blanco shorts

Emparejando a dos idiotas (Final)

Little Witch Academia es propiedad de Trigger.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. -.-.-.-.

Cuando Akko estaba recostada sobre su cama, bueno más bien sobre diana, tuvo mucho tiempo para pensar, la rubia estaba dormida y probablemente agotada porque descansaba plácidamente como si le hubieran quitado un gran peso de encima.

Akko acaricio el rostro de su amiga y después desvió su mirada a una blusa blanca que tenia escondida en la esquina de su cama, se sonrojó mucho al recordar lo que había hecho con ella, después volvió a ver a diana y deseo que estuviera despierta para poder decirle lo que sentía y después besarla.

La bruja castaña hizo un pequeño puchero mientras veía el rostro durmiente de diana. “No eres nada justa… confesando tus sentimientos por mi cuando estaba dormida…”.-pensaba Akko para sí misma.

“Bueno, mientras fingía que dormía… Yo quería tocarte mas y no sabía cómo hacerlo, no quería pedírtelo por todos los problemas que te hice pasar en la prueba con la profesora Úrsula”

“…Quería disculparme por eso… la última vez que nos vimos, me propase contigo y después hui de ti…Ah!…P-Por cierto aquella vez tome prestada tu blusa y sin darme cuenta me la lleve hasta la habitación, estaba un poco excitada ese día y no puede evitarlo”.-Akko se sonrojo y empezó a tartamudear.-“B-Bueno, es que la utilice para pensar en ti, yo, ya no lo volveré a hacer t-te lo prometo”

Akko empezó a mover su cabeza tratando de eliminar sus pensamientos, con el movimiento no pudo evitar despertar a su compañera.

“¿Akko?”

“H-Hola”

“Perdóname por quedarme dormida, se supone que yo te cuidaría…pero creo que estaba un poco cansada”.- decía diana sonriendo aun medio dormida.

“No te preocupes, ya me siento mucho mejor”

Akko se movió en la cama para estar al lado de diana y hacer que las dos se vieran frente a frente, la rubia coloco una de sus manos en la mejilla de la castaña.

“Me alegra tanto…”.- la rubia acerco su rostro y besó lentamente sus labios, ella lo había hecho de una manera tan natural, después de todo hace unas pocas horas le había confesado a Akko sus sentimientos así que para ella este tipo de demostraciones de afectos no serian tan inusuales, pero cuando vio el rostro sorprendido de la bruja castaña pudo recordar que cuando ella hizo eso desafortunadamente Akko estaba dormida.

Ahora diana tenía una cara de horror, ella había besado a su amiga sin siquiera confesarle sus sentimientos y ahora lo más probable es que ella piense que es extraña por eso.

“A-Akko…Y-Yo…Lo siento…”. Diana se puso de rodillas sobre la cama y seguía disculpándose con su amiga.

“N-No… no te disculpes, la verdad tengo que decirte algo…”

Akko la veía con una cara tan seria que diana no sabía cómo reaccionar a esto, temía que la castaña decidiera tomar distancia de ella por tomarse tantas libertades. Pero como si Akko pudiera leer su mente, la bruja más pequeña cambio su semblante serio por una mirada cálida.

“No te asustes”.-Akko imitó la postura de diana, posó una de sus manos sobre la mejilla de diana y viendo a los ojos de su amiga se acerco para besarla. Los ojos de diana se abrieron como platos por la sorpresa.

Akko tomo las manos de diana.-“Yo quería decirte que… estaba escuchando cuando me dijiste que me querías”. Ahora coloco sus manos y las de la rubia sobre sus mejillas tratando de ocultar su sonrojo pero aun así viéndola directamente a los ojos.- “también tengo que confesarte… que me gustas mucho… tal vez demasiado…”.

Akko junto sus frentes y cerró los ojos.-“De verdad, Me gustas mucho Diana Cavendish”.- al escuchar esas palabras la rubia no pudo evitar sentir tanta emoción y abrazó fuertemente a Akko.

“Tú también me gustas Akko”.- decía diana mientras apretaba mas su abrazo y aun tenía una gran sonrisa en su rostro, beso su mejilla y empujo a Akko sobre su espalda para posicionarse sobre ella.

