anhelation

Ella es como ese viento que llega a ti y te eriza la piel, ese que no se espera pero llega en el momento oportuno; haciéndote suspirar, refrescando tu ser y calmando toda tu impaciencia en menos de un segundo.
Si, así es ella, tan radiante como el sol y tan misteriosa como luna, tan inspiradora como esos astros celestes que siempre nos hacen creen en mundos más allá del que vivimos.
Pues ella causa ese efecto en mi, de musa y verso, de acción y reacción, de sueño y suceso; ella es así, tan natural y tan mística como si fuese la epifanía de un bello amanecer.
Porque ella es en mi, ese amor que siento y siempre anhele vivir.
—  jorgema (Ella es)
Lloré hasta quedarme dormida, en lo profundo de mi ser te pedí a gritos que mi condición miserable acabará, recuerdo derramar mis lágrimas en mi almohada y cerrando mis ojos, anhele que me escucharás. Ahora me toca Tener Fe y esperaré en Ti JESÚS.

◦ Una súplica más ❁

Cierra tus ojos y verás claramente.

Cesa de escuchar y oirás la verdad.

Permanece en el silencio y tu corazón cantará.

No anheles ningún contacto y encontrarás la unión.

Permanece quieto y te mecerá la marea del universo.

Relájate y no necesitarás ninguna fuerza.

Sé paciente y alcanzarás todas las cosas.

Se humilde y permanecerás entero.

LAO TZE

* * *
 

Un día te vas a fastidiar de los malos tratos, de la falta de miel en tus oídos o el simple hecho de que alguien te haga saber que tu existencia es importante para que el planeta se mantenga girando en la misma órbita. Un día vas a despertar con todo pero no dejarás de sentirte sola, te va pesar la lejanía de un abrazo fuerte o la melancolía podría asecharte cuando anheles que haya alguien cerca para compartir las cosas simples. Ese día te vas a dar cuenta que siempre cuidé mis palabras para no herirte, que no me importaba que fingieras demencia para obtener atención que te dije muchas veces que todo dentro de ti resultaba un fuego sagrado para mi rumbo. Y como nunca supiste vivir el presente vas a invocar mi presencia por el valor de los detalles que había en tus recuerdos para ese entonces lo más probable es que me encuentre con alguien que no dudó en entregarse ni se hacía telarañas con sus propios enredos mentales. Ese día no te quedará más que aconsejar a tus amigas que exigen demasiado de un hombre: lo que de verdad importa es que él te quiera, que no te haga sentir sola y que te cuide de ti misma.
—  Quetzal Noah
Es culpa suya que este enamorado,
es culpa de sus labios que viva obsesionado,
es culpa de sus ojos que viva ilusionado,
es culpa de sus caricias que viva delirando,
es culpa de sus palabras que crea en lo imposible,
es culpa de sus sonrisas que crea en ángeles,
es culpa de sus pasos que ande por las nubes,
es culpa de sus versos que suspire emocionado,
es culpa de sus canciones que entienda la melodía,
es culpa de sus historias que anhele que escribir una juntos,
es culpa de sus detalles que ame sin interés,
es culpa de su ternura y dulzura que pierda la noción del tiempo,
es culpa de su presencia que olvide la mía,
es culpa de su existir mi abandono,
es culpa de sus abrazos que ame las ataduras,
es culpa de todo lo que hace para sorprenderme y enamorarme a cada segundo más de usted, y solo es culpa mía querer vivir atado a sus culpas para condenarnos a un amor sin principio y final, que poco a poco nos consume volviéndonos un solo ser capaz de Amar.
Si todo puede ser
todo es posible.
Posible que yo menstrue
la tarde en que me anheles con locura.
Posible que haga sol
el día en que mi alma llueve tanto.
Si todo puede ser
todo es posible.
Posible que de pronto
me caiga sobre el cuello el arco iris
o el filo de un machete.
Posible que en el aire
me llegue la fragancia de un durazno
o el acre desperdicio de un difunto.
Y así como es posible
que llore sonriendo
o ría de dolor con estridencia,
podría ser posible tanta náusea
o tanto malestar en la mirada.
Y yo puedo deciros
que todo me hace mal si está mal hecho,
que todo me produce
un vómito de estrellas amarillas.
Que cuanto más comprendo
más náusea me sube a la cabeza.
—  Contradictoriamente I, Violeta Luna
Es habitual que el cielo se me ponga gris
gris melancolía en días soleados.
Es habitual que la tarde se me haga
insoportable, entre lagrimas con olor a ti.
Es habitual que mueran las ganas de seguir
y por la noche tras un beso cannabico resuciten.
Es habitual que te anhele tanto en estos días habituales.
—  Lord Infernus