arte de magia

¿Cómo interpretar una carta astral?

Seguro te hiciste tu carta astral, ahí, súper motivado por conocerte mejor y ver que misterios te esperaban, llenaste todos tus datos en una página x y como arte de magia, hiciste tu carta astral.

Quedaste tipo

Originally posted by n-wordbelike

“¡¿PERO QUÉ COÑO SON ESTAS LÍNEAS Y SÍMBOLOS SATÁNICOS DEMONIACOS SUBLIMINALES DE BRUJERÍA MASÓNICA ILLUMINATI?!”

Para eso estoy aquí, para ayudarte a entender.

Originally posted by bobs--burgers--flipping

Veamos:

Aquí hay explicaciones:

Para poder interpretar una carta, tenemos que saber términos o gramática “básica”

Algunos significados de las casas se relacionan a continuación:

  • Casa I: Apariencia física
  • Casa II: Dinero
  • Casa III: Comunicación
  • Casa IV: Hogar, Vejez
  • Casa V: Romance, Placeres
  • Casa VI: Trabajo, Salud
  • Casa VII: Matrimonio
  • Casa VIII: Crisis, Sexo
  • Casa IX: Extranjero
  • Casa X: Imagen pública
  • Casa XI: Filantropía, conciencia social

Cada signo zodiacal tiene asociado un verbo en primera persona, como se lista a continuación.

  • Aries: Yo Soy
  • Tauro: Yo Tengo
  • Géminis: Yo Pienso
  • Cáncer: Yo Siento
  • Leo: Yo Hago
  • Virgo: Yo Analizo
  • Libra: Yo Busco Equilibrio
  • Escorpio: Yo Deseo
  • Sagitario: Yo Veo
  • Capricornio: Yo Utilizo
  • Acuario: Yo Conozco
  • Piscis: Yo Creo

Cada planeta tiene asociado un principio significador, como se lista a continuación.

  • Sol: Creación
  • Luna: Emoción e Imaginación
  • Mercurio: Comunicación y Razonamiento
  • Venus: Afecto y Socialización
  • Marte: Energía
  • Júpiter: Expansión
  • Saturno: Estructuración
  • Urano: Invención
  • Neptuno: Percepción
  • Plutón: Regeneración

Para aplicar la gramática tomemos el ejemplo de la carta astral de Frida Khalo la uniceja okno con los siguientes datos: 6 de Julio de 1907, a las 9:58 pm en Coyoacán.

Se relacionan todos los planetas que están en cada signo y se crean oraciones con la siguiente sintaxis, según convenga:

[verbo del signo] [significador del planeta] [significado casa] ó

[verbo del signo] [significado casa] [significador del planeta]

En el caso que nos ocupa:

  • Luna en Géminis en Casa III: Yo pienso las emociones cuando me comunico.
  • Plutón en Géminis en Casa IV: Yo pienso en la regeneración del hogar. Yo pienso en la regeneración en la vejez.
  • Venus en Géminis en Casa IV: Yo pienso con afecto en temas del hogar. Yo pienso socialmente en la vejez.
  • Neptuno en Cáncer en Casa V: Yo siento los placeres que percibo. Yo siento el romance que percibo.
  • Sol en Cáncer en Casa V: Yo siento el afecto que creo (de creación). Yo siento el romance que creo.
  • Júpiter en Cáncer en Casa V: Yo siento la expansión de romance. Yo siento la expansión de los placeres.
  • Mercurio en Leo en Casa V: Yo hago los placeres que comunico. Yo hago el romance que razono.
  • Urano en Capricornio en Casa XI: Yo utilizo la inventiva para la filantropía
  • Marte en Capricornio en Casa XI: Yo utilizo energía (vitalidad) en las sociedades filantrópicas
  • Saturno en Piscis en Casa I: YO creo (de creer) en la estructura de lo oculto.

Nota: Se aproximan más posts relacionados a la lectura de la carta. Puesto que en uno solo se haría demasiado largo.

-Luis.

