡Me juré a mí misma velar por ella siempre! — Le conté a Jack mientras acomodaba a Elric para sacarle el aire, ya había terminado su comida. 

— ¡Anna es como tu bebé! — Adivinó sin esfuerzo. 

— Correcto. Anna es como mi bebé y, a pesar de que ahora cargo al suyo propio, no dejo de verla como cuando la vi en su cuna. — Vi una gran sonrisa venir de Jack. 

— ¿Quisieras tener un bebé? — Su pregunta casi me hace que tirase a mi sobrino de la impresión. 

— ¡Pues claro que quisiera tener uno! Pero, eso para mí sería imposible… Tú has visto lo que nuestras emociones provocan en situaciones…. en situaciones inapropiadas. ¡Además no creo que un par de espíritus puedan tener un bebé! — Argumenté hábilmente. 

— ¿Y qué hay de Zeus? ¡Él es hijo de Cronos! — Trató de debatir, pero sólo dejé caer mis hombros y suspiré. 

— Jack… ¡Eso es mitología griega! ¡Nosotros somos espíritus, no dioses! Además, a Cronos se le llama así por el simple hecho de manejar el tiempo, no porque en realidad él sea el titán Cronos. — Le expliqué con voz quedada, Elric empezaba a quedarse dormido mientras lo arrullaba. 

— Vale, vale, Reina de las Nieves. — Al fin cedió, o eso pensaba. — ¿Y si lo intentamos? 

— ¿Intentar, qué? — Le interrogué curiosa. 

— Tener un bebé. 

— ¿¡Qué!? — Casi grité de no ser porque Elric ya estaba durmiendo. 

 

Me paré e ignoré las palabras que salían de Jack, ¿intentar tener un bebé? ¿Dos espíritus procreando una vida? ¡Era más descabellado que una *Bella eligiendo a una Bestia en vez de al más galán de todos! Aunque si ella podía elegir eso, ¿nosotros también podríamos concebir un pequeño? ¡Pero para eso tendríamos que hacer ciertas cosas que aún no sabía efectuar! ¡Sólo a él se le podrían ocurrir semejantes cosas! Fui directo a la habitación que Kristoff y Anna compartían, ahí estaba la cuna de Elric. Lo deposité con cuidado, lo tapé con su sabanita que tenía grabado un copo de nieve y le di un beso de buenas noches. Lo vi dormir, su pecho subía y baja con tanta paz que me conmovió. Lancé un rayo al techo de donde se desprendieron varios cristales que tomaron la forma de un móvil hecho de cristal helado, ese iba a ser mi regalo para mi pequeño sobrino. 

 

— Si así de maternal eres, ¿cómo serás en tu fase de amante? Y digamos que con lo que me has mostrado, puedo decir que serás una muy excelente… — Escuché decir a Jack con una voz ronca que venía detrás de mí. 

 

Iba a contestarle, pero sus brazos me rodearon la cintura, sus labios se posaron en mi hombro descubierto y yo sólo pude estremecerme mientras apretaba la cuna de Elric. Donde tenía las manos, pequeños picos helados se formaron. 

 

— Jack… ¿Qué demonios haces? — Le pregunté entre suspiros. 

— Trató de ver si mi amante se anima a tener un bebé conmigo… — Me susurró sensualmente en la oreja y un temblor subió por todo mi cuerpo….

Leer más: Copos-de-cristal 5

Spanish + Catalan Christmas Vocabulary

m. - masculine word // f. - femenine word

Angel - m. Ángel - Àngel

Bells - f. Campanas - Campanes

Birth - m. Nacimiento - Naixement

Cake - m. Pastel - Pastís

Candle - f. Vela - Espelma

Candy cane - m. Bastón de caramelo - Bastó de caramel

Carols - m. Villancicos - Nadales

Celebration - f. Celebración - Celebració

Chimney - f. Chimenea - Xemeneia

Christmas - f. Navidad - m. Nadal

Cookie - f. Galleta - Galeta (although you can say cookie as well)

Decorations - f. Decoraciones - Decoracions

Elf - m. Elfo - Follet

Family - f. Familia - Família

Fireplace - f. Chimenea - Llar de foc

Garland - f. Guirnalda - Garlanda

Gingerbread man - m. Hombre de jengibre - Home de gingebre

Guest - m. Invitado - Convidat

Happy Holidays! - ¡Felices Fiestas! - Bones Festes!

Happy New Year! - ¡Feliz Año Nuevo! - Bon Any Nou!

Hot chocolate - m. Chocolate caliente - f. Xocolata desfeta

Ice skating - m. Patinaje sobre hielo - Patinatge sobre gel

Joy - m. Júbilo - f. Joia

Lights - f. Luces - Llums

Log - m. Tronco - Tronc

Merry Christmas! - ¡Feliz Navidad! - Bon Nadal!

