amor de mama

Mamá, papá:


No me grites. Te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mí también, y yo no quiero hacerlo.


No me des siempre órdenes. Si en vez de órdenes a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.


Cumple las promesas, buenas o malas. 


No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana. Si tú me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir, y si me haces lucir peor que los demás, seré yo quien sufra. 


Cuando yo hago algo malo no me exijas que te diga el “por qué lo hice”. A veces ni yo mismo lo sé.


Cuando estés equivocado en algo admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de ti y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.


Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos; porque seamos familia eso no quiere decir que no podamos ser amigos también.


No me digas que haga una cosa y tú no la haces. Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas; pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.


Cuando te cuente un problema mío no me digas “No tengo tiempo para tonterías” o “eso no tiene importancia”. Trata de comprenderme y ayudarme.


Quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo.

—  Anónimo.
2

If I Stay (2014)

Agradecimientos al hombre que me convirtió en madre a los 17 años

Leí una bella carta donde una mujer le agradecía al padre de su hija que las abandonó por muchas cosas vividas y quise hacer mi propia versión ya que sé desde hace mucho tiempo lo que debo agradecerle, y no de una manera sarcástica, si no de corazón.

Lo más probable es que esto jamás sea leído por la persona que debería y si fuese el caso, lo más probable es que lo tomara a mal, porque según él cada cosa que sale de mí es solo para perjudicarlo o quedar como víctima, pero hace poco leí una frase que decía “Agradece aquellas experiencias que llegaron a despertarte a una conciencia mayor, mas compasiva y generosa, sé generosa con aquellas que lo hicieron desde el amor, como con quienes solo pudiste percibir dolor” y creo que la experiencia que lejos me ha hecho despertar a una nueva vida fue el haber sido en algún momento (y por cierto con mucho orgullo) mamá soltera.

El trabajo de una madre es sin duda el trabajo más exigente que existe, nadie te paga, todos te critican, ya no tienes ni fines de semana ni vacaciones ya que todo ese tiempo libre se convierten en un arduo trabajo por mantener a tu hija entretenida, noches en vela pero esta vez no por fiestas, descubres que ni en el baño puedes estar tranquila y que el silencio es, la mayoría de las veces, más peligroso que el ruido. Por mucho tiempo ya no necesitas despertadores porque despiertan a las 8:00am pase lo que pase, ahora imaginemos un adolecente que es madre, que está en la etapa de transición entre la niñez y adultez y por tanto es emocionalmente muy lábil y agreguemos a eso el ser madre soltera y los prejuicios que existen en torno al tema: las mujeres de tu edad te miran con pena, los hombres piensan que eres “puta”, los papás de tus amigos creen que eres una “mala junta”, y todos los adultos sobre los 60 te miran como si hubieses sido “violada”.

Hay cosas que solo yo sé que he debido soportar y pese a todo no me arrepiento de nada, antes lo hacía pero ya no, y es por eso que deseo dar las gracias al hombre que me convirtió en madre a los 17 años, porque se preguntaran?

-Primero porque gracias a ti tengo en mi vida al ser que ha llenado mi corazón desde que supe de su existencia, mi hija. Ella siendo tan pequeña supo rescatarme de las depresiones más horribles y los momentos más tristes y como luz fue encendiendo cada rincón de mi alma hasta lograr por fin encender mi propia luz.

-Gracias porque cuando decidiste no ser parte de la vida de nuestra hija pude experimentar la felicidad de criarla y verla crecer, de darle a nuestra hija el amor y el afecto suficientes como para que no se diera cuenta de tu ausencia.

-Gracias porque aunque sentí tu confusión de volver o no a estar juntos, aceptaste que lo que me habías hecho yo no podría perdonarlo y te rendiste a tiempo, para que nuestra hija no  nos recordara juntos. Porque sé que no hubiésemos funcionado como familia y tarde o temprano terminaríamos separándonos, gracias porque fue “antes”.

