asfixiado

Te Miro - Magalí Tajes

Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo, aunque en este momento tengas la expresión enojada, probablemente por mi intensa manía de tocarte el pelo. Tengo miedo de que te despiertes y me preguntes: ¿Qué hacés? Tengo miedo de que me lo preguntes porque realmente no sé qué hago tocándote el pelo hace más de media hora. Creo que es una necesidad, sabés, la de tocarte, digo. Es como si el cuerpo me doliera si no lo hago.
Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Yo sé que no conozco todo el mundo, pero tampoco me hace falta. Una puede percibir bastante el mundo sin conocerlo. ¿Viste esos días en los que te levantás triste y no sabés decir la razón? Bueno, yo estoy segura de que es el dolor del mundo que cada tanto se nos cala en los huesos. El dolor es tan fácil de sentir… con el amor la cosa es un poco diferente. Difícil, sí. Porque los malos momentos vienen solos y de repente, pero el amor se construye y lleva tiempo. Debe ser el amor el que me hace verte como la persona más linda del mundo, aunque no lo conozca. Al mundo, digo. Del amor escuché algunas cosas, sabés.
Que duele.
Que es mutuo.
Que si no es mutuo, se parece al amor, pero es otra cosa.
Que se termina, a veces.
Que te da sensaciones raras en la panza.
Que nunca te completa, pero sí te parte.
No tiene buena fama el amor, pero todos lo buscan.
Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Y que si no lo fueras, igual te querría durmiendo al lado, por hacerme sentir que lo sos. Queda cursi, sabés. Pero a veces hay que ser cursi, digo. Porque de todas las millones de personas que están existiendo, vos sos la que me moviliza. Y en este momento, sabés, ahora, digo, sigue habiendo enfermedades, guerras, muertes, balas, policías reprimiendo, políticos estafando, pibes robando cosas que no querían robar, pibes disparando a personas que no querían ser robadas, sigue habiendo pibas secuestradas, y millones y millones de tipos y tipas infelices, asfixiados en una vida que los va a matar de angustia, si no es que los y las matan antes las pastillas que consumen para tapar esa angustia. Sigue habiendo corrupción, xenofobia, pedofilia, homofobia. Sigue habiendo injusticias. Sigue habiendo todo, pero te miro dormir y yo me olvido. Por un rato, el mundo se vuelve un lugar habitable. Para ser honesta, hermoso. Hasta pienso que quizás tu ceño fruncido no sea producto de mi insistencia con tocarte el pelo, sino la manera inconsciente que tenés de estar en desacuerdo con lo horrible del mundo. Y sonrío, triste. Me pregunto cómo hacés vos para olvidarte un rato del mundo cuando no tenés la suerte, la increíble suerte, de verte durmiendo.

