blog14

Límites invisibles_Jessica Carreira

Límites invisibles, 2014

Escultura

Entiendo el cuerpo como un primer lugar, unipersonal y temporal. Éste primer lugar establece conexiones con el exterior mediante una segunda piel transparente, una piel que filtra las distancias mínimas de relación con otros cuerpos-lugares. De esta manera traduzco estos límites en una barrera, estableciendo un tamiz con el mundo, un filtro que se expande y se contrae según se va recorriendo el cuerpo-lugar pero que a la vez forma una relación violenta con el exterior, un escudo protector punzante que te aísla del mundo. Mediante el estudio de la proxemia (Edward T. Hall, 1963), se analizan las distancias entre las personas mientras éstas interactúan entre sí. Hall, un respetado antropólogo estadounidense e investigador intercultural, distingue cuatro distancias: pública, social, personal e íntima. Partiendo del análisis de la distancia íntima frente a otro agente externo, diferenciamos según la zona del cuerpo cuatro umbrales de intimidad (10, 14, 20 y 36 cm), generando un mecanismo para hacer visible y medible la intimidad mediante un traje aislante de distancias mínimas. Dichas distancias están representadas mediante casi 10.000 bridas de diferentes tamaños.