aporta

Tipos de aprendizaje y los signos

Piscis: Aprendizaje implícito: El aprendizaje implícito hace referencia a un tipo de aprendizaje que se constituye en un aprendizaje generalmente no-intencional y donde el aprendiz no es consciente sobre qué se aprende. El resultado de este aprendizaje es la ejecución automática de una conducta motora. Lo cierto es que muchas de las cosas que aprendemos ocurren sin darnos cuenta, Por ejemplo, hablar o caminar. El aprendizaje implícito fue el primero en existir y fue clave para nuestra supervivencia. Siempre estamos aprendiendo sin darnos cuenta.

Capricornio: Aprendizaje explícito: El aprendizaje explícito se caracteriza porque el aprendiz tiene intención de aprender y es consciente de qué aprende. Por ejemplo, este tipo de aprendizaje nos permite adquirir información sobre personas, lugares y objetos. Es por eso que esta forma de aprender exige de atención sostenida y selectiva del área más evolucionada de nuestro cerebro, es decir, requiere la activación de los lóbulos prefrontales.

Virgo: Aprendizaje significativo: Este tipo de aprendizaje se caracteriza porque el individuo recoge la información, la selecciona, organiza y establece relaciones con el conocimiento que ya tenía previamente. En otras palabras, es cuando una persona relaciona la información nueva con la que ya posee.

Libra: Aprendizaje cooperativo: El aprendizaje cooperativo es un tipo de aprendizaje que permite que cada alumno aprenda pero no solo, sino junto a sus compañeros. Por tanto, suele llevarse a cabo en las aulas de muchos centros educativos, y los grupos de alumnos no suelen superar los cinco miembros. El profesor es quien forma los grupos y quien los guía, dirigiendo la actuación y distribuyendo roles y funciones.

Cáncer: Aprendizaje emocional: El aprendizaje emocional significa aprender a conocer y gestionar las emociones de manera más eficiente. Este aprendizaje aporta muchos beneficios a nivel mental y psicológico, pues influye positivamente en nuestro bienestar, mejora las relaciones interpersonales, favorece el desarrollo personal y nos empodera.

Sagitario: Aprendizaje experiencial: El aprendizaje experiencial es el aprendizaje que se produce fruto de la experiencia, como su propio nombre indica. Esta es una manera muy potente de aprender. De hecho, cuando hablamos de aprender los errores, nos estamos refiriendo al aprendizaje producido por la propia experiencia. Ahora bien, la experiencia puede tener diferentes consecuencias para cada individuo, pues no todo el mundo va a percibir los hechos de igual manera.

Géminis: Aprendizaje por descubrimiento: Este aprendizaje hace referencia al aprendizaje activo, en el que la persona en vez aprender los contenidos de forma pasiva, descubre, relaciona y reordena los conceptos para adaptarlos a su esquema cognitivo.

Escorpio:  Aprendizaje receptivo: Con este tipo de aprendizaje denominado aprendizaje receptivo la persona recibe el contenido que ha de internalizar. Es un tipo de aprendizaje impuesto, pasivo. En el aula ocurre cuando el alumno, sobre todo por la explicación del profesor, el material impreso o la información audiovisual, solamente necesita comprender el contenido para poder reproducirlo.

Leo: Aprendizaje latente: aprendizaje en el que se adquiere un nuevo comportamiento, pero no se demuestra hasta que se ofrece algún incentivo para manifestarlo.

Acuario: Aprendizaje innovador es aquel que puede soportar cambios, renovación, reestructuración y reformulación de problemas. Propone nuevos valores en vez de conservar los antiguos.

Tauro: Aprendizaje auditivo una persona auditiva es capaz de aprovechar al máximo los debates en grupo y la interacción social durante su aprendizaje. El debate es una parte básica del aprendizaje para un alumno auditivo. Las personas auditivas aprenden escuchando y se prestan atención al énfasis, a las pausas y al tono de la voz. Una persona auditiva disfruta del silencio.

Aries: Aprendizaje kinestésico las personas con sistemas de representación kinestésico perciben las cosas a través del cuerpo y de la experimentación. Son muy intuitivos y valoran especialmente el ambiente y la participación. Para pensar con claridad necesitan movimiento y actividad. No conceden importancia al orden de las cosas. Las personas kinestésicas se muestran relajadas al hablar, se mueven y gesticulan. Hablan despacio y saben cómo utilizar las pausas. Como público, son impacientes porque prefieren pasar a la acción.

-Luis.

Un millón de cosas por hacer contigo.

La verdad, no te voy a negar que tengo mucho miedo del futuro, tengo el temor de que todo esto nunca vaya a suceder. Sin embargo, no sirve de mucho pensar así y por eso me quiero concentrar en decirte todas las cosas que se me van pasando por la cabeza y que me gustaría hacer contigo. Pensar en ellas me aporta pequeñas alegrías y la esperanza de que algún día puedan ocurrir me da muchas fuerzas, así que he pensado que a lo mejor, a ti, también te gustaría saberlas.

