avisen

passive voice verbs

elskes.  be loved
velges.  is chosen / is elected / is selected
kritiseres.  is criticized
økes.  is raised
bygges.  is being built / is built
repareres.  be repaired
nektes.  be denied / be refused

stoppes.  be stopped
ses.  be seen
flyttes.  be moved
oppleves.  be experienced
trykkes.  is printed
brukes.  is used
kalles.  is called
leses.  be read

påkjørt.  run over / hit
stoppet.  stopped
avhørt.  questioned
behandlet.  treated
erstattet.  replaced
ranet.  robbed
født.  born

elsket.  loved
skadet.  hurt / injured / harmed
produsert.  produced
tegnet.  drawn / been drawing
trykket.  printed
fjernet.  removed / got rid of
mottatt.  received


Hun skal elskes.  She will be loved.
Brua bygges opp igjen.  The bridge is being built up again.
Dommeren kritiseres for beslutningen.  The judge is criticized for the decision.
Målet økes hver dag.  The goal is raised every day.
Radioen kan ikke repareres.  The radio cannot be repaired.
Den amerikanske presidenten velges hvert fjerde år.  The American president is chosen every fourth year.
Hvis du er åpenbart påvirket skal du nektes inngang.  If you are obviously under the influence you will be denied entry.

Tyven må stoppes.  The thief must be stopped.
Alt kan ses.  Everything can be seen.
Meldingene kan leses av brukere.  The messages can be read by users.
Alle avisene trykkes samtidig.  All the newspapers are printed simultaneously.
Maskinen brukes slik.  The machine is used like this.
Dette kalles en kylling.  This is called a chicken.
Hvordan kan det oppleves?  How can that be experienced?
Pasienten kommer til å flyttes til et annet sykehus.  The patient is going to be moved to another hospital.

Den gamle mannen ble påkjørt av en buss.  The old man was hit by a bus.
Vi ble stoppet av politiet.  We were stopped by the police.
Ble du avhørt i dag?  Were you questioned today?
Pasienten blir behandlet på dette sykehuset.  The patient is being treated at this hospital.
Kvinnen ble erstattet av en robot.  The woman was replaced by a robot.
Huset deres ble ranet åtte ganger.  Their house was robbed eight times.
Jeg er født i mai.  I was born in May.

Romanene hennes blir elsket i Polen.  Her novels are loved in Poland.
Mange spillere ble skadet under kampen.  Many players got hurt in the match.
Alle detaljene blir tegnet i dag.  All the details get drawn today.
Boken ble trykket i Italia, og filmen ble produsert i India.  The book was printed in Italy, and the movies was produced in India.
Bilen ble fjernet av politiet.  The car was removed by the police.
Brevene hans ble mottatt på mandag.  His letters were received on Monday.

XIX. Carta a mamá

Para ver la lista completa de capítulos, haz click aquí.

Hola, mamá. ¿Cómo estái?

Acabo de llegar a la casa. Son las cuatro de la mañana. Me acosté recién y mientras revolvía el cajón del velador buscando unas pastillas, me topé con una foto instantánea que nos tomaron hace muchísimos años en Mundo Mágico, donde sales con tu peinado ochentero cargando un pequeño bultito que se supone que soy yo. Y bueno, pensé que podía hacerte unas preguntas. O más bien, contarte algo y que me dijeras qué opinái.

Iré al grano: creo que me estoy enamorando. Onda, enamorando de verdad. No voy a contarte cómo lo conocí, porque tendría que explicarte que fue por internet, por Facebook, a través de un blog donde yo escribo historias un tanto íntimas. Y tú desconfías de todas estas cosas millenials, porque para ti internet sólo es sinónimo de pornografía, prostíbulos, drogas y cosas indecorosas. Y sí, puede que sea verdad… pero ese no es el punto que quiero que discutamos, así que no insistas, por favor. No ahondaré en ello. Lo que quiero que sepas es que creo que me estoy enamorando brígidamente.