-Gracias por darme una gran lección al momento de hablarle del amor y el sexo, para decirle que no debe irse con el primer hombre que le jure amor verdadero, que acostarte con alguien no hará que te ame más, que embarazarte no significa que se quedará contigo.

-Gracias por que al habernos dejado me permitiste encontrar a alguien mejor para mí o para nosotras, alguien que superó junto a mi sus miedos sobre la paternidad, que se emprendió junto a nosotras en nuestra maravillosa familia; gracias porque él se enamoró de mi siendo mamá, con mis actitudes de mamá, con mi dulzura de mamá y con la valentía de una mamá y eso no hubiese sido posible si no te hubiera conocido a ti antes.

-Gracias porque si no me hubieses puesto en una situación tan extrema como el tener una relación paralela con otra mujer, yo jamás hubiera reaccionado y seguiría siendo una mujer sumisa, perdí un amor pero encontré la primera chispa de un amor mucho más grande, el amor propio, porque no hay amor lo suficiente capaz de llenar  el vacío de una persona que no se ama a sí misma. Esa fue la primera chispa de amor que me hizo sentir que merecía algo mejor.

-Gracias por obligarme a crecer, a madurar, a perdonar y a reconciliarme con la vida, me permitiste ver que soy una mujer increíble capaz de separar lo que pasó entre nosotros de lo que pasa con nuestra hija, una ex 0 drama que nunca te rogó, ni te lloró patéticamente para que me escogieras y una “super mamá” que por un tiempo pudo llenar el rol de padre, hasta la llegada de nuestro “super papá”.

Hoy agradezco de forma escrita lo que he sabido por mucho tiempo en mi fuero interno, esto es lo que me ha permitido cerrar el círculo, completar esta historia y dar vuelta la página. Ser madre es mi más grande reto y uno de mis mayores logros porque gracias a todo lo que me ha tocado vivir hoy siento que soy capaz de todo.

A veces quisiera volver a cuando tenía cinco años, que mi problema más grande era no encontrar mis juguetes, donde le preguntaba a papás todas las cosas y ellos me respondían todo, quisiera volver ahí y estar bien sin preocuparme de las cosas que haré, de la carrera que elegire, joder quisiera volver un momento ahí y decirle que nunca se rinda que sonría siempre y que muchas personas se irán pero que ella siempre podrá con todo, y contra todo.

No importa si el cielo se cae, sabes que con su amor puedes volver a levantarlo. No importa cuan mal este tu día si tan solo puedes abrazarla puedes sentirte la persona mas feliz del mundo. No importa si te caes, ella va estar contigo para ayudarte a levantar. No importa cuantas veces pelees con ella, siempre la vas amar, incluso mas. No importa… si ella ahora es un ángel, porque sabes que te cuida y te ama aunque no este contigo para abrazarte o besarte, pero sabes que esta ahí cerca tuyo, en tu corazón, en tu alma
Ella siempre, siempre!! Te amara sin importar cuantas peleas,cuantos fracasos,cuantos gritos, cuantas malas miradas… Ella es una bendición , Ve ahora mismo y abrazala y dile que la amas con toda tu alma, pero lo mas importante dile que “Gracias por ser mi mama, gracias por ser el mejor ser humano del mundo mundial. Te amo.”
Feliz día de las madres
Feliz día Mami❤
Mamá, te quiero.
Sé que no siempre he sido la mejor en todo, sé que alguna que otra vez te habré decepcionado, sé que te he enfadado incontables veces y que quizá es de extrañar que realmente no tengas canas verdes con tantos disgustos y tanto trabajo, sé que siempre me advertiste con tu voz perfecta y ya muy experimentada el echo de que todo acto tiene su consecuencia y que las cosas que realmente valen la pena hay que ganárselas a pulso.
No llegó a imaginar cuantas noches se usted quedo pensando en mi. Preocupada por como estaba, preocupada de si había comido, si tenía buena salud, si me alcanzaba el dinero o de si necesitaba un abrazo.
Te doy las gracias mamá por inculcarme todos tus valores, por enseñarme las cosas importantes de la vida, por enseñarme a levantarme cada día, por enseñarme a valorar las cosas pequeñas, a trabajar para alcanzar mis sueños y mis metas, por estar cuando siempre te necesite. Te doy las gracias por quererme como solo usted puede hacerlo, incluso en los momentos que menos lo merecía. Porque así de grande es su bondad y su corazón.
Mamá, te admiro, y es que como no admirar a una mujer tan valiente y tan luchadora que puede sacar a sus hijos y sus nietos, que puede trabajar y estar atenta de su casa, que esta tan estricta como amable, que es tan hermosa como inteligente.
Mamá, te extraño mucho y espero poder ir a verte pronto.
Mamá, gracias por toda una vida llena de sonrisas y de mimos. Mamá gracias por el apoyo. Mamá gracias por los consejos.
Gracias mamá.
Mamá te amo.
—  Abuela, Mamá.
CArta de una madre soltera a su hija.