Aquí va mi pequeña lista…

1. Dormir la siesta tumbado a tu lado
2. Ver una peli, bajo un millón de mantas, y apoyado sobre ti
3. Hacerte reír para embobarme con tu sonrisa
4. Besarte una noche hasta quedarnos dormidos
5. Comprar un libro de “lugares que visitar antes de morir” y recorrerlos todos juntos
6. Susurrarte al oído cada noche “buenas noches” y cada mañana “buenos días”
7. Sentarme a escuchar qué tal te ha ido en el día
8. Compartir un sueño común
9. Acariciarte la espalda de arriba a abajo
10. Ver tus vídeos de cuando eras pequeña
11. Colarme una noche en tu cama
12. Aprender a hacer algo juntos, como un curso de fotografía.
13. Empezar a aprender italiano, mamma mía, o francés J'aime ♥
14. Descubrir miles de restaurantes y rincones del mundo.
15. Tumbarnos una tarde entera en algún prado a no hacer nada
16. Fugarnos
17. Con este calor una ¡guerra de agua!
18. Preparar una cena juntos
19. Tumbarme encima tuyo mientras tomas el sol para que no te llegue ni un solo rayito!
20. Utilizar tu cuerpo como plato para un riquísimo helado con fresas como el de ayer
21. Secuestrarte durante 24 horas y retenerte en la cama el mayor tiempo posible
22. Simplemente dormir juntos
23. Alguno de los planes veraniegos de mi research
24. Parque de atracciones!!
25. Tengo unas ganas LOCAS de hacer el amor contigo.

Me encanta pensar que muchas de estas cosas ya las hemos hecho, aún así me quedan muchas por hacer…

26. Cumplir años a tu lado indefinidamente
27. Darme un “baño relajante”
28. Hacerte fotos mientras duermes
29. Besar cada lunar de tu cuerpo
30. Repetir nuestra primera cita
31. Conseguir que te rías con cosquillas
32. Que me abraces un ratito mientras dormimos
33. Tomarte de la mano.

continuará…

—  Un-chico-llamado-Mikelo
¿Cómo amar a cada signo? Las claves de la pareja perfecta


Es tiempo de permitirnos ser “nosotros mismos” más allá del temor al rechazo. Si amamos a alguien, es bueno que nuestro amor le permita desplegarse y no limitarlo. Amar es ayudar ser fiel a la propia esencia, amar su particularidad y respetar aquello que hace vibrar el corazón según cada signo zodiacal.

En este artículo hablaremos del signo solar, para conocer más de cada uno es necesario realizar la Carta Natal en donde aparecen más variables a tener en cuenta. Las personas que nos atraen funcionan como imanes de la propia energía, ellos tiene información para descubrir sobre nuestra propia alma. Para amar y confiar en otro, primero es necesario amarse y confiar en uno mismo. La Astrología propone descubrir al bailarín cósmico que somos, dejar de querer imponer nuestro propio ritmo y aceptar el baile que propone el cielo para esta vida.

Amar es aceptar al otro diferente, sin que esa diferencia sea vivida como amenaza, así cada signo puede desarrollar mejor su potencialidad. Para enriquecernos con lo nuevo que el otro tiene para darnos, es necesario ser receptivos sin juzgarlo ni asustarnos. Animémonos al coraje de amar al otro diferente sin querer adaptarlo a nuestros deseos o someterlo a nuestros temores.


ARIES: Si en verdad amás a Aries deberás aprender a amar a un activo guerrero.

Aries es extremadamente deseante. Para no sentir que su presencia te avasalla, será bueno que lo ayudes a desarrollar la valentía de no tenerse miedo a sí mismo. Aries necesita sumergirse en el propio deseo sin sentirse  juzgado de temerario o impaciente. Aries tiene una aspiración muy intensa y necesita expresarla, si no lo hace, vivirá fantaseándola y anhelándola. Imaginalo como un ser sediento en el desierto, sólo piensa en el agua, así Aries sólo pensara en su deseo frustrado. Si amás a Aries, nada mejor que dejarlo que explore y active sus ambiciones, que logre vivir aquellas experiencias que tanto anhela para consumarlas y superarlas o para dejarlo que se frustre y que él solo se obligue a re-orientar sus propósitos. Deberás ser hábil para no convertirte en su freno o en su juez. Es mejor que la vida misma sea su maestra, no pretendas domesticar, encarcelar o enseñar a Aries.


TAURO: Si en verdad amás a Tauro deberás amar a un degustador de la vida.


