bailart

Tan fría como el hielo en la boca
y el alma desnuda.
Fría como el cielo sin ropa
y el aire de altura.

Contradictoria como un huracán que abraza
y un terremoto que construye,
como un terreno de agua mansa
y un mar de tierra firme.

Utópica como el final de lo infinito,
caótica como una rosa sin espinas
y espléndida como el reflejo de la luna
brillando fuerte de día.

Eterna como las palabras de un poeta,
misteriosa como la profundidad de un silencio.
Amante, llena de pasión y deseo,
y cruel llena de indiferencia y ceguera.

Así me quisiste, tal cual era.
Sin cambiarme nada,
ni mi apatía incomprensible, siquiera.

Fuiste a por la rosa y terminaste
llevándote el jardín entero.
Viniste por un beso
y ahora te estoy
entregando mi vida.

Ni te vayas tan lejos porque te quiero cerca
ni esperes que te quiera si vas a irte.

Quiero abrir tus brazos para encajar contigo
que me abraces, me protejas y te sienta mío.
Ser de tus risas y tus horas de incertidumbre,
ocupar tus pensamientos cuando estás a solas.

Quiero que me encuentres cuando te sientas perdido
y bailarte en la sombra de cualquier esquina.
Ponerle mi nombre a tus insomnios
y viajar al centro de tus sueños.

Quiero que me hagas tuya mientras escribes,
ser el pañuelo de tu tristeza,
amordazar el invierno de tus manos vacías
con las promesas y planes que tengo para entregarte.

Quiero acompañarte y verte crecer conmigo, tan alto,
que podamos compartir las mejores vistas desde arriba.
Y que si nos toca caer, hacerlo con ganas, hasta el fondo.
Porque podemos renacer juntos.
Dejar atrás el fatalismo de una vida carente de sentido
y entregarnos al calor de estas llamas
que arden entre las cuatro paredes de mi cuarto
y en donde nace el paraíso,
entre la tierra de este mundo y el cielo de tus brazos.

Querido,
la poesía la dibujas tú mientras me tocas.

Que sepas que nunca creí en el amor
pero hoy creo en nosotros.
Y esa me parece la manera más bonita
de seguir causando incendios con mis textos
mientras tú sigas siendo el combustible.
—  Beatriz Allca

Sí quiero besarte, abrazarte, bailarte, sumarte, divertirte, soñarte, amarte.. Gracias a tod@s los que formais parte de nuestra historia! - Bartra Via INstagram 19/06/17

Ja ich möchte dich küssen, umarmen, mit dir tanzen, mit dir zusammen sein, mich mit dir unterhalten, mit dir träumen, dich lieben - Danke an alle die ein Teil unserer Geschichte mitgestaltet haben

Quiero que me lluevas,
que te acerques y me ates
otra vez a tu existencia
tan fuerte, que no pueda soltarme
ni desalojándote con los sentimientos
de mi pecho.
Que sea el viento de tu boca
el que me avise que hará frío
para acurrucarme en los besos que
me recites al oído mientras escuecen
los desiertos de mi cuerpo por saberte
tan, tan cerca.
Quiero que sea el despertar desenfrenado
de las ganas al compás del vaivén de tus dedos,
lo que me dé vértigo y no tu ausencia.
Necesito que te quedes y que me beses
los silencios que por miedo de morir sin ti
gritan que te quiero;
y que quiero que seas tú
quien rescate todas las sonrisas que se han ido
muriendo por esperar un poquito más de vida
de tus ojos.
Y es que eres magia, de esa que pocas veces
se logran saborear de espacio,
respirar sin faltas ortográficas,
mirar sin tropezones,
sentir sin el dolor de lo que no puede ser.
Pero para qué mentir si duele
como quien se desgarra del invierno
el calor de tu presencia, como si muriera por momentos
y viviera para disimularlo,
por esa estúpida consciencia de que no siempre estarás;
de que no puedo tenerte en cada amanecer
tanto como lo quisiera…
y es que ya se le puede ver a la primavera cómo
quiere florecer con nosotros juntos, como ella
y sus flores, como nuestras miradas encajando
de esa manera tan perfecta.
Me vacías las letras y las llenas de ti,
Y yo… yo me dejo porque ya no sé
si ellas te respiran y yo te vivo o eres tú
quien pretendes quedarte a vivir en mí.
Por eso lluéveme amor, lluéveme lento,
y hazme desear bailarte mirando cómo la luna
salta de una fase a otra, plateada y desnuda,
para hacernos saber que sin ropa… la noche es más linda
sin ropa porque siento que eres tú quien me va a vestir.
Lluevéme,
porque soy mejor cuando es tu existencia
la que me llueve y son tus gotas las que me descienden
despacio y me inundan los labios,
las manos
y la mente… la inspiración de saber que yo vivo mejor
desde que me llueves…
que todo es mejor si te pienso,
si eres y te quiero,
…y luego existo.
—  Desmesurado Frenesí, Madeline Tavárez

marcbartra: SÍ QUIERO. Sí quiero besarte, abrazarte, bailarte, sonreirte, quererte, amarte, vivirte, adorarte, sumarte, divertirte, arroparte, sorprenderte, soñarte… y todo eso, todos y cada uno de los dias y momentos que nos quedan por vivir en nuestra historia. La que empezó ayer junto a todas y cada una de las personas que queremos tanto y que hicieron que ayer fuera nuestro sueño más real. GRACIAS a todos por formar parte de nuestra historia, sois increíbles!!!! T'ESTIMO vida meva ❤️ |M&M|

