amor-verte-te-quiero

Ya no hay nada más que hablar, lo dicho, dicho esta. Las acciones ya se han echo, y ya no hay vuelta atrás. Sin embargo, aún te pienso, aún te recuerdo, y aún espero el día en el que pueda volver a verte, aún que sea por casualidad.

Todos y cada uno, en su longitud y duración, sin importar la temperatura o condición climática, un día contigo siempre será un buen día.

A él no le gustaba mucho hablar, sin embargo cuando estaba con ella no paraba de hacerlo, a él no le gustaba el contacto físico con las personas, pero se pasaba todo el día deseando ser acariciado por ella, él nunca demostraba debilidad ante las personas, pero con ella se echaba a sus brazos a llorar, a él no le importaba nada, y ella se convirtió en lo más importante para el, él odiaba los amaneceres, pero a su lado cada día resultaba hermoso, él odiaba cantar en voz alta y escucharse, pero muchas veces le canto mientras dormia, él nunca necesito de nadie, ahora ella es lo que más necesita cada día, él nunca extrañaba a nadie y no le importaba si los volvía a ver, ahora cada minuto que pasa la extraña con toda el alma y cada día que pasa sin verla, es un día en el que siente que muere lentamente.