te miro-

Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo, aunque en este momento tengas la expresión enojada, probablemente por mi intensa manía de tocarte el pelo. Tengo miedo de que te despiertes y me preguntes: ¿Qué hacés? Tengo miedo de que me lo preguntes porque realmente no sé qué hago tocándote el pelo hace más de media hora. Creo que es una necesidad, sabés, la de tocarte, digo. Es como si el cuerpo me doliera si no lo hago.
Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Yo sé que no conozco todo el mundo, pero tampoco me hace falta. Una puede percibir bastante el mundo sin conocerlo. ¿Viste esos días en los que te levantás triste y no sabés decir la razón? Bueno, yo estoy segura de que es el dolor del mundo que cada tanto se nos cala en los huesos. El dolor es tan fácil de sentir… con el amor la cosa es un poco diferente. Difícil, sí. Porque los malos momentos vienen solos y de repente, pero el amor se construye y lleva tiempo. Debe ser el amor el que me hace verte como la persona más linda del mundo, aunque no lo conozca. Al mundo, digo. Del amor escuché algunas cosas, sabés.
Que duele.
Que es mutuo.
Que si no es mutuo, se parece al amor, pero es otra cosa.
Que se termina, a veces.
Que te da sensaciones raras en la panza.
Que nunca te completa, pero sí te parte.
No tiene buena fama el amor, pero todos lo buscan.
Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Y que si no lo fueras, igual te querría durmiendo al lado, por hacerme sentir que lo sos. Queda cursi, sabés. Pero a veces hay que ser cursi, digo. Porque de todas las millones de personas que están existiendo, vos sos la que me moviliza. Y en este momento, sabés, ahora, digo, sigue habiendo enfermedades, guerras, muertes, balas, policías reprimiendo, políticos estafando, pibes robando cosas que no querían robar, pibes disparando a personas que no querían ser robadas, sigue habiendo pibas secuestradas, y millones y millones de tipos y tipas infelices, asfixiados en una vida que los va a matar de angustia, si no es que los y las matan antes las pastillas que consumen para tapar esa angustia. Sigue habiendo corrupción, xenofobia, pedofilia, homofobia. Sigue habiendo injusticias. Sigue habiendo todo, pero te miro dormir y yo me olvido. Por un rato, el mundo se vuelve un lugar habitable. Para ser honesta, hermoso. Hasta pienso que quizás tu ceño fruncido no sea producto de mi insistencia con tocarte el pelo, sino la manera inconsciente que tenés de estar en desacuerdo con lo horrible del mundo. Y sonrío, triste. Me pregunto cómo hacés vos para olvidarte un rato del mundo cuando no tenés la suerte, la increíble suerte, de verte durmiendo.

magalí tajes

Celos de quien vive contigo la realidad que yo sólo puedo imaginar.
Celos de quien no finge sonrisas, las crea junto a ti.
Celos porque no somos nada pero me haces sentir demasiado.
Celos… aunque no te importe que los sienta.
Celos de que seas feliz y eso nunca me incluya
Celos porque este amor va a morir asfixiado por la soledad mientras tú lo haces con ella.
—  Letras a la carta - Alma de Colibrí
Cómo conquistar a: #EspecialSanValentín

ACUARIO:

  • Se Independiente, necesita libertad porque no le gusta estar atado a nada ni a nadie. Si se siente asfixiado, se alejará.
  • Es importante que comiences la relación siendo su mejor amiga/o y compañera/o.
  • Hazlos reír mucho.
  • Acuario es de los que se enamoran de una sonrisa sincera o de una mirada penetrante.
  • Apreciará mucho más los pequeños regalos que aquellos para los que hayas tenido que gastarte mucho dinero.
  • Debes aportarle intelectualmente, ser inteligente, conversar sobre distintos asuntos, argumentar, cuestionar.
  • Háblale sobre las causas humanitarias, sobre el medio ambiente, sobre la vida, la galaxia, temas interesantes. 
  • La honestidad es importantisima.
  • Al final del día, pregúntale cómo está. Le encantará sentir que a su alrededor hay gente que se preocupa por él/ella.
  • No se llevan muy bien con las personas demasiado cariñosas y románticas, aquella que no se centra mucho en los sentimientos.
  • Prefirieren enfocar el tema sentimental desde una perspectiva menos emocional y más intelectual.
  • Para seducirlo sorpréndelo hablando de temas esotéricos y variados, invitándolo a reuniones de meditación o regalándole un libro de ciencia, psicología o filosofía .
  • Los acuario son muy sociable, por es no te resultará complicado que hable contigo y sea amable y simpático
  • Son personas prácticas que suelen huir de los problemas y los malos rollos así que no seas una persona problemática e intensa.
  • Nada de correr a presentarle a tus padres ni de invitarle a subir a casa. Déjale que él/ella marque el ritmo.
  • Acuario es un poco impredecible así que tendrás que tener paciencia.

o azul do céu não reflete o mar nem vice-versa, mas ambos refletem minha melancolia, que em certas ocasiões, também é tomada por tons de cinza. o meu cachorro está triste, acho que ele engoliu o comprimido de antidepressivo que sem querer deixei cair e perdi de vista. meu cachorro me encara, posso sentir o recíproco que nunca senti de minhas paixões, espero que a minha tristeza sem motivo não seja contagiosa, jamais iria querer ver essa criatura triste como o dono, que só não é mais triste, por causa dele. como uma última anotação, digo a mim mesmo, dentro da minha cabeça, que o bizarro é excitante e querer fugir de seus próprios fetiches é um pecado, mas estou começando a me sentir asfixiado preso dentro desse corpo.