Las dos permanecieron abrazadas en un momento reconfortante disfrutando de su cercanía y su calor, Akko movió sus manos sobre la espalda de diana acariciándola lentamente, acerco su cara a su cuello inhalando el dulce aroma de la rubia para después hacer un recorrido con sus labios sobre la piel que estaba a su alcance.

Diana podía sentir cierta urgencia por como Akko la besaba, trato de separarse para verla a los ojos y cuando lo hizo Akko tomo una de las manos de diana, la puso en su mejilla y después besó la palma de esa mano. El corazón de la rubia latía con fuerza, las acciones de Akko eran tan cálidas y llenas de cariño pero al mismo tiempo tenían un toque de deseo, era una combinación que diana no sabía que su compañera podía tener.

“A-Akko…”

“Eh, jejeje, Lo siento, creo que voy muy rápido”

“No, eso no…” antes de que terminara de hablar pudo notar que Akko no la miraba a la cara y descubrió el porqué, algunos botones de la blusa de la rubia se habían abierto y Akko la miraba fijamente

Diana enseguida se cubrió con su cara muy roja. “¡Akko!”

“Oye no puedes culparme siempre eh querido ver o tocar tu pecho, tenía algunas dudas acerca de la medida pero ahora me ha quedado muy claro, eres talla…”

Enseguida diana tapó la boca de su novia y la miró con su rostro sonrojado. “no tienes que decirlo, se como es”

“Jejeje no te enfades”

Akko tomo de los hombros a diana y empezó a hacerle cosquillas en sus costados, las dos empezaron a jugar y el moverse hizo que las dos cayeran de la cama, diana cayó sobre su espalda pero por suerte por el jugueteo anterior había algunas almohadas en el piso y cayó sobre ellas.

“Akko, ¿estás bien?

En el caso de Akko ella fue la que tuvo más suerte ya que había aterrizado sobre la rubia y ahora su cabeza descansaba sobre el pecho de su novia

"Si no te preocupes yo estoy muuuuy bien”.

De repente alguien abrió la puerta y eran Susy y Lotte, Lotte se tapaba la cara con sus manos pero aun así viendo todo, mientras que Susy las miraba irritada para después volver a cerrar la puerta

“Oigan ustedes casi es hora de dormir, si quieren seguir tendrán que hacerlo en otro lado…”. Gritaba Susy a fuera de la habitación

Las chicas se sobresaltaron y diana se separó de Akko y bajó de su cama para recomponerse antes de que las compañeras de su novia entraran.

Creo que nos veremos después

Si yo también lo creo

Diana besó la frente de Akko y después abrió la puerta de la habitación para indicarles a Lotte y a Susy que podían entrar.

“¿Cómo te sientes Akko?”.- preguntó Lotte

“Muy bien, me siento mucho mejor”

“Por esa cara de colegiala enamorada puedo suponer que te fue muy bien con diana…”

“Si…”

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Algunos meses después…

“Lotte… buenos tardes, disculpa que te moleste pero has visto a Akko?”.- pregunto diana a su compañera de clase.

“Nmm creo que ella debería de estar en nuestra habitación descansado”.

“Oh, bueno…muchas gracias.”

“¿Ah diana, cuando la veas puedes entregarle esta botella?”, Susy dijo que es un antídoto para disipar una poción que hizo que tomara.- diana entre cerró los ojos pensando en cómo haría pagar a la otra bruja.

“está bien, yo se la daré”.- la rubia hizo una reverencia y se dispuso a ir al dormitorio de su novia.

Diana estaba volando en su escoba mientras recordando las últimas semanas, ellas habían hecho oficial su relación con sus amigas, la rubia y Akko habían estado muy nerviosas al pensar cómo reaccionarían, pero fue muy grata su sorpresa al ver que al decirles todas fueron muy felices. Diana se sentía como si estuviera en una nube, en las últimas semanas Akko se había comportado de una manera muy encantadora y linda, la castaña seguía siendo torpe y a veces confiaba demasiado en sí misma, pero desde que confesaron sus sentimientos en había una chispa de felicidad en sus ojos que diana amaba ver.

Al llegar a la habitación del equipo rojo la rubia tocó la puerta

“Akko, ¿puedo pasar?”