No lo apures ni lo atosigues con tus temas. Dale tiempo para que incorpore sus necesidades y para que registre cada momento. Tauro necesita detenerse y observar cada detalle sin ruidos ni apuros, precisa centrar su corazón en un ritmo pausado logrando percibir la bondad de cada momento, de cada hecho. Tauro incorpora la vida, aprecia la existencia como incondicionalmente bella. Le hace falta, simplemente, estar allí en espacios de no agresión. Solicita respetar sus ritmos para conectar en profundidad con el valor de sus vivencias más simples, aquellas que solemos ignorar por considerarlas triviales: una ducha aliviante, un cuerpo perfumado, un rico sabor, un vaso con algo refrescante, un aroma o una música revitalizante; con estos sencillos momentos logra re ciclarse. En lo simple, Tauro obtiene energía, adquiere una misteriosa forma de conexión vital, se vincula con la bondad fundamental y se re-genera en fracciones de segundos.


GEMINIS: Si en verdad amás a Géminis deberás amar a un inquieto vinculante.

Géminis te invita a vivir en libertad,  es tiempo de volver a empezar, de animarte a ser cuestionado en todo lo que creías ser y dejarte ser re-inventado. Géminis te incita a redescubrir tu mundo, a ver más allá de mirar, a escuchar más allá de oír, a sentir más allá de tocar. Necesita jugar, experimentar y siempre variar, sin sentirse juzgado como inmaduro o inestable. En este movimiento eterno, será difícil encasillarlo poniendo a prueba tus intentos de control y de domesticación. Amar a Géminis es dejarlo mutar en sus estados de ánimo sin sentirlos como amenaza o agresión hacia tu persona. Nada es personal, está en su propio viaje de mutación de identidad entre un gemelo sensible y el otro racional, siempre cuestionándose y  reorientándose. Si pretendés encerrarlo o encasillarlo, será el peor infierno para Géminis y para aquel que esté a su lado.


CÁNCER: Si en verdad amás a Cáncer deberás amar a un protector de lo seguro.

Cáncer te invita a ir hacia la profundidad de tu ser. Cáncer estimula al compromiso. Te influencia rápidamente a definir que te proponés con la relación. Necesita seguridad emocional, por tanto, precisa conocerte en profundidad empujándote a estar al tanto de tus emociones más recónditas. Si amás a Cáncer deberás ir hacia tu ser más esencial, a tu alma, a tu origen; inclusive a riesgo de conectar con tus olvidadas heridas y tus viejos dolores. Te liga con tu fragilidad para curarla,  ayudando a construir un amor sin lesiones ni rencores. Vale la pena este viaje hacia lo desconocido de uno mismo pues en Cáncer has encontrado un ser donde resguardarte de los fríos vientos del mundo, donde desarrollar una ternura inusitada que puede re ciclar hasta al corazón mas endurecido.


LEO: Si en verdad amás a Leo deberás amar a un expresivo ser irradiante.


Leo te invita a la valentía de vivir en contacto con el amor como cualidad y no como exclusivo de un vínculo. Leo necesita ser fuente de ternura disponible para los demás. Has encontrado a un ser que precisa expresarse desde lo más genuino para reconocerse. Se retroalimenta del amor y la aceptación de su entorno. Leo no teme a su sensibilidad, no se avergüenza de mostrar su corazón, convierte la vulnerabilidad en pasión y la sensibilidad en apertura hacia los otros. Si querés ser la fuente exclusiva de sus intereses, Leo se marchita y se convierte en un tirano; si, en cambio, lo animás a explorar su capacidad de resonar con otras almas, Leo florece y llena de alegría su entorno. Déjalo volar sin miedo a la traición ya que podes confiar en sus acciones y en sus palabras, has encontrado en Leo a un ser a quien le resulta cómodo habitar la bondad y la decencia.


VIRGO: Si en verdad amás a Virgo deberás amar a un observador nato.

Acompañar a Virgo no será tarea fácil, estás ante un alto desafío. Virgo te invita a poner de lado todo anhelo egoico desproporcionado y tener disposición a ocupar un lugar menos protagónico.
Son propias de su naturaleza las cualidades de servicio, entrega y humildad, cosas que quizás puedan irritarte y las malinterpretes como sumisión, debilidad de carácter o servilismo. También puede sublevarte su lado crítico, meticuloso y obsesivo: Virgo anhela un orden interno que nunca consigue e, instalado en la eterna insatisfacción, suele observarte desde en una crítica mirada perfeccionista y laberíntica. Lo logrado nunca alcanza, nunca es suficiente. Esta enmarañada actitud puede alejarte de Virgo. Si lo amás, debés trabajar la aceptación de su intrincada personalidad para disfrutar de sus exquisitos talentos: la serena observación, el receptivo estilo para captar dónde es necesario ayudar, el expectante y reflexivo carácter que descubre la lógica de funcionamiento de las cosas desde un lugar diferente y original. Desde esta receptiva mirada aporta siempre su contemplación inteligente. Descubrirás la genialidad de sus pensamientos y sugerencias. Su solidario corazón te ayuda a superar actitudes dañinas y miserables.


LIBRA: Si en verdad amás a Libra deberás amar a un ser que siempre desea de a dos.