Mistletoe - m. Muérdago - Vesc

Mittens - m. Mitones (although Guantes is more common) - Guants

Naughty - Travieso/a - Entremaliat/Entremaliada

Nice - Bueno/a - Bo/Bona

Nutcracker - m. Cascanueces - Trencanous

Ornament - m. Ornamento, Adorno - Ornament, f. Decoració

Package - m. Paquete - Paquet

Parade - m. Desfile - f. Desfilada

Party - f. Fiesta - Festa

Presents - m. Regalos - Regals

Reindeer - m. Reno - Ren

Reunion - f. Reunión - Reunió

Sales - f. Rebajas, m. Descuentos - f. Rebaixes, m. Descomptes

Santa Claus - Santa Claus, Papá Noel - Santa Claus, Pare Noel

Scarf - f. Bufanda - Bufanda

Sleigh - m. Trineo - Trineu

Snow - f. Nieve - Neu

Snowball - f. Bola de nieve - Bola de neu

Snowflake - m. Copo de nieve - Floc de neu

Snowman - m. Muñeco de nieve - Ninot de neu

Socks - m. Calcetines - Mitjons

Spirit - m. Espíritu - Esperit

Star - f. Estrella - Estrella

Sweater - m. Suéter, Jersey - Suèter, Jersei

Toy - m. Juguete - f. Joguina

Tradition - f. Tradición - Tradició

Tree - m. Árbol - Arbre

Turkey - m. Pavo - Gall d’indi, Indiot

Unwrap - Desenvolver, Abrir - Desembolicar, obrir

Winter - m. Invierno - Hivern

Wise Men - m. Los Reyes Magos - Els Reis Mags

Wish - m. Deseo (to wish - Desear) - Desig (to wish - Desitjar)

Wool hat - m. Gorro de lana - Gorro de llana

Wrap - Envolver - Embolicar



¡Felices fiestas a todos! Bones festes a tothom!

Ж Copos de cristal Ж

 

Copo dos: Reviviste mi corazón.

 

— ¡Jack Frost! — Grité al joven que se reía de mí mientras la nieve me cubría toda. 

 

Descubrí que Jack, aparte de ser un egocéntrico, era en exceso bromista. ¡Esa era la quinta nevada que creaba sobre mí! Dios, ¿cómo rayos es qué me sentía atraída por él? Me miré toda blancuzca, la nieve había entrado hasta zonas en las cuales nadie quiere tener nieve. Me sacudí lo mejor que pude y traté de controlar la furia que empezaba a crecer en mi interior, si algo había aprendido, era que controlando mi enojo podía evitar una nevada de tres días en todo Arendell. Jack me había extendido la mano para ayudarme a pararme del gran montículo de nieve donde su “nevada” con cara de avalancha me había enterrado; hice un ademan de tomarla, pero cuando estaba a pocos centímetros de tener contacto, la aparté bruscamente y chasqueé los dedos. ¡Yo también podía jugar lo mismo que él! 

 

De mis falanges salió un especie de humo de color azul acompañados de copos de nieve, arriba de la cabeza Jack empezó a formarse una gran bola de nieve, esperé a que tuviera un gran diámetro antes de dejarla caer. ¡Fue épico! Jack estaba cubierto de nieve, su sonrisa burlona había desaparecido y ahora sólo tenía un puchero, sus cejas se pusieron totalmente horizontales y en sus ojos se podía ver el reproche. Me reí apenas vi su cara, era tan cómica. La pequeña hada que acompañaba a mi frío amigo y Olaf también me acompañaron en las risas, se veía tan lindo cubierto de blanco y con esa carita. 

 

— Claro, claro. Búrlense del espíritu de la diversión. — Exclamó socarronamente mientras se limpiaba la nieve. 

— ¿Ves? Yo igual puedo jugar. — Le espeté levantándome.

— Sí, sí. 

 

Los días que pasé con él eran realmente divertidos. Mi corazón empezó a cobrar un poco de vida con cada nueva broma que me jugaba o yo le hacía a él. Cada sonrisa suya, cada pequeño tacto con él, cada charla, cada mirada, todo provocaba que mi corazón latiese de una forma que jamás había conocido. No lo sabía, pero aquella atracción que sentí por él con el paso del tiempo, se fue convirtiendo en cariño, y, a su vez, ese cariño se transformó en un sentimiento más profundo, aquel sentimiento que siempre me negué a sentir por el miedo de dañar a la persona que lo invocase y que sólo Anna podría hacerme controlar. Amor. 