El tipo es mino y bastante ABC1, así que de seguro cumple con todas tus expectativas sobre “los muchachos de bien”. Es escritor, como yo. Quizá eso no te guste tanto, porque tú preferirías que tuviera una carrera tradicional, como medicina o ingeniería. Porque para ti esas cosas dan bienestar y seguridad –y tú anhelas eso para mí–. Pero ahora te cuento que este tipo igual tiene plata, su departamento propio y un auto bacán. Entonces supongo que ahora el niño ya no te cae tan mal y piensas que es un buen partido. Porque como ya soy cola –y pucha que van a sufrir los niños cola…–, por último que la cola tenga un pololo decente para que no sea tan discriminado, ¿no?

Él me dice que me quiere, mamá. Que me quiere mucho. Y tú querías que estuviera con alguien que me quisiera de verdad. De hecho, me ha pedido pololeo dos veces, pero las dos veces le he dicho que no. ¿Que por qué le dije que no? Porque apenas lo conozco, mamá. Y sí, ya sé que es un buen partido. Pero tú sabes que esas cosas no me importan tanto y que nunca me importarán lo suficiente. Es más: me habría gustado presentarte al Sr. Profesor, mi último ex oficial, pero habrías pegado el grito en el cielo porque 1) él era mucho mayor que yo, 2) vivía en la periferia de Estación Central y 3) era mi profe en la universidad. Quizá habrías pensado que me estaba violando/extorsionando/amenazando y habríamos terminado en la PDI.

De seguro habríamos peleado mucho, mamá. Pero creo que al final lo habrías conocido bien y te habría terminado gustando igual. Porque tu facha de cuica al peo sólo la tienes por fuera. Digo, igual te casaste con mi papá, que era ultra pobre, a pesar de que los abuelos no querían que te casaras con él porque cómo iba a ser posible que una señorita como tú, hija de un señor de tierras, se fuera a meter con un chiquillo que pedía plata en la calle para poder comprar un poco de pan. ¿Qué acaso no tenía padres ese chiquillo? ¡Y claro que los tenía! Pero siempre estaban muertos de borrachos en su casa esperando a que el pequeño llegara con plata para el pan, que en verdad era plata para más copete.

¿Sabes? A veces voy a casa de papá y él me repite esa historia. La historia de cómo fue que te conoció. Me narra con lujo y detalle el truncado relato donde él le arrebató tu amor a ese hombre adinerado con el que te habías comprometido. Me lo cuenta tan feliz y orgulloso que no me deja más opción que empatizar con él, porque es imposible que no te pongas del lado del débil –sobre todo cuando hablamos de una lucha de clases–. Y después, cuando recuerda que te echa de menos y que sus lagrimales aún funcionan, cambia radicalmente de tema, frunce el ceño y me habla de lo mal que está su empresa, que la culpa de todo la tienen los Luksic o los Matte y que cómo es posible que Piñera vaya a ser presidente de nuevo. Y yo le encuentro la razón, mamá, y terminamos odiando a los cuicos poderosos juntos, porque qué hueá, si siempre nos meten el pico en el ojo. Esa la única actividad que hacemos con éxito ahora que tú ya no estás. Mientras él se toma una copa de vino y yo un juguito natural, nos dedicamos a odiar. Juntos. Como padre e hijo.

Sé que te gustaría que hiciéramos más cosas, mamá. Pero no se puede. Había pensado incluso en presentarle al Sr. Cuico, pero no, qué tontera, qué estupidez: lo mataría al instante, sin pensarlo, de la forma más horrible posible. Así como acababa con mis muñecas de Sailor Moon cuando yo era chico, sería capaz de hacerlo con este hombre. Y todo por ser cuico, maricón y mío.



Ay, mamá. En verdad creo que me gusta. Aunque seamos de mundos distintos. Y es aquí, en la parte cuando resalto lo distintos que somos y lo diferentes que seremos, cuando las coincidencias entre los dos toman fuerza. ¿Puedes creer que él también fue al Nacional, que estudió escritura en la PUK y que también trabajó en el Imperio Latinogringoense? Brígido, ¿cierto? Entonces ya no pienso que somos tan distintos, y me asusto un poco menos y me gusta un poco más. Y reafirmo este “poco más” porque siento que lo extraño, a sus ojitos y a ese maldito perfume que usa, a su barba cuando me pica en mi cara y a sus manos gigantescas cuando me hacen cariño en el pelo. Y me convenzo de que me gusta porque añoro sus whatsapps cuando estoy en la pega, porque me encanta comprarle sus cachantún de pera cuando lo voy a ver y porque acabo de llegar de la Cuiclínica a las cuatro de la mañana y ya me quiero devolver para verlo otra vez sin tener claro por qué.

