besandola

Estábamos en mi cuarto, sentados en mi cama, yo la miraba y en mi cabeza solo podia imaginarme quitándole le ropa, abrazandola, besandola, haciendole el amor, entre suaves caricias, miradas y gestos que exigían amor.
Estaba amandola en mi mente cómo jamas había amado a alguien.

Ella sólo me contaba que ayer…alguien más la habia amado y en la mañana la había dejado.