 

«Estás enamorada de él», escuché una voz en mi interior y, de inmediato, negué aquella idea. Había convivido con Jack un tiempo, no nos separábamos prácticamente nunca y llegué a conocerlo técnicamente bien. Pero eso no era excusa para aquel sentimiento que mi corazón albergaba. Si me enamoraba de él, en alguna pelea que tuviésemos, o, cuando me llegara un ataque de pánico -que no he tenido hace algunas décadas- podría hacerle daño al estar tan cerca de mí. ¿Qué era un espíritu? Sí, pero no iba a meterme a averiguar si mis poderes también podrían llegarle a lastimarle. No a él. No a mi Jack. 

 

Un día estábamos hablando sentados al borde de la colina; Olaf me había pedido permiso de ir a ver las flores que se encontraban al borde de la montaña, así que le creé una nevada-personal y partió de inmediato; por ende, a parte del hadita que sólo se limitaba a volar sobre Jack, estábamos completamente solos. Mi corazón se volvió a acelerar al darme cuenta de la intimidad del momento, la mañana era realmente hermosa, el sol brillaba como nunca antes le había visto hacerlo, no había ni una sola nube en el basto cielo azul claro, por estar arriba de una montaña nevada el clima era más que obvio y la charla en la que nos sumergíamos era de los reinos a los cuales habíamos ido. En el caso de Jack: cuando fue un espíritu errante y aún no sabía su función. Y yo: cuando era aún la reina de Arendell e iba a ver a los reinos aliados y con los tenía algún acuerdo comercial. 

 

— ¿Así qué fuiste al reino de Corona, no? — Me preguntó mientras se apoyaba en su bastón. 

— Si, es realmente lindo. Rapunzel, la reina, es una magnífica persona. Y Eugene, el rey, también es muy carismático. Creo que fui un año después de ser nombrada igual reina, tenía que ir porque era uno de nuestros reinos aliados bajo el estandarte de Las Tres D. — Le conté recordando aquel maravilloso viaje, aún lo recordaba tan vívidamente. 

— Ya veo… ¿En ese tiempo ya eras una reina? Veamos… Tendrías unos… ¿Veintiuno? — Me cuestionó y yo le sonreí. 

— En realidad, veintidós. Mi coronación fue a los veintiuno. — Aclaré. 

— ¿En serio? ¿Y cómo fue? — Se interesó Jack y noté que se acercó más a mí. 

— No es una historia muy bonita, pero sin esa historia, no sabría lo básico de mis poderes. — Contesté en un suspiro, hace mucho no pensaba en el día de mi coronación. 

— ¿Te gustaría contármela? — Volteé a ver a Jack, en sus ojos se podía ver la súplica. 

— Está bien, pero he de advertirte que es un poco larga. — Le sentencié. 

— ¡Está bien! ¡Tenemos todo el tiempo del mudo! Es más, ¿qué es tiempo? — Bromeó y me hizo reír, como me gustaba eso de él. 

— Está bien.

 

Suspiré para asimilar la idea de que tendría que contar esa historia, acerqué mis rodillas a mí y las abracé. 

 

— Todo inició cuando cumplí los veintiuno, era el día de mi coronación y estaba más que nerviosa. Nunca había salido de mi cuarto desde que… — Mi voz se entrecortó, no quería rememorar el accidente con Anna de cuando éramos pequeñas. — Desde que pasó algo con mis poderes, no lo recuerdo bien. — «Mentira, lo recuerdo perfectamente.» — Después de hacer los procedimientos eucarísticos, me declararon oficialmente reina de Arendell. 

» En la fiesta de mi coronación, volví a ver a mi amada hermana, pero sólo por un instante ya que discutimos por ciertos asuntos. Me dediqué a conocer a los invitados y a saludar a los más importantes, estaba hablando con uno de ellos cuando Anna, mi hermana, me pidió hablar con ella; obviamente le cedí mi atención, empezó a hablarme de que quería mi bendición para casarse con un príncipe que apenas había conocido esa noche y que sus doce hermanos vivirían en el castillo y muchas cosas más que no capté y…. 

— ¡Tiempo! — Pidió Jack interrumpiendo mi narración. — ¿¡Tu hermana se iba a casar con un tipo que había conocido esa noche!? 

— La misma reacción tuve yo, por ende, le negué la bendición y le prohibí casarse. Se enojó y me empezó a decir todo aquello que había retenido en su corazón por mí… — Evité contarle lo que me dijo, después de trescientos años seguía doliendo. — Me quitó mi guante que mantenía a raya mis poderes, le pedí que me lo diera y pues, todo se fue al…

 

Iba a decir «al demonio», pero sabía que ese no era un vocabulario digno de una reina o, en mi caso, ex-reina. 