epdro (00008b)

La verdad sobre Cáncer

A veces me parece muy molesto que muestren a mi signo cáncer tan sensible y llorones, no lloramos todo el jodido tiempo ni le mostramos nuestros sentimientos a todo el mundo, de hecho y me atrevo a hablar por todos los de este signo solo le mostramos nuestros verdaderos sentimientos a nuestras personas mas cercanos y eso ocurre rara vez, la lastima es el peor sentimiento que podamos sentir.

Si es cierto que nos afecta el pasado pero no sufrimos por eso 24/7, de hecho solemos mostrarle al mundo que somos fuertes, y que nos describan como personas ‘’débiles’’ me parece una ofensa, la mayor parte del tiempo estamos en nuestro caparazon pero no tenemos miedo a hacernos escuchar. 

Mucho se habla de que no dejamos ir fácil a las personas y en mi experiencia y en base a las experiencia de personas cancer que conozco se que solemos huir cuando nos agobian, no nos gustan que nos corten nuestras alas (ya sea alguna amistad o por amor), de hecho solemos huir cuando nos sentimos muy asfixiados, por otro lado cuando de verdad estamos enamorados somos algo celosos, pero celosos por la atención, queremos toda la atención de la persona que nos gusta para nosotros, nos ilusionamos rápido pero igual de rápido nos desilucionamos.

En lo que e notado nos gustan la adrenalina, viajar, ir de fiesta pero no solomos descontrolarnos, somos muy equilibrados.


Basta de estereotipos. 

Originally posted by victoriassecretsgifs

São Paulo é uma cidade com poucos parques, poucas árvores, de calçadas detonadas, de ruas esburacadas. São poucas as praças em bom estado de conservação. E isso não é só na periferia, mas também nas regiões ricas. É sujeira e descaso com um povo que paga tanto do seu suado salário em impostos e que ganha em troco uma cidade triste e depressiva pra viver. Ou no caso, tentar sobreviver.

O grafitti entra como uma salvação para quem se sente intoxicado pela sujeira e asfixiado pelo cimento. É a arte trazendo fazendo a gente parar pra pensar, respirar e sair um pouco desse mundo cinza de prédios altos que fazem sombra escondendo o céu de nuvens ou de estrelas. 

E como a necessidade de extravazar os sentimentos e de buscar uma alternativa a tudo isso é extrema, a quantidade de grafittis é consequentemente enorme. Temos muitos deles em diversos estilos, tamanhos e formas. Espalhados por toda parte.

Amo o grafitti, adoro os grafiteiros e esse aí em especial. 

@Murtez 

Siempre haz tiempo para las personas que te importan, muchos corazones agonizan asfixiados por la soledad aunque estén latiendo. Tal vez eso le ocurra a alguien cercano a ti y no lo notes porque estás demasiado ocupado. Presta atención, de lo contrario podrías arrepentirte.
—  Pequeños consejos - Alma de Colibrí

segundo a lei de murphy, se algo pode dar errado, dará. eu lembrei disso no instante da tua chegada. mas bastou tu me olhar com teu olhar de asfixiado que sofria com três palavras entaladas na garganta, para que eu desacreditasse essa lei (resumindo-a a “baboseira-intelectual-pessimista”) e me pusesse “todo ouvidos”. logo te entreguei-me — mesmo sabendo que o erro era o nosso destino mais provável. em algum devaneio tive a sensação de que pra algo dar errado, em algum momento teria que ter dado certo, ou pelo menos, existido. eu achei que me satisfaria viver esse amor, pelo espaço de tempo que fosse. eu mergulhei e não atentei para a possibilidade dos traumas. alguma coisa no teu jeito de sorrir pra mim, fez eu me sentir invulnerável, inabalável. e apesar da máxima shakespeariana de que as alegrias violentas têm finais violentos, ecoar a todo instante na minha mente, eu paguei pra ver nosso circo pegar fogo. e pegou! mas o fogo da tragédia final não aqueceu, só queimou. hoje, depois de algum tempo, ainda cuido de algumas das feridas, mas não me arrependo de ter acreditado nas tuas meias verdades. nosso desastre foi um aprendizado e tanto. aposto que sofreria muito mais se não tivesse tentado. não existe nada pior que viver aprisionado ao diabo que é pensar “o que poderia ter sido?”.

