becausewearelovers

Una vez la persona que uno ama, se va de nuestras vidas, pensamos que no podremos salir adelante, pensamos que no podremos ser felices porque nuestra felicidad ya no esta con nosotros, pensamos que en algún momento moriremos de amor…pero no. Al pasar el tiempo y enfriar la cabeza, nos damos cuenta que la felicidad no se fue de nuestras vidas, que simplemente la persona que pensábamos era nuestra idea de felicidad ya no esta con nosotros. Es en ese momento donde comprendemos que para ser feliz solo se necesita de uno mismo, las pequeñas cosas como los libros que más nos gustan, las travesuras que no podíamos hacer, el café caliente en las mañanas, los cigarrillos placenteros, esas miradas penetrantes entre extraños por la carretera. En fin volvemos a sonreír, volvemos a sonreírle a la vida, volvemos a vivir y no por otra persona si no por un verdadero amor, por un amor puro, por un amor sincero, por un amor único que solo te brindas tu mismo.
Les voy a hablar sobre el vacío. Vacío es eso que sentimos cuando estamos a solas con nuestros pensamientos en la cama sin lograr dormir, es esa espinita en el estómago que nos da punzadas, esa sensación de respirar profundamente y aún sentir que no llega bien el aire a tus pulmones. Vacío es saber lo que sientes y no sentir nada en lo absoluto, es levantarte en las mañanas y sentirte pesado, entumecido.