“E-espera…Y-Ya puedes pasar…”

“Está bien”.-al entrar en la habitación diana pudo ver a Akko que estaba sobre su cama cubierta con una manta.

“Hola diana, ¿Que se te ofrece?”

“¿Eh?, bueno, termine algunos de mis pendiente y quería pasar tiempo contigo”.

“Es que no me siento muy bien, estoy esperando un antídoto que iba a mandarme Susy”.

“Oh, sí, yo lo tengo me encontré con Lotte y me encargo que te la diera”.

“Ah! Muchas gracias, si quieres puedes dejarlo en el escritorio”

“Lotte me dijo que podía visitarte, quiero supervisar que tomes el antídoto y ver que te recuperes, ¿qué es lo que te pasa?”

“Yo, no es nada grave, solo dame la botella”.

“No lo creo, necesito saber qué es lo que tienes, Atsuko kagari muéstrame que es lo que te pasa”.

Akko se quedo inmóvil un momento tratando pensar en una manera de convencer a la rubia de que la dejara pero no se le ocurrió nada por lo que no le quedo opción más que quitarse la manta que tenia encima.

“Está bien…no vayas a burlarte”.- Akko a regañadientes se quito la tela que cubría su cuerpo.

Diana se sorprendió un poco, Akko estaba vestida con una blusa de tirantes rosa y podían verse los tirantes de su sujetador, también llevaba puesto un short color blanco pero lo que más le llamo la atención fue que en su cabeza tenía unas largas y blancas orejas de conejo, también una pequeña nariz rosada, La rubia se acerco a su novia para ver mejor.

Al verla tan linda diana sintió que algo dentro de ella se encendía.-“Akko, ¿Puedes darte la vuelta?”

“¿Eh?, si”.- diana toco la punta de las orejas de Akko y deslizo sus dedos por el contorno de una de ellas, después se acerco y envolvió a Akko en un medio abrazo, con su mano izquierda recorrió la espalda de la castaña mientras que bajaba con lentitud.

Akko estaba extrañada, diana solo se había acercado a ella sin decir nada y la empezó a tocar sin previo aviso pero eso no quería decir que no lo disfrutara, la rubia estaba tocando su espalda y era relajante excepto cuando de repente su mano bajo mucho y estrujo su esponjosa cola de conejo

“Ah!, diana!”

“Emm… lo siento, no pude resistirme…. Es que te vez tan adorable”.- diana susurro sensualmente al oído de Akko y después mordió levemente una de sus orejas.

“D-Diana espera, no lo hagas son muy sensibles…yo”.- decía la bruja más pequeña mientras se estremecía en el abrazo de la rubia.

“¿Tus orejas son sensibles? Y ¿esta parte de aquí también lo es?”.- Diana volvió a apretar su cola solo que ahora con más suavidad, mientras Akko se estremecía diana acerco su cara a su cuello para lamerlo muy lentamente y así después besar a su novia apasionadamente.

Akko no podía evitar que las acciones de diana le erizaran la piel, pero aun así estaba un poco desconcertada por el repentino atrevimiento de la rubia.

“Diana, espera… ¿Qué pasa?”

“Akko… se lo de mi blusa…”

“¿Qué?”

“Susy me contó acerca de la vez que te enfermaste, estuve presionándola para que me dijera y me comentó lo que hiciste con mi blusa cuando estabas sola en la habitación y tu… ya sabes…”

“No puede ser”.- ahora Akko quería desaparecer.

“No, no te preocupes no estoy enojada”

“Al contrario…”.-diana acerco su rostro y juntó sus mejillas.-“estoy más que alagada, nunca nadie ha estado interesado en mi, bueno no verdaderamente, la verdad es que desde la primera vez que nos besamos siempre he pensado en que…yo quiero complacerte…y cuidar de ti, Por favor no te niegues”

Diana seguía acariciando el cuerpo de Akko y esto hacia que la castaña siguiera excitándose ante su toque.

“Claro que no me niego, de verdad lo necesito tanto… pero no quería presionarte ni nada parecido, yo…”

Antes de que pudiera terminar de hablar, diana se posiciono sobre ella y siguió con sus atenciones al cuerpo de su novia.

“Creo que esto de tu transformación no es para nada malo, gracias a eso eres más sensible”.- diana suspiro un poco de aire en las orejas de Akko e hizo que temblara un poco.

