amnor

Como si fuera la primera vez.

Y aquí estoy. Sentada en el lugar que empecé y terminé, oliendo con los ojos cerrados y siendo envuelta en la misma esencia que dejé hace ya dos años. Yo juré que nunca iba a regresar a ésta soledad y mucho menos a escribir sobre ésto sobre el teclado viejo de éste monitor. 

Sé que no estoy sola, sé que está él. Y que él espera que yo me deje caer… Pero tengo vértigo… Pero no quiero. Y ahí está él, ahí abajo gritándome que lo haga y que suspire tranquila. ¿Suspirar tranquila, otra vez? ¿Por qué tendría que hacerlo cuando la primera y última vez que confié me estrujaron los pulmones? Sé que soy débil, y sé que no vives si no te arriesgas… Pero, ¿cuántas veces he dicho que estoy muerta por dentro? 

Y es como si utilizaran veneno para ratas en mí, es agonizante ver cómo él explota con los besos que deposito en sus labios y en sus mejillas. Es terrible ver como se vuelve loco con cada sonrisa que le esbozo, con cada abrazo frío y carcajadas que le doy. Es doloroso porque cuando él hace eso… Yo no siento nada. Tal vez ya pasaron demasiadas estaciones sobre mis ramas, soy un roble viejo… Que solo quiere descansar y pensar que lo peor ya pasó. Que no volveré a estar tan frágil y arrastrando mis pies ensangrentados porque alguien me dejó de amar.

Y aquí estoy, deseando no haberte conocido… O por lo menos deseando quererte y corresponderte como tú lo haces. 

Hoje eu chorei baixinho para ninguém ouvir, tanta coisa pra falar tanto sentimento me sufocando, eu precisava colocar tudo isso para fora, me surpreendia com cada lagrima caindo eu sabia que não estava bem e a cada lagrima parecia que tudo que eu escondia, e que tentava encobrir com sorrisos e palavras vazias estava começando a querer sair, eu precisava conversar eu precisava falar sobre o que eu estava sentindo eu precisava falar com Deus, nada fazia sentido não saia o que realmente eu queria falar, mais eu sabia, bem lá no fundo eu sabia que ele me entendia, por completo […]
—  Just Silence…