amenaza velada

Trump advierte a exjefe del FBI que no filtre información, lo amenaza con grabaciones

Por David Alexander y Susan Heavey
Donald Trump advirtió el viernes al exdirector del FBI James Comey de que no hable con la prensa, una demanda muy inusual que alentó acusaciones de que el presidente de Estados Unidos está tratando de acallar a quien encabezaba la investigación de una posible colusión entre Rusia y su campaña electoral.
La advertencia pareció sugerir que el Gobierno podría sacar a la luz grabaciones de las conversaciones entre Comey y Trump para refutar la versión de los hechos que pueda dar el extitular del FBI, pero no quedó claro si los registros existen.
La velada amenaza no hace más que reavivar la conmoción que causó Trump en Washington cuando inesperadamente despidió a Comey el martes, en momentos en que la agencia federal investiga una supuesta intromisión rusa en la elección presidencial del 2016.
El New York Times informó el viernes que el presidente le pidió a Comey en enero que le jurara lealtad y que él se negó. Esa petición socavaría la posición del jefe del FBI como un agente independiente de la ley y reaviva las acusaciones de que Trump sobrepasó las normas de su cargo.
“James Comey, mejor que ruegues que no haya ‘grabaciones’ de nuestras conversaciones antes de empezar a filtrar (datos) a la prensa”, dijo Trump en uno de una serie de tuits.
Trump dijo luego en una entrevista a Fox News que no pidió lealtad a Comey y que sólo quería que fuese honesto. El presidente dijo que no hablaría de la existencia de ninguna grabación.
CBS Evening News, que citó a una fuente anónima que habló con Comey, dijo en su Twitter que el exjefe del FBI espera que “haya muchas grabaciones”. CNN dijo que Comey “no está preocupado por las grabaciones” que pueda tener Trump, citando a una fuente cercana al asunto.
El mandatario republicano había dicho el martes en su breve comunicado sobre el despido de Comey que el ahora exjefe del FBI le había dicho tres veces que él no estaba siendo investigado en la pesquisa sobre Rusia.[nL1N1IB22M]
Comey no ha hecho declaraciones públicas sobre ninguna conversación con el presidente. La investigación del FBI y otras paralelas en el Congreso han pesado sobre Trump desde que llegó a la presidencia en enero y amenazan con postergar sus prioridades políticas.
El exfuncionario declinó una invitación para testificar frente a la Comisión de Inteligencia del Senado en una sesión a puertas cerradas el martes, dijo a la cadena MSNBC el senador Mark Warner, el principal legislador demócrata de esa comisión.

DETALLES DE LA CENA
Como ha ocurrido en otras ocasiones desde que Trump asumió el cargo, rápidamente circularon diferentes versiones de lo que ocurrió, en este caso conversaciones telefónicas entre Trump y Comey y una cena de ambos en la Casa Blanca.
Durante la cena, el presidente le pidió a Comey que le prometiera lealtad, según un reporte de New York Times. Comey se negó, pero le dijo a Trump que podía contar con su honestidad, agregó el periódico.
El exdirector del FBI relató a gente de su entorno que Trump, insatisfecho con la respuesta, le había vuelto a pedir lealtad durante la cena, a lo que Comey otra vez respondió con un compromiso de honestidad, según el diario.