Pero apenas lo conozco, mamá. Y me da miedo sentir estas cosas tan fuertes que sé que no debería sentir. No quiero sentir más porque sé que él está enfermo. Muy enfermo. Lleva varios días internado y los doctores aún no saben lo que tiene. Y me acuerdo de ti, mamita, cuando me pasaba las noches en esa otra clínica cuando tú estabas internada. Entonces viene la angustia, las imágenes, el sudor helado, las conversaciones en los pasillos blancos, mi papá demacrado, los doctores, los sueros, los pinchazos, los olores estériles, la morfina, el preu, la PSU, yo queriendo estudiar medicina, yo no postulando a medicina, yo siendo escritor, yo escribiendo este texto, los tanques de oxígeno, la metástasis, tu brazo de Hulk, la graduación donde me pifiaron, más morfina, el oxímetro no marcando nada, los abucheos en el Teatro Municipal, los gritos de mis primas, ¡Carmen!, ¡Carmen!, ¡ay!, llamen al Nacho, avisen, avisen, saquen a las niñitas de aquí. Y todo vuelve, mamá, todo todo. Cada recuerdo, como un huracán caprichoso que se funde conmigo y se resiste a avanzar hacia otros.

Ahora déjame respirar un poco, mamá, que escribir todo esto me quita energía  (recordarnos me quita energía). Pero ya, hay que seguir. Fíjate que me acabo de meter a Grindr. Da lo mismo lo que es, no importa que no sepas para qué se usa. La cosa es que Sr. Cuico me dijo que lo había borrado, y yo ahora lo iba a borrar también, porque siento que tenemos un grado de compromiso. Pero son casi las cinco de la mañana y él está conectado. Y la verdad es que no me importa, mamá. No me importa para nada, porque sé que tiene Asperger, que le cuesta procesar las emociones y que le encanta conversar con desconocidos. Quizá porque está internado, solo, conectado a mil cables y mangueras, con el brazo morado de tanto pinchazo, con las enfermeras que entran y salen a cada rato, los doctores que aún no saben lo que tiene, sus familiares que siguen viajando por Europa, las cachantún de pera que le compro, los ojitos de piscina que me ahogan, su piel poniéndose de un color extraño, Kosem no cachando que le quieren poner una trampa, los sueros, las sopitas, las galletas de soda de contrabando, los dolores, la desesperación del enfermo y el llanto porque ya no quiere seguir internado. Luego su enfermedad, mi enfermedad y la muerte que ahora es nuestra sombra.

Tengo miedo, mamá. Mucho. Me da miedo que se muera. A que se muera como tú. Y por eso no puedo dejarlo. No puedo dejarlo porque aferrarme al miedo es la única forma que he encontrado para seguir sintiéndome vivo. Y entonces me quedo aquí, quietecito, flotando en este ciclo compulsivo que ahora no entiendo bien. Lo haré después, en varios capítulos más, varios meses después. Pero ahora no lo veo y por eso te hablo, porque me gustaría que me dijeras que opinái, a ver si puedo salir de este torbellino. Y claro… si no estuvieras muerta, de seguro me dirías cómo. Y yo no estaría escribiendo esto ahora.




IR AL SIGUIENTE CAPÍTULO

Esta es la publicación mágica divina, rebloguea y pide un deseo, y como extra te llevarás un aumento de pene o busto. –Así yo conseguiré un chingos de seguidores porque rebloguearon esto. ¿Qué, no funciona así? . Avisen.

Necesito alguien que me emparche un poco
y que limpie mi cabeza,

que cocine guisos de madre,
postres de abuela y torres de caramelo

Que ponga tachuelas en mis zapatos
para que me acuerde que voy caminando,
y que cuelgue mi mente de una soga,
hasta que se seque de problemas y me lleve.. 