Quiero tus labios a un milímetro de los míos,
tus suspiros recorriendo mis poros;
pero también nos quiero recorriendo con brío
el universo para perderme en tus versos de oro.
Y si es por escribir todo lo que quiero,
escribo tu nombre hasta en las nubes;
que hasta los dioses visiten nuestro cielo
porque somos calma e incendios que censuré.
Solo me acerqué y le di un beso, fue un gran beso. Lo demás, como por arte de magia, vino después; las manos actuaron como quien uno empieza a pulir una obra de arte. El amor, ese amor, había mostrado las garras y, precisamente, eran las mejores marcas que alguien había dejado en mi espalda.
—  La chica de mis sueños, Jorge Muñoz
Aprendí que las cosas pasan cuando tienen que pasar, ni tarde ni muy temprano. Que dar todo no significa que recibirás todo, que una buena siembra no significa una buena cosecha. Que los momentos son cortos y por eso hay que disfrutarlos. Que las lágrimas no las merece quien las provoca, que el amor no se puede forzar y llega cuando menos lo esperas. Que puede haber amigos que son familia y familiares que son sólo desconocidos. Que nunca sabes quién te puede dar la espalda y que dar la mano a un extraño puede devolverla, aún cuando han pasado muchos años sin verse. Que una relación se basa más en el respeto que en creer tener la razón o llamar al otro de tu propiedad, que no todos los hogares son felices y que más vale luchar por las cosas que esperar que lleguen por arte de magia. No todos cuentan con las mismas oportunidades y hay momentos en la vida que no se deben dejar escapar, que los adultos no llevan la verdad en la boca y la infancia es una etapa para reír o llorar por cosas que nos enseñan a caminar. Que más vale ser honesto que andar con una máscara y es mejor ver nuestros propios pasos, que andar juzgando a los demás o pisoteando a otros o hacer caso a quienes nos quieren derrumbar…
—  Aprendiendo a vivir, Joseph Kapone (Hojas sueltas, 2012)

Fragmento.
Un sueño hecho desastre.

Cierro los ojos e imagino.
Si yo pudiera regresar el tiempo y volver a vivir todo aquello.
Sonrío con nostalgia.
Sin cambiar nada, solo regresar y apreciar la belleza de aquellos momentos.
¿A cuáles en especifico? Pienso.
Ya lo tengo… sí. Al día que lo conocí, al inicio de esa nueva época. Ahora tan pasada.
Me quedo pensando, quisiera regresar ahí y ver mi reacción al mirar aquellos ojos por primera vez.
Mantengo los ojos cerrados.
Y luego deseo regresar a aquella vez que tomo mi cintura, y sonrío al recordar sus manos, la timidez que emanaban, la sensación que fluía por mis venas.
Vuelvo a pensar, que más, que más…
Lo tengo. La vez que tomó mi mano y la entrelazó con la suya. Dios. Esa ocasión.
Mantengo los ojos cerrados y vuelvo a imaginar el roce de su piel con la mía, mano con mano, por primera vez…
Y luego me concentro en la sensación que sentía cuando sabía que iba a verlo… todo vuelve a mí, la emoción, la agitación, la alegría y la esperanza… y luego, todo se va, y es suplantado por la melancolía, la tristeza y la soledad. No, no, no. Vamos, sigo recordando.
Mantengo los ojos cerrados.
El día que iba a besarme.
Su cara tan cerca, su mirada en mis labios y su proximidad… mi corazón sin saber que hacer, me veo a mi misma ruborizada y perdida.
Otro recuerdo, vamos, otro más…
El final. Vamos al día en que todo acabó.
La última vez que lo vi. El dolor que me causó. La sonrisa que murió.
El amor que nunca nadie confesó.
La última mirada… joder.
Pienso en aquel día, un 19 de un tal mes nublado.
Yo caminando hacía la salida, con lágrimas en los ojos, él mirándome salir…
Basta.
Y como por arte de magia, recuerdo también los buenos momentos, cuando era feliz y ni siquiera me esforzaba en serlo. Todo se junta, buenos malos, maravillosos y tristes…
Ambos riendo a carcajadas, mirándonos sonriendo…
Basta.
Dolor.
Abro los ojos.
Todo se esfuma.
Todo se esfuma.
Pero no es cierto.
No ha sido todo.
El dolor sigue presente.
Es lo único que queda.
Es lo único que me quedó.
—  La sinfonía del alma.
El dolor de decir Adiós…