“N-No juegues con mis orejas”.- se quejaba Akko pero aun así su respiración era pesada y su rostro estaba muy rojo.

“Creo que incluso tu temperatura corporal es más alta y te excitas con facilidad, puede ser porque los conejos son animales muy buenos para la reproducción son maduros sexualmente a una edad muy temprana”

La castaña cubrió su rostro con sus manos.-“por favor no sigas hablando”

“Está bien…”

Las chicas comenzaron a besarse muy apasionadamente, diana introdujo su lengua en la boca de Akko y la hizo gemir de placer, mientras que con sus manos masajeaba los pechos y el estomago de la castaña, se podían oír toda clase de lindos sonidos provenientes de su novia.

Akko estaba tan excitada que intentaba desesperadamente frotarse lo más que pudiera contra el cuerpo de la rubia para obtener más fricción, con eso diana pudo darse cuenta de que su novia estaba lista, quitó los shorts de su novia y bajo su ropa interior. Tal y como pensaba, Akko ya estaba muy mojada.

“Akko abre tu piernas”

Diana trazó un recorrido de besos y mordidas suaves por el estomago hasta la entrepierna de la castaña, cuando llego a su centro pudo ver que estaba muy mojada comenzó a lamer

“¡Ah!, ¡D-Diana!”.- Akko estaba cubierta de una capa de sudor y movía sus caderas hacia la boca de la rubia queriendo más de ella.

Diana introdujo dos dedos en el cuerpo de Akko, para su sorpresa no fue tan difícil como esperaba, pero al voltear a ver a su novia pudo ver una mueca de dolor.

“A-Akko ¿estás bien?

"Si, no te preocupes… no se siente mal y me gusta cuando utilizas tu boca.”.- admitió la bruja más pequeña

“Está bien”.- diana le sonrió a su novia y volvió a su trabajo, sus dedos entraban y salían, su lengua rodeaba el clítoris y a veces lo succionaba.

Akko podía sentir que estaba cerca de terminar, sentía una gran acumulación de placer y tención en la parte baja de sus estomago tratando de liberarse.

“Diana yo…”.- no pudo terminar lo que decía cuando por fin pudo llegar al clímax y un gemido fuerte fue lo único que se escuchó en la habitación.

“Akko, te amo tanto”.- decía diana mientras besaba la mejilla de Akko y después tomo su mano para besarla dulcemente.

“Yo también te amo…”.- Akko le respondió con una cálida sonrisa y un beso en los labios, las chicas se quedaron acostadas en la cama tranquilamente hasta que Akko hablo.

“¿Oye diana puedes darme el antídoto?, ya quiero regresar a la normalidad”

“¿Estas segura?, te vez muy linda así como estas…”.- la rubia recibió una mirada no muy divertida de su novia así que decidió que era tiempo de darle el antídoto.

Al sacar la pequeña botella de su bolsillo, diana pudo notar que esta ya no tenía líquido sino una nota escrita a mano, llevo la nota a la cama para que ella y Akko pudieran leerla.

“Querida Cavendish”.- al leer la primera línea supo que eso era cosa de Amanda.

“la transformación de Akko durara solo 3 horas así que aprovéchalas bien, no te hagas la santurrona como con nosotras ya que te hemos visto en las clases, ¿de verdad pensabas que cada vez que Akko fallaba en su hechizo de metamorfosis no veíamos tu mirada lujuriosa por todo su cuerpo?, eso era difícil de ignorar, incluso la profesora Úrsula la notó”. Las chicas se sonrojaron mucho al comenzar al leer el contenido de la nota.

“Hace tiempo nosotros hicimos un grupo con el único objetivo de juntarlas a ti y a Akko, nuestro primer intento no salió como lo esperábamos pero creo que aun así todo salió muy bien para ti”.- Al leer esto la cara de diana se puso muy roja por recordar lo que hicieron aquella vez y al mismo tiempo lo que acababa de hacer con Akko.- “Pero aun así no cambia el hecho de que nos equivocamos en una poción y las cosas pudieron salir mal, así que toma lo de la transformación de Akko como un intento de disculpa que por cierto esta vez fue supervisado por Susy y por la maestra Úrsula, aunque la profesora solo lo supo indirectamente, pero no importan esos pequeños detalles.

