automovil

Hay algo que quiero compartir a los pocos que me siguen leyendo y es que hace poco estuve en la cárcel, no porque haya hecho algo malo, si no porque quería ver lo que es la vida ahí y hable con una persona que me pregunto a mi y a las personas con las que estaba que “¿Que era la felicidad para nosotros?”. Las personas con las que yo estaba respondieron fácilmente cosas como: Tener un Automóvil super rapido, tener un Penthouse, Tener mucho dinero, yo me quede callado. El con detenimiento nos miro y nos dijo: “¿Saben? Yo era narcotraficante y saben que significan esas cosas para mi?, ya no significan nada, y ¿Quieren saber por que?, Yo no lo entendia muy bien, pero la felicidad esta en las cosas simples y yo tuve que caer muy bajo para poder entenderlo, si, tener ese tipo de cosas es gratificante, pero cuando caes Preso o peor aun muerto por la simple avaricia de pensar que la felicidad esta en esas cosas materiales, te das cuenta que la felicidad estaba en simplemente ir a la tienda y poder comprar un chicle o un paquete de papitas, o simplemente salir a caminar mientras aprecias el clima que el planeta te brinda.” Todos simplemente se quedaron callados. El continuo diciendo: “Puede que después de que salgan de aquí, sigan deseando lo mismo que me dijeron, pero al menos una espina les ha de quedar en su corazón de mis palabras.” -Poetaenreconstruccion

Poetaenreconstruccion

Me gusta conducir velozmente por las noches, las calles vacías, el arrullo de la ciudad vacilante. Joven, testaruda y con todo el camino libre frente a mí. ¿Que se supone que hago? Siempre viviendo a toda velocidad, hay veces en que quiero desacelerar un poquito, detenerme con la luz roja del semáforo, bajar la ventanilla y sonreírle al extraño que esta parado bajo la farola, buscando el camino a casa. Ahora que lo pienso, yo también quiero volver a casa, ¿dónde estas ahora, amor? Se supone que mi hogar, eras tú. Ahora tu también escapas del murmullo de la ciudad, escapas en tu auto veloz, y yo voy justo detrás de ti.
—  Señales de Advertencia; Una Escritora Amateur