barquitas

Partir

Te estoy dejando partir
escribí tu nombre en una barquita de papel
la he soltado en el riachuelo que se forma 
en la calle frente a mi casa
cuando cae la lluvia de septiembre.

He dejado que se vaya, 
que navegue libre
portando consigo los recuerdos
de una época feliz
que estaba destinada a acabar. 

Estoy cerrando el círculo,
dejando que concluya
que se borre, como se borrará tu nombre
cuando al final de su curso
la barquita termine al fondo del tragante. 

   - María Blanco