Silas Tosta
¿De qué murió?
  • +: Entonces, ¿a qué edad murió?
  • -: A los 16.
  • +: Pero ahora tiene 25...¿de qué me dices que murió?
  • -: Murió por dentro. Asfixiado por lo que no dijo.
Te miro

Te miro dormir y siento que sos la persona mas linda del mundo, aunque en este momento tengas la expresión enojada, probablemente por mi intensa manía de tocarte el pelo. Tengo miedo de que te despiertes y me preguntes: ¿Que haces? Realmente no sé qué hago tocándote el pelo hace más de
media hora. Creo que es una necesidad, sabés, la de tocarte, digo. Es como si el cuerpo me doliera si no lo hago. Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Uno puede percibir bastante el mundo sin conocerlo. ¿Viste esos días en los que te levantás triste y no
sabes decir la razón? Bueno, yo estoy segura de que es el dolor del mundo que cada tanto se nos cala en los huesos. El dolor es tan fácil de sentir… Con el amor la cosa es un poco diferente. Porque los malos momentos vienen solos y de repente, pero el amor se construye y lleva tiempo.
Del amor escuché algunas cosas, sabés.
Que duele.
Que es mutuo.
Que si no es mutuo, se parece al amor, pero es otra cosa.
Que se termina, a veces.
Que nunca te completa, pero sí te parte.
No tiene buena fama el amor, pero todos lo buscan. Te miro dormir y siento que sos la persona más linda del mundo. Porque de todas las millones de personas que están existiendo, vos sos la que me moviliza. Y en este momento, sabés, ahora digo, sigue habiendo enfermedades, guerras, muertes, balas, polícias reprimiendo, políticos estafando, pibes robando cosas que no querían robar, pibas secuestradas, y millones y millones de tipos y tipas infelices, asfixiados en una vida que los va a matar de angustia, si no es que los matan antes las pastillas que consumen para tapar esa angustia. Sigue habiendo corrupción,
xenofobia, pedofilia, homofobia, injusticias. Sigue habiendo todo, pero te miro dormir y yo me olvido. Por un rato, el mundo se vuelve un lugar habitable. Para ser honesta, hermoso. Hasta pienso que quizás tu ceño fruncido no sea producto de mi insistencia con tocarte el pelo, sino la manera inconsciente que tenés de estar en desacuerdo con lo horrible del mundo. Y sonrío, triste. Me pregunto cómo hacés vos para olvidarte un rato del mundo cuando no tenés la suerte, la increíble suerte, de verte duermiendo.

-Magalí Tajes. 

XII. El Rey Feliz

[Para ver la lista completa de capítulos, haz click aquí]

10 de marzo. 20:00 horas.

—¿Mucho estudio?

Estaba en el living de la casa de una tía, rodeado de libros, papers y destacadores cuando recibí el mensaje de un colamigo del colegio. Mi vida como chico PUC apenas había comenzado hace unos días y ya me sentía asfixiado con los trabajos que tenía que hacer. Me dolía la cabeza y sólo me dedicaba a procrastinar en Facebook.

—Debería —le respondo por el chat.

Abrí una pestaña de internet y me metí a LUN. Leo algunos titulares a la rápida: el Tata Díaz dejaba TVN y tenía planes de escribir un libro. “Pobre Tata, ojalá alcance a escribirlo”, pensé. Bajé un poco más: habían detenido a los cuatro asesinos de Daniel Zamudio. Iba a abrir la noticia, pero mi colamigo respondió y distraje mis ojos.

—Já.

Eran las 20:02 horas de ese 10 de marzo.

—¡¡¡¡MAMÁAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!