Junto a Libra deberás entender cómo es vivir en un eterno doble vínculo entre las necesidades propias y las ajenas.
Libra se balancea entre lo que piensa y lo que siente, entre lo que racionalmente corresponde y lo que capta intuitivamente. Necesita integrar siempre intelecto y sensibilidad como dos polos de sí mismo que se liberan y se potencian. Si amás a Libra, deberás transformar tu modo individualista de vivir en el mundo para abrirte a los otros y a sus necesidades. Aprender a sincronizar en igual medida la objetividad de tu mente junto a un corazón inclusivo. Claridad y amor en su máxima expresión con conciencia y compromiso en cada momento. Libra invita a moverse de a dos, a encontrar la rítmica unión de mente y alma. Aunque puede parecer excesiva la exigencia, vivirás la maravillosa calma de este encuentro exquisitamente complementario donde puede descansar tu alma fatigada. Agotado de oscilar buscando amor de un lado al otro, si amás a Libra sentirás una aceptación integral, como un encuentro de almas  que se reconocen en su larga marcha.


ESCORPIO: Si en verdad amás a Escorpio deberás amar a un detective emocional.

A Escorpio se lo va develando de a poco. El descubrimiento de su potente y compleja  profundidad te mantendrá atrapado e intrigado en sus misterios psicológicos. Profundo, sólido y oculto como las raíces que esconden toda la  fuerza vital de lo que crece. Junto a Escorpio debés acceder a lo invisible, a lo que está bajo tierra en su compleja personalidad. Escorpio no le teme a los desgarros de la vida, más bien le intrigan, encuentra las dos caras en cada situación, ante cada crisis o cada final se pregunta: ¿Será muerte o será renacer? Escorpio no puede olvidar, tiene una mente tan potente donde no existe el pasado, todas las cosas son ahora. Sabe observar los hechos en su totalidad con plena conciencia y contacto ante los momentos más oscuros, que lejos de asustarlo lo excitan a convertirse en buscador de nuevas respuestas trascendente. Te has enamorado de un detective de la vida.


SAGITARIO: Si en verdad amás a Sagitario deberás amar a un buscador de la verdad.

Junto a Sagitario deberás lidiar con un mundo de oscuridad pues suele proyectar los males en quienes lo rodean por pretender ser pura luz. Quizás lo veas muy avocado en sostener con fuerza a su familia y a su profesión, ocupado en el mundo de lo concreto distrae su verdadero anhelo por lo místico. Confundiendo su pasión por lo espiritual en logros mundanos, deambula insatisfecho entre conquistas sociales siempre anhelando mayores logros. Cuando su mente valiente logre entregarse a su alma, se liberará de su anhelo de poder social y de su avidez económica para aventurarse a la grandiosa esfera de lo espiritual. Cada vez que se golpee con los duros enfrentamientos al que su espíritu caballeroso lo enfrentará en la vida cotidiana, deberás aprender a correrte de ser el blanco de sus enojos. Maldecirá en forma reiterada la avaricia y la codicia del hombre y, finalmente, si sigues a su lado, lo verás cansado de su necesidad de reconocimiento social para comenzar finalmente el maravilloso viaje de aventurarse a mirar hacia arriba para ver a Dios cara a cara.


CAPRICORNIO: Si en verdad amás a Capricornio deberás amar a un constructor de la excelencia.


Junto a Capricornio desarrollarás compasión y tolerancia ante su intento de imponer el poder de su verdad, pareciendo exigente, dogmático y duro. Vive en contacto con lo que percibe es el modo correcto “de hacer las cosas”, casi como lector de la justicia divina. Capricornio vive anhelando que el mundo esté en paz, ordenar cada situación y poner a cada persona en el lugar que le corresponde. Puede generar, con esta actitud, muchos rechazos por vivirlo como excesivamente moralista o autoritario. Si lográs estar a su lado sin sentirte continuamente sentenciado o juzgado atravesarás su muro defensivo para conocer su esencia a donde fluye sin problemas ante cada situación por más difícil que esta sea. Capricornio desarmado de su estilo sentenciante y autoritario es puro corazón, su ego se hace transparente y reluce con energía compasiva y amor resplandeciente para ponerse al servicio de tus necesidades. Comprometido y sincero has encontrado a un excelente socio de la vida.


ACUARIO: Si en verdad amás a Acuario deberás amar a un buscador de lo diferente.


A su lado vivirás un amor desapegado donde no hay extraños en el mundo, sólo amigos que aún falta abrazar. Su esencia es inquieta y vinculante, no puedes encasillarlo a una rutina o a un único interés. Amigos y actividades insólitas y variadas serán necesarios para que Acuario pueda sentirse bien. Su mente va y viene entre el presente y el futuro, cada tanto desconecta, se va un ratito y después vuelve, no lo tomes como un desinterés, aceptalo como es. Siempre interconectando con otros tiempos, con otros espacios, en misteriosa unión con el futuro, en extraños silencios donde fecunda originales mañanas. Ellos respiran la luz del futuro por lo que la conexión con el presente puede resultarles incómoda aunque intenten aceptarlo en rudimentario estado. Puede que se adapte a la formalidad y al compromiso que le pedís, pero siempre resolverá de maneras diferentes a lo pautado; si superás la tendencia a juzgarlo como rebelde o poco comprometido, sus propuestas resultarán siempre más creativas y liberadoras.