Y que esté en mi cama viernes y domingos
para estar en su alma todos los demás días de mi vida 
Y que me quiera cuando estoy, cuando me voy, cuando me fui,
y que sepa servir el té, besarme después y echar a reír 

Y que conozca las palabras que jamás le voy a decir
y que no le importe mi ropa, si total me voy a desvestir
para amarla.. para amarla.. 

Necesito alguien que me emparche un poco
y que limpie mi cabeza,
que cocine guisos de madre,
postres de abuela y torres de caramelo 

Si conocen alguien así
yo se los pido,
que me avisen porque es así
totalmente quien necesito.

Para Rubius.

“RUMORES ESTUPIDOS SOBRE RUBIUS”

Rubius. Haces tu video, hablas sobre lo ocurrido, pero siempre con un poco de humor para esconder lo que verdaderamente sientes, esa decepcion, esa tristeza y enojo que te ha de haber causado ver tantas tonterias que se han dicho de ti, tonterias que no son ciertas.

Quiero que sepas que las verdaderas criaturitas estaremos contigo siempre, no creeremos lo que se dice en internet hasta que tu mismo lo digas. No queremos que te sientas asi, si habra uno que otro que se crea todo lo que dice el internet, pero hay muchisimos otros que no lo hacen.

Se que es tonto escribir esto aqui, ya que posiblemente no lo vea Rubius. 

Solo queria expresar lo que me hizo sentir su ultimo video.

Quiero decir que ese video me causo tristeza, enojo y sobretodo decepcion hacia las criaturitas que han creido todo eso. 

¿Vieron la cara de Rubius en su video? ¿Sus ojos? Sus ojos delataban pura tristeza. ¿Que pensara de sus criaturitas? No quiero que este triste o enojado con nosotros. (Supongo que ustedes tampoco quieren eso) Porfavor, si son verdaderas Criaturitas…
NO SE CREAN TODO LO QUE HAY EN INTERNET. 

¡Avisen a las demas criaturitas de esto!

Borracheras de Amor -- ChalXod -- Challa x Xoda.

Avisen error alguno pls

Dedicado al Anon que me debe mi regalo >:c
Y a CuquiPandy por su Recapacita Tsuki c:

Volvió a mirar una y otra vez a la persona frente a él sosteniendo una maleta en su mano. el cigarillo de sus labios cayó al suelo quemando u circulo justo donde había tocado la alfombra. Mientras sus ojos inspeccionaban cada rincón de su ‘visita’

– ¿Qué chucha hací’ acá?

– Me vengo a hospedar po’ weón, ¿A qué más vendria? – Le apartó del camino mientras entraba y ponia su maleta sobre el sofá y se ponia cómodo. Xoda aún no entendia que mierdas hacia el Challa en su casa, y menos entendia el como consiguió su dirección.

Sintiendo como la penetrante mirada del dueño de casa seguía sobre él, decidió ocupar su 'As bajo la manga’

– Si me dejas hospedarme, te doy esto – Sacó de su bolso una botella reluciente de 'Bacardi’, esa bebida alcoholica que tanto le encantaba tener a Xoda.

El Santiaguino sin decir palabra alguna, tomó la botella y se dirigió a la cocina sirviendo 2 vasos.

Xoda =  0
Challa = 1

Entregandole uno a su acompañante, se dignó a subir las escaleras y enseñarle el cuarto en donde se quedaria.

———————————————————————–


El tiempo no pasó en vano luego de enseñar la habitación y el alcohol prontamente fue acabandose.Reviviendo historias antiguas, mucho antes de ser Youtuber, e inclusive contando uno que otro anectoda chistoso. Dentro de ese tiempo, ambos también comenzaron a comentar que era de su vida (Además claro de hacer videos para YouTube y ser un Manco total)

– Yo, no hago ni una weá…O sea, trabajo, pero luego de eso, me pasó caleta de tiempo con ustedes – El Challa comentaba mientras miraba su vacio vaso y la botella también totalmente vacia. Una mueca parecida a un puchero apareció en su cara provocando la risa y pena de Xoda, quien casi a regaña dientes, compartió la mitad de su vaso con él sacando una sonrisa por parte del invitado.