Lancé lejos el notebook y empecé a correr por el pasillo. Fui el primero en llegar a la pieza. Ahí estaba mi hermana, con la cara roja y mojada, pegándole palmaditas en las mejillas.

Salté encima de la cama y revisé el oxímetro que tenía mi mamá en el dedo índice de la mano derecha: apenas marcaba 23, y seguía bajando. Puse mis manos en su pecho endurecido por la metástasis, tratando de escuchar algún latido, pero sólo oía los gritos de mi hermana. Le di respiración boca a boca y pude sentir cómo el aire que entraba a su cuerpo hacía burbujas en el líquido acumulado en sus pulmones. Apreté su pecho para que botara algo, pero ya no tenía sentido, ni aunque lo hubiera intentado mil veces.

Me eché para atrás, sin decir nada. Mi papá llegó gritando, le agarró la otra mano y le empezó a dar besos. “Carmen, Carmen…”. Mis tías y primas empezaron a llegar a la habitación, cada una haciendo algo distinto: con las manos en la boca, tapándose la cara, echándose a llorar a los pies de la cama o abrazándose entre ellas.

—Mamita, mamita…
—Carmen, no me dejes solo… no me dejes solo…
—¡Llévame con mi hermana, llévame con ella! ¡Ya no me interesa vivir, no quiero vivir!
—Marcela, afirma a mi mamá…
—Tía…
—Carmen, Carmen…
—¡¡¡¡Llamen a la Help!!!!
—Avísenle al Nacho.
—Mamá…

Le quité el oxímetro y agarré su mano. Horas antes había hecho lo mismo y sentí un débil calor. Ahora su brazo se sentía tan liviano como una pluma y sus uñas se habían puesto blancas como la nieve. En ese momento recordé algo que había oído en la tele: cuando se muere, el cuerpo pierde 21 gramos “porque el alma abandona el cuerpo”.

—¡Hermana, hermana!
—Mamá, ya, tranquila, no te aceleres…
—Carmen…
—Mamá…
—Pao, saca a las niñitas de acá. Llévalas al patio.
—Ya.
—Que alguien llame al Nacho, por favor…

Mi papá llamó a la Help y me pasó el teléfono para que hablara. “¿Cuál es su presión?, ¿cómo ve sus pupilas?, ¿puede sentir su pulso? Necesito que se concentre, señor”, me decía la voz del otro lado. “No… es que…no sé si…”, titubeaba por el auricular.

Cuando llegaron los paramédicos, emitieron un certificado de defunción y una de mis primas fue a la funeraria con el documento. Mi hermana le amarró la cabeza a mi mamá con una venda “porque después se endurecen y no cierran la mandíbula”. Le sacó el pijama y con una tía la empezaron a limpiar para después vestirla con un traje blanco que le tenían preparado. Mi papá estaba en el pasillo, llamando a otros familiares. Lo mismo mis primas. Yo me fui a encerrar al baño y llamé a mi amigo Jaime.

–Jaime, ¿estái ocupado ahora?– le dije entre sollozos.
–No, ¿qué pasó?
–Mi mamá. Ya falleció.
–Mierda, Rey… ¿dónde están?
–En la casa de mi tía.
–Mándame la dirección por whatsapp. Voy para allá.

Me quedé encerrado mucho rato. No quería salir. Me eché al piso, me envolví la cara con una toalla y me puse a gritar. No sabía si estaba triste o enojado. La cabeza me daba vueltas y a ratos quería vomitar. ¿Acaso ese era el precio que había que pagar por ser una cola mala? ¿Era todo esto… un castigo divino?

Al rato llegaron mis colamigos del colegio. Salí a recibirlos a la calle y me abrazaron entre todos. No recuerdo si hablé o dije algo. Sólo sé que me dediqué a llorar todas las lágrimas que nunca había derramado, mientras miraba de reojo cómo los tipos de la funeraria instalaban el cajón para el velorio.

***

Los días pasaron y los recuerdos seguían frescos, latentes. Tenía en mis manos una nueva historia que podía ser contada, un relato propio y no de terceros. Quizá eso expiaría mis culpas.