PISCIS: Si en verdad amás a Piscis deberás amar a un soñador resonante.

Muchas veces el pisciano puede mostrarse muy reactivo o agresivo a modo de defensa ante su híper sensibilidad. Junto a Piscis verás que tu razón se tambalea sin fundamentos frente a los hermosos sueños que este signo te invita a vivir. Perdido en actividades insustanciales e ilusiones enmarañadas, de pronto verás a tu ser comenzando a buscar lo divino por sospechar que tu vida no se ha realmente vivido. En estas mágicas búsquedas puede nacer lo inesperado y encontrar nuevas esperanzas. Piscis te invita a superar la supremacía de la mente racional para abrirte a los abismos de la sensibilidad y de la intuición. Si te animás a soltar la lógica intelectual, reconocerás el cansancio de vivir identificado con tu ego y florecerá el amor en cada esquina de tu alma. Cansado de tus propias vanidades percibirás que para descubrir la magia del mundo hay que vencer la neurosis individual. Sospecharás que el alma tiene sus propias intenciones con lo que creemos que es nuestra vida. Con Piscis resignificarás lo que antes nombrabas “fracaso”, pues muchas veces una ganancia para el alma significa una pérdida para el yo. Te animarás a decir no a la rudeza y al descuido, a superar la timidez y la vergüenza de mostrar tu amorosa sensibilidad.  Lograrás sentir la bondad en los huesos, en la cabeza y en el corazón para reanimar la conexión con los demás de manera más auténtica y cariñosa.

Originally posted by sentimientos-en-el-aire

Pablo.-

Poder ser yo

Tener a alguien con quien poder hablar tanto de la muerte y del amor, como de extraterrestres y alguna tendencia pelotuda de twitter. Que placer mas puro que poder ser uno mismo cuando habla con un otro? Me cuesta encontrar algo mas lindo y significante que esa sensación de que el otro entiende y procesa y realmente ESCUCHA lo que estas diciendo. Me gusta cuando el otro aporta y no juzga, suma. Me gusta cuando el otro me hace volver a pensar algún concepto o alguna idea que pensaba que tenia resuelta, me gusta cuando el otro me hace ver la variada gama de grises que hay entre el negro y el blanco. Siento mucha paz y placer cuando el otro me habla de sus deseos, de sus sueños y de sus proyectos y se le iluminan los ojos y ahi es cuando entiendo que la pasión verdadera genera un impulso que es bastante difícil de controlar. Una conversación que desborda de pensamientos, de reflexiones, de ideas y de opiniones, dibuja una burbuja que logra englobarnos a los dos. Y en ese medio metro que me separa de la otra persona corre mucha energía y mucha tranquilidad; me hace dar cuenta de que estoy calma y de que puedo ser yo misma. Cuando me pasa esto llego a un nivel de comprensión con la otra persona que va mas alla de lo natural, de lo entendido social, moral y quien sabe que mente. La realidad y la gente que pasa atrás nuestro quedan en segundo plano, no soy capaz de sentir el clima y me olvido de la variable tiempo y puedo desnudar tu alma y abrazarla. La magia generalmente la encuentro en lugares y momentos de la vida cotidiana. En acciones y cosas no planeadas. En un cielo estrellado, en un poema que sin querer encontré en Tumblr, desayunando sola mirando a la nada. En ese momento fugaz en el medio de una cena en donde te das cuenta de lo mucho que disfrutas y agradeces la compañía de tus amigos o de tus hermanos. También la encuentro en esa mini distancia llena de energía que se forma cuando hablo con ese otro. Esa magia logra formar una dimensión aparte y nueva, únicamente para nosotros. Confiar en alguien es relajarse y bajar la guardia, por eso duele tanto cuando te lastiman. Confiar es no esperar el golpe. Pero no abrirse es limitarse. Y no dejarse ver no sirve de nada. No me perjudica ni a mi ni al otro, perjudica la relación. Y la magia no llega a generarse. Y es una pena.

En resumen, me gusta la gente con emociones, opiniones e intelectual profundo. Me gusta la gente que habla con pasión desde el interior de su cabeza tan compleja y llena de mambos. Y no solo porque me suman, sino porque me dejan pensando. Y me hacen sentir comoda de que puedo ser yo misma, y que no tengo que gastar energías en fingir. Me gustan las personas que generan que quiera mostrarme como soy.

¿Quieres conocerme mejor?dime un numero y respondere

1. ¿Qué es peor?: hacerlo y fracasar o nunca arriesgarse

2. Si pudieras cambiar algo de ti mismo ¿Que sería?

3. Si pudieras cambiar algo del mundo ¿Qué escogerías?

4. ¿Cuál es el recuerdo más especial que tienes?

