amigo

Y sigo sin entender
En qué momento tu sonrisa
Dejó de pertenecerme
O en realidad
Tal vez busco en qué momento
Creí que era mía.

¿En qué me momento me volví tan tonta?
Tan ingenua,
Tan ilusa,
Tan enamorada
Y todo es tu culpa.

Por llegar con esa sonrisa torcida,
Por llegar con tus manos grandes
Que me sujetaban las mejillas,
Por llegar con tus malditas e infantiles pecas
Y por tu maldita mirada.
Esos jodidos ojos,
Fue la prinera vez que me arrepentí
De mirar a alguien a los ojos.

Porque me hiciste suspirar
Hasta en memorias,
Porque iluminaste algo oscuro,
Pero lo peor
Fue que me hiciste creer que esa mirada
Habia algo más que una amistad
Algo más que ese acuerdo mutuo
(O tal vez solo fui yo)
De no enamorar(nos)/(me)
De seguir siendo amigos
Y de no sentir nada más.

Y duele,
Duele ver como la miras a ella
Con los mismos sentimientos
Que creí que eran para mi
Y las palabras que le dices al telefono
Que me gustaría que me dijeras
No solo en sueños.

Como me gustaría decirte la verdad
De que te estoy mintiendo
Y estoy enamorada
Más de lo que me gustaría admitir.

—  Aurelia.