Abrí el notebook y creé una cuenta en Blogspot. La página necesitaba un nombre. “No tengo ningún nombre, soy un chiste entero”, pensé. Pero a los minutos la ironía volvería a mi mente: alguien que nunca ha sido dueño de nada, que no sabe gobernarse a sí mismo y que no conoce lo que es la felicidad.

–El Rey Feliz.

Comencé entonces a escribir la entrada que quedaría como borrador y que no vería la luz hasta varios años después.

10 de marzo. 20:00 horas…

–Fin del primer acto–


[Para ver la lista completa de capítulos, haz click aquí]

El ático le brindaba el cobijo que no encontraba en su habitación, asfixiado por un calor inexistente y una sensación en la boca del estómago que parecía más pena que dolor real. Si su madre se enteraba de la manera en que se había la noche anterior le mataría, por lo que su móvil se encontraba clausurado para el mundo en el bolsillo de sus vaqueros, ignorando así llamadas que pudieran revelar las actividades fiesteras por el desastre en sus rizos y la palidez en su rostro. No era, en definitiva, un buen bebedor. Estaba ocupando un mueble entero con el cuerpo, acostado con la cabeza aplastada contra el mullido respaldo—. Creo que voy a morir —expresó al escuchar pasos moverse a través de la quietud del lugar, sin molestarse en levantar la cabeza para ver quien era el nuevo compañero.

queridos pais. são exatamente 23h43 de um 3 de abril chuvoso e frio que só e eu só consigo pensar em ‘do que adianta estar vivo morto por dentro?’. antes de mais nada eu estou feliz. suplico encarecidamente: não torturem meu corpo com lágrimas levianas, não se lamentem, ou questionem. não tragam velas ou façam rezas, nem nada. porque eu estou indo feliz. acreditem! sei que quando lerem este bilhete acharam loucura, mas tudo é a síntese de uma árdua e solitária era para o ser humano. nunca estive em tão sã consciência e isso era tudo o que eu queria: me livrar do peso de ter que ser alguém. lembra mãe, quando eu era pequeno você sempre dizia pr’eu prender o choro, porque rapazes não choram? então. me acostumei tanto a fazer isto que agora vejo-me asfixiado em meio à lágrimas que nunca chorei. mas pelo amor de deus, não se culpe por isso. porque eu estou feliz, poxa. eu acredito que: se a gente parar de cozinhar, lavar e passar para a dor - que vive sentada massacrando o nosso peito sem dó nem piedade, ela vai perdendo as forças, o peso, a forma e vai chegar uma hora em que ira embora quer queria ou não. e é exatamente o que estou fazendo - com um sorriso singelo no rosto, deixando de alimentá-la. é deus parece que vai ser nós dois, e pai, só estou indo assistir o jogo do lugar mais alto da arquibancada. como um último pedido: para o meu epitáfio a seguinte frase “viveu tão intensamente que tamanha intensidade não coube numa só vida”. por ressalva acho que nunca vos disse, pais, por mero orgulho ou vaidade, amo-lhes.  sim amo-lhes.
perdão por nunca ter os dito antes. beijos.
se puderem
senti-los.
Adeus.
c.t
—  Carta de suicídio - Charlie Tango.
Ana 10/05/2017

-A veces solo quieres ser asesinado, asfixiado mientras duermo, ser golpeado por un auto, quiero ser asesinado… solo no quiero hacerlo yo mismo…
-Oh, estoy de acuerdo… uno puede fantasear más de la cuenta con eso. Esperar a que algo terrible te pase para encontrar paz… pero nunca sucede, cada mañana sigues despertando y tienes que “vivir”, así a medias, a la expectativa, esperando que la oscuridad vuelva, volver a dormir, porque es el único momento en que, por unas horas, puedes desaparecer… pero a veces el insomnio te golpea, ooohhh esa es una oscuridad mayor, terribles tinieblas… ya te extrañaba. No me vuelvas a dejar sola tanto tiempo…

Una vez asfixiado es que comienzas a valorar el aire.