 

— Al caño, me enojé con Anna y cuando le pedí que ya parara expuse mi poder que había mantenido oculto por años. Esa misma noche atemoricé sin querer al pueblo, no sabía controlar mis propios dones, así que hui a la montaña norte. Apenas llegué, reflexioné sobre lo que había pasado y me di cuenta que ya no tenía que guardar mis poderes más, sólo… sólo los dejé ir. Vi lo que podía hacer con ellos… Todo era maravilloso. Lo malo, es que cuando Anna fue a buscarme al castillo de hielo que  construí como mi guarida de la libertad -por decirlo de algún modo-, me dijo que en mi huida había congelado todo… sumergí a Arendell en un invierno permanente por ser tan egoísta y huir de mis problemas. 

 

No me di cuenta cuando empecé a llorar, a mí alrededor empezaban a formarse picos de hielo que me dañarían si no fuera por Jack que cada vez que veía una estalactita cerca de mí, la convertía en hermosos copos de nieve que se iban con la brisa matutina. Las lágrimas seguían cayendo por mi cara sin parar y mi voz era más quebrada que nunca. 

 

— No sólo hice eso, sino que en mi enojo y frustración dejé escapar mi poder convertido en rayos. Y uno. Por desgracia. Dio a parar en el corazón de Anna, mi adorada hermana, en ese momento había congelado su corazón. 

 

El mío se volvió a romper de nuevo, en sólo hecho de recordar que llegué a congelar el corazón de la persona más importante en mi vida hacia que muriese el mío propio. Rememoré la espera que sostuve para volver a ver a Anna tocar esas grandes puertas de hielo, verla intacta, con su sonrisa en su rostro, su nariz chata cuando sonreía, su cabello pelirrojo y esa vitalidad en sus ojos. 

 

Calor. 

 

Una especie de calor llegó a mi mano, mis lágrimas pararon por un momento. Jack había tomado mi mano y la estaba aferrando como dándome ánimos. Sus falanges libres se extendieron a mi rostro y sacaron las lágrimas que salían sin tener algún fin, con mi mano libre cogí la de él que estaba en mi cara y la apreté contra esta. Era tan cálida. Aquel pequeño tacto había hecho que mi corazón palpitara de nuevo, con cada segundo que manteníamos contacto, mi núcleo se aceleraba y de la tristeza inmensa que sentía pasó a una sensación de seguridad que jamás había experimentado en mi larga, pero muy larga, vida. Aspiré su aroma tan embriagador y relajante para mi pobre cerebro que estaba siendo expuesto a emociones tan contradictorias que no sabía cómo reaccionar. Mis párpados se perdieron en su mirada azul, que ojos más hermosos tenía, estaba hechizada por ese azul tan cristalino que todo a mi alrededor se esfumó y sólo quedaron esos orbes que tanto me atraían. 

 

— No creo que hayas sido egoísta al hacer lo que hiciste, Elsa. — Le escuché hablar y me di cuenta que me había dejado llevar por algo que no sabía bien identificar. 

 

Su voz me sacó del trance azulino que me hallaba, de inmediato, muy delicadamente, dejé de apretar sus manos y le obligué a soltar tanto mi rostro como mi otra mano que él mantenía aferrada. ¿Qué tenía aquel chico que me hacía sentir tan calmada y serena? Lo miré y esperé a que de sus labios saliera alguna otra cosa, pero no dijo palabra alguna. Desvié la mirada y contemplé el paisaje, seguía igual, pero ahora lo sentía más solitario que nunca. Recordar a Anna siempre me dejaba una sensación de soledad inmensa, soledad que el tacto de Jack me hizo olvidar por algunos cuantos minutos. Me volví a abrazar a mi misma y me dejé invadir de nuevo por la soledad que desde la llegada de Jack no sentía tan dentro de mi congelado e inerte corazón, hundí mi cabeza entre las rodillas e hice una pequeña nevada arriba de mí, no deseaba que él me volviese a ver llorar, al menos así se podría confundir el llanto con copos cristalinos. 

 

— Si, si lo fui, Jack. Preferí huir y ser libre en vez de enfrentar los problemas que había causado en el reino y explicarles a todos que su reina era una especie de monstruo de nacimiento. — Hundí más mi rostro, las lágrimas irían a salir de nuevo. 

— ¿Qué sucedió después de que le congelaras el corazón a Anna? — Se interesó. 

— Pues, básicamente: Después de que el golpe le llegara, un joven vendedor de hielo que venía con ella se adentró en la habitación; le pedí a Anna que me dejara sola, que no sabía y no podía descongelar Arendell, que si sabía algún modo de hacerlo, que me lo dijese, o, si sabía algún modo de acabar conmigo, que lo hiciera; mi hermana no accedió a ninguna, así que le pedí que se fuera y como se negó, la eché de mi palacio. No quería lastimarla más. 

— Eso debió ser duro… — Trató de consolarme mi amigo. 