– ¿Y como te va con el amor, mi estimado Xoda? – La preguntá fue como un balde de agua fria en temporada de invierno; él realmente no tenia mucho que decir (Además de estar solo y que todas sus antiguas relaciones terminaron bastante mal)

Bajó su cabeza hasta toparse con sus manos y el casi vacío vaso entre ellas, realmente no queria comentar ese ámbito de su vida.

Primeramente por tener un amor no correspondido y secundariamente por el Challa su acompañante.

Dejando de pensa un momento en la respuesta, bebió a fondo el contenido de su vaso para luego levantarse tambaleante diciendo que tenia sueño para irse a dormir.

La mejor excusa de todas; Tengo sueño.

Aunque el Challa tenia otros planes ya que él, al contrario de Xoda, soportó mejor el alcohol, aún le quedaba un poco de cordura en las pupilas de sus ojos, asi que, levantandose se acercó a su acompañante (El cual obviamente estaba muy ebrio) y le tomó por el brazo antes que este pudiera escapar de la habitación. Diciendole que le ayudaria a ir hasta su habitación.

Llegando a esta, el hospedado lanzó a la cama a Xoda posicionado sobre él a horcajadas.

Un casi inaudible «¿…Qué?» escapó de sus labios.


Su cabeza aún no procesaba todo lo que estaba ocurriendo, por lo que no opuso resistencia cuando sus manos fueron atadas sobre su cabeza y sus ojos vendados.


–¿Sabes Xoda? Yo… Siempre te tuve ganas..Pero sé que vo’ erí’ un 'Macho que se respeta’ por lo que no seria fácil acercarme a tí…Y digamos que no vine acá solo a hospedarme… – Tomando el cierre de su polerón, comenzó a bajarlo lentamente deleitandose con las rápidas respiraciones del cuerpo bajo él. Levantó su polera dejando al descubierto la blanca y densa piel del Santiaguino.

No pudo resistir más y se 'lanzó a su presa’.

– Challa… – Sintiendo como su cuerpo era manoseado y la Cálida lengua de su compañero recorria su torso hasta su pecho comenzó a jadear literalmente como un perro, no era que le gustase, claro que no, el ser tocado por un hombre era una acción completamente desagradable para él. Además, ¡Era el challa por la rechucha!

Y aún así, su cuerpo, lujurioso, siguió la corriente.


Pequeños gemidos escapaban de sus labios cada vez que su acompañate mordia o tocaba alguna parte de su cuerpo. Las ropas poco a poco fueron siendo incómodas y pesadas, por lo que el Challa comenzando por Xoda, fue desperdigando una por una toda prenda de ropa quedando ambos solo en boxers para la satisfacción del Challa.

– Cristian… – Murmuró su nombre para si mismo. Por alguna razón, le encantaba como resonaba su voz en la estrecha habitación, siempre habia soñado con ese momento en el que Xoda fuera solo para él, inclusive cuando jugaban con los demás.

Plantó un dulce beso en los vírgenes (Para él) labios del menor, disfrutando el roce de su lengua con la contraria, Xdoa también lo disfrutaba, mientras sus ojos estaban vendados, su audición se fue agudizando llengando a poder escuchar el latido del corazon del Challa.

Estaba acelerado.

Y bastante.

Se podria decir que más que el suyo.

¿Realmente era el Challa?

Separandose por falta de aire, Xoda trató de quitarse la venda de sus ojos siendo detenido por las firmes manos del contrario

– No lo hagas… – Fue lo único que de los labios del contrario. La seca y dura voz quedó en el interior de su cabeza siendole imposible moverse un solo centimentro ¿Realmente era el Challa?

Bajando a su cuello, comenzó un húmedo recorrido deteniendose unos momentos en los pezones para luego seguir hacia el ombligo y, el inicio de sus boxer

– Challa… No… – Sin moverse un centímetro, trató de detenerlo con palabras de súplica, sabiendo perfectamente que no iba a ser escuchado, aunque no perdia nada en intentarlo


–¿No? Pero si está muy duro aquí abajo… – Como si se tratara de una tortura, comenzó a tocarlo por sobre la ropa, notando cada vez que el bulto era más grande – ¿Realmente quieres que pare?

Por un momento, solo el ruido de sus respiraciones inundó la habitación, Xoda aún no sabia que decir, sus pensamiento estaba muy confundidos y el alcohol no le ayudaba a pensar mucho.