5. ¿Crees que realmente el dinero puede hacer la felicidad?

6. ¿Sientes que le aportas al mundo? ¿Cómo?

7. ¿Te sientes en control de lo que está sucediendo en tu vida?

8. ¿Te sientes feliz? ¿Qué te hace feliz?

9. ¿Qué es más importante?: hacer lo correcto o hacer lo que la gente espera que hagas

10. Si pudieras darle un consejo a un niño, ¿Qué le dirías?

11. ¿Qué te diferencia de los demás?

12. ¿Crees que hay algo que te hace feliz que los demás no entienden?

13. ¿Hay algo que quieras hacer que nunca te hayas decidido a hacer? ¿Por qué?

14. ¿Hay algo de tu pasado que no te deje avanzar? ¿Qué es?

15. Si tuvieras la posibilidad de irte a vivir a cualquier otro lugar del mundo ¿A dónde irías?

16. ¿Cuál es tu esencia? ¿Qué características te hacen ser tú y no otra persona?

17. ¿Hay algo por lo que te sientas infinitamente agradecido?

18. Escoge lo menos malo para ti: perder todos tus recuerdos o quedarte con ellos pero no poder recordar nada de lo que pase desde ahora en adelante

19. ¿Hay algo a lo que le temas demasiado?

20. ¿Qué es para ti amar?

21. ¿Crees que deberías arriesgarte más para lograr lo que quieres?

22. ¿Te asusta cometer errores?

23.Si supieras que nadie te juzgaría, ¿Qué cosas harías de forma diferente?

24. ¿Estás contento con tu vida?

Y hoy comprendí que no podemos estar, que me sumas, que me aportas, que me multiplicas, pero no podemos estar. Hoy comprendí que tú aunque seas lo que yo quiero, la vida no quiere que nosotros seamos. Hoy comprendí que no es culpa tuya, que no es culpa mía o bueno en parte sí, aún no he aprendido a limitar mis sentires y se lanzan a danzar entre mis días, sin miedo, sin temor y con ganas de que una noche los beses y te olvides que alguna vez te hicieron daño y me ames como si antes no estuvo nadie. Y comprendí muchas cosas, pero lo que más comprendí es que aunque te busque o me encuentres ya jamás podremos ser otra vez dos almas y un corazón.
—  PaoH
Clima y estados de ánimo


En general, cuando nos despertamos por la mañana y vemos que hace un día soleado, empezamos el día con mejor humor. De igual forma, cuando nos despertamos y vemos que es un día lluvioso, empezamos el día quejándonos porque queremos sol y de mal humor. Eso quiere decir que, ¿el clima afecta a nuestro estado de ánimo?

La respuesta es sí. Nuestro estado anímico está influido por muchas variables con las que estamos en contacto, como las personas que nos rodean, nuestras obligaciones, nuestra situación personal, laboral…y el clima, es una de esas variables con la que estamos en constante contacto. Obviamente a todos no nos afecta por igual, hay gente que es más vulnerables y les afecta más.

Estar triste en días nublados, y alegre y activo cuando hace sol, no es algo raro. Es un hecho comprobado científicamente: la climatología afecta directamente a nuestro organismo y, por tanto, a nuestro estado de ánimo. Algunos científicos afirman que el clima afecta incluso al carácter de las personas. Así, por ejemplo, en lugares donde suele estar nublado, con poca presencia del sol, la gente es más reservada, menos sociable. Lo contrario sucede en aquellos sitios en los que abunda la luz solar. Esto invita a salir, a estar más alegre y, por tanto, tener un mayor contacto con la gente. Si atendemos a los factores climatológicos, puede afirmarse que la lluvia y la falta de luz tienen efectos negativos en el estado de ánimo. Está demostrado que en los países o zonas demasiado lluviosas, el número de depresiones aumenta considerablemente en relación a otros en los que predomina el sol.

La luz solar activa el cerebro, de manera que al disminuir la iluminación solar la gente tiende a sentirse decaída y menos alegre que otros días, tenemos más sueño, padecemos más de dolor de cabeza, aumento de peso, mal humor, tristeza, cansancio físico, aislamiento social, etc.

La exposición a la luz solar, nos aporta vitamina D y ésta afecta a los sistemas hormonales. Existe una monoamina neurotransmisora del sistema nervioso central, llamada serotonina, que está en parte condicionada por la luz solar, ya que disminuye al atardecer y aumenta al amanecer. Ésta tiene una función importante en la inhibición de la ira, la agresividad, el humor, el sueño… Es por eso que a niveles bajos de serotonina nos sentiremos más apáticos, tristes, enfadados…y a niveles más elevados, nos sentiremos más alegres, felices y eufóricos. En las estaciones como el otoño y el invierno, las horas de luz son menores y hay más días grises o lluviosos, por tanto la cantidad de serotonina liberada es más baja y por eso solemos estar más apáticos. A diferencia, cuando llega la primavera y el verano, aumentan las horas de exposición a la luz solar, y hay menos días grises, de esta forma se libera mayor cantidad de serotonina y estamos más felices.