Estuve mirando fotos de mi gordita cuando bebe y me fui mas para atrás y recordé todo lo que viví desde que supe de tu existencia, poquitas personas saben lo que viví y antes que mi memoria y los años hagan lo suyo quise escribirlo para ti.

Ya tenía sospechas que estaba embarazada y creo que no dormí como en una semana mi corazón saltaba todo el tiempo era muy molesto, veía tele y habían muchos embarazos, comerciales de pañales, mujeres embarazadas y me preguntaba si sería una señal, miraba mi panza en el espejo y me decía: mmm… estoy gorda tendré que hacer más ejercicio, hasta que no me aguanté mas y compre un test de embarazo, no recuerdo cuanto fue el tiempo de espera pero si era 1 minuto para mi fueron horas esperando con el corazón en la mano hasta que llego el momento de ver el resultado y era verdad lo que sospechaba, estaba embarazada, no puedo decir si tuve miedo, pena, rabia , felicidad solo sé estaba en shock, no sabía qué hacer ni como contarle a mis papas, lloré mucho, horas y horas hasta que no aguante y entre llorando a la pieza de mi mamá y le conté recuerdo aun sus palabras: “ya no vas a poder ser mañosa porque tienes que comer bien por los dos” esa noche fue la primera noche que pude dormir bien me quedé dormida pensando en cómo podría tener un hijo, yo que ni a mi misma me podía cuidar sola, pero después pensé en como serías y me dije a mi misma como seas te amaré igual, sentía que mi panza tenia vida, que algo maravilloso existía en mi interior.

Pase un embarazo en salud muy bueno nunca tuve algún síntoma de perdida, ni mareos, ni nauseas, ni vómitos… solo antojos y antojos. Emocionalmente fue muy difícil ya que pasé sola mi embarazo (ya sabrás cuando seas grande) pero pese a las hormonas, mi situación de mamá joven y problemas sentimentales por llamarlo así, TE AMÉ desde que supe que estabas ahí, te cantaba todas las noches hasta quedarme dormida, sobaba mi panza con amor cada vez que te daba hipo, me emocionaba sentir tus patadas y vaya que tremendas patadas me dabas jajajajja, leí muchas revistas, vi repostajes de cuidados de bebes, cometí el error de ver un reportaje de apneas del sueño y me horroricé de solo pensar en perderte, te compre ropita, cuando supe que eras niña te llene la pieza de pinches y cintillos que tuve que esperar como 1 año a que te saliera pelito y poder ponértelos XD, deje las bebidas (por eso creo que no te gustan mucho) y comí muchas cosas dulces(por eso creo que eres como hacha para el dulce) pero también tuve mucho miedo, por la intervención, porque algo pudiera salir mal, tuve miedo de no saber cómo cuidarte ya que tú serías el primer bebe que tomaba en brazos, jamás me gustaron los bebes y tú fuiste a la primera bebe que adore y ame. Así pase mi embarazo, llena de ilusiones, me reí de nervios cuando el doctor me dijo mañana a esta hora tendrás a tu hija en brazos!!! que loco!! yo que nunca había cambiado un pañal ahora tendría un bebe.