Lotte y Susy regresaran hasta tarde.

Espero que se diviertan

Atte.: Equipo Azul, Rojo y Verde.

Después de haber leído la nota decidieron que no tenia caso tratar de deshacer el hechizo de Susy por lo que solo se recostaron un rato.

"Sabes, creo que tenemos buenos amigos”.- decía Akko.-“Bueno ignorando el hecho de las pociones y todo eso”

“Sí, yo también lo creo”.

“Oye ¿podemos quedarnos así un rato? Me está dando un poco de sueño”

“Claro que si”.- las chicas se cubrieron con las sabanas y se abrazaron para dormir cálidamente.

Fin.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Bueno este fue el ultimo capitulo, disculpen la tardanza.

Quiero agradecer a las personas que siguieron la historia, en especial al último comentario que decía que me seguía en tumblr, MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO, POR USTED ACTUALICE!

No estoy muy segura de como quedo el capitulo ya que no se me da muy bien escribir finales.

Espero poder compartir algún one shot de esta pareja que es muy linda.

Saludos.

Mi vecino

Lo que puede ser un sueño para muchos: encontrar un negrazo americano que desvirgue su culito…

Actualmente tengo 24 años. Todo esto sucedió cuando yo tenía 18años yo tenia como vecino a un americano de color de nombre Ray, de 29 años era muy atractivo alto y su cuerpo bien marcado por el ejercicio, brazos fuertes sin exagerar, yo soy güerito de ojos verdes delgado pero tengo buen trasero, y en esa época tenía cara de niño, Ray estaba estudiando en Medicina en una Universidad local ya que le salía mas barato que en USA. 

Yo todavía no me daba cuenta que sentía atracción hacia él, yo tenia novia aunque era virgen pero estaba muy contento con ella y teníamos nuestros fajes.

Cierto fin de semana fuimos a la playa y mi hermano lo invitó, por cierto hablaba bien español, cuando estuvimos en la playa vi como se quito el pants y quedo en una tanga blanca que resaltaba su virilidad, y esas nalgas que sin querer me di cuenta que me gustaba yo los vi nadar a todos y me dedique a admirar a ese adonis negro, cuando de repente me cargo y me avento al mar queriendo sumergirme yo luche con el pero en un momento su pene rozo y se deslizo por mi pierna, eso me puso nervioso y salí del agua corriendo con miedo de que el se enterara que me estaba volviendo homosexual.

Pasaron 2 semanas y un viernes me invito a jugar fronton, y acepte cuando paso por mí, lo vi con short blanco ajustado que se transparentaba y se veía su bikini blanco de ropa interior que enseguida hizo que se pusiera duro mi pene, nos fuimos a la Unidad Deportiva de la ciudad, estaba muy nublado, y yo le dije, va a llover, el dijo es pasajero, pero empezó a caer unas gotitas finas y le dije vamonos, Ray creo que tienes razon, pero estamos muy lejos de algun refugio, ya que la ultima cancha estaba lejos de la entrada, sin embargo Ray miro hacia mas adentro y vio una choza abandonada, mira vamos para alla y corrimos y apenas entramos se vino un aguacero fuerte una especie de tromba.

Y empezamos a jugar y bromear y el tomo la iniciativa de hablar de sexo y me dijo que en los dos años que tenia en mi ciudad no habia tenido sexo, y que solo fajes con algunas chicas porque nadie se atrevía a acostarse con el por ser negro, yo le dije que era virgen, y noté cierta lujuria en su mirada, y le dije yo se quién se acostaría contigo y no le importaría que fueras negro, es mas es su mayor deseo, dime quién es yo le dije que no y empezamos a juguetear hasta estabamos casi abrazados, y me volvio a preguntar quien y yo me arme de valor y le dijo yo soy, me solto y se me quedo viendo sin decir nada.

Yo apenado me fui a la entrada de la choza viendo la lluvia cuando me llega por atras y me abraza y dice ven baby yo volteo y lo tengo frente a mí y dulcemente coloca sus labios gruesos sobre los mios yo timidamente le correspondo, el rapidamente se enciende al igual que yo y abre su boca, cubriendo la mía, prácticamente me devoraba a besos su lengua se introducía en mi boca y provocaba la mía, me quitó la playera y yo la suya, yo en una entrega totalmente pasiva me abandoné en sus musculosos brazos sometiéndome a lo que el quisiera, lamió mi cuello y descendió hasta mis tetillas, las cuales chupó y mordió como un desesperado mientras yo solo gemía de placer, y luego bajó mi short y mi trusa y con su lengua recorrió mi pene haciéndolo crecer más y empezó a chupar la cabeza.