En resumen, la cantidad de luz recibida del exterior influye en la actividad de una sustancia cerebral: la serotonina, que es parte importante del sistema que regula nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, cuando la secreción de esa hormona es baja se presentan estados de depresión biológica en la persona, es decir, que se deben al estado físico de nuestro cuerpo más que a algo que haya sucedido como una pérdida o una serie de pensamientos negativos que nos entristecen. 

Con la obscuridad (por lo general en la noche) se produce la melatonina que es una sustancia que nos pone a dormir, es la encargada de relajar todo nuestro cuerpo para prepararnos para el sueño y el reposo, por lo que aumenta la somnolencia y baja la temperatura corporal. 

En días con ausencia total de luz solar, esta hormona nos da la señal de que es hora de empezar a desactivarse y sumado a la falta de serotonina, nuestro humor decae. Por eso en días con poca luz nos podemos sentir con menos ganas de hacer las cosas pero no podemos decir que por sí mismo el clima nos puede deprimir. 

Por dicha razón es normal que una persona se sienta decaída en un día en el que poco se observa la luz del sol, por lo que es recomendable que se realicen actividades de gusto personal al interior de cualquier espacio, con miras a no sentirse deprimidos.

Sin embargo, vale aclarar que para deprimirse se requiere, no solamente ausencia de luz, es necesario también que surjan cambios a nivel hormonal, conductual y del pensamiento, es decir, la forma en la que vemos la realidad se torna pesimista, nos deja de gustar lo que antes nos gustaba mucho, tenemos ideas de que valemos poco o de que nada vale la pena, etc. La falta de luz es sólo un factor más, he ahí la diferencia entre quienes se deprimen en días nublados y quienes no, las personas que ante esta realidad de poca luz buscan activarse a pesar de la flojera, hacen ejercicio y sobre todo, comen balanceadamente, tienen mayor energía y presentan menos cambios de humor cuando no hay días de sol.


La opinión ajena, sólo sirve cuando se preocupan por nuestro bienestar y quieren ayudarnos a mejorar. La crítica destructiva es la que juzga o reprime nuestros ideales, quien no aporta un puente está creando un muro. Por eso, que no te afecte la opinión ajena. Ni yo ni tu mamá te conocemos: sólo tú mismo.
—  Palabras de mi padre, Joseph Kapone
Cómo conquistar a: #EspecialSanValentín

GÉMINIS:

  • A estos signos los atraes con una interesante conversación.
  • Háblale de todas las cosas que haz hecho en tu vida, de tus logros, estudios o experiencias.
  • Sin comunicación no hay relación con un Géminis, háblales del libro que estas leyendo, de noticias, de lo ultimo en innovaciones, de psicología, filosofía, todo lo nuevo que no sepa, porque le aportas a su sed del saber.
  • Nada de silencio, eso les pone nerviosos.
  • Hazlos reír, admiran el sentido del humor y las personas comediantes.
  • A los géminis no les gustan las personas incultas, buscan gente más lista que ellos, porque se aburren fácilmente de la gente ignorante.
  • Ellos aman todo lo intelectual, les gusta pensar, con indirectas o frases con doble sentido.
  • Llévalos a un museo o a una biblioteca, les gusta aprender día a día y eso buscan también en una relación.
  • Siempre muestra carisma y simpatía, 
  • Detestan la rutina, por lo que dale emociones, variedad, sorprendelos con citas inesperadas. 
  • Son personas cambiantes, quieren una persona paciente que sepa entenderlos y a pesar de ello no se alejen. 
  • Le gustan los mimos, pero no en exceso, le atrae más la sensualidad y seducción.
  • Tienes que ser sociable porque ellos quieren estar rodeados de personas, pero que tú no te sientas incomod@.
  • Si preguntan mucho es buena señal, indica que les gustas y que les aportas algo. 
Elementos

FUEGO:
El temperamento COLÉRICO se produce por un exceso de bilis amarilla, rige la estación del verano, es del tipo calor-seco y lo simboliza el elemento FUEGO que se refiere a una energía radiante universal, que es excitable, entusiasta y que a través de su luz, aporta color y vitalidad al mundo.
Representa los ideales, el principio, lo arquetípico, la energía, el calor metabólico, la capacidad de salir adelante, la intuición y el deseo. Las personas con el elemento fuego dominante son entusiastas, alegres, vigorosas, confiadas en sí mismas, ardientes, activas, atropelladoras, impacientes y a veces bruscas.
Demasiado elemento fuego produce vehemencia, iracundia, pasión, reacciones inesperadas, exuberancia, arrogancia y orgullo.
Falta de elemento fuego causa apatía, falta de vitalidad, de entusiasmo, de voluntad, de ideales, de disciplina, de motivación.
los signos de fuego tienden a ser impacientes con las personas más sensibles o amables, especialmente las que son dominantemente agua y tierra, porque creen que el agua lo extinguirá y la tierra lo ahogará, y a menudo se resienten por ello de la pesadez y la emocionalidad de estos signos. Los signos de aire, por otro lado, apantallan las llamas del fuego suministrando nuevas ideas que la persona del signo de fuego pueda activar. Por esta razón al fuego generalmente se lo considera compatible con el aire, pero debe señalarse que los signos de fuego son con frecuencia demasiado ardientes e impacientes para que el delicado sistema nerviosos de los signos de aire los tolere largo tiempo. De hecho, aunque los signos de fuego a menudo sean estimulados por los signos de aire, se cansan y aburren fácilmente con observaciones intelectuales que puedan representarse más bien rápidamente.

