apolmarc

Primer beso

Mi primer beso fue un acto despiadado del niño que me gustaba cuando estaba en primero de secundaria. Yo tenía 11 o 12 años, era pequeña y todavía en ese entonces, inocente. Cuando dieron las 2 de la tarde y ya todos habían salido del salón, él se aproximó a mí, menciono algo de la hora y mi reloj (en aquel entonces aun usaba reloj!), me distraje y ahí fue. Fue bruto y desesperado, él tenía 15 años (pero iba en 1ero), ya tomaba cerveza y fumaba. Se juntaba con los más grandes, prácticamente nos ignoraba en el receso porque se juntaba con la gente “importante” o sea, los populares. 

La verdad es que me asusté. Era un momento que había soñado de una manera totalmente distinta, pero era él… y la emoción me impidió hacer algo al respecto, entonces yo me deje llevar, o bueno, me dejaba querer.

Ese día supongo yo, fui muy feliz. No dejaba de pensar en él.

Yo siempre juro por Diosito que he sido la rara. Inclusive ahora en mi grupo, soy la rara. Y estudio diseño, ya sabrán.

En aquel entonces mis amigas eran super nerds y no populares del todo, solo conocian a muchos porque jugaban basket, mas bien, porque conocian al “couch”, papá de una de ellas. Yo ahí era Ale la rara. Era desmadrosa, grosera, super llorona, inteligente, linda y respetuosa. VAYA contraste. Lo se, pero así es mi ética. Eso quiere decir que mi vida era así: Mis papás estaban aterrados conmigo, pero tenía buenas calificaciones, no era la más aplicada, pero no sufría como otros. Amaba la clase de biologia. Mi conducta era pésima, mis maestros me adoraban, la directora me odiaba, mi mamá odiaba a la directora, mis amigos eran los mejores y yo era feliz.

Antes de eso era invisible. Y lo digo por alguien cuyo nombre no diré. Fue mi primera amiga de la secundaria. Su mamá me odiaba. Yo las odiaba a ambas.  La cosa es que esta morra era una LOSER!, peor que eso: LOSER y NERD. Osease, era super ABURRIDA. y hablaba bajito, y usaba una falda enorme, se relamia el pelo en una cola perfecta, comía metodicamente (LENTO, pero mal pedo), y ay no se, era bien ruda porque escuchaba Blink-182! 

Sheila fue quien se acercó. A ella siempre la recuerdo con amor, al parecer ella estaba tan aburrida con su círculo como yo. Era la hija del “couch”. La neta si, Sheila era bien santurrona, desmadrosa pero santurrona, pero hicimos click. Y ahí le dije bye a la lenta (le seguia hablando pero equizz).

Chino era el niño malo del salón (y tonto por tener 15 años en 1ero de secundaria), era el que decía algo y todos se reian, el que se enojaba con los maestros y no llevaba las tareas, era quien enamoraba a los profes y por eso pasaba cada año. Era el único que se juntaba con los populares de mi salón. Era malo. Huy.

Intercambiabamos papelitos (porque así nos comunicabamos antes de facebook) durante las clases, nos sentabamos cerca, platicabamos mucho, entre horas a veces se quedaba conmigo, hablábamos por telefono y por el messenger. Me hacía reir, nos reiamos mucho, pero en el receso apenas y nos mirabamos. (awww).

Durante el verano antes de entrar a segundo de secundaria, él me confesó que yo le gustaba. Me lo dijo una noche mientras hablábamos por telefono. Y ese verano fui feliz.

No recuerdo como fue segundo, mucha gente nueva, mi primer mejor amigo (esa será otra historia), empecé a hablar con más gente (los de 3ero y unos de prepa), chino y yo eramos amigos, ya no paso nada cuando regresamos a clases, unos amigos ya se habian ido, y otros apenas iban llegando, como Adrian 1 y 2.

Durante 2 años, siempre pasaba y no pasaba algo entre él y yo. Un día me enfadé y decidí que ya no me iba a gustar. Cuando ví que empezaba a tratar a una de mis “mejores” amigas igual para hacerme sentir mal (segun el mequeria poner celosa)… empecé a entender. Y cuando la besó por primera vez, todo tenía sentido. 

Yo recuerdo como me sentia antes, cuando estaba “enamorada” de él, y sentía bonito, nunca fuimos nada, nunca pasaron las cosas con las que soñaba, nunca nos tomamos de la mano en el receso frente a todos… Pero la poca casi nada atención que me daba, me hacía feliz. 

Pinche chino. Casi 8 años despúes, él es un papá feliz de 2 cosillas en crecimiento, no se exactamente si está casado o si estudió algo.

Yo? Feliz, gracias.