— Y lo fue. Traté de descongelar todo suprimiendo mis sentimientos, pero la frustración y el temor se hacían mayor. Pasaron dos días antes de que el príncipe que quería casarse con mi hermana llegara y uno soldados de él me atacasen. Obviamente, me defendí. Pero me di cuenta que estaba usando mis poderes para herir a otros. Estaba tan ensimismada reflexionando en ello que no me fijé cuando uno de ellos lanzó una flecha con su bayoneta en dirección al gran candelabro de hielo que había formado y este cayó. Traté de escapar, pero no fue lo suficientemente rápida y me desmayé. 

» Al despertar, estaba en una prisión. El príncipe este me pidió que descongelara el reino y le di la misma respuesta que a Anna. No sabía y no podía. Me dejó ahí, pero mi poder estaba descontrolado y, gracias a ello, logré escapar. Cuando estaba caminando por el mar congelado escuché que aquel hombre me dijo que Anna, mi adorada hermana, había muerto. — El llanto se volvió a salir de control de mis ojos, gracias a la pequeña nevada Jack no se dio cuenta. — Sentí que mi corazón se quebró, por mi maldita culpa había perdido a la persona que más amaba en el mundo. Mi hermana menor. Me sumergí en una oscuridad tan grande que sólo el sonido de una espada rota me hizo reaccionar. Ante mí. Congelada. Estaba Anna anteponiendo su propio cuerpo por salvarme a mí. 

» Me paré tan rápido como pude y la abracé susurrándole que todo iba a estar bien, que me perdonase y que siempre estaría a su lado. Lloré como una pequeña. Poco a poco sentí como Anna volvía a entrar en calor y el hielo azul daba paso a los hermosos colores vivos de su vestimenta. Se había descongelado. 

 

Alcé mi rostro, las lágrimas aún caían por mis mejillas y la soledad se apoderó por completo de mi corazón. Mi hermana ya no estaba para revivir mi corazón que fue asesinado por la soledad desde que supe que había muerto. Los fríos copos de nieve empezaban a acumularse en mi cabeza y cualquier otra superficie expuesta, pero no me importaba, aquello era insignificante. Mi corazón había vuelto a morir. Jamás pensé que contar esa historia haría que la soledad que yo creí superada sólo se acentuara más en mi interior. 

 

— Anna me enseñó que la manera de cómo controlar mis poderes era el amor, el amor que sientes por otros y por esa persona especial para ti. — Fulminé mi relato. — Aún que en estos años, también aprendí que si no siento absolutamente nada, mis poderes pierden efecto. — Agregué como dato al final. 

— ¡Wow! ¡Tú historia fue genial! ¿En serio amabas a tu hermana, no? — Me cuestionó Jack mientras volvía a extender sus dedos y secaba las lágrimas que aún brotaban. 

— Era la única persona que me quedaba en el mundo. Mis padres murieron cuando tenía dieciocho años. Sólo me quedaba ella. Incluso, te puedo decir a pesar de ser una intromisión, que di mi vida por ella. La amé, la amo y la amaré tanto que con gustó volvería a dar mi vida por ella con el simple hecho de saber que será feliz y que nunca perderá aquel brillo en sus ojos. — Aseguré sin chistar. 

— Vaya, que cursi me saliste. — Fue lo único que salió de sus labios.

— Demonios, ¿para qué preguntas si quería a mi hermana si me vas a salir con tremenda estupidez? Nunca entenderás el amor que le tuve a Anna. — Le respondí frunciendo el ceño, luego me retractaría de esas palabras. 

— Oye, tranquila, mi Reina de las Nieves. Dije que eras cursi, más nunca mencioné que no entendiera lo que sentías por ella. — La mirada de Jack que siempre estaba llena de alegría, ahora era el mismo retrato de la seriedad y soledad. — Yo morí por salvar a mi amada hermanita también. Estábamos patinando, el hielo era muy quebradizo y yo le aseguré que todo iba a ser divertido. Cuando logré que dejara de tener miedo y se fijara en mi solamente, con mi bastón la arrojé a un lugar con el hielo más grueso, pero yo me quedé y pues, heme aquí ahora. 

 

Lo miré con atención y noté que sonreía, una sonrisa realmente cálida. ¿Realmente entendía cuanto amé a Anna? ¿Ese chico tan distinto a mi entendía lo que es ese lazo de hermandad? No lo podía creer. Sentí de nuevo aquel calor en mi mano y vi a la suya sujetando la mía, la llevó lentamente donde estaban sus labios y le propinó un pequeño beso en el dorso. Un escalofrío recorrió mi ser entero y la nevada que había provocado sobre mí ahora sólo era una pequeña brisa fría que era llevada por el viento. Mi cara estaba en shock y supuse que debía estar sonrojada por el repentino aumento de temperatura que sentí en mis pómulos. Mi corazón volvió a latir tan rápido que si no hubiese estado sentada todo el rato, hubiera pensado que había corrido kilómetros y kilómetros sin parar ni un sólo segundo, la soledad que lo había detenido se empezaba a esfumar con aquel simple beso y esa pequeña declaración de entendimiento mutuo. 