TIERRA:
El temperamento MELANCÓLICO se produce por un exceso de bilis negra, rige la estación del otoño, es del tipo frio-seco y lo simboliza el elemento TIERRA que se refiere a cómo funciona el mundo material, los sentidos, y la razón práctica.
Representa las posibilidades de concreciones materiales, el sentido de responsabilidad y el trabajo. Da sostén y seguridad, el trabajo tenaz pero con sentido común, con cautela y autodisciplina.
Mucha tierra da materialismo, avaricia, lo que a su vez se acompaña de una gran tristeza y soledad, estrechez de miras, excesiva preocupación por el orden y la rutina.
Falta de tierra da incapacidad de lograr resultados tangibles, persona inestable e irresponsable.
 los signos de tierra, por lo general, son recelosos o dubitativos respecto de personas más vivaces o mentalmente ágiles, y reaccionan ante los signos de aire con algún grado de reserva, aunque éstos algo les fascinen, No obstante, creen que los signos de aire se van por las nubes, jugando infantilmente con esquemas que no son prácticos ni funcionales. Creen que los signos de fuego quemarán la tierra, alborotando la vida con demasiada prisa y violencia como para confiar en ellos. Los signos de agua, por otro lado, comparten sus cualidades adquisitivas, retentivas y auto-protectoras. Por ello la tierra cree que el agua la refrescará y le permitirá dar a luz más productividad aún.

AIRE:

El temperamento SANGUINEO es producido por un predominio de la sangre, rige la estación de la primavera, es del tipo calor-húmedo y lo simboliza el elemento AIRE que se refiere a la energía cósmica concretada dentro de las pautas específicas del pensamiento, se asocia con líneas geométricas de fuerza que funcionan a través de la mente.
Las personas con el elemento aire trabajan más en el plano de las ideas que en el sentir o actuar; es decir, es la imaginación que con la parte nerviosa empieza a visualizar para después poder concretar. Mucho aire da poca practicidad, falta de emociones profundas.
los signos de aire se ven amenazados por los signos de agua y tierra porque son los que más probablemente desvalorizan sus pensamientos, pues esas ideas por lo común no resisten la prueba de hondura emocional y practicidad sobre las que agua y tierra insisten. Por su parte los signos de aire no quieren ser confinados por las limitaciones de la tierra, ni desean que su leve libertad se sature de sentimientos y reservas de los signos de agua. Los signos de fuego, por el otro lado, estimulan a los de aire hacia más libertad de expresión y dan a los de aire un sentido de confianza y fuerza que no pueden hallar en nadie más. Aunque los signos de aire admiran a los de fuego de muchos modos, insisten aún en su derecho a pensar las cosas antes de comprometerse, hábito que puede tornarse cada vez más fastidioso para los signos de fuego.

AGUA:
El temperamento FLEMATICO se produce por un exceso de flema, rige la estación del invierno, es del tipo frio-húmedo y lo simboliza el elemento AGUA que representa el reino de la emoción profunda y de las respuestas sentimentales, abarcando desde pasiones compulsivas hasta miedos abrumadores, y una aceptación y amor incondicional.
Representa la parte emocional, las relaciones sentimentales, la sensibilidad, la revelación, las emociones profundas, el inconsciente.
Demasiada agua da desbordes emocionales, temor, desconfianza en sí mismo y en los demás, inseguridad emocional.
 los signos de agua, como la naturaleza del agua misma, no tienen solidez o forma propia. Por ello son más felices cuando su fluidez se encauza y recibe forma de otro, particularmente de los signos de tierra que tiene la solidez en la que el agua puede confiar y apoyarse. Los signos de agua tienden a no gustar de los jactanciosos o de las personalidades fuertes, como los signos de fuego
Se sienten muy cómodos con quienes sean más bien reservados y reprimidos, lo cual les brinda una mayor sensación de protección y seguridad. Esta cualidad reservada de los signos de agua, de paso, es más bien engañosa; pues, aunque estén calmos por fuera, constantemente hay tormentas que se preparan en niveles más hondos y ocultas napas que pueden arrastrarlos hacia abajo. De hecho, los signos de agua pueden ser a veces sensacionalistas, pues inconscientemente cultivan tormentas y agitaciones emocionales si sus vidas se vuelven demasiado monótonas.

Atte: L'Artemis