Como yo era virgen eso me hizo estallar de placer y se le metió todo, luego volvió a subir y devorarme a besos, y en ese intercambio de osculos de permanencia voluntaria, con sus manos tomó mi cabeza y la empujó hacia abajo yo con mi lengua recorrí su pecho mordisqueando sus tetillas, y luego recorrer su lavadero, y con mis manos quitarle su short, y con mi boca quitarle su bikini hasta llegar al pie y subir lamiendo ese pie, luego la pierna y muslo hasta llegar a ese enorme verga que lamí y traté de meterme despacio, Ray me dijo amoldala bien y luego la succionas, cosa que hice lentamente la iba introduciendo ese pedazo de carne venoso caliente y con liquido saladito, hasta que el se dio cuenta y empezó con un vaivén en mi boca, mis labios se deslizaban a través de su tronco y mi lengua jugueteaba con ella; él buscaba lubricarla con mi saliva hasta que mi boca llegaba a sus huevos y me quedaba con toda ella en la garganta lanzaba unos gemidos de placer, finalmente y en el momento de tenerla toda en mi garganta se vino y fue placentero sentir esa descarga en mi garganta.

El se tiró al suelo y lamió mi ano con enjundia haciendolo palpitar y dilatarse y empezo a chuparme la verga a diferencia de mi el la succionaba desde el principio yo enloquecía de placer con la primera chupada que recibía, mientras dos de sus dedos trataban de desvirginar mi ano hasta que estallé y en su boca y garganta inunde de semen, él se levantó y me ayudó a levantarme y volvió a devorarme a besos mientras sus manos manoseaba mis nalgas y mi ano, él se sentó en una piedra que parecía una banca y dijo ven Baby y me abrió de piernas frente a él.

Se puso un condón y me sentó en su pene que no entro mas que la cabeza y senti mucho dolor y me dijo tranquilo chiquito solo es al principio y de golpe y porrazo me la introdujo toda yo sentí quebrarme del dolor pero al empezar el sube y baja de manera lenta el dolor se transformo en placer yo disfrutaba cuando su verga estaba completamente dentro de mí, y Ray cuando estaba toda dentro, me besaba y decía eres completamente mío, haciéndome sentir que estaba bajo su dominio, al darse cuenta que ya no me dolía empezó con un vaivén en mi ano, embistiendome como un toro mientras nos devorábamos a besos, hasta que sentí que se vino y saco su pene y se quito el condón y yo se lo agarré pero caímos al suelo y culminamos con un 69 fabuloso

Mi primero hombre me hizo gozar tanto no cabe duda que los negros son buenos para coger. Nos retiramos como si nada, y volvimos a tener sexo otras veces el se fue a USA y ahora tiene 36 años vino con su familia y esta mejor que hace 7 años nos volveremos a encontrar la próxima semana pero eso sera otra historia.

Domo Blanco

By Mikey Schaefer (@mikeylikesrocks)

Occasionally things actually go better than planned in the mountains. A few days ago I left town with Joel and Neil Kauffman and headed to the mountains with a marginal forecast and vague idea for a new route. Conditions have been awful in the mountains lately. Rock climbing has been completely out of the question and even the ice climbing has been fickle. 

The weather forecast predicted arctic temps and relentless winds but it was just hopeful enough. I knew we’d need to climb something extremely protected from the wind and something we could climb in full battle gear (meaning crampons, ice tools, goggles and numerous jackets.) 

Last year while making a traverse of Cuatro Dedos I spied a deep gash on the southeast face of Domo Blanco, a short but bulky mountain at the head of the Torre Valley. I expected a scrappy gully route but what we were rewarded with was anything but scrappy. We found nearly 500m of alpine and waterfall ice, all in perfect condition one of the best new routes of my life. @patagonia #vidapatagonia

See more photos and live updates in the #VidaPatagonia gallery