 

— Elsa, “no te encierres más. La distancia ya no hay que conservar…” — Esas palabras provocaron que mi corazón diera un nuevo palpitar desconocido para mí. 

— “Jack… tengo miedo…” — Fue lo único que pude responderle, era verdad, tenía miedo de que mi corazón fuera a revivir de nuevo. 

— “Finalmente y como nunca, ya puedo entender. Finalmente y como nunca, lo podremos resolver” — Temblé ante la idea de aceptar su ayuda, no quería herirlo, no con mi pasado tan doloroso y menos con estos poderes que se salen de control con las emociones. 

— “¡No lo creo, Jack!” “¡Tú siempre estás bromeando!” — Le grité alejando mi mano de él, sentí como perdía el calor que me daba. 

— Elsa… — En su voz se podía escuchar una pizca de impaciencia, pero sólo lo vi suspirar. — “Ya no vivas con temor, pues finalmente y como nunca, te acompañaré”, nunca más quiero que vuelvas a estar sola. 

 

Jack volvió a tomar mi mano, esta vez me dejé hacer. Aquel contacto me hacía tan bien, en todos los sentidos posibles. Con el sólo contacto de sus dedos con los míos hacia que mi corazón se acelerara y vibrara como hace siglos no lo hacía. En vez de sólo besarla, fue depositando pequeños besos en toda su extensión hasta llegar a la muñeca. Cada beso era como un gran sol brillase en mi interior y alegara todo adentro de mí. Tristeza, melancolía, culpa, soledad, tantos sentimientos que estaban constantemente en mi ser eran expulsados con esos besos. Me estaba dejando llevar por él, y eso llegó a asustarme. 

 

— “No temas…” — Me susurró, había cerrado los ojos inconscientemente en algún momento. 

 

Abrí mis párpados y mi sorpresa fue mayúscula al verlo tan cera de mí, aún sostenía mi mano, pero la otra estaba de un momento para otro tomándome de la barbilla y obligándome a verlo directamente a los ojos. ¿Será que Jack aparte de poderes nevados tiene el poder de leer la mente? Porque no creo que fuera coincidencia que me diera como objeto visual sus hermosos ojos en los cuales me pierdo con facilidad. La mano fuerte que antes sostenía la mía, ahora estaba sujetándome de la cintura provocando un acercamiento más íntimo entre ambos. Mi corazón se aceleró a más no poder, si no fuera inmortal diría que estaría a punto de darme un infarto en ese mismo lugar, porque que latiese a esa velocidad era más que mortal. Nuestros alientos empezaron a fusionarse, nuestros ojos se iban cerrando lentamente y la distancia sería nula entre ambos en cualquier momento, el exterior ya no existía para mí, lo único real eran las manos de Jack en mí y aquel acercamiento, sólo eso. ¿Qué era este sentimiento tan cálido y a la vez tan aterrador que percibía? 

 

Sentí como los copos de nieve cristalinos empezaban a formarse a mí alrededor por el miedo que tuve ante aquella nueva emoción, Jack transformó aquella gruesa nevada en una hermosa obra de arte cristalina que giraban a nuestro alrededor. Estábamos a punto de cerrar nuestros párpados por completo y la distancia era la más mínima, me preparaba para que un contacto sucediese, pero no sabía cuál, mi mente estaba en blanco y mi corazón desbordado de emoción. Estaba viva de nuevo. Jack Frost había revivido mi interior. Apenas sentí el roce de su nariz con la mía me estremecí aún más. Ya quería que esa distancia fuera nula y algo pasara, nuestros labios estaban a punto de ser rozados mutuamente…. 

 

— ¡Auch! — Soltó Jack de la nada provocando que ambos nos separásemos bruscamente. — ¡¿Qué sucede contigo, hadita?! — Interrogó furioso. 

 

Tardé un poco en procesar desde el momento de que estábamos a punto de… ¿besarnos? No, no podía haber pasado eso, ¿o sí? ¡Esto era una locura! Miré a Jack y vi que se tallaba la nuca. « ¿Qué le habrá pasado?», me pregunté mientras me acerca a él y le pedía que me dejase ver. Tenía un pequeño puntito minúsculo en la parte trasera del cuello, estaba rojo e inflamado al rededor, parecía haber sido hecho por alguna especie de aguja o algo así. Puse mi dedo índice en la herida y dejé una pequeña escarcha gruesa arriba de esta para que sirviera como antiinflamatorio. No era doctora, pero cada vez que Anna se caía cuando era pequeña, solía hacer eso para bajar la inflamación. «Anna», volví a pesar en mi hermana y mi semblante se volvió sombrío, pero no tardo mucho porque Jack me hizo tal pregunta que me dejó con la mente en blanco por unos instantes. 