Todos hemos pasado por una ruptura amorosa, la cual es una de las situaciones de duelo más dolorosas y difíciles que existen, ¿Por qué? Porque la persona no desaparece; es decir, no es lo mismo que cuando alguien fallece; sino que sigue existiendo pero SIN TI. Y peor aún, tendrás la ocasión de ver cómo rehace su vida con otra persona, te lo encontrarás por la calle, verás a sus amigos -más si tienen en común-, a su familia y tendrás que pasar por una serie de situaciones que no te serán nada agradables. Cuando una ruptura es unilateral -sólo uno quiere terminar la relación-, la persona abandonada experimenta fases de duelo.
Fase 1 “La pérdida”
El enfado, la sorpresa y el temor cumplido. Aquello que sospechábamos se ha hecho presente y ha comenzado a formar parte de nuestra realidad. Esta fase es el primero contacto con la realidad. El antifaz de negación se quita de los ojos y nos damos cuenta que nuestra relación estaba destinada al fracaso. El enojo y la incertidumbre se diluyen y dan paso a la tristeza.
Error: Suplicarle a tu pareja que no te deje, lo único que harás es hacer las cosas más difíciles. Así te hinques si ya decidió dejarte no habrá nada que lo detenga. ¡NADA!
Fase 2 “Desesperanza”
Es la más desagradable, pues el estado de ánimo se deprime, tu autoestima está por los suelos y aplicas frases típicas como: “nunca, NUNCA me volveré a enamorar”, “nadie me amará y mucho menos amaré a alguien más.” La conducta habitual en este periodo es encerrarse en sí mismo, no salir de casa y dejar de hacer actividades de ocio.
Error: Pensar: ¡Ay! Este brother va a regresar, es pasajero. Obvio se dará cuenta de que soy el amor de su vida -O sea, ya pasaron 3 años desde que todo terminó. ¿De verdad crees que vais a volver?-. ¡Welcome to the reality!
Fase 3 “Ansiedad”
Casual, en esta fase tú ex es PERFECTO. Sólo te acuerdas de todo lo bueno que hubo en la relación, por arte de magia se te olvidó que te cuerneo 1000 veces, ah pero eso sí, te acuerdas de la vez que te regaló un chicle en forma de corazón en su segundo aniversario. La ruptura encabeza los temas de conversación y no pierdes oportunidad en sacarlo a colación. En esta etapa hacemos lo posible por regresar.
Error: Mantener contacto con tu ex -por el medio que sea.- MAL, MAL, MAL.
Fase 4 “Aceptación”
Cuando ves que nada de lo que haces o piensas hace que te sientas mejor empiezas a asimilar la realidad. Esta persona ha dejado de formar parte de tu vida y ahora toca que inicies nuevas rutinas y actividades SIN él/ella. Es aquí cuando realmente establecemos el cambio y al principio nos sentiremos raros al volver a hacer cosas sin contar con la otra persona, pero no cuesta acostumbrarse si lo afrontamos con positividad
Tips: Disfruta de esta nueva etapa. Hay muchas cosas de las que disfrutar en la vida sin una pareja. Ganas en independencia y tu tiempo vuelve a ser tuyo por completo. Sal de casa, conoce a gente, retoma amistades que igual habías dejado un poco de lado por falta de tiempo, búscate hobbies y haz aquellas actividades que no hacías sólo porque tu pareja no las compartía contigo.
Fase 5 “Superación”
Es la última y mejor fase. En este momento estás preparado para recordar tu anterior relación de pareja con objetividad. Analiza, evalúa y verbaliza con alguien los errores cometidos para aprender de ellos. Si puedes evita el rencor porque culpabilizar sólo a la otra persona de la ruptura es injusto. A no ser que haya habido un motivo claro como la infidelidad o el maltrato, el desgaste de una relación no lo produce sólo un miembro de la pareja.
CONSEJO FINAL: ya estás listo para encontrarte con quién fue tu pareja y no sentir tristeza. Igual con el tiempo podreis incluso ser amigos pero para eso hace falta que pasen muchos meses, incluso a veces, años. Tampoco es una obligación mantener una amistad posterior, eso queda enteramente a  elección (la de tu ex pareja y la tuya).

Hacerte el amor.

Hacer el amor ó Hacerte el amor he ahí la gran diferencia de esta gramática inusual, quiero desnudar tu mente y ya cuando tenga controlada esa parte, te desnudare tu cuerpo dejando en evidencia aquellas perfecciones que te hacen única y especial, comenzare besándote aquellas marcas y cicatrices que tanto odias, posteriormente a eso te besare cada rincón de tu piel, comenzando a contar los lunares y pecas que tienes en tu cuerpo y por arte de magia perder la cuenta cuando este a punto de terminar. Esa no es la única manera de demostrarte que el amor aun existe y que se esconde en los lechos del miedo, quiero desnudarte con besos, abrazos y miradas, hacerte sentir la única en todo el universo y hacer que todo conspire a tu favor. Porque hacer el amor no es solo sumergirme en tu cuerpo, si no, saber llevarte de la mano y protegerte de todos eso miedos que te matan cada día, abrazarte en las noches de invierno, recordarte cuanto te amo y lo perfectamente imperfecta que eres cuando no tratas de serlo.

-Poeta Inestable