Llegue a la clínica muy nerviosa con mi mamá y tu papá y en la operación estaba todo tranquilo hasta que sentí un grito casi chillido… lo primero que pensé fue : ay Dios!!! va a ser llorona (le achunté jojana) alguien te envolvió y te acostó junto a mí , mi corazón estaba que explotaba, tantos meses que parecieron eternos esperando este momento, también mi corazón sufría porque llorabas quería pararme y tomarte en brazos para decirte tranquila aquí esta mamá, pero como no podía te comenzó a hablar y e aquí el momento mágico que cambio mi vida para siempre, yo te comenzó a decir : tranquila mi amor, chiquitita shhhh!!! y tu abriste un ojito solo para mi (había leído que abrían los ojos a los días de nacido) y te calmaste, dejaste de llorar, y me mirabas con tu ojito azul cielo, no puedo explicar el momento tan especial que viví que tú en el momento que naciste me reconocieras y que mi voz te tranquilice no tiene precio de verdad que no!! después te llevaron y a mí me dejaron en la sala de recuperación. Me decían que como a las 6 de la tarde volvería a mi habitación y me traerían a mi hija, que horas más tortuosas! si lo único que quería yo era estar con ese pequeño y dulce ser que me necesitaba!!! interminables horas hasta que te tome en brazos y supe que jamás te dejaría que jamás permitiría que te pasara algo malo que te protegería con mi vida. Sentí que moría cuando me dijeron de tu soplo al corazón no había destino más horrible que perderte, lloré sola en la clínica y tomé fuerzas de no se donde para reponerme, gracias a todos lod Dioces me dijeron que estarías bien con controles médicos.

El día que me dieron el alta estaba muy asustada pensaba si podría cuidarte, si podría educarte como te lo mereces, si podría ser una buena madre y recé por que el tiempo y la experiencia me ayudaran a cuidarte y poder ser algún día una buena madre no por autosatisfacción si no porque tú lo merecías. Y un sigo en lo mismo, tratando de ser una madre cariñosa, comprensiva, juguetona, pero también disciplinada y exigente. Desperté todas las noches como 2 o 3 veces cada noche solo para tocar tu pecho y saber que respirabas y estabas bien y lo hice por lo menos hasta que empezaste a dormir conmigo y hasta el día de hoy lo hago de vez en cuando, supongo que soy un poco aprensiva al respecto aun.

Y así nos embarcamos en esta aventura al principio solas y ahora con el Igar, nos has dado tantos buenos momentos, tantas satisfacciones, nos haces reír como nadie con tus cosas y aunque tratamos de regañarte en la noche nos terminamos riendo de las locuras que dices y haces, eres tan especial hija mía, hiciste que el Igar que jamás había tenido mucho gusto por los niños te adoré como un verdadero padre, eres tan afortunada por hay tanta gente que te ama de una manera indescriptible y daríamos todos gustoso la vida por verte feliz.

Agradezco a la vida el tenerte conmigo y que me permitas gozar de tu dulzura, de estar ahí cuando estas enferma, cuando tienes pena, cuando me necesitas, agradezco que seas como eres mañosa, impulsiva, llorona, sensible, dulce, inocente, graciosa, ingeniosa, inteligente, hermosa, decidida, valiente, gritona, contestataria y mil cosas más te miro y veo una pequeña Gabita y aunque me encanta verme en tí también quiero que seas mil veces mejor que yo!!

Cada paso que doy estas tu en mi planes, cada decisión que tomo es basada en tu felicidad, sé que hay veces que no me entiendes bien pero sé que serás una gran mujer, muy buena, inteligente, honrada, graciosa y con chispa, cariñosa, amable y orgullosa de ser quien eres no importa si te pierdes en el camino porque siempre estaré ahí para ayudarte, apoyarte, pero sobretodo amarte como nadie en el universo!!!!!