 

— Y dime, Elsa. ¿Te has enamorado antes? — Mi sonrojo no pudo ser mayor. 

— ¡¿Y-Y-Yo? ¿E-E-E-Enamorada?! ¡Nunca! — Aseguré falsamente. 

— Vamos, no te creo. Eras una reina, ¿no? ¡A que cientos de principies, reyes, duques y más te cortejaban! — Me senté de nuevo a su lado evitando verle la cara. 

— ¡P-P-Pues para tu información, no me sentí atraída por nadie! — «Hasta que llegaste tú», resonó en mi mente inconscientemente y me regañé me el acto. — ¿Y-Y tú? ¿Te has enamorado? — Traté de desviar la charla que se centraba en mí. 

— ¡Claro que sí! ¡He estado enamorado por trescientos años! — Afirmaba mientras se dejaba caer en la recién caída nieve. 

 

¡¿Cómo se atrevía ese idiota en decir semejante cosa?! Mi pequeño corazoncito sintió una pequeña punzada, como si saber que el chico que estaba a mi lado estaba enamorado de otra me provocase dolor. ¡¿Es qué era un cínico?! ¡Coqueteaba conmigo teniendo a otra en sus pensamientos! ¡Ha, eso si no se lo iba a pasar! Aquel sentimiento que punzaba en mi interior hacia que me sintiera más viva que nunca. Maldito. 

 

— ¿Cómo es ella? — Le interrogué con voz fría y le vi sonreír. 

— Veamos… ¿Cómo describir a la joven más hermosa que he visto en toda mi vida? ¡Ya sé! Era realmente bella, debo decir, era una reina después de todo. Su cabello rubio platino era hermoso, sus ojos tan azules como los míos me conquistaron por completo, en ella había un aura de soledad similar a la mía, sus labios rojos eran exquisitos, su cuerpo ¡por el hombre de la luna! ¡Que sensual era su andar! Y a pesar de ser la joven más hermosa que había visto, era la criatura más tierna, pura, sin rencores y sincera. ¡Ay, me flechó a primera vista! ¡Lo único que alcancé a decir fue “wow”! — Expresó Jack con suma emoción. 

 

Cada palabra, cada descripción, cada suspiro que daba al hablar de aquella joven me hacía más y más daño. ¿Por qué no me miraba? ¿Por qué no se fijaba que tanto daño me hacía? ¿Por qué había vuelto a la vida a mi alma si sólo iba a matarla con las palabras que en ese momento me decía? Mi mirada se frunció y apreté los dientes. 

 

— Y tiene el nombre más hermoso que he escuchado jamás. ¿Cuál era?

 

Le vi pararse y mirarme fijamente, le devolví aquella mirada con otra fría y de ceño fruncido. Sólo logré que su sonrisa se ampliara aún más. ¡Cómo me enojaba! Ya las estalactitas empezaban a formarse de nuevo, pero Jack las eliminaba tan fácilmente que eran creadas por mi emoción, eso sólo delataba lo que en mi corazón sentía. « ¿Mi corazón… siente?», pensé al darme cuenta de ello, había aceptado al fin que mi corazón volvía a tener emociones, y no sólo la soledad, tristeza y melancolía que lo obligaban a encerrarse. 

 

— Así, ya me acorde. Su nombre… — hizo una pausa que me pareció horas. — Su hermoso nombre era… Elsa. Mejor conocida como: La reina Elsa de Arendell. 

 

Pude haber hecho muchas cosas ante esa declaración tan directa. Le pude haber insultado y pegado por haberme hecho sufrir esos momentos de amargura, me le pude haber abalanzado encima y abrazarle, pero lo único que atiné a hacer fue a llorar como una pequeña. Creo que ese día lloré todo lo que en mi vida debí haber llorado. Lloré por la felicidad que me invadió al saber que había estado enamorado de mí desde hace tanto tiempo, lloré porque estaba enojada por haberme hecho sufrir y lloré porque era la señal de un nuevo corazón que volvía a sentir de nuevo. Jack se me acercó y, ahora típico en él, secó mis lágrimas y acarició mi cara con tanta ternura que me hizo vibrar. Me perdí en sus ojos de nuevo. 

 

— ¿Qué magia tienes? ¿Qué clase de magia tienes para poder revivir el corazón muerto de alguien? — Le interrogué. 