Sin darse cuenta, las vendas de sus ojos fueron retiradas y se encontró frente a frente con el causante de todo mirandolo fijamente a los ojos esperando ansioso una respuesta.

Finalmente, en un suspiro, expresó lo que queria decir.

–Xoda…Te amo weón, ¿Como podí’ ser tan imbécil? –

Sus ojos se expandieron lo más que podian, ¿De verdad estaba pasando? ¿No era solo una alucinación por el Bacardi que habia bebido anteriormente? ¿Su amor iba a ser correspondido?

Solo deseó que no fuera una alucinación.


Se abrazó al cuello del Challa susurrandole un 'Te tardaste demasiado, aweonao’ Con una sincera y feliz sonrisa en su rostro.

————Alamierdatoo'coñodenmemiregalo;-;—————-

Comenzando con las caricias y besos ahora con un Xoda totalmente desnudo y libre de  vendas en manos y ojos, el  Challa bajó hasta su cadera tomando su exitado miembro llevandoselo al la boca.

–¡Espera-! ¡Ngh! – Cada vez más grotescos sondo comenzaban a escaparse de la boca del menor, sus manos jugueteaban con los enredados y mojados cabellos de su acompañante, única cosa que aún le mantenia entre la linea de la locura y la cordura. Le encantaba el roce de sus dedos con las finas hebras de su acompañante


– Ya no… ¡…! –Gritando su verdadero nombre, se corrió en la boca del mayor, un sentimiento de felicidad recorrió su cuerpo al saber que Xoda aún recordaba su verdadero nombre. Untó sus dedos en el espeso y blanco líquido introduciendo uno sin previo aviso dentro de su amigo
.
Subió para besar las pequeñas lágrimas que escaparon de los ojos del Santiaguino. Le susurro un 'Relajate’ y volvió a besarle en los labios mientras introducia otro dedo y comenzaba a moverlos.

Lentamente, los gemidos de Xoda fueron reemplazados de dolor a placer y se vió a si mismo moviendo las caderas al compás de las penetraciones con sus dedos.
Notando como ya estaba más tranquilo, retró sus dedos y entró lentamen teen él para no causarle ningún daño. Pero a la mierda, Xoda si que era estrecho, al parecer nunca lo habia hecho con un hombre… Eso le agradó… De algún modo…

Inconcientemente se volvió a abrazar al cuello del mayor sintiendo como su cuerpo era invadido por “un muy raro objeto”

Una vez entrado completamente, comenzó un vaivén de placer para ambos; Xoda gimiendo cada vez que cierta concentración de nervios era tocada y su acompañante por las paredes interiores de Cristían.

Los gemidos de ambos llenaron la habitación convirtiendola en un total frenesí de lujuria y pasión, no pasó mucho tiempo para que ambos llegaran al climax corriendo  el Challa en el interior de Xoda, y este, en su abdomen

luego de dar el último beso, se recostaron ambos en la cama del menor observando el techo con el sonido de sus fuertes respiraciones. Y sin pronunciar palabra alguna, sus ojos volvieron a encontrarse fundiendose en un profundo sentimiento más allá de las palabras.

                                                  – Te amo –

——————————————-

Puede que hayan comenzado una relación, puede que compartan momentos íntimos que solo ellos y las paredes sepan (Y probablemente los vecinos por los gemidos de Xoda) Pero, las cosas seguirian siendo siempre igual

– ¡¡CHALLA CONCHETUMADRE!!

– Xoda… ¡Es la venganza por matarme!

–¡¡CALLATE CULIAO!!


Sip, la relación de ambos no iba a cambiar por nada del mundo, eso sí, el Challa tuvo que casi amarrar a Xoda para que no tomara un bus a Temuco para golpear a Vardoc por dar su dirección.



FIN POR LA RECHUCHA <33
—————————————–

Asdfghjklñ Esta weá es un asco, UN PUTO Y COMPLETO ASCO
//Completo? comiiiiiiiiida :p//
Ahora si, dejenme reblogiar mis weás tranquilas, sin más Anon’s culiaos molestoso y sin “Recapacita Tsuki’s” (Te habló a tí, Cuqui XD)