10

Boda Marc & Meli || 18.06.2017 || Argentona (Barcelona)

melissajimenezgp ONCE UPON A TIME…vas arribar a la meva vida per quedar-te @marcbartra 😍
Gràcies amor per deixar-me ser la princesa del teu conte, per fer-me feliç desde el primer dia que et vaig conèixer.
Gràcies a tots els convidats per estimar-nos i estar presents en el dia més emotiu de les nostres vides.
Gràcies a tothom que m'ha ajudat durant aquests mesos, que ha treballat per a que tot surti perfecte.
Gràcies @rosa_clara per fer-me brillar com mai.
ESTIC FELIÇ ✨ GRÀCIES 💜 Sí QUIERO SIEMPRE |M&M|

marcbartra Y seguir cumpliendo sueños a tu lado… T'estimo! 👰🏻🎩 #inolvidable #LaNoviaMasGuapa |M&M|SÍ QUIERO. Sí quiero besarte, abrazarte, bailarte, sonreirte, quererte, amarte, vivirte, adorarte, sumarte, divertirte, arroparte, sorprenderte, soñarte… y todo eso, todos y cada uno de los dias y momentos que nos quedan por vivir en nuestra historia. La que empezó ayer junto a todas y cada una de las personas que queremos tanto y que hicieron que ayer fuera nuestro sueño más real. GRACIAS a tod@s por formar parte de nuestra historia, sois increíbles!!!! T'ESTIMO vida meva ❤️ |M&M|

Me partí en dos
después de ti;
me dividí
como se dividen los días,
según las ganas que tengas de recordarme,
como se abren mis calles
cuando te descubro bailando,
como el viento del invierno,
como la única chica feliz
en un bar de carretera
o la única chica triste
un viernes por la noche,
como un funambulista adicto a las caídas,
como si el precipicio fueran mis manos
y el miedo se hubiera evaporado de tus pies;
me fui y me dejé
contigo
tan desnuda
que pensé que jamás volvería
a tener calor
-en un mundo de contradicciones
eres mi reina-.

Dejé mi mitad
esparcida sobre tus sábanas
y entre tu pelo hundí mi nariz
mientras dormías
-o mientras escuchabas al mundo
respirar,
ya no sé-
para que no te dieras cuenta
de lo rabiosos que me resulta los días
cuando apareces,
es decir,
cuando no apareces.
Lloví sobre tu espalda
al mismo tiempo que sacaba el paraguas
para que mi ausencia no te salpicara,
a pesar de lo que me gustaría lamer
las heridas revueltas de tu costado,
y hacer nudos con mi lengua
con todo lo que se esconde detrás.

Me abandoné para ti,
sin saber si dejaba
más de lo que me llevaba.
Me caí,
de cabeza,
buscando el golpe de tus omóplatos
en mis ganas
de besarte
cada día,
todos los días,
todos los besos,
todo tu cuerpo,
todo tu pelo,
cada
día,
todos los días.
Me quedé dentro de ti
mientras me marchaba.

Y así ando ahora,
dando traspiés con un solo pie;
haciendo todo a medias
desde ti;
balanceándome inerte
entre tantos recuerdos
que te juro que aún rememoro
cómo era eso de sentir,
es decir,
de besarte;
paseando, tan torpe,
entre tu nombre
y mis heridas,

con la incoherencia
de querer llevarte a la guerra
al mismo tiempo que te acuno en mi paz;

hablando a medias
porque después de probar tu boca
las palabras ya no sirven de nada;
latente,
a un poema de distancia
de querer volver a besarte,
a una última canción
de volver a bailarte de nuevo;
con un ojo entreabierto
por si se te ocurre volver a mirarme
y no estoy,
mientras intento aprender a besar
todo lo que habla de ti
para que me dejes de hacer falta;
soñando con tenerte tan cerca
que solo pueda abandonarte,
pero entonces despierto
porque los sueños a medias son solo eso,
sueños.

Pero al final,
como en todos los finales,
solo quedan certezas.

Me olvidé de mí
con el único propósito
de que tú no te olvidaras de mí
-todos necesitamos
ser salvados-,
con la única intención
de que te dieras cuenta
de que la mitad que dejé en tus manos
eres tú misma,
que te pertenezco
y me perteneces de una manera
que aún no sé escribir,
y eso me asusta más que tú;
que no puedo abandonarte
porque entonces me quedaría vacía,
sin ti,
sin mí,
y cómo sobrevivir entonces.

Así que cuídame,
es decir,
cuídate.

Por mi vida.

—  A un poema de distancia - Elvira Sastre

No quiero verte llorar. Te escurriría todas las lágrimas para que solo te gotearan mis miradas, ángeles de la guarda de todos tus sueños. 

No quiero verte caer, si no vas a coger mi mano para el siguiente baile. Que yo lo que quiero es bailarte y que me bailes, aunque la música haya dejado ya de sonar.

No quiero verte ajeno a mí. Porque cuando tú te pierdes, yo tampoco me sé encontrar. Y si nos vendemos por separado, no hay quién nos reconstruya luego. 

Bostezando sonrisas