— No es magia, Elsa, es amor, un amor que sobrevivió por tres siglos. Tú me enamoraste apenas con verte, no pude estar contigo cuando más me necesitabas a alguna quién te amara como… como mujer. — Lo vi avergonzaras y no pude suprimir una pequeña sonrisa. — Cuando te vi en aquella montaña, tan triste y sufriendo, me sentí realmente mal; te lancé un copo de nieve que apenas aprendía a formar; tus ojos se iluminaron en ese momento y juro que han sido los ojos más bellos que he visto en mi vida; te deshiciste de tu guante y cuando vi lo que podías hacer, pensé que en todo el planta sólo tu podrías entenderme; y ¡oh, dios! ¡Cuando hiciste el castillo y te creaste aquel vestido de hielo, y cuando te vi caminar! ¡Que hermosa y sensual! ¡Si me hubieras podido ver, te hubiera pedido matrimonio ahí mismo! 

— ¿Qué? — La palabra “matrimonio” me sacó de la espesa nube rosa en la que me había sumergido. 

— ¡Si con eso podía verte todos los días, así vestida, con esa actitud que tanto me gusta de superioridad! ¡Me caso y no me importa que pensaras! 

— ¡E-E-Espera! ¿Cuántos años tienes? ¡Eres demasiado joven para pensar en eso! — ¿Qué me pasaba? ¿Por qué sacaba ese tema tan repentino? Al parecer sólo quería una excusa para evitar hablar de eso. 

— Pues… técnicamente tengo trescientos veintidós años. — Contestó Jack sonriendo como si fuera lo más normal del mundo. 

— Veamos… Yo he vivido eso y cuando morí tenía veintiséis o veinticinco así que sumando… Tengo trescientos veintiséis años. — Calculé sin recordar a los cuantos años exactamente morí. 

— Vaya, eres cuatro años más grande que yo, estás muy bien conservada. — Comentó él como si en serio no me hubiese dado cuenta que era mayor y traté de suprimir el cumplido que en mi época hubiera provocado que le abofeteara.  

— Claro, claro.

— Elsa. — Me llamó. 

— ¿Qué quieres, Jack? 

— ¿Cómo se siente tu corazón? — Sonreí levemente por la pregunta hecha.

— Ya te dije Jack, está más vivo que nunca. 

— Me alegro. — Comentó. — Elsa… — Volvió a llamarme. 

— ¿Qué? 

— ¿Te puedo besar? — Iba a contestar cuando vi a la pequeña hadita volver a picar a Jack, esta vez en la cabeza. — ¡Auch! 

 

Volví a reír, esta vez más disimulada, al parecer la pequeña hada de los dientes estaba en contra de que Jack mostrara más afecto por mí de lo que era realmente conveniente. Pero me conmovió tanto que preguntase en vez de simplemente haberme besado que le di un pequeño beso en la mejilla. ¡Su cara fue tan tierna! Estaba totalmente sonrojado y se había puesto su mano en la zona donde le había besado con anterioridad. 

 

— Eso es todo lo que te daré hoy, Jack. — Le advertí. 

— ¿Eh? — Fue lo único que pudo decir mientras seguía con cara de abobado. 

— Nada, olvídalo. — Me paré al ver la silueta de Olaf llegar y, arriba de él, un ave hecho de pura nieve. — Gracias… por hacerme sentir de nuevo. 

 

Y diciendo eso, me alejé de él. No lo veía, pero si sentía que estaba sonriendo como idiota, ya que, yo también lo estaba haciendo. Me acerqué a Olaf y le di la bienvenida al ave y a él, cuando verifiqué que ave era, mis ojos se abrieron por completo. Era el ave que cuidaba la descendencia de Anna. ¿Por qué estaba aquí? ¿Qué habría sido tan importante para dejar de vigilar a sus protegidos y venirme a ver? Una voz en mi mente sonó tan fuerte que casi me caigo del asombro. «Mi reina, el sucesor de vuestra hermana ha de llegar en dos meses para el festival de verano, pues quien regresar a las raíces y conocer el legado que vos habéis dejado», era simplemente imposible lo que mi comunicador decía. Una sensación de inseguridad y alegría se apoderó de mí, ¡iba a venir un descendiente de Anna y mío! ¡Al fin iba a ver que tanto había perdurado nuestra sangre! 

 

Un brazo me tomó del hombro, era Jack quien me miraba con la interrogación en los ojos, yo sólo lo abracé, ¡estaba feliz! ¡Muchas felicidades en un sólo día! Él sólo me correspondió al abrazo, su calor era tan cómodo. Ese momento lo sentí eterno, hasta que una masa fría se apretujó entre nosotros, era Olaf quien aseguró que él también quería ser parte del abrazo, ya que le gustaban mucho. Ambos reímos y le dimos un espacio en nuestro pequeño abrazo, pero no me importo, aquel momento no me importó nada. Era feliz